AMÉRICA, AMÉRICA…

22 junio, 2010

por David Muñoz.

El año pasado se estrenó el que para mí ha sido el mejor debut de un director español (en este caso, directores) en muchísimo tiempo: “Infectados”, escrita y dirigida por los hermanos Alex y David Pastor. Aunque la campaña promocional daba a entender que es una película de terror con zombies al estilo de “28 días despues”, en realidad se trata de un sobrio drama posapocalíptico con aire de western cuyo desarrollo me sorprendió muchísimo. Nada pasa como supones que va a pasar cuando comienzas a ver la película.

Como los hermanos Pastor forman parte del cada vez más nutrido grupo de guionistas y directores de género españoles que están intentando “hacer las américas”, me pareció interesante entrevistarles para hablar de un tema que ha surgido en los comentarios de este blog en varias ocasiones: ¿realmente se puede tener una carrera como guionista o director en Hollywood desde España?

Gracias a la mediación de un amigo común (gracias, Martín), conseguí su e-mail y este es el resultado (ah, todas las imágenes que ilustran el texto son fotogramas de “Infectados”):

DAVID MUÑOZ: ¿Cómo conseguisteis acabar rodando “Infectados” para una productora norteamericana? ¿Era un guión que llevabais moviendo vosotros un tiempo o fue un encargo que luego desarrollasteis a vuestra manera?

HERMANOS PASTOR: El guión de “Infectados” no fue ningún encargo. Fue una idea nuestra que empezamos a escribir con la idea de rodarla en España con una productora de allí. Y, si no conseguíamos encontrar productora, pues rodaríamos la versión de super bajo presupuesto, con amigos y una cámara de video en el desierto de Almería. Aunque había alguna productora española interesada, ninguna acabó de lanzarse a hacerla. En general, ya tenían el cupo de películas a producir lleno para los próximos dos años, o nos decían que no querían arriesgarse con unos directores debutantes. Surgió entonces un productor americano, Anthony Bregman, que se interesó por el proyecto. Poco después, “La Ruta Natural” ganó en Sundance y eso nos ayudó a que Paramount Vantage se decidiese a financiarla. Anthony recibió el guión a través de nuestro agente. Fue éste quien se lo mandó para que se lo mirara.

DM: ¿Y cómo conseguistéis agente?

HP: Al agente, que trabaja desde Los Angeles, lo conseguimos cuando el corto de “La Ruta Natural” se proyectó en el festival de Telluride en Colorado. Alguien de la agencia de representantes estaba en la sala y le gustó el corto. Llamó a quien ahora es mi agente y éste me mandó un email al dia siguiente diciendo que había oido hablar del corto y si le podía mandar una copia en DVD para verlo.

DM: ¿Cómo fue el proceso de desarrollo del guión? ¿Hasta que punto es distinta la película respecto a vuestra primera versión? ¿Os encontrasteis con alguna dificultad que merezca la pena señalar?

HP: El guión es distinto, claro, pero no de forma radical. Las ideas principales, los personajes y los puntos de giro claves en la historia ya estaban en su primera versión. Se fueron añadiendo ideas, mejorando escenas, etc. Una de los últimos y mayores cambios en el guión fue la secuencia en la escuela. Inicialmente, el padre y la niña eran abandonados en otro sitio, y no había encontronazo con el doctor. Era todo un poco más minimalista. Fue una idea que se nos ocurrió a base de reescribir y reescribir el guión.


DM: ¿Vais a seguir trabajando para el mercado norteamericano?

HP: Sí. Queremos mantener los pies puestos en los dos lados del charco. No queremos cerrarnos puertas y oportunidades. Carreras como las de Guillermo del Toro demuestran que uno puede hacer una de cal y una de arena, una película pequeña, rara y personal en España y otra de puro entretenimiento con más medios en los Estados Unidos.

DM: ¿Vuestro agente os manda de vez en cuando proyectos para que los leáis? ¿Mueve además los vuestros? ¿Solo estáis interesados en dirigir vuestros propios guiones?

HP: Nuestro agente se encarga de las dos cosas: de mover nuestros guiones y de mandarnos los de otra gente que necesiten director. No nos importa dirigir los guiones de otra gente si la historia es buena. Ahora mismo estamos intentando levantar dos proyectos distintos en los EE.UU. Uno de ellos es el guión de otra persona, pero nosotros lo hemos reescrito casi desde cero. Nos gustaba la idea central pero no como estaba ejecutada. En el segundo caso, el guionista original hizo un trabajo tan bueno que hemos querido seguir trabajando con él. Hemos hecho cambios en el guión pero mucho menores y siempre con él como guionista.

DM: ¿Eso os obliga a tener reuniones a menudo? ¿Realmente se puede trabajar para la industria norteamericana sin pasar largas temporadas en Los Angeles?

HP: Se puede pero complica un poco las cosas. Es más fácil convencer a alguien y venderte en una reunión cara a cara que no por teléfono, y la situación de la industria está tan mal, que muchas productoras de NY y las oficinas de otras de LA aquí han ido cerrando. Por eso vamos a Los Angeles de vez en cuando durante 4 o 5 días y tenemos sesiones maratonianas de reuniones una detrás de la otra. Es agotador pero es bueno que le pongan cara a la voz al otro lado del teléfono.

DM: A menudo se leen en muchos blogs (como por Ej. Bloguionistas) comentarios –que a mí me parecen un tanto ingenuos- de lectores que están convencidos de que es más fácil producir películas de género fuera de España que aquí. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Realmente creéis que las cosas son más fáciles por ahí afuera?

HP: Estamos intentando mover proyectos tanto en España como en los Estados Unidos, y los dos mercados son difíciles aunque por razones muy distintas. Es más fácil hacer películas de género en los Estados Unidos pero de un tipo muy concreto. Ahora mismo, la situación de la industria es bastante mala y se toman pocos riesgos, así que los estudios quieren muestras muy puras y canónicas, por no decir formulaicas, del género. Nada de mezclas, nada de reinvenciones que hagan la película más sofisticada. Quieren la estructura clásica, cosa que constriñe mucho.

DM: Durante un tiempo se anunció que ibais a dirigir una película basada en la novela “La piel fría” de Albert Sánchez Piñol. ¿Qué pasó con ese proyecto?

HP: Diferencias de opinión con la productora sobre el proyecto y la dirección que éste tenía que tomar. Como no nos entendíamos, decidimos abandonarlo.

DM: ¿Tenéis algún proyecto ahora mismo en marcha?

HP: Varios, tanto en los Estados Unidos como en España, pero este negocio es muy inestable. Hay que mover muchos proyectos a la vez para llegar a realizar uno, ya que la mayoría se van a desmontar por el camino. Así que, si se confirma uno de ellos, esa será nuestra próxima película, pero ahora mismo es muy difícil decir cual será.

DM: ¿Os planteáis trabajar como guionistas para otros directores?

HP: Sí, claro. Ya lo hacemos. Ahora mismo estamos escribiendo un guión que nos encargó una productora americana.


A %d blogueros les gusta esto: