PLANTILLA DE GUIÓN PARA OPENOFFICE

7 enero, 2010

por Pianista en un Burdel.

Con menos de un mes de actividad, ya hemos superado las 20.000 visitas. Podemos decir que se han portado ustedes muy bien, y por tanto los Reyes les van a traer un regalito en este post. Pero antes quiero reflexionar un momento sobre la extraña relación entre las productoras de España y el software con el que se escriben los guiones.

En los países donde el audiovisual es una industria seria, como Estados Unidos o Gran Bretaña, es comúnmente aceptado que el guión es uno de los pilares fundamentales del proceso productivo. Y como tal, es tratado en todos sus aspectos: desde el salarial, hasta el informático.

En Estados Unidos y Gran Bretaña los guiones profesionales se escriben y se editan con un software específico para escribir guiones. Un software que permite mantener un formato común, y cuyas funcionalidades están pensadas para hacer el trabajo más sencillo, tanto al guionista como al productor. Desde mi punto de vista, el más logrado de los programas de pago es éste:

Su interfaz sencillo pero completísimo, y su integración dentro de una suite de producción que simplifica muchísimo el trabajo de presupuesto y preproducción no tienen rival, en mi opinión. Pero hablemos de Screenwriter o de Final Draft, lo que está claro es que a nadie le duelen prendas cuando toca soltar 200 dólares por el mejor software para hacer tu trabajo.

Pero también hay opciones gratuitas. Unas cuantas. La mejor de todas, para mí, Celtx. De nuevo un programa de escritura de guiones que se integra en una suite que piensa también en productores, dibujantes de storyboard y otros profesionales del audiovisual que trabajan directamente con el guión. Un software pensado, en definitiva, para acercar el guión a todos los que trabajan con él. Está en muchos idiomas, y es multiplataforma: funciona tanto con Windows, como con Mac OS o Linux.

Y luego están las opciones claramente erróneas: los “procesadores de texto”, esos mastodontes que cada vez hacen menos honor a su nombre, y que ofrecen funciones tan poco relacionadas con el guión como insertar hipervínculos, tablas y hojas de cálculo; o la posibilidad de escribir en letras de colores, y otras muchas chorradas.

Pues mira tú por donde, aquí en España nueve de cada diez productoras trabajan con procesadores de texto. Lo cual obliga, obviamente, a que nueve de cada diez guionistas tengan que trabajar con procesadores de texto. Y no cualquier procesador de texto, no. Tiene que ser el más caro: Microsoft Word. Naturalmente, no es tan caro cuando uno usa copias piratas. ¿No es paradójico? Mucha de la gente que llora lágrimas de cocodrilo por las pérdidas que produce la piratería usa como principal herramienta de trabajo una copia pirata del Word.

No sólo es paradójico: es patético. Porque hace ya diez años que Sun Microsystems ofrece gratuitamente OpenOffice, una suite ofimática equivalente a la de Microsoft, disponible en muchísimos idiomas, y por supuesto, multiplataforma. ¿Y cómo se justifica el preferir una copia pirata de un software carísimo antes que una copia legal de un software gratuito con las mismas características? Pues he oído respuestas muy diversas y pintorescas, pero en el fondo no eran más que variaciones sobre esa expresión de individualismo mal entendido tan española, que suele empezar con un “yo es que…”

Ya saben: “sé perfectamente que hay que conducir por el carril derecho, pero yo es que voy más cómodo por el de en medio”. O un ejemplo más cercano: “ya sé que la estructura dramática en tres actos funciona perfectamente desde hace milenios, pero yo es que quiero contarlo de otra manera.”

Pues eso mismo pasa con el formato (y con muchas más cosas) en España: que aquí cada uno hace lo que se le pone en la punta del sable, y así nos va. Pero yo sé que este blog lo lee gente sensata. Quiero creer que muchos de ustedes son usuarios de Open Office, y espero que alguno que no lo sea aún, al menos lo instale y empiece a probarlo. Y lo mismo con Celtx.

Celtx para guiones, y OpenOffice para textos con más complejidad tipográfica, son las mejores opciones para importar, editar, exportar y colaborar con textos ajenos. Sé que pedir a ciertos productores españoles que empiecen a usar un software específico de guión sería como pedirles que empiecen a hacer buenas películas, así que seré realista. Sólo les pediré que se cambien a OpenOffice, y ya de paso, a Courier 12.

Y para facilitar la tarea al menos a los guionistas, he pensado en hacerles un regalito de Reyes. Hace mucho tiempo que abcguionistas ofrece gratuitamente una plantilla de guión para Microsoft Word diseñada por un servidor. Me consta que la usa muchísima gente, y en principio es compatible con OpenOffice, pero no al 100%. Concretamente, los atajos de teclado no funcionan, y además hay quien dice que los márgenes no están bien puestos. Pues bien, aquí va una plantilla de guión para OpenOffice Writer, con sus atajos de teclado bien puestos, y sus márgenes basados en las especificaciones publicadas en este recomendable libro:

La intención es evidente: se trata de poder escribir con formato profesional en un procesador de texto, y de poder cambiar de un estilo a otro lo más rápido posible. Vamos, poco más o menos lo que hacen Celtx y Screenwriter, pero para yoesques.

Considérenla una versión beta, hecha más o menos deprisa y corriendo durante un día festivo. Seguro que tiene cosas que fallan, y agradeceré comentarios, preguntas y sugerencias, tanto por email como a través de la sección de comentarios.

Por cierto, inauguro con este post una sección que llamaré Caja de Herramientas, y en la que incluiré recomendaciones de software, hardware, libros y otras cosas que me ayudan en mi trabajo como guionista. Que ustedes lo disfruten.


A %d blogueros les gusta esto: