FLASHBACK: ¿SOMOS LOS GUIONISTAS ESCRITORES?

por Ángela Armero.

El otro día conocí a un a escritor joven y talentoso. Entáblamos una conversación cordial y me preguntó que si sólo escribía guiones. No se muy bien cómo, acabé justificándome por no escribir novelas, relatos breves, ni aforismos, ni haikus ni sonetos.

No. Solo guiones, amigo. Pero ahora recordándolo me viene eso de “excusatio non petita, acusatio manifiesta” a la cabeza. Es decir, ¿qué estoy haciendo con mi vida, escribiendo sólo guiones? Le dije que me sentía incómoda escribiendo algo que no fuera eso y que hacía mucho tiempo que no intentaba escribir prosa. Lo del mucho tiempo es relativo. Hace un par de años intenté escribir un “bestseller” (por empezar por algo fácil, vaya –modo ironía on) y lo dejé a las diez páginas. Actualmente no he desechado esa historia, pero si la retomo, será en forma de guión. Pero el joven escritor me dió en un punto débil.

¿Me gustaría escribir novelas?
Sí.
¿Soy capaz?
No lo sé.
¿Sería una escritora de verdad si escribiera otros géneros literarios?

Eso es lo que quiero preguntaros.

Según me dijo un viejo profesor y no es cosa baladí, “escritor es aquel que escribe todos los días”. Según esos parámetros, un periodista también es un escritor, aunque su oficio sea interpretativo más que creativo. Según esos parámetros, un guionista es un escritor. Según esos parámetros, el que apunta el menú a 10,50 en la pizarra del restaurante es un escritor. (Y quien diga que me estoy metiendo con los periodistas: se equivoca. Ni con los pizarreros. O pizarristas.)

Pero luego entras en una librería, con todos esos volúmenes que condensan la LITERATURA así con mayúsculas y tú, que haces un día un culebrón para chavales y otro sketches para una sitcom en una peluquería, sientes que estás en otra galaxia. No, no comparo a los guionistas con Kafka. Digo que somos de otra galaxia mucho, mucho más pequeña.

Supongo que lo que convierte a los escritores de prosa o de poesía en la jet de los creadores literarios es que su obra, terminada en sí misma ya es completa. Un guión sólo es una pieza en un engranaje, un material del que todo el mundo opina y que mucha gente puede cambiar.

Aparte de eso, creo que depende mucho de lo que se escriba y para qué medio. Me imagino que nadie se escandalizaría si digo que Pedro Almodóvar es un gran escritor, pero que sí me mirarían mal si dijera que los autores de Gossip Girl son grandes dramaturgos.

Tan escultor es quien crea “La piedad” como quien modela a Naranjito con arena en la playa. Quizá sea la obra la que permite diferenciar quién es un artista, quién un artesano… y quién un desgraciad@ que debería dedicarse a otra cosa.

¿Qué opináis?

(Publicado originalmente en Bloguionistas el 3 de diciembre de 2010)

[twitter-follow screen_name=’bloguionistas’]

6 respuestas a FLASHBACK: ¿SOMOS LOS GUIONISTAS ESCRITORES?

  1. Gustavo Fuertes dice:

    Pienso que todo parte de lo mismo: “EL EGO”. Sentirse inferior por escribir la pieza de un engranaje, en lugar de diseñar el coche entero, es simplemente eso: “CREERSE IMPORTANTE”.

    No todo el mundo es capaz de hacer muchas cosas, como escribir. Lo intentas, lo intentas una vez más. Te retuerces. Buscas excusas. Te vas de viaje. sales. Entras. Quedas con los amigos….Porque el proceso de creación es muy particular. ¿Ser un verdadero escritor? ¿Quién marca eso?

    Billy Wilder era aparte de un gran director un mejor guionista. ¿Y qué? No forma parte de la élite de los padres de la literatura universal ¿Y qué? Porque el error es creerse los formatos: Novelista, guionista, en definitiva cuentista.

    Ahí es donde hay que llegar. Olvidarse del formato y ser un gran “storyteller” como dicen los anglos. Un cuentista, un narrador y olvidarse del EGO.

    El EGO es nuestro mayor enemigo. Llegar con humildad y sinceridad hasta donde nuestra mente y nuestro cuerpo nos lleve, entonces sí, entonces se consigue la inmortalidad. Lo demás es como decía Evenezer Scrooge en “Cuento de Navidad” de Charles Dickens: “PAPARRUCHAS”.

  2. Quique dice:

    Un guionista tiene de escritor lo que un escritor de guionista. Es decir, nada. Son cosas distintas. No hay una mejor que la otra. Ni más difícil. Las dos se pueden hacer bien y mal.

    Se parecen en que son dos maneras parecidas de “pasar hambre” haciendo lo que a uno le gusta.

  3. Santiago dice:

    Hola. Me llamo Santiago y he vendido guiones de largometrajes y publicado tres libros. Empezé como guionista y después me picó el gusanillo de la novela y comencé a escribir prosa. No he sentido ningún cambio especial en mi persona ni me considero más guapo ni más alto. Creo que lo importante es tratar de elevar lo que haces a arte, a tratar de sacarle el jugo. Quizá el resto no sea más que nuestra manía de poner etiquetas a todo para que las cosas estén claritas. Un saludo.

  4. Elena Cobos dice:

    Un escritor cuenta cómo fue, un guionista tiene que “mostrar” cómo fue. 
    Un escritor va directamente a la mente del lector.
    Un guionista va a los ojos y oídos. 
    Un escritor describe con acierto una sensación o sentimiento, para transmitirlo. 
    Un guionista tiene que inventar situaciones que despierten en el espectador esa sensación o sentimiento. 

    Para mí es mucho mas difícil el trabajo del guionista.

    Y es tan distinto, que no creo que alguien que sea bueno en uno tenga por qué ser bueno en el otro también. 

    Todo este tortuoso aprendizaje es el que realizamos cuando a los que nos gusta escribir nos metemos a aprender guion, y nos damos cuenta de que oh! Dios! Ya no podemos hacer nada como antes. Ninguna de nuestras habilidades nos sirve. 

    Hacemos malos guiones al principio, hasta que comprendemos que hay que cambiar el chip, y ponerse en otra onda. La de “no voy a explicar tal sensación” sino que voy a “construir situaciones que despierten tal sensación”

    También, como debes construir, debes ir mucho mas despacio. Esto, el construir y evolucionar despacio, es otro dolor comparado con la plasticidad de la escritura, donde todo se explica (y entiende) a la velocidad del rayo. 

    En definitiva, para mi escribir es “dejar salir sin esfuerzo ni freno”, y escribir un guion es “elaborar y elaborar” con todo el cuidado del mundo porque todo lo que pones en un guion adquiere peso y tiempo, y define aunque tú no lo quieras. 

    El escritor y el guionista “nos hacen vivir” historias de maneras muy distintas. Para mí, poder decir claramente lo que está pensando y sintiendo el personaje, con todos sus matices, hace a la escritura infinitamente más asequible. Puedes poner ahí toda la peculiaridad de un personaje. ¡Muchísimo mas fácil que tener que mostrar esa peculiaridad a través de cómo se comporta! Y no lleva un párrafo, lleva varias escenas que muestren y alguna que contraste para acotarlo bien. 
    Y, al tener que pasar por la “interpretación” del público, todavía puede no entenderse. Y cuando clarificas pierdes matices. Un trabajo tremendo, vamos. 
    Y maravilloso.

    Elenacobos@terra.es

  5. Aloe dice:

    Un par de comentarios dan por sentado que “escritor” es quien escribe novelas o relatos cortos (porque hablan de “contar”, y la poesía no es narrativa, así que no entra).

    Eso es arbitrario. Escritor es quien escribe (sin llegar al pizarrista o al redactor de informes administrativos), y lo único que pasa es que según el género al que se dedica, así serán las habilidades necesarias y las reglas a seguir.

    Cuando nació la novela, los géneros de prestigio eran otros, y los escritores de éxito con las novelas se afanaban en hacer poesía épica o tragedias para no ser unos mindundis. Ahora la novela es el género por excelencia “de prestigio”, pero en realidad, ya pasó su época de esplendor, como pasó el de las églogas y los autos sacramentales.

    Hay escritores que tienen varios registros, pero rara vez tocan todos ellos igual de bien.
    Yo esto lo veo como el instrumentista en música: hay quien toca el bajo, el teclado, la guitarra y el saxofón, pero lo normal es tocar una cosa, o tocar bien una cosa y menos bien alguna otra. Y músicos son todos.

  6. Oujia dice:

    En algún lugar una vez pude leer:

    “Un guionista no es un escritor. Seamos sinceros, escribir cine no es algo realmente extraordinario, en realidad cualquiera con dos dedos de frente podría hacerlo”

    No recuerdo quien lo decía pero sí me suena que era alguien importante dentro del mundillo de guion. Creo que tiene toda la razón del mundo y si hablamos de Tele ya ni te digo.

    En fin , plantearse si un guionista es o no un escritor me suena a una extraña pedantería. Que más da… si lo que importa es que lo que hagas te guste (y si puede ser que te paguen, oiga)

    Escribir guiones es algo en verdad puberto, algo adolescente… no perdamos esa inocencia jamás…

A %d blogueros les gusta esto: