10 PROPUESTAS PARA ALMA

21 enero, 2010

El año pasado se celebraron elecciones a Junta Directiva del sindicato español de guionistas, ALMA. A pesar de la amable invitación de algunos compañeros (“a ti te quería ver yo en la directiva, a ver qué tal te sientan las críticas, gilipollas”), decidí no presentarme. Tanto por falta de tiempo como de ganas. Porque haga lo que haga, cada vez que abro la boca para opinar sobre el funcionamiento del sindicato, alguien se lo toma como un insulto o una traición. A veces, incluso compañeros con los que he compartido mesa, de trabajo y de restaurante.

Si ya es cansino intentar convencer por email a un compañero de que no eres la encarnación del mal, no digamos en persona. Así que he acabado por asumir que carezco del talante necesario para negociar (de hecho, odio las reuniones en general, y considero que el consenso está terriblemente sobrevalorado), y he decidido limitarme a opinar sobre el sindicato a través del blog. Que afilen los cuchillos los críticos habituales, porque tengo la intención de seguir colaborando con el sindicato de la mejor manera que conozco: criticando lo que no me gusta y proponiendo mejoras. Y sí, podría hacerlo en privado y discretamente, pero si ése fuera mi estilo… no tendría un blog. Prefiero que cualquiera que esté interesado en el funcionamiento de ALMA lo suficiente como para googlear al respecto, pueda participar en el debate.

Ahí van mis propuestas para la nueva directiva (en la cual tengo varios amigos, por cierto. Espero que sigan siéndolo dentro de unos párrafos):

1. Intentad que la web funcione. A ser posible, todos los días. No da muy buena imagen a los posibles futuros socios que la URL de la asociación devuelva un mensaje de “web en construcción”. A día de hoy, la web lleva SEMANAS desaparecida. Y no sólo eso: todos los buzones de correo con terminación en @asociacionalma.es llevan fuera de combate desde -agárrense- el 13 de diciembre.

Ayer, 20 de enero, los miembros de ALMA recibimos la primera notificación al respecto, achacando el problema a “un grave error informático” (en realidad, dudo mucho que sea ésa la causa, pero volveré sobre esto después de las propuestas). Aprovecho para comunicar los nuevos buzones de correo:

alma@sindicatoalma.es

Para asuntos de carácter general

coordinacion@sindicatoalma.es

Para asuntos administrativos y contacto con la nueva coordinadora

serviciojuridico@sindicatoalma.es

Para consultas al servicio jurídico Gravina13 (Tomás Rosón)

2. Cuando, Dios mediante, volváis a colgar la web en la nueva dirección (insisto: http://www.sindicatoalma.es), recordad que no pasa nada si la web no tiene una sección de “Noticias”. Mejor no tenerla que tener en portada una “noticia” de dos meses atrás. Ah, y no abráis blogs fuera de la web principal. Es muy, muy raro que haya comisiones de ALMA publicado una bitácora en blogspot. También resulta un poco deprimente que no se actualice hace meses.

3. Doy la bienvenida a la nueva coordinadora, Miky Prieto. Debe de ser un gran fichaje, porque en el más puro estilo de los “galácticos” del Real Madrid, se rompió un brazo justo antes de saltar al campo, y ha estado de baja hasta ahora. En otras palabras, el sindicato ha tenido no sólo la web y el correo electrónico, sino la oficina también, inoperativos durante SEMANAS. Intentaré ser constructivo y convertir mi cabreo en una propuesta: queridos miembros de la Directiva, cerrad los ojos y pensad en estos tres conceptos, a ver si os dicen algo:

  • Baja médica
  • Seguridad Social
  • Sustituto

Tomaos vuestro tiempo. Seguro que se os ocurre algo antes de que Miky se rompa otra extremidad (o se tome unas vacaciones, otro concepto sobre el que os invito a reflexionar).

4. Cread un boletín quincenal, o mensual, informándonos de cómo está la cosa. Qué se ha hecho, qué se planea, a quién le hemos metido un puro por incumplimiento de contrato. Nada muy elaborado, sólo un “confidencial” para socios.

5. Intentad montar una sección “ask the expert” como la del WGA. Todos los que alguna vez hemos tenido que escribirle diálogos a un abogado, un policía, un médico, un periodista, un notario, un boxeador, un bombero, etc., sabemos lo difícil que resulta dialogar sin documentarse como Dios manda. Y documentarse como Dios manda es casi imposible cuando se escribe a contrarreloj y no se tiene alguien concreto a quien preguntar. Muy pocas productoras gastan dinero en ello, y entre las que lo hacen, muy pocas tienen verdaderos asesores disponibles al otro lado del teléfono o del email. ¿Por qué no crear nosotros nuestra propia red de documentación? Me consta que muchos representantes de los gremios antes citados están deseando contarnos cómo funciona su profesión de verdad. Porque, en general, cada vez que hacemos hablar a un abogado, un policía, un médico, etc., metemos la pata hasta las axilas. O bien, por miedo a hacerlo, les hacemos hablar de manera impersonal, obviando su profesión. No sé qué es peor. Me ofrezco para colaborar en la búsqueda de expertos que quieran colaborar, bien como ponentes en un posible curso o conferencia, bien como meros interlocutores desinteresados, dispuestos a responder cuestiones concretas sobre el funcionamiento de su profesión.

6. Digo en el párrafo anterior que “me consta” que muchos profesionales desean dar a conocer su profesión para que ésta se refleje más fielmente en la ficción audiovisual. Y me consta porque he hecho el curso “True Crime” en Hotel Kafka, donde gente tan interesante (y tan raramente accesible) como entomólogos forenses o criminólogos de la Guardia Civil desvelaban “secretos” de su profesión, y se ofrecían desinteresadamente a contestar ulteriores preguntas de los alumnos. Para muchos guionistas, que un profesional te diga “te dejo mi email por si tienes cualquier duda” suena más excitante que una actriz diciendo “vamos a mi casa a tomar algo”.

El caso es que, hace unos años, ALMA organizó un curso interesantísimo con el Consejo General del Poder Judicial, para explicar a los guionistas cómo funciona la Justicia en España. Desde enterarse de que los jueces españoles no tienen un martillo encima de la mesa, hasta hablar en persona con los magistrados del 11-M fueron experiencias impagables. ¿Qué ha pasado con iniciativas como aquélla? ¿Qué fue del ciclo “Guionistas en la Biblioteca Nacional”? ¿Volveremos a disfrutar de cosas así?

7. Creo que es una preocupación compartida nuestra falta de representatividad sindical. El ICAA, FAPAE, y demás interlocutores sociales y políticos nos tendrían mucho más en cuenta si representásemos a un porcentaje significativo de guionistas. Ahora mismo no sé si llegamos a 300 socios, una cifra muy matizable, pero eso lo discutiré en el siguiente punto. Tengo entendido que uno de los problemas a este respecto es la actitud desleal de los sindicatos “mayoritarios” CCOO y UGT, que han firmado convenios en nombre de todo el sector audiovisual, cuando en realidad el número de técnicos y guionistas que tienen afiliados es ridículo, cuando no directamente nulo. Mi pregunta es: ¿les hemos denunciado por firmar convenios en nombre de los guionistas? Creo que deberíamos hacerlo. Desconozco las opciones legales que hay de desbaratar el último convenio, pero si de mí dependiera, las agotaría todas. Porque es una vergüenza.

8. Me pregunto qué sentido tiene que un Sindicato de Guionistas admita como miembros a personas que no han trabajado como guionistas en su vida. Lo comprendo en el contexto de una Asociación Profesional, cosa que ALMA también es. Muchos aspirantes encuentran en ALMA asesoría profesional, consejos legales y otras ventajas, y eso es estupendo. Pero en las horripilantes circunstancias laborales en que se encuentra nuestra profesión, creo que la tarea fundamental de ALMA como sindicato es lograr una representación como Dios manda. Sin ella, esa especie de partidos políticos de segunda división que son los sindicatos “mayoritarios” seguirán apuñalándonos por la espalda con convenios ratoneros que firman únicamente para legitimarse como “agentes sociales” y garantizarse el favor de los gobiernos, a los que tanto gusta el dichoso consenso.

¿No sería mejor primar la función sindical de ALMA y blindar el acceso sólo a profesionales? Supongo que esto sonará elitista para algunos. Supongo que también habrá quien diga que sin los 15€ mensuales que pagan los aspirantes nos hundiríamos financieramente. A los primeros, les invito a que lean los requisitos de acceso al WGA. A los segundos, les diré que respeto el argumento, pero no me convence. Si para mantenernos necesitamos adulterar nuestra composición como Sindicato, algo está fallando desde el principio.

Creo sinceramente que deberíamos preocuparnos menos por los aspirantes y más por los profesionales que aún no se han acercado a ALMA. Algo me dice que muchos de ellos miran con recelo la extraña mezcolanza de gente que asiste a las asambleas de ALMA. Lo que me lleva al siguiente punto.

9. ¿Por qué a las asambleas de ALMA puede asistir cualquiera que pase por la calle, sea o no miembro del sindicato? ¿Por qué no se pide una identificación en la puerta? Y ya puestos, ¿por qué en algunas asambleas de ALMA había miembros del sindicato repartiendo publicidad de DAMA?

10. Me consta que hay miembros de ALMA que está trabajando por debajo de los mínimos salariales que marca el sindicato. En mi opinión, eso es intolerable. O se revisan los baremos de manera realista (por ejemplo: ya casi no quedan series de 25 minutos) o renunciamos a tener un baremo. Pero no tiene sentido que nosotros mismos nos limpiemos el culo con los mínimos que proponemos. Hay una tercera vía, naturalmente, pero hay que tenerlos cuadrados para elegirla: durante la huelga del WGA, el Sindicato publicó los nombres de los esquiroles que aceptaban trabajar a pesar de la prohibición. Hubo muchas quejas al respecto (de hecho, a mí me parece una pasada), pero como medida desesperada me resulta hasta comprensible. También se podría expulsar del sindicato al que vulnere de esa manera nuestros baremos, o al menos retirarle la asesoría jurídica para aquellos contratos que se firmen por debajo de mínimos. Al fin y al cabo, ¿para qué queremos un sindicato si no es para dignificar la profesión?

Bueno, pues ahí queda eso. Asumo que mi ignorancia en material sindical y jurídica me puede haber hecho meter la pata unas cuantas veces. También doy por hecho que los cabreados vocacionales deben estar sedientos de mi sangre (creedme: la he probado y no es para tanto). Pero agradecería que se recibiesen estos comentarios como una crítica constructiva, y no como una enmienda a la totalidad.

Me consta que ser de la directiva de ALMA no es fácil ni provechoso, y que la mayor parte de los propósitos que uno se marca son directamente irrealizables. Luchamos contra los poderosos, y lo hacemos sin presupuesto ni tiempo suficientes. No se me ocurriría juzgar a los compañeros que dirigen el sindicato por la falta de resultados. Lo único que pido es que no falten ideas. A ser posible, diferentes entre sí.

Y ahora volvamos al punto 1: lo del “grave error informático”. Mi teoría es que fue un error humano. Al responsable del cotarro -que, seguramente el pobre estaba ocupándose de catorce mil cosas a la vez- se le debió olvidar renovar el dominio asociacionalma.es. Yo intenté entrar hace unos días a la web, y al ver que seguía fuera de combate, pensé: qué raro. Y me dio por mirar en una página de registro de dominios (uno, que tiene complejo de Tintín). Y hete aquí que asociacionalma.es ¡estaba disponible! Idiota de mí, no le di mayor importancia.

De hecho, no la tendría… si no fuera porque el mundo está lleno de malas personas. Recordarán ustedes que en la serie South Park, existe un insulto mil veces peor que “montón de mierda” o “hijo de puta”: es “Barbra Streisand”. En mi burdel no tenemos nada contra Barbra Streisand. Pero nos cae fatal Noel Téllez Barbero. Ése es el señor (con perdón de la expresión) que se apresuró a comprar el dominio asociacionalma.es y ponerlo en venta, con la esperanza de sacar tajada de ello. Ya lo hizo hace un tiempo con el dominio 20minutos.es y le salió el tiro por la culata. Veremos qué tal le sale ahora. Personalmente, me gusta mucho más el nuevo dominio sindicatoalma.es, porque, en efecto, ALMA es un sindicato. Bueno, y porque en España debe haber como otra media docena de asociaciones llamadas ALMA.

Pero aun así, creo que esta sucia jugada no debería quedar impune (sí, ésta sería mi propuesta número 11).

En cualquier caso, que nadie se sorprenda si, en los próximos años, todos los malos/paletos/pringados de las series y películas españolas se llaman Noel, se apellidan Téllez, o son barberos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.023 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: