LAS ESCALERAS DE LA SECUENCIA 13

12 septiembre, 2010

Hay cosas que un productor no debería hacer nunca a un guionista mientras escribe. La primera es sodomizarlo sin su consentimiento, la segunda es decirle que ha pensado en un director inadecuado para dirigir el cotarro. Y Santiago me jodió…

Con mi virginidad anal aún intacta, mi productor me propuso ofrecerle el proyecto a Carles, el mismo tipo que destrozó mi anterior película. “¿Pero cómo puede pasar algo así?” se preguntarán. Pues porque es más fácil agarrarse a lo malo conocido que buscar nuevos directores, ver cortos y bobinas de la nueva hornada, llamarles, entrevistarse con ellos… Total, la anterior peli se la había cargado pero como en este país, por suerte o por desgracia, es raro el productor que palma pasta con un fracaso pues… ¿por qué no?

Vivamos su poquito de flash-back…

El día que conocí a Carles, hace ya unos años, me cayó bien y me dio buen feeling. El tío venía de la publi y por lo tanto se le presuponía una supuesta pegada visual que el proyecto necesitaba. Además, me contó un cotilleo acojonante sobre cierto director y cierta actriz (recuérdenme que se lo cuente junto con el de Chiquito, que ya se acumulan…) y ya saben que a mí con un cotilleo se me gana de por vida. Pero este me perdió a las pocas semanas.

Llegó de localizar. Carles había encontrado el edificio perfecto donde se desarrollaría la trama. Me cita porque quiere revisar algunas cosas del guión. Esas revisiones pasaban por reescribir secuencias enteras única y exclusivamente porque se había encaprichado de cierto espacio del edificio.

CARLES

Mira esta foto. Mira qué escaleras para la secuencia 13. Va a quedar un plano espectacular con una cabeza caliente.

SANTAMANO

Joder, qué escaleras más bonitas… no parecen españolas.

(Soy de esos, sí)

CARLES

Son una pasada. Necesito que alargues el dialogo para ver todas las escaleras.

SANTAMANO

¿Todas? ¿Hasta abajo? Son unas escaleras muy largas y el dialogo es más bien corto.

CARLES

Por eso necesito que lo estires. Puedes meter la conversación de la secuencia 15 si quieres aquí.

SANTAMANO

No, no puedo. Porque hablan de algo que ha pasado en la 14.

CARLES

¿Lo que pasa en la 14 puede pasar antes de la 13?

SANTAMANO

No.

CARLES

Pues no uses el dialogo de la 15, pero estira el de la 13. Mete lo que quieras… un poco de blablablabla… de relleno, para que se vea todo el recorrido de la escalera.

“Un poco de blablablabla”, ¿empiezan a entenderme, no? En ese momento supe que la cosa iba a ser un desastre de proporciones increíbles. Me hizo levantar medio guión para encajarlo en su story, al mismo tiempo que mandaba a la auxiliar de dirección al video-club de abajo a alquilar películas de temática parecida para grabarlas y fusilar plano por plano algunas secuencias y recursos visuales.

¿Y el rodaje, qué? Pues esta fue la única ocasión en la que no asomé el morro por el set. Me temía lo peor y Sole, la secretaria gimnasta, me iba confirmando mis sospechas. El ayudante de dirección se despidió a la segunda semana, la script no le hablaba y usaba al asistente de combo como interlocutor… Y su forma de rodar… su forma de rodar era la hostia.

CARLES

(a la actriz)

Ya que te tengo aquí con este fondo y este vestuario. Di la frase de la secuencia 30. Acción.

ACTRIZ

Creo que nunca he sido tan feliz.

CARLES

Corta. Muy bien. Ahora la de la 58. Acción.

ACTRIZ

(llora)

¡¡Es mi hijo!!

CARLES

Corta. Bien… Ahora la de la 9. Acción.

ACTRIZ

Siempre te he querido, idiota… Siempre.

CARLES

Corta. Muy bien… Ahora la 12.

ACTRIZ

¿Pero esta no era la de la escalera?

CARLES

Sí, pero es que están restaurándola. Hemos trasladado la secuencia aquí. ¡Acción!

Así estaba la pobre en la película, FATAL.
¿Cómo se les queda el cuerpo? Pues la cosa continúa…


A %d blogueros les gusta esto: