CHEERS Y EL I+D

Por Guillermo Zapata

Son las tres menos diez de la madrugada. Llevo media hora intentando escontrar otro tema sobre el que escribir. Cualquier cosa que no sea ésta. Lo que sea. Y todo me suena manido, imbécil o directamente soporifero (Probablemente por mi propio sueño)

Hace una semana me parecía importante escribir algo sobre el despido de los guionistas de Cheers, sin embargo, según los días iban pasando y “la noticia” dejaba de ser noticia a mi se me iban quitando las ganas. ¿El motivo? Muy sencillo. No conozco a las personas despedidas. No conozco el proyecto. Camino campo minado. No tengo ni puta idea de lo sucedido. Solo puedo hacer suposiciones. Así que me digo… “Pues nada, a otra cosa”

Lo que pasa es que… Hay algunas cosas que no son de recibo.

A partir de aquí pido disculpas a el equipo de guión de Cheers por las imprecisiones de mi texto. Voy a intentar escribir de la forma menos directa posible. No conozco las circustancias. No conozco el proceso. No tengo ni la más absoluta idea de lo sucedido.

Lo que si sé, porque eso son datos es lo siguiente:

Los guionistas de Cheers no se levantaron una mañana y fueron a una productora (o a una cadena) a rogarle que se hiciera un remake de Cheers. Aunque solo sea porque como que uno no se mete en camisas de once varas cuando hay adquisiciones de derechos de por medio.

No. El camino normalmente es la revés. Alguien con poder para hacer algo (Esto es, no un guionista) decide hacer algo. Busca a gente para hacerlo y entonces lo hacen.

Sin embargo, cúando esa idea no funciona bien todo el mundo sabe a quién tiene que culpar. Para las culpas es bastante fácil identificar el objetivo: los guionistas.

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. ¿Les suena? Bueno, pues la próxima vez que quieran medir la responsabilidad de un guionista sobre una serie, atiendan primero a su poder. Digamos que no somos spiderman, precisamente.

En segundo lugar, cúando una serie se redefine no es necesario despedir a nadie. Lo que es necesario es que la serie se redefina. Sorpresa increíble: Los guionistas sabemos escribir en más de un tono, sabemos escribir historias diferentes. Es más, les sorprenderá, pero nos dedicamos a eso. A cambiar de tono, a contar otras cosas.

Tristemente, trabajamos en una industria que nos ha ido acostumbrado a los cambios, los despidos y la movilidad. Es “lo que se supone que pasa” “Así son las cosas”. Y no me refiero solo a los equipos de guión, es un poco generalizado. “Oye, la chica esta de vestuario que…” “No, ya no está.” “Ah”. “Oye, el cámara que…” “No, es que surgió un problema”. Pero tampoco es como si la movilidad estuviera bien distribuída.

Digamos que los despidos son inversamente propocionales al poder de decisión. Más poder de decisión sobre el producto, menos posibilidades de ser despedido. Menos poder de decisión sobre el producto, más posibilidades de despido.

Si ese es el escenario, por favor, que nadie nos pida, además, que estemos sonrientes, creativos y motivados.

Estoy completamente deacuerdo en que los guionistas tenemos una responsabilidad con respecto al producto final. Estoy incluso dispuesto a asumir (con la boca pequeña) que es algo mayor que otros departamentos. Pero la única manera de que sintamos realmente esa responsabilidad sobre las series es tener mayores márgenes de libertad creativa, mayor nivel de control sobre el proceso.

La apuesta es sencilla: Mas control creativo, más libertad. Más libertad, mayor responsabilidad. Más responsabilidad, mayor disfrute. Mayor disfrute, más creatividad. Más creatividad, series mejores. Mejores series, más audiencia.

Es tan sencillo como eso.

Pero incluso aunque nos equivocaramos en alguna ocasión (porque recuerdo la vieja máxima del William Goldman: “Nadie sabe Nada”) vivimos en una industria que tiene que asumir los fracasos como parte del proceso, porque es muy muy muy muy muy rentable a pesar de los fracasos.Porque cada serie que funciona soporta dos o tres series que no lo hacen. Porque no sabemos lo que va a funcionar. A eso en cualquier otra industria se le llama I+D+I. En ciencia la posibilidad del fracaso es la base de cualquier nuevo descubrimiento.

Lo que no necesita son despidos. Lo que no necesita es usar el empleo de la gente como herramienta para hacer notas de prensa y vender renovaciones de contenido.

22 respuestas a CHEERS Y EL I+D

  1. Ángela dice:

    No podría estar más de acuerdo. Olé.

  2. chindasvinto IV dice:

    De acuerdo con algunas cosas, en desacuerdo con otras:

    “trabajamos en una industria que nos ha ido acostumbrado a los cambios, los despidos y la movilidad”

    No teneis ni idea de lo que son cambios y movilidad, Mirad en Estados Unidos y buscad cuántos guionistas están en la misma productora durante más de un proyecto. La mayoría ni siquiera duran todo el proyecto. ¿Por qué?. porque los buenos en seguida tiene ofertas de otras productoras y los malos se van a la calle

    ¿Y eso por qué?

    Ahí vamos a la gran verdad. el mal de este pais en todos sus sectores:

    “Digamos que los despidos son inversamente propocionales al poder de decisión.”

    Exactamente. los de arriba no se van a la calle. En USA, o en Alemania, un directivo no puede acusar a los subordinados ante el consejo de administración porque la respuesta es invariablemente: “ese departamento era tu responsabilidad. Tu trabajo es hacer que funcione. como no lo hace, te vas a la calle”. Y allí se va. Le sustituirá otro otro que se encarga muy mucho de echar a los que no funcionan y buscar otros que sí lo hagan. Le va el puesto en ello.

    ¿Por qué en Estados Unidos se van los directivos a la calle y aquí no? porque en Estados Unidos las productoras quiebran cuando una serie sale mal y aquí no (como muy bien has apuntado). Aquí, un desatre como “Gominolas”, -que en USA hubiera supuesto el fin de Globoasco- no importa porque Globoasco es de la banda de La Sexta, que está apadrinada por Barroso, marido de la ministra de Defensa y amanuense del okupa de la Moncloa. Y las televisiones prefieren asumir el coste de lo que venga para tener contento al okupa.
    Y como a Globoasco (o la que sea, me da igual, la he escogido por el tamaño)le da lo mismo triunfar que no porque el dinero se lo va a llevar igual, ningún directivo se va a ir a la calle, Y como nigún directivo se va a ir a la calle, hacen apuestas idiotas como hacer Cheers (ya sé que no es ellos), que es un tipo de humor que está a años luz de sus posibildades.

    Para hacer Cheers no hacen falta muchos medios ni mucha “libertad creativa”. lo que hace falta es mucho talento. Y la única manera de reunir mucho talento bajo un mismo techo es buscar a los mejores y despedir a los peores.

    En este país hay una especie de caridad mal entendida por la que se compadece a los que es ocupan puestos para los que no valen: “pobrecito, se va a ir al paro”, sin importar que otro, que sí puede desempañarlo, se tenga que comer los mocos en el puesto donde debería estar el incapaz.

    Es “la mirada del tigre”. Una productora americana es un estilizado depredador curtido en un mercado salvaje. Una productora española es un funcionario adiposo maleado por años de corrupción. Una presa como Cheers sólo está al alcance de la primera. Jamás de la segunda. Haceos a la idea. Aunque lloviera dinero y “libertad creativa” del cielo.

    Un saludo.

  3. “En Estados Unidos las productoras quiebran cuando una serie sale mal”.

    DATOS.

    • chindasvinto IV dice:

      ¿DATOS? No pienso darte datos. Búscalos tú, que te irá bien para saber de dónde salen cosas como Frasier o “The Wire” Es sencillo: coge el Imdb y pon, por ejemplo, “Friends”. Ve a “production company” y verás que hay dos: Warner, (que es en la que piensas) y Bright, Kauffman and Crane, que es la que de verdad la ha hecho. Busca más información sobre Warner y verás que tiene un buen historial de cambios de manos tras crisis profundas. Pero Warner, en relidad sólo pone dinero y se comporta como una distribuidora. Busca después a Bright, a Kauffman y a Crane y observa lo que les pasa después de fracasar con “Joey”, por ejemplo. Y son los creadores de “Friends”.

      La frase más típica en Estados Unidos para el que como estos tres, propone una serie a la Warner de turno es: “¿te jugarías tu carrera por esta idea?”. lo que significa “¿sabes lo que pasará si fracasas”?

      Es un sistema despeadado pero que funciona. Allí no hay “pomadas” ni compis de partido. Aquello es la selva. Y eres tan bueno como tu último guión. Eso seguro que ya lo habeis oído antes. No, no es una metáfora. Es auténtico.

    • kohonera dice:

      ¿Qué les pasa a Crane y Kauffman después de “Joey”?

      Pues, a Crane, producir inmediatamente después “The Class” (2006-2007) y en 2011, “Episodies” (curiosamente, con el mismo actor con el que fracasó en “Joey”).

      Marta Kauffman no escribió nada después de “Joey”, cierto, pero produjo “Gifted” y está preparando una serie para 2012 (“Five”).

      En cuanto a los creadores de “Joey”, Scott Silveri y Shana Goldberg-Meehan, han seguido trabajando sin problemas: “Up All Night”, “Perfect Couples”, etc.

      La fuente de los datos es IMDb.

      Así que, ¿qué les pasó después de fracasar con “Joey”? Que siguieron trabajando.

      ¿Es siempre tan riguroso con sus afirmaciones?

    • chindasvinto iv dice:

      Kohonera, ¿estás en modo ironía? ¿O son sólo ganas de hacerme escribir?

      Crane no produce “Joey”, es sólo guionista. Produce “The class”, se la pega y tarda CUATRO AÑOS en colocar otra… en la BBC (que, según creo, está en Gran Bretaña)

      Marta Kauffman tampoco produjo “Joey”, se la pegó con “Related” por las mismas fechas. Ha tardado SEIS AÑOS en producir “Five” … formando parte de un equipo en el que está Paula Wagner.

      El que sí produjo “Joey” fue Kevin Bright, a que no has nombrado, supongo que porque no ha vuelto a producir nada.

      Scott Silveri produjo en la época de Joey (2006) una TV movie que estrenó en 2007 y no volvió a producir nada hasta CUATRO años más tarde, en 2010,.. también como parte de una legión de productores en la que él no era el más importante.

      Shana Goldberg-Meehan también estrenó su TV movie en el 2007 y también estuvo CUATRO años hasta poder sacar su nueva serie”Better with you”

      Si a eso lo llamas seguir trabajando con normalidad, pues nada, como quieras, par ti el premio.

      Un saludo.

      PS yo nunca he dicho que un fracaso sea obligatoriamente el fin, sólo que se paga caro… al menos lo suficiente para que la gente se ponga las pilas.

  4. kohonera dice:

    Y yo que pensaba que en losUSA se fomenta la asunción de riesgos, la innovación, y que si un proyecto te sale mal no quedas condenado de por vida. Está claro que yo vivo en la inopia. De las farolas de Sunset Blvd deben colgar “extrañas frutas” con forma de productores ejecutivos.

  5. @jacobo_paz dice:

    Para el productor, los guionistas deberíamos ser responsables del producto final en el mismo porcentaje que se nos paga.

    Si en España algunos productores solo destinan el 1% del presupuesto de un proyecto al apartado de guión, significa que para ellos un 99% del valor del producto final está en otra parte.

  6. Adama dice:

    Completamente de acuerdo, pero como dice un amigo mio, cámara en televisión, en el audiovisual español todo el mundo es más tonto que el perro de Pavlov… así nos va… A ver que nuevo engendro sale de esa redefinición que van a hacer..

  7. Guionista novel dice:

    ¿Y de quién fue la culpa de hacer un primer episodio tan espantoso? No entiendo cómo, en las pruebas de guión, se pida que se definan a los personajes pronto, con un frase, y que se establezca claramente un conflicto; mientras, en Cheers, ni introducción ni leches.
    ¿De quién es la culpa de que el piloto abra con una bochornosa despedida de soltero, digna del conflicto default de una serie apañola? ¿De quién es la culpa de que la sensación general del piloto es “he llegado en mitad del capítulo”? ¿De quién es la culpa de abigarrar de personajes una serie que iba aumentando el elenco paulatinamente? Está claro que la culpa pueda ser de productores y programadores, pero también es evidente que el guión del primer episodio no es bueno.
    Y podemos hacer pucheros y decir que se necesita más libertad y todo lo que tú quieras, pero está claro que, salvo que Vasile se sentara a escribir el episodio piloto, la culpa es invariablemente de los guionistas. ¿Despedida de soltero, chica del striptease, tatuajes cambiados? ¿De verdad que la culpa de todo eso es SOLO de todos los demás salvo de los guionistas?
    Que los actores no lo hacían muy bien y la dirección era tan distraída que parecía que se iban a quedar enfocando una columna, que aquí la culpa es de todos, pero queda un poco feo echar la culpa de todo a todos menos a los guionistas.
    Y lo digo como alguien que quiere empezar en esto, pero que no está de acuerdo en exculpar siempre a los guionistas.

    • javier olivares dice:

      Hombre, yo no estaba allí… Ni creo que los guionistas debamos ser siempre exculpados (a veces deberíamos ser inculpados simplemente por no irnos a tiempo… pero eso es algo personal: también tenemos gastos que cubrir)…

      Pero te puedo asegurar que he visto (y me he ido) y sé de muchas ocasiones en los que temas de guión como arrancar un capítulo así, no dependen para nada del guionista. Parece surrealista, pero es cierto.

      Por cierto, felicidades al autor: suscribo sus palabras al 100%. Y los comentarios también son muy estimables.

  8. Hmaniaco dice:

    Hombre, esta claro que lo de despedir al equipo de guionistas
    es mas una estrategia de marketing que otra cosa.

    Es como cuando en mi barrio repartieron propaganda de un
    restaurante al que nadie iba anunciando en letras grandes:
    “¡Nuevo cocinero con muchos años de experiencia!”.

    Pero mucho me temo que poco margen de maniobra les va a
    quedar a los nuevos cocineros del proyecto.
    No pueden cambiar el tono, porque debe seguir siendo una
    comedia. Ni a los actores. No sé a quién se le ocurrió fichar a
    Resines para un papel secundario y luego intentar convertirle
    en el centro de la serie.

    Eso si. Estoy de acuerdo con el guionista novel.
    Hay que admitir que los gags y los diálogos eran
    rematadamente malos. (ese diálogo sobre los pigmeos….)

  9. zeroneuronas dice:

    Cuando monte mi mercería, contaré lo de De repente, los Gómez.

  10. Huérfano dice:

    La culpa no es en exclusiva de los guionistas pero hay que reconocer que los guiones de Cheers no son buenos. Digo yo que la culpa será del equipo de guión… Y también hay que reconocer que en la Cheers de EE.UU. hay capítulos brillantes pero también hay muchísimos capítulos que están al mismo nivel de los que hemos visto en Tele 5.

  11. javier olivares dice:

    Hay dos tópicos que la gente que no sabe cómo se trabaja un guión ni cómo se hace una serie siempre tienen en la cabeza.

    Uno. Siempre me preguntan: ¿y cómo lo hacéis? ¿cada guionista escribe las líneas de un personaje y luego las juntáis? O sea, como si representáramos improvisando el capítulo y luego lo escribiéramos. Lo cual es la fase previa de otro subtópico: que los actores se inventan el texto.

    Dos. Cuando una serie es mala, la culpa es del equipo de guión. O incluso, por ceñirme más al caso, cuando lo que “se oye” en la tele es malo y la culpa se echa exclusivamente al guión. Sin menosprecio de que, aunque sea por pundonor, un buen guionista, si acepta un encargo, debe creer en él y pelerase cada línea trinchera a trinchera, eso no es siempre cierto.

    Del proyecto original, incluso de la primera versión del guión, hasta lo que se ve, esos textos han pasado por muchas manos (no siempre de gente creativa y que sienten, al contrario que Goldman, que “ellos saben todo”) hasta que se ve lo que se ve.

    En comedia, llama más la atención el caso. Porque un gag o un chiste nacen frescos del autor… pero si desde que él lo escribió hasta que llega a plató, el director hace de su capa un sayo y el actor se cree muy brillante y lo lleva a su terreno en vez de a la intención con que el gag o el chiste fue escrito, toda la gracia que pudiera tener se suele perder por el camino.

    No sé si siempre nos la merecemos, pero falta confianza en el creador de una serie y en los guionistas. Porque del mismo modo que no corregimos al fontanero cuando nos arregla un grifo o al mecánico cuando nos aregla el coche, algo similar debería ocurrir cuando se recurre a nuestrso servicios. Se supone que sabemos de eso. Si no lo demostramos, que nos despidan. Pero, por lo menos, que nos dejen intentarlo.

    Que nos dejen fracasar por nuestras ideas, no por las de otros, defendiendo el producto que hemos parido (que no es monolítico, que admite miles de correcciones, de parámetros de producción, de target de la cadena…). Que nos dejen mostrar verdaderamente lo que hemos escrito o la capacidad de generar proyectos que tenemos. Por lo menos, así se sabrá si somos tan malos como dice la gente.

    Por lo menos, si eso ocurre, haremos ficción como los americanos o los ingleses. Esa que tanto nos gusta pero que nunca imitamos… (salvo para plagiar temas e historias) y que tiene un proceso de producción, desde la creación a la puesta en escena, tan absolutamente distinta a cómo se hacen las cosas en nuestra ficción.

    Total, no hay que inventarse nada: está todo hecho. Baste decir que HBO, antes de lanzarse a su aventura de ficción seriada, envió a sus jefes de producción a Europa a ver los métodos de producción del cine independiente (y no tanto) europeo (incluido el nuestro). Si hacíamos películas por 100 millones de pesetas, ¿qué no podrían hacer ellos con un capítulo?

    El problema no es que “nedie sepa nada”. El verdadero problema es que “nadie quiere aprender nada”.

  12. En Zona Roja dice:

    Tele 5 traslada ‘Homicidios’ al late night debido a sus bajos datos de audiencia y está a un paso de la cancelación. ¿Cuál es su excusa?

  13. kohonera dice:

    ¡Qué curiosa coincidencia! La “Cheers” original también fue cancelada en su primera temporada por la pésima audiencia. Hasta eso están copiando.

  14. Cheers era mala. Punto. Y no sólo era culpa de los guionistas. También de los actores, alguno de los cuales se le ha olvidado, de tanto hacer teatro comprometido, donde empezó (Alberto San Juan en “Mas que amigos”, serie a recuperar con urgencia porque parece a años luz de lo que se hace ahora en tv en ESpaña en todos los sentidos). De quien eligió a San Juan, Resines y Nieto. Del director de los capítulos…

    Pero cuando públicamente la productora eche la culpa a los guionistas y diga que los va a cambiar, quiero que éstos aprovechen este medio tan guai que es Internet y cuenten todo con pelos y señales. Y, ya puestos en plan exigencias, con nombres.

    Porque si encima les echan la culpa del desastre y se quedan calladitos -supongo que por cuestiones laborales-, pues, hombre, interpreto que ellos mismos deciden que su contrato incluye la claúsula de dejarse dar por culo públicamente. Y no soy yo quién, ni nadie, en ese asunto para quitarles a ellos la razón.

  15. Olga dice:

    ¿Y dónde queda la responsabilidad de los productores ejecutivos? Son los que dan el visto bueno al guión y al episodio. Luego deberían ser ellos los que deberían ser cambiados, si no han sido lo suficientemente críticos como para darse cuenta de que el equipo de guión no funciona o la dirección -o lo que sea que falle en una serie-. Lo que ocurre es que muchos productores ejecutivos que figuran como tal no tienen ni idea de cuál es su función ni la naturaleza de su trabajo -de hecho, muchos de ellos ni siquiera son guionistas-, y por eso la cosa va como va…

  16. Gramán dice:

    Muy de acuerdo con el post. Sin embargo, apunto que el que creo que fue el responsable de esta serie, el jefe de ficción de Tele5, fue despedido. Los de arriba también se juegan sus puestos.

  17. Pearl Jam dice:

    Cheers… ni si quiera la vi… coindenada al fracaso, ¿a quién se le ocurre recuperar una serie de los años 80 y adaptarla “a la española”? los guionistas son una víctima de esta idea, lo digo desde fuera de este mundillo. ¿Cuántos remake han durado más de dos temporadas? ya no sólo en España sino en EEUU…¿lo próximo qué será? ¿el coche fantástico “a la española”? ¿con Antonio Resines como el jefe y Hugo Silva como Maikel Night? … seguro que les llega millones de guiones infinitamente mejores y originales que van directamente a la basura, pero eso sí Cheers a la española… p’lante, después cancelan por “mala calidad de los guiones” pero ¿quién habla de la calidad de la idea?.

A %d blogueros les gusta esto: