LOS SCREENINGS 2011 (Y ALGUNOS COTILLEOS DE AQUÍ)

14 junio, 2011

Por Chico Santamano.

>

Cada año, una afortunada multitud de ejecutivos de las cadenas de televisión sacan sus billetes para plantarse en Los Ángeles. Allí disfrutarán/verán/sufrirán durante siete días de las nuevas series que se cocinarán en las parrillas del mundo entero.

No es de extrañar que, a pesar de las descargas a/i/legales, este invento de las series yanquis cada vez sea más rentable para las majors. Todas las cadenas son conscientes de que comprarán un alto porcentaje de series condenadas al fracaso, pero se vive tal frenesí que no se pueden permitir el lujo de que sea la competencia la que se lleve el gato al agua.

Todos ellos asisten con el ojo afilado y los bolsillos llenos de billetes para pujar más y mejor que la competencia por quedarse con el nuevo “House” o la nueva “Walking dead”. Puede que Telecinco no tenga el más mínimo interés en programar “Terra Nova” en su prime time, pero tiene a Cuatro, laSiete, Factoría de Ficción y Divinity deseando ser rellenadas. Es decir… por más series que se produzcan allí, siempre será muy poca chicha para tanta parrilla.

Seis días para seis estudios… Cada jornada, las productoras presentan una selección de sus  pilotos más petadores. Cada empresa compradora se marca el calendario, pero uno tipo de este año podría ser… El domingo HBO, el lunes Disney, el martes Warner, el miércoles se repartieron el día entre CBS y Sony, el jueves Fox y el viernes NBC Universal. Se recibe con obsequios a los ejecutivos, se les da un desayuno de campeones en mitad de sus apabullantes decorados (los que los tienen… como Warner) y después maratón de episodios.

>

Abajo a la izquierda, gente desayunando en Warner Studios.
A la derecha, en la sala de la HBO.

 >

¿Cómo se acaba la jornada? Pues con un SARAO. Los estudios se visten de gala, abren la barra libre y sueltan a las estrellas de sus series en mitad del local como a la pobre cabra de “Parque Jurásico”. Los actores, como si aquello fuera un mercado de carne (que lo es), se pasean de acá para allá con la mejor de sus sonrisas y se dedican a hacerse fotos con los jefes de programación y compras de medio mundo. Los ejecutivos dicen “I love your show!”. Los actores “Great!”. Sonríen. Flashazo. Y el actor se acerca a un nuevo grupo de potenciales compradores de su serie.

¿¿Se imaginan a determinados actores de aquí, tan rancios como son la mayoría, haciendo eso por sus productos?? Bueno… sigo con los screenings, que me pierdo.

>

El entrenadora de Glee, un ser extraño que dice ser Christina Ricci y el mejor actor del mundo John Goodman.

>

Si se están preguntando… ¿pero cuánto cuesta un capítulo de una serie de estreno? Pues bien, para una cadena generalista la cosa sale aproximadamente entre 80 y 130.000 dolares por capítulo, mientras que una cadena pequeña como las de los canales de pago andan entre 30 y 80.000 dolares. Sí, ya sé que en la fnac las temporadas completas están a sesenta euros, pero esto funciona de otra forma… ya saben.

De momento, parece que laSexta ha sido la primera en mover ficha o al menos en anunciarlo. Ya se ha quedado con los dos estrenos de JJ Abramas para este otoño: Alcatraz y Person of interest. Todo parece indicar que la super esperada PAN·AM será para Canal+ y en breve el resto de cadenas irán sacando a la luz sus compras.

¿Pero qué pasaría si en España el año que viene se hicieran screenings? ¿Qué proyectos secretos se desvelarían? Tomen nota porque ahí van unas cuantas pistas…

>

–    La adaptación de una sit com de la BBC.
–    Superproducción de una saga literaria.
–    Miniserie con OTRA adaptación de un cuento europeo.
–    La vida de un rey.
–    Una con tintes apocalípticos.

>

Y les avanzo una tendencia general… La figura de la niña de globomedia está a punto de extinguirse en la ficción nacional. Si finalmente se cambia la ley del menor, que parece que sí, se va a poder rodar tan pocos días a la semana con críos que será prácticamente imposible tener personajes infantiles con relativa presencia en las tramas. Una putada para producción y una bendición para el público que busca algo más adulto que “La tribu de los Brady”.


A %d blogueros les gusta esto: