FLASHBACK: LA CUARTA UVE

Por Chico Santamano.

Tiempo atrás…

<

Hace años, a Elsa Pataky se le escapó el final de “El arte de morir” en plena rueda de prensa presentación de la película. El equipo allí reunido la quiso matar ante semejante spoiler.

Hace menos años, el protagonista de una de las pelis en las que he currado se negó a hablar con determinada revista porque unos meses antes le habían llamado “guarro” (por las pintas del personaje que interpretó en aquella época). Como esa revista formaba parte de un grupo editorial más grande, el resto de revistas hermanas se solidarizaron por el veto a la publicación en cuestión e hicieron el vacío a la peli.

Hace menos años aún, Óscar Jaenada andaba de promoción de “XXL”. Y soltó en una entrevista que ese tipo de películas no le interesaban lo más mínimo y que sólo las hacía por dinero.

Hace unos meses, Ana Torrent concedió la entrevista más desganada, inútil y antipática de la historia de lasentrevistas blogueras (échenle un ojo, especialmente a la última respuesta). Si no le apetecía hablar con ese medio o con nadie, que no la dé, pero evidentemente su actitud estúpida iba en detrimento de la película que supuestamente intentaba promocionar.

Hace menos meses, se anunció la presencia de cuatro protagonistas de “Sin tetas no hay paraíso” en “La Noria”. Amaya Salamanca se negó a promocionar su serie en un programa del “corazón”. Los dos actores, que han intentado sin éxito hacer olvidar al Duque, dieron plantón al programa unas horas antes de que este comenzara. Al final se comió el marrón (maravillosamente bien) la pobre María Castro. En la entrevista sólo se habló de la serie. Nada de preguntas personales. Nada de corazón. Sólo promoción.

Hace unas semanas, la veterana Amparo Baró se cascó un spoiler como una casa contando en una entrevista que uno de los protagonistas moría en el primer capítulo de la nueva temporada de “El Internado”. Los responsables de la serie y los fans quisieron matarla a base de porrazos con la dichosa Nintendo DS que anuncian ella y su supuesto “marido”.

<

<

Podríamos hacer una lista interminable de cagadas, desplantes e irresponsabilidades varias de nuestras estrellas patrias, pero ¿para qué seguir haciendo sangre?

En las escuelas de interpretación se les enseña la regla de las tres uves. Volumen, Velocidad y Vocalización. Desde este humilde blog se les implora a las Cristina Rotas del país que añadan una uve más…

<

VENDER.

<
Ellos son los guapos, los glamurosos, los que supuestamente arrastran a las masas y los que deberían convencernos a golpe de sonrisa y caída de ojos para pagar 8 eurazos por ver su última película.

Ellos se llevan la mayor parte del presupuesto de nuestras producciones. Ellos son los más mimados en los rodajes. Se les trae y se les deja en la puerta de casa, se adaptan los planes de rodaje a sus agendas, nadie les tose si tienen un mal día y si lo tienen bueno tampoco. Así que, mientras que los guionistas o las maquilladoras no despierten el mismo interés entre el público que el que despiertan los actores, el gran peso de la promoción recaerá siempre sobre estos. 

Compañeros actores, esto no es un juego de niños. Esto no debería ser negociable. La promoción es clave para que la película de turno sea un éxito o la serie en la que trabajas siga dando de comer a tantos y tantos trabajadores y sus respectivas familias.

Porque actuar no es sólo interpretar un texto y pisar la alfombra roja meses después. Un profesional de verdad es un tipo responsable e implicado con su trabajo, que se prepara las entrevistas, que sabe lo que puede y no puede decir y que transmite tanto buen rollo que nadie podría negarse nunca a pasar por taquilla o a encender su televisor a la hora de tu serie.

Un profesional es el que está dispuesto a enfrentarse a preguntas incómodas, sabe lidiarlas sin perder la sonrisa y va, si es estrictamente necesario ir, a “El hormiguero” a hacer el monguer un rato con Pablo Motos.

Pero claro, las grandes estrellas españolas no se dignan a bajar a esos infiernos. Eso es cosa para los que empiezan o para peña desconocida en plan Hugh Jackman o Will Smith. 

<

<
Ya saben… Poca cosa.

6 Responses to FLASHBACK: LA CUARTA UVE

  1. Jason dice:

    El día que fueron los chicos de La Red Social a El Hormiguero, tampoco fue un ejemplo de profesionalidad,
    Aquí os dejó lo que tendría que haber sido la entrevista:
    Pablo Motos: ¿tienes facebook?
    Jesse Eisenberg: Ahora no, me tuve que borrar porque se colapso mi pagina
    Pablo Motros: ¿y eso?
    Jesse Eisenberg: recibe muchísimas peticiones de antiguos compañeros de escuela, lo que es curioso porque no recordaba haber ido a clase con miles de personas, normalmente solo eramos 25

  2. En el caso de Will Smith, según me han contado, fue incluso al poco de aterrizar, con el cambio horario, y un poco constipado. Las comparaciones son odiosas…

  3. sita dice:

    ¿Y Maribel Verdú poniendo verde a Coppola porque en plena promoción de Tetro decía que la película era horrible?

  4. Cris dice:

    Aunque de acuerdo, en parte, con el fondo del post (a los actores se les puede pedir prudencia pero no un acto de fe), al menos la de Ana Torrent apostaría que es una entrevista hecha por email, no editada, y no hay nada previsiblemente más aburrido que una entrevista que no sea cara a cara, o al menos telefónica.

    En mi opinión existe un alto porcentaje de gente, profesionales, buenas personas, amigos de sus amigos, etc… que son simplemente ‘sosos’. La gracia de una entrevista es precisamente saber sacarles un poco el jugo. Pretender que uno, además de protagonista de una serie, tenga que ser una melé de Segura, Gabilondo y Vigalondo es mucho pedir.

  5. […] artículo de Chico Santamano en Bloguionistas titulado “La Cuarta Uve”, que retrata de forma diáfana uno de los problemas de nuestro […]

  6. Regla dice:

    Ovación! Cuidar la imagen no debería limitarse sólo a la puesta a punto en lo físico. Se supone que son actores acostumbrados a trabajar para el público y a presentarse habitualmente en sociedad. No debería resultarles tan difícil un poco de entrenamiento para la cuarta uve.

A %d blogueros les gusta esto: