FIRMAS INVITADAS: GACELAS

Por Ramón Campos

Esta semana los que formamos Bambú producciones hemos vivido la extraña situación de, a una semana de empezar a grabar nuestro nuevo proyecto, tener en antena la serie mas vista (Gran Reserva) y la menos vista (Guante blanco) de la televisión generalista. El hecho de estar al mismo tiempo en las tres esquinas de este triángulo audiovisual me ha hecho replantearme ciertas cosas sobre nuestro trabajo.

Llevo semanas, desde que se estrenó Gran Reserva, intentando sacar conclusiones que me hagan entender por qué unas  series funcionan y otras no de una manera tan rotunda. Es muy habitual que cuando algo falla le echemos la culpa a la cadena (la programación, la promoción, los cortes publicitarios, el target del canal…) e incluso en momentos de desesperación le echamos la culpa a los espectadores que, ignorantes ellos, no han sabido ver las virtudes de nuestra serie y sí en cambio otras que consideramos mucho peores.

Creo sinceramente que cuando algo fracasa es que no está preparado para sobrevivir en la dura jungla televisiva y que, la mayoría de las veces, el principal problema está en el propio producto. Una de las cosas que aprendí en los documentales de la 2 es que por muy rápido que sea el león jamás caza a la gacela más rápida.

Aunque nunca sabremos cuáles han tenido realmente que ver en el éxito o fracaso de una u otra éstas son algunas de las diferencias o similitudes que he encontrado entre las dos series:

– Gran Reserva y Guante Blanco comparten a los responsables de la mayoría de los equipos: Guion, dirección, fotografia, sonido, dirección artística, montaje, producción,

– En Gran Reserva acabábamos de fracasar con Guante Blanco. En Guante Blanco acabábamos de tener un éxito con Desaparecida.

– Gran Reserva fue una serie creada pensando específicamente en el canal en el que iba a ser emitida… pensada para un público concreto. Guante blanco fue una serie que no estaba pensada para el canal en el que iba a ser emitida.

– En Gran Reserva el espectador casi siempre tiene la información antes que los personajes. En Guante Blanco el espectador va casi siempre por detrás de los personajes.

– En Gran Reserva  los guiones son orgánicos. En Guante Blanco están perfectamente estructurados y formateados.

– En Gran Reserva la mayoría de los personajes son malos. En Guante Blanco la mayoría de los personajes (por no decir todos) son buenos.

– En Gran Reserva hay un giro cada cinco minutos y el ritmo narrativo es rápido (lo que no quiere decir que sea difícil de seguir). En Guante Blanco casi no hay giros vertiginosos y el ritmo narrativo es lento (lo que no quiere decir que sea fácil de seguir).

– En Gran Reserva lo emocional esta por encima de lo racional. En Guante Blanco el plan esta por encima de los que lo realizan.

– En Gran Reserva familia y negocio están intimimente relacionadas y elpaso de uno a otro es fluido. En Guante Blanco la familia y el “negocio” son tramas estancas.

– El casting de Gran reserva y de Guante Blanco están formados por actores de primer nivel.

– En Gran Reserva pudimos grabar la temporada entera antes de emisión y revisar el piloto durante meses. En Guante Blanco fuimos pegados a la emisión.

– Gran Reserva se grabó con una sola unidad. Guante Blanco se grabó con doble unidad.

– Gran Reserva se desarrolla en un ambiente rural. Guante blanco se desarrolla en un ambiente urbano.

– Gran reserva no tiene publicidad. Guante blanco en su primera emisión sí la tuvo.

– Gran Reserva tiene un genero claro. Guante blanco no.

– La fotografía de Gran Reserva buscaba el preciosismo. La fotografía de Guante blanco el realismo social.

– En el piloto de Gran Reserva, tras la primera secuencia, hacemos un salto atrás en el tiempo. En el piloto de Guante Blanco también.

– La mayoría de la crítica detestó Gran Reserva. La mayoría de la crítica alabó Guante Blanco.

Hay muchas más. Estoy seguro de que algunas de las que en apariencia justifican el fracaso de Guante podrían utilizarse en su favor si la serie hubiese funcionado, y al revés con las de Gran Reserva. Por eso el lunes, cuando el director diga acción de nuevo, creo que sólo podremos cerrar los ojos y esperar que esta vez nuestra gacela sea la mejor.

29 Responses to FIRMAS INVITADAS: GACELAS

  1. Piticli dice:

    Desde mi punto de vista, como seguidor de “Guante blanco”, creo que uno de sus principales problemas radicaba en la excesiva duración dada la historia que se quería ofrecer. Y también creo que la trama familiar y laboral (sobre todo en el caso de los ladrones) estaba demasiado metida con calzador. En cualquier caso, creo que era una serie muy interesante y cuidada. Enhorabuena por ella.

  2. Nomzamo dice:

    Fíjate que diré que, en mi opinión, el antepenúltimo punto puede ser de los más importantes.

  3. Aina dice:

    Similitud:
    -Gran Reserva y Guante blanco, dos series a cargo de productora y equipo creativo con puesto destacado en esa “Lista blanca” que secundan profesionales de la industria.
    (Constatado y contrastado al menos en: sector actoral, docente… e industria auxiliar).

    Enhorabuena.

  4. gabkarwai dice:

    Con las evidencias, con datos, sacas unas conclusiones (sin querer creo) que son acertadísimas. Gracias Ramón

  5. zeroneuronas dice:

    Ja, ja. El último punto me ha parecido el mejor.

  6. Javi dice:

    Guante Blanco ha sido la única serie española que he seguido y de la que estaba pendiente. Efectivamente le sobraban minutos, pero aún así es de lo mejor que han emitido. Eso sí, el final pa mear y no echar gota. Quizás con varias temporadas entre medias, habría tenido sentido. Ese giro me lo habría ahorrado ¿no?

  7. Ramón Campos dice:

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    – Piticli, sin quererlo has hecho referencia a otra similitud entre ambas series. Aunque no te lo parezca la duración de los capítulos de “Gran Reserva” y de “Guante Blanco” (a excepción del piloto de esta que duraba 90) era la misma: 65-70 minutos.

    – Nomzamo, ¿Entonces por qué funcionó Desaparecida?

    – Aina, gabkarwai, gracias.

    – Zeroneuronas… curiosamente a mi el último es el que me da más miedo.

    – Javi, la resolución de Guante Blanco es una de las grandes quejas de los seguidores de la serie. En nuestra defensa, si la hay, intentaré explicar sin ser demasiado coñazo el por qué de ese final:

    Supongo que sobra decir que el final original de Guante Blanco era otro. En aquel, al final de la primera temporada, Valle terminaba encontrando a Mario pero no tenía pruebas suficientes para detenerlo por lo que decidía vigilarlo aunque sabía perfectamente que era él quien cometía los robos. A partir de ese momento hasta el final de la serie, fuese cuando fuese, se iría fraguando una amistad que terminaría con un perdón de Valle por el que sería investigado años después en los flashforwards que arrancan la serie. Me habría encantado ver como Valle se unía por necesidad a los ladrones, como ambos asistían como padrinos a la boda de sus hijos, como en todo momento Mario conseguía engañar a la policía, como su mujer terminaba colaborando con él en los robos, como César huía del país para reaparecer por sorpresa, como Sara y Jorge terminaban juntos con la madre de este como testigo, como el padre de Mario se sacrificaba ante la policía para dejar en libertad a Mario… Pero como sabéis nada de eso fue posible… Tras la emisión del segundo capítulo de la serie, que hizo un 9,9% de share con 1.851.000 espectadores, se nos comunicó que la situación era complicada y que si los datos de audiencia no mejoraban tras la emisión del tercer capítulo se cancelaría la grabación. Ese tercer capítulo fue emitido un viernes (cuando su emisión original era los miércoles) por lo que, y pese a que uno nunca pierde la esperanza, empezamos a prepararnos para lo peor. El sábado el resultado fue demoledor: 8,0% de share y 1.277.000 espectadores por lo que decidimos improvisar un final. ¿Por qué?. Demasiado simple. Editar en DVD una serie cancelada es difícil. Editar en DVD una serie cancelada y con un final abierto es imposible… o al menos eso pensábamos.

  8. No recuerdo contra qué programas o series competía Guante blanco cuándo se estrenó pero en ese aspecto Gran reserva no tenía mucha competencia. Creo que ese es un punto importante y a veces es el día de emisión lo que se carga la serie.

    Un puntazo la última diferencia.

  9. Diego Gonzalez dice:

    Lo de las diferencias de opinión entre crítica y público está pidiendo un post propio

  10. Nomzamo dice:

    Ramón, imagino que “Desaparecida” funcionó por la historia, mucho más emocional que en “Guante blanco”, y porque a priori parecía una propuesta que se desmarcaba de lo habitual en la televisión española. Evidentemente, no sabemos por qué unas series funcionan mejor que otras, pero yo creo que el atractivo de los personajes, del mundo recreado y el look del producto final son fundamentales, al igual que el acting y el sonido.

    En cuanto a lo que yo comentaba, se de mucha gente que suele ver la tele en busca de programas nuevos, y si la estética de lo que se está emitiendo no le gusta, cambia de canal. Y pasa con todas las series, sean españolas o extranjeras.

    Un saludo

  11. Ramón Campos dice:

    Siento discrepar contigo tintaenlosbolsillos sobre la competencia de ambas series:

    “Guante Blanco” se enfrentó a “El internado” y a “Hospital Central” los miércoles y a “El comisario”, “¿Dónde estás corazón?” y “Callejeros” el viernes.

    “Gran Reserva” se enfrentó a lo largo de las semanas a la “Gala 20 años de T5”, los dos partidos del Atlético de Madrid en las semifinales de la UEFA, el estreno de “Quiero Cantar” en A3, el estreno de “Supervivientes” en T5, el estreno de “No soy como tú” en A3 y varias películas de cine (“Alejandro Magno”, “Crepúsculo…).

    Creo que, de buscar culpables en la programación, la clave está más en el canal (como digo en la tercera diferencia) que en el día de emisión. Es lo que nosotros llamamos el efecto mando a distancia (supongo que tendrá un nombre académico pero no lo conozco).

    Nosotros creemos que a la hora de encender la televisión hay tres tipos de espectadores:
    A- Los que se sientan y comienzan a buscar qué ver desde el 1 hacia delante… 2,3,4,5,6… hasta que encuentran algo que les apetece y se quedan en ese canal independientemente de cuál sea este.
    B- Los que se sientan ante el televisor un día y a una hora en concreto para ver un programa determinado.
    C- Los que se sientan ante el televisor y realizan un zapping acorde a sus filias y fobias televisivas. Estos últimos son la mayoría y son los que, creemos, a veces determinan que un programa funcione o no.

    Imaginad a un hombre de 30 años que se sienta ante el televisor sin saber qué va a ver esa noche. ¿Cuál será su secuencia de zapping?. Creo que no nos equivocaríamos si dijésemos que su primera opción sería Cuatro o La Sexta… De no encontrar nada allí, pasaría a canales como Antena 3 o Telecinco… dejando para el final a TVE y a Telemadrid. Esto quiere decir que si nosotros programamos una serie en TVE cuyo espectador potencial es ese hombre de 30 años tendrá que pasar por cuatro canales como mínimo sin encontrar nada que le apetezca ver para llegar a la serie que nosotros le proponemos.

    Imaginad ahora ese mismo día a esa misma hora en otra casa a una mujer de 65 años que se sienta ante su televisor sin saber qué va a ver esa noche. Seguramente su secuencia de zapping sería la siguiente. En primer lugar TVE, después Antena 3, después Telecinco, continuando por Telemadrid para terminar con Cuatro y La sexta. ¿Qué sucederá entonces?. Que si nosotros programamos una serie en TVE cuyo espectador potencial es el hombre de 30 años es posible que a nuestra espectadora de 65 no le guste y continúe con su zapping.

    Conclusión. Nuestra serie, por buena que sea, será un fracaso ya que por uno y otro lado hemos perdido a los espectadores. Aquellos a los que va dirigida nuestra serie no llegan hasta nosotros y los otros, que deberían ser cautivos del canal, se marchan porque no nos dirigimos a ellos.

    Diego, por suerte o por desgracia a día de hoy en España la crítica televisiva todavía no tiene el poder de levantar o hundir una serie.

    Nomzamo, estoy casi de acuerdo contigo pero hay ejemplos de una maravillosa fotografía como “Vientos de Agua” que contradicen esa teoría. Aun así,
    como te digo, yo también creo que la estética debe ser atractiva para el espectador pero que esta debe estar siempre acorde, no tanto a lo que se está contando, sino al cómo se cuenta en el guión (Gone baby gone Vs de The lovely Bones).

    Un saludo a todos y disculpad la sábana

  12. Nomzamo dice:

    Hola Ramón.

    Completamente con que la estética debe de estar acorde con el enfoque de la historia, y con que siempre habrá excepciones. Probablemente, el caso de “Vientos de Agua” podría deberse a la historia en sí. A pesar de que su calidad pueda ser indiscutible, creo que era una serie que invitaba más a la reflexión que al entretenimiento. Yo creo que necesitaba más tiempo y una promoción más atractiva, y las cadenas no tienen la paciencia para eso. ¿Podría ser?

    De sábana nada, el contenido es más que interesante. Un saludo

  13. Quitando el fútbol creo que a Gran reserva le ha favorecido la no-competencia, sobre todo en el aspecto de no tener otra ficción con la que medirse (No soy como tú se estrenó después y además era una mini-serie). Sin embargo, Guante blanco se estrenó frente a dos series que llevaban mucho tiempo en emisión y que funcionaban muy bien, por no hablar de que emitir una serie los viernes es cavarle la tumba(veáse El Comisario).

  14. Ramón Campos dice:

    Hola Nomzamo,

    sí, es posible que las cadenas no tengan toda la paciencia que nosotros creemos que deberían tener cuando una serie no engancha desde el principio y que de tenerla algunas series terminarían funcionando. (Todos en la industria hemos escuchado hablar de series que tras un arranque fallido y una breve retirada volvieron para reinar en las audiencias). Aun así creo que debemos, más nosotros como guionistas, intentar ponernos en el otro lado y entender las decisiones de los ejecutivos de las cadenas. Cada punto de audiencia que se pierde en la media mensual se traduce en dinero que la cadena pierde en sus contrataciones publicitarias. Para que te hagas una idea en el año 2008 (según los datos que yo tengo) un espacio de 20 segundos en prime time podía costar

    en TVE entre 10.000 y 15.000 euros
    en A3 entre 15.000 y 22.000 euros
    en T5 entre 19.000 y 43.000 euros

    Haga cuentas y, contando 12 minutos de publicidad cada hora, verá que hablamos de cantidades multimillonarias. Esas cifras varían (arriba o abajo) dependiendo de la audiencia del mes anterior por lo que se entiende que las programadores tengan que hacer rápidos movimientos para intentar que su negocio vaya mejor o, al menos, no peor. Es cierto que a veces se equivocan pero también lo es que yo no querría la responsabilidad de decidir qué poner o que quitar de antena. Y es que al final, aunque no sea una posición muy populista en nuestro gremio, todo se reduce a que nuestro trabajo forma parte de un negocio en el que todos, nosotros y ellos, queremos ganar dinero.

    Saludos

  15. Javi dice:

    Ramón, gracias por tus respuestas y mucha suerte con tus proyectos.

  16. Wkr dice:

    Yo no he visto Gran Reserva, pero vi Guante Blanco y creo que tiene dos claros problemas: una larga duración para lo que se cuenta y una ausencia total de ritmo. En definitiva, acaba aburriendo.

    • Pianista en un Burdel dice:

      Pues yo no he leído nada más tuyo, pero por este comentario puedo decir que tienes un claro problema: una ausencia total de tacto. Has acabado aburriendo… en sólo tres líneas.

    • Kike dice:

      Hombre, el muchacho ha sido sincero, claro y conciso…

  17. […] This post was mentioned on Twitter by higronauta, Sergio Calderón. Sergio Calderón said: BDÍAS. Me ha molado esta reflexión de este colega. https://bloguionistas.wordpress.com/2010/07/16/firmas-invitadas-ramon-campos/ […]

  18. […] Blanco’ no? Nos lo explica Ramón Campos, de Bambú Producciones (la productora de ambas), en este interesante artículo de […]

  19. KuN dice:

    Yo, como aspirante a trabajar haciendo programaciones, y considero que entiendo bastante del tema, sí que creo que es vital para un producto el día y hora en el que se ubique. Guante blanco no podía competir contra dos pesos pesados de la ficción nacional como “Hospital” y “El internado”… y como dicen por ahí arriba, una serie un viernes no tiene lugar. Ahí está el principal fallo. Además, también pienso que no es una serie atractiva, quizás habría que darle un enfoque más comercial. En cuanto a Gran Reserva, ya tiene la camita hecha. El jueves es el día de las series en tve, últimamente todas las series que ponen en La1 en jueves funcionan. Además la serie se planteaba interesante como culebrón de saga familiar. Lo tiene todo para triunfar, especialmente eso, una buena ubicación en la parrilla.

  20. KuN dice:

    Por cierto (perdonad por extenderme), creo que este verano “Guante blanco” funcionaría mejor los martes, ya que no hay ninguna serie en la competencia, a excepción de “Anatomía de Grey”, que no funciona. Los lunes “Gavilanes” y “CSI/NCIS” hacen bastante presión. (Ahora mismo sólo compite con NCIS en cuanto a series, pero la competencia que “Guante” tuvo en los primeros capítulos fue demoledora)

  21. Ramón Campos dice:

    Wkr, respeto su opinión. El tiempo y el ritmo son sensaciones subjetivas y lo que para unos es largo y tedioso para otros no lo es. De todas formas siento que se aburriese porque nuestro trabajo es entretenerle. Espero que la próxima vez lo consigamos.

    Gracias Pianista. Supongo que hay que sufrir el fracaso alguna vez para entenderlo. Creo que el nuestro es uno de esos trabajos en los que el castigo, si lo hay, es desproporcionado para la cantidad de esfuerzo que hay detrás de cada proyecto.

    Kun, entiendo lo que quiere decir pero creo que hace un análisis superficial de la emisión de Guante Blanco. Estoy de acuerdo con usted en que es vital el día y la hora de emisión de un determinado programa pero sigo pensando que en el caso de Guante Blanco no fue este el factor determinante.

    Guante Blanco se estrenó un miércoles después de un Bélgica-España clasificatorio para el mundial que acabamos de disfrutar. La idea era aprovechar el arrastre del partido, estrategia que, estará de acuerdo conmigo, es irreprochable desde el punto de vista de la programación. En Antena 3 no emitían esa semana un capítulo de “El internado” sino un resumen de las temporadas anteriores y que no debía considerarse una competencia dura. En T5 sí emitieron un capítulo de Hospital Central. El resultado fue el siguiente:

    El partido fue seguido por un 37,1% de share (6.432.000 espectadores) marcando el minuto de oro del día con un 47 % y 9.421.000 espectadores. En algún momento del partido, 16.263.000 millones de personas sintonizaron La 1 de TVE en la que continuamente se anunciaba que a continuación empezaría la nueva serie “Guante Blanco”. No hubo corte publicitario entre el partido y la serie para protegerla aun más. Con todo esto…
    – Guante Blanco anotó en el estreno un 15,9 de share y 2.489.000 espectadores.
    – El resumen de las anteriores temporadas de El internado tuvo un 14,8% y 2.002.000 espectadores.
    – Hospital Central se apuntó un 20,7% y 3.574.000 espectadores.

    Ese día Guante Blanco se hizo con la segunda posición aunque la curva de audiencia, demasiado plana, ya auguraba lo que iba a suceder.

    La semana siguiente, con el estreno de la temporada de “El internado”, sucedió lo siguiente:

    Guante Blanco 9,9 % y 1.851.000 espectadores (seis puntos por debajo de la media de la cadena)
    El Internado 22,7 % y 3.966.000 espectadores
    Hospital Central 19,4 % y 3.532.000 espectadores

    Me dirá que el estreno de “El internado” era muy esperado pero yo creo que Guante, y soy el padre de la criatura, tenía que haber aprovechado su oportunidad. Si le sirve como ejemplo un año antes, con Desaparecida, vivimos una situación similar. TVE decidió mantener en miércoles la serie ante el esperado estreno de “El internado” en Antena 3 y un capítulo de “Hospital Central” en T5. En esa ocasión el resultado fue el siguiente:

    Desaparecida 17,8% y 3.359.000 espectadores
    El internado 16,9% y 3.073.000 espectadores
    Hospital Central 26,9% y 4.446.000 espectadores

    Dicho todo esto le contaré una de las claves que creo que tuvieron que ver en aquel resultado desde el punto de vista de programación y que explicaría parte de la fuga de espectadores el día del estreno. Tras los 45 minutos del segundo tiempo del partido de España TVE sólo podía emitir 15 minutos de la serie antes de cortar para publicidad. Esos 15 minutos coincidían con el prólogo de la serie y la cadena decidió cortar justo después de la cabecera. Por extraño que le parezca alguna gente pensó que la serie había terminado. ¿Pudo tener esto algo que ver? Supongo que nunca lo sabremos.

  22. Cris dice:

    Ayer cuando encendí la tele vi para mi sorpresa que echaban “Guante Blanco” que había entendido que ya no se emitía. Como había leído por aqui tu post estuve un rato viéndola con todo el interés.

    De primeras me pareció elegante en la factura, pero pronto me invadió la misma sensación que tengo con otras series, la sensación de que de alguna manera estás viendo el plató detrás, de que está impostada, forzada visualmente. Me pegué un buen rato tratando de dilucidar qué era lo que me cuasaba esa impresión y reconozco que no lo sé; supongo que sobre todo el montaje, pero también los planos, la dirección de actores, en fin, ni idea. Pero la impresión era esa, que casi veías al tio de la claqueta entre escena y escena. Y claro, así no hay manera de engancharse con la historia, que de todo, es decir el guión, me pareció lo mejor. Tambien los actores (aunque he de decirte que resulta poco creible que una subinspectora tenga el aspecto y el físico de una veinteañera).

    No sé, en este blog, si este tipo de opiniones son o no bien recibidas, porque por lo que os leo cuesta tanto sacar algo al aire, que entiendo que este tipo de comentarios no profesionales resulten pesados.

    • Aloe dice:

      Estoy exactamente en el caso de Cris: ayer vi un capítulo, creo que el segundo, de las serie, y lo segui con atención por saber de esa serie aqui.
      Debo decir que no estoy de acuerdo en que lo mejor fuera el guión.
      Yo lo que vi con el guion es que la intriga era absolutamente increíble. Que un tipo se haga pasar por un inspector de policía de otra provincia sin más que “algunas llamadas” es muy poco verośimil.
      Que se levante un muerto sin absolutamente ninguna formalidad, y se mande a hacer la autopsia sin identificacion formal ninguna (ni las huellas, y eso que en españa estamos fichados todos), que un forense, incluso español, funcionario y pasota, no distinga un muerto de días de muerte natural, de un muerto de horas de herida de bala…
      Quizá estamos maleducados por las series americanas y la creecnia de que las leyes de procedimiento se cumplen, y no nos creemos algo que es posible porque España es más tercermundista de lo que podemos creernos… incluso en ese caso, o se explica muy bien por qué esas inverisimilitudes son posibles, o no funciona ni es creíble en modo alguno.

  23. […] productos como Desaparecida, Guante blanco o Gran reserva. Y más importante todavía, ¡ha sido firma invitada en Bloguionistas! Ameno, dialogante y sensatísimo, se ganó risas y aplausos varias veces con sus anécdotas sobre […]

  24. […] cuando suene el sms con la audiencia, y les puedo jurar que no lo sé. Entonces me acordé del post que publiqué aquí en bloguionistas, el 16 de julio a colación del éxito y fracaso de Gran […]

  25. […] productos como Desaparecida, Guante blanco o Gran reserva. Y más importante todavía, ¡ha sido firma invitada en Bloguionistas! Ameno, dialogante y sensatísimo, se ganó risas y aplausos varias veces con sus anécdotas sobre […]

A %d blogueros les gusta esto: