LAS CONCLUSIONES DEL ENCUENTRO

Por Chico Santamano.

Los guionistas solemos ser unos cínicos de cuidado y siempre pensamos que estas cosas de los encuentros con el gremio no sirven para nada. Básicamente porque la gran mayoría nos creemos que sabemos más que cualquier guionistilla que se suba a un escenario a hablar de vete-tú-a-saber-el-qué. Pero como a mí me gusta más un sarao que a un tonto un lápiz intento no perderme la oportunidad de reunirme con amigos y compañeros, conocer a gente nueva, aprender de profesionales que tienen algo que decir y por qué no… reírme por la bajini de los que sin tener nada que decir dicen… ya saben… puro cinismo.

Además, el (pen)último día aprendimos a ser productores caza subvenciones. Nos dieron un flyer para una triste copa de cava y como el camarero no se enteró (o se hizo el tonto) nos sacamos gratis nuestros buenos copazos de 10 euros. ¡Más por menos!

El caso es que un blog con el que amanece prácticamente toda la profesión no podía quedarse ajeno a las conclusiones oficiales recopiladas tras dos días de interesantes, polémicas y variadas charlas. Que ustedes las disfruten (los más cínicos lo harán)…


Foto: Natxo López

CONCLUSIONES DEL SEGUNDO ENCUENTRO DE GUIONISTAS

Madrid, 4-6 de noviembre 2011

Estamos orgullosos de ser guionistas. Somos un colectivo con un sentimiento de unión inquebrantable. Y a pesar de que nuestra situación laboral es en muchas ocasiones precaria, seguimos no sólo trabajando, sino también generando trabajo para otros.

Padecemos los malos hábitos del sector audiovisual sin dejar de creer en su potencial de desarrollo como industria y servicio, como legado cultural. Por todo ello y a raíz del II Encuentro de Guionistas manifestamos  que:

  1. Pese a la actual coyuntura de crisis y por mucho que cambien los modelos de negocio, el público demanda y seguirá demandando contenidos, y no existen contenidos sin guionistas. De modo que los guionistas somos necesarios y permaneceremos.
  1. Los guionistas vemos la multiplicación de las ventanas de exhibición de obras audiovisuales como una oportunidad. Las estructuras tradicionales de producción no van a desaparecer sino a convivir con nuevas formas de creación, realización y exhibición. Ésta es una buena ocasión para que aquellos de nosotros que lo deseen, asuman mayores riesgos con el fin de tener mejor control sobre su trabajo.
  1. El guión merece el respeto de todos los que intervenimos en la realización de ficción televisiva; desde la gestación de un proyecto hasta su emisión. Sea cual sea la tendencia a la hora de organizar el trabajo, un buen trabajo de guión requiere de unas condiciones mínimas para desarrolarse correctamente, y las empresas tienden a vulnerarlas en su beneficio exclusivo, sin tener en cuenta a los profesionales. Es necesaria una normativa legal, pactada con la industria, que nos proteja. Además, cuando nuestras condiciones de trabajo no son justas, los guionistas tenemos el deber de decir NO.
  1. Los guionistas de programas exigimos consideración: Donde hay creación, hay autoría. Copamos con nuestra producción un alto porcentaje de la parrilla televisiva y sin embargo las cadenas suelen asimilarnos a los redactores. En consecuencia nuestra remuneración es inferior y se ningunea la vertiente creativa de nuestro trabajo, con lo cual no cobramos derechos de autor. Pedimos la apertura de un debate gremial y con las sociedades de gestión de derechos de autor para, entre otros, tratar la cuestión de qué formatos deben generar derechos y cuáles no.
  1. Las televisiones deben apoyarse en los guionistas a la hora de crear nuevos contenidos. La dificultad de las cadenas para definir tendencias más allá de propuestas repetitivas o conservadoras es un  sí­ntoma de la escasa participación del guionista en los procesos de búsqueda y creación de formatos. Una buena televisión es aquella que forja su personalidad a través de una combinación inteligente de producciones asentadas y proyectos de riesgo. Los guionistas podemos y queremos tener un rol en este proceso. Es necesario que las cadenas nos reciban y nos escuchen; generar un mercado de ideas. 
  1. Constatamos que en la industria cinematográfica existe cierta distancia entre las películas que se impulsan y las historias que demanda nuestro público. No lo formulamos como crítica a la Administración sino como reflexión que merece la búsqueda de soluciones por parte de todos los implicados, desde nosotros los guionistas hasta los exhibidores, pasando por directores, productores o distribuidores. Es tiempo de sentarse para ver de qué manera acercamos proyectos y gustos del espectador.
  1. Las televisiones públicas, especialmente las autonómicas, están en riesgo de desaparición. Su función como servicio es indiscutible: aseguran la pluralidad y riqueza que nos define como sociedad, además de ser la plataforma de donde salen los formatos más innovadores.  Más allá del rendimiento económico, ha de valorarse en términos de función social. Los guionistas no vamos a permitir que los políticos instrumentalicen las televisiones.
  1. Los guionistas hacemos una defensa nítida y contundente de los derechos de autor. Al contrario de lo que se ha trasladado a la sociedad, atacar a los derechos de autor supone, de facto, favorecer los intereses de grandes corporaciones de la industria cultural, en detrimento del autor y del consumidor. La Ley de Propiedad Intelectual protege al autor logrando que participe de aquellos beneficios que su obra genere. Así pues, los derechos de autor son los garantes de la existencia de nuestro trabajo, con independencia de qué sociedad los gestione. 
  1. La sociedades de gestión de derechos de autor están obligadas a responder a las necesidades reales de sus socios. Del mismo modo, los socios deben comprometerse en su funcionamiento eficaz. La imagen de los autores es nuestro propio compromiso.
  1. Los guionistas exigimos que, sin demora, se revise la Ley Orgánica de Libertad Sindical. Los sindicatos hemos de tener representatividad para poder defender nuestro colectivo profesional a través de la negociación y firma de convenios y acuerdos sectoriales. Invitamos al resto de compañeros del sector a unirse en esta demanda.

 “Todo empieza y todo acaba con un guión”, Ernest Lehman

18 respuestas a LAS CONCLUSIONES DEL ENCUENTRO

  1. Kohonera dice:

    A ver lo que tardan los trolis en olisquear la carne fresca…

    Personalmente, me hubiera gustado más contundencia en algunos puntos. Yo hubiera aprovechado el punto 6 para reclamar un cambio en el modelo de ayudas actual, reduciendo/suprimiendo las subvenciones actuales y proponiendo otro tipo de ayudas (exenciones fiscales, por ejemplo), no sólo a la producción sino a la distribución y a la exhibición. Hagamos el cine que realmente nuestra economía pueda soportar y que consiga llegar a las salas.

  2. Galahan dice:

    Kohonera, las conclusiones del Encuentro son, como su nombre indica, sobre lo que ocurrió y se debatió en el Encuentro. Proponer eso en un blog está guay, pero igual si se hubiera propuesto en el Encuentro hubiera tenido más eco, un debate y podría haber aparecido en las conclusiones.

    Y por cierto, Santamano, la copa no fue “el último día”, sino el penúltimo. El último fue, precisamente, en el que se debatieron las conclusiones. Je. ¡Que no vinieras por resaca no quiere decir que no existiera! :P

  3. chindasvinto iv dice:

    Si a kohonera, que por lo visto va repartiendo acreditaciones de troll, no le importa, me gustaría hacer unas apreciaciones:

    1) Esto hubiera sido un buen punto de partida para el encuentro. esperemos que lo sea para el tercer encuentro de guionistas se celebre cuando se celebre. Con esta hoja y una sola pregunta: “¿cómo conseguimos todo esto?”, debería bastar para llenar todo un encuentro.

    2) ¿es absolutamente necesario hablar siempre de los malditos derechos de autor? ¿no se puede por una vez -aprovechando que ahora no se habla demasiado de ellos- dejar estar la matraca?

    3) Sigue siendo curioso que el único aliado que podemos tener -el público- siga sin aparecer por ningún lado. Y mucho menos mención alguna de cómo ganárselo de nuevo.

    4) Habría que buscar un modelo de sindicato. El “guild” americano podría ser uno.

    5) ¿Cuánta gente apoyaría un sindicato? ¿serían capaces de aceptar que – como en USA- el sindicato pueda sancionar (a veces, muy duramente) al que se salta el convenio?

    6) En Cataluña están cerrando plantas de hospital y las farmacias llevan dos meses sin cobrar. Si el único argumento para mantener abierto un sumidero de dinero como TV3 es el cultural, mal vamos. Uno del tipo: “se ha estado dilapidando el dinero, pero bien llevadas no tienen por qué ser una carga para el contribuyente” sería más útil . Eso y exigir conocer las cuentas hasta el último euro.

    Un saludo

    :

    • Chindas, al punto 2) te contesto: “No, no es necesario, pero ¿POR QUÉ NO?”. y al punto 3) te contesto con el punto 6):

      6) Constatamos que en la industria cinematográfica existe cierta distancia entre las películas que se impulsan y las historias que demanda nuestro público. No lo formulamos como crítica a la Administración sino como reflexión que merece la búsqueda de soluciones por parte de todos los implicados, desde nosotros los guionistas hasta los exhibidores, pasando por directores, productores o distribuidores. Es tiempo de sentarse para ver de qué manera acercamos proyectos y gustos del espectador.

    • chindasvinto IV dice:

      Chivo:

      “¿POR QUÉ NO?”

      Porque la sola mención de los “derechos de autor” provoca sarpullidos entre la gente. Porque cualquiera de los que trinan contra el canon (y son millones) que lea eso lo va a interpretar como un “os jodéis”.Si no me creeis a mi preguntad a cualquier estudiante de publicidad. Seguro que en la productora o en la cadena podeís hablar con alguno.

      El punto 6 es una aspirina para un cáncer. Creo que vuestro amigo Cobeaga escribió un artículo titulado “Nos odian”. No voy a valorar el artículo, pero el título es muy acertado. Estamos en eso: “nos odian” y hay que ganárselos de nuevo.

      Como yo soy sospechoso en todo lo que digo, mirad a Álex de la Iglesia y a Segura.. Esos tiene la auténtica visión americana de la profesión. Tuvieron que decidir y se pusieron del lado del público.No hubo que hacer tanto, sólo el famoso discurso y la gente adoró a Álex.

      ¿Creéis que si Álex hubiera tenido un apoyo significativo de técnicos, guionistas, etc, la gente no hubiera percibido rápidamente eso de que “no todo el cine español es igual”?

      El público es el REY. Y aquí no hay “repúblicas” que valgan.porque no se puede cambiar al rey. Y hay que tratarle como a un rey. Sí señor, doblar el espinazo y darle la razón. punto. y si tienes al rey de tu lado, los demás terminarán respetándote. Ahora mismo somos el bufón que incomoda al rey para que otro pueda llevarse las prebendas.

      Un saludo.

      PS: Pensé que era evidente, pero ya dudo hasta de eso: Cuando yo digo “la gente” o “el público” estoy generalizando, no me refiero a todos y cada uno

    • En este caso no hubo salpullido alguno porque “la gente”, éramos NOSOTROS… GUIONISTAS. Y estos puntos son las conclusiones que se sacan por y para guionistas. Como comprenderás, si tenemos una mesa de gestión de derechos de autor no vamos a mirar para otro lado como si nunca habiese pasado… Más que nada porque los autores (en general) ni se avergüenzan de su existencia ni de cobrarlos. Sí de su gestión y de la mala imagen de la SGAE y de eso también se habló en aquella mesa y mucho.

      Con el resto de tu comentario no me doy por aludido. Comparto tu odio por el cine ombliguista.

    • Anna dice:

      En cualquier asociación de guionistas te explicarán, por lo menos el punto 4 y 5, en menos de cinco minutos.

    • chindasvinto IV dice:

      Chico:

      También lo de Vigalondo era una parida en Twitter..

      Como diga yo lo que diga va a dar lo mismo, hacedlo de otra manera: buscad a un publicista en la cadena o en la productora, os lo lleváis de copas y le preguntáis si tenéis (tenemos) un problema de imagen o no. Si ese problema de imagen debe solucionarse o no y cómo.
      A ver si así se os mete en la cabeza…

      Anna:
      Sé lo que dice cualquier asociación y a mi no me sirve. De hecho no ha servido para hacer un sindicato. Lo siento por Alma, pero no lo hay.

      Galahan:

      1) Eso no es un sindicato vertical

      2) Aquí sí hay eso, pero transformado. ¿Puedes tú trabajar fuera de convenio en cualquier trabajo? Allí el sindicato toma represalias y aquí te mandan a magistratura. Vale que aquí la justicia es la que es y así va todo, pero tan de obligado ciumplimiento son las directrices del guild americano como aquí el convenio.

      3) Es más, aquí hay unas cosas llamadas “colegios profesionales” tan rígidas o más que un sindicato americano. Aquí tu título de médico o ingeniero no vale ni so estás colegiado.

      4) Los sindicatos americanos también te dejan trabajar “non-union” (no sindicado) para proyectos particulares. eso sí, supervisan todo. y se aseguran contra los listillos.

      Olivares:

      No quiero convertir ésto en un debate sobre TV3 o cuál está peor, TV3 tiene menos deuda porque la Generalitat se hace cargoi de ella a un ritmo de uno 300 millones al año. y ni Valencia cierra (todavía) hospitales ni Madrid (todavía) ha dejado de pagar a las farmacias. De todos modos, lo que sirve para TV3 sirve para las demás Telecinco, que es nacional, tiene unos mil empleados, las autonómicas:

      http://www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/952546-derroche-personal-gastos-televisiones-autonomicas

      todos conocéis los datos y sabéis que son esos más o menos.

      Un saludo.

    • ¡Mierda! Acabo de perder el comentario. Vuelvo a escribir…

      Chindas, nadie duda de los problemas de imagen del CINE ESPAÑOL. Me preocupan como profesional, espectador y contribuyente. Pero hablamos de GUIONISTAS y los guionistas no sólo escriben películas de guerra civil, putas y maricones. Al público le chiflan las series españolas. “Águila Roja” se ha convertido en un puto fenómeno de masas. Y hay mil programas de entretenimiento que también lo escriben guionistas. No puedes extrapolar la mala imagen que pueda tener “PILAR BARDEM” a un gremio entero. No es justo y no creo que ningún guionista de tele se sienta atacado por esa mala imagen que acarrea el cine.

      MORALEJA: las peleas de las dos Españas no valen en todos los debates.

    • chindasvinto IV dice:

      Chico:

      No hablaba ahora de las dos Españas. Han, habéis, hemos, -lo que quieras- pisado los callos de las dos.

      El guerracivilismo y demás es un callo. El CANON, por ejemplo, es otro. De esos otros estoy hablando.

      Tu “puto fenómeno de masas” no ha llegado a los tres millones de euros en el cine. La televisión es un mercado cautivo: hay una gran masa que va a ponerla pongan lo que pongan y, símplemente elegirá lo menos espantoso. Por eso hay que ir con mucho cuidado para sacar conclusiones de sus audiencias.

      Y conste que “Águila roja”, a pesar de su infantilismo (un “ninja” en el país de los mejores espadachines del mundo? ¿el país que inventó la esgrima?) o “Hispania” me parecen pasos en la dirección acertada.

      Te daré un ejemplo mejor para lo que tú quieres decir: “El Orfanato” no hubiera recaudado ni la mitad de haber sido americana. La gente en general está a favor del cine hecho en España… siempre y cuando no huela a “cine español”.

      un saludo

    • Pues estamos de acuerdo entonces.

  4. Galahan dice:

    El sindicato americano que citas funciona “tan bien” (entendiendo que tienen ese efecto de presión que citas) porque es un sindicato vertical, es decir: o te afilias y acatas lo que decida el sindicato, o no trabajas en el gremio. Aquí esto no ocurre. Y tampoco creo que deba ocurrir.
    De ahí a que, si hacen huelga, TODOS secunden la huelga. Pobre del que no, vaya.

  5. javier olivares dice:

    Pues, sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo en casi todo lo que dice Chindasvinto.
    Sobre todo en lo del público (no sólo aplicable al cine) y en lo del sindicato: prefiero esa verticalidad al todo el monte es orégano. Prefiero esa disciplina a oir en una mesa de debate maravillosas palabras y luego, en la realidad, quien las ha dicho resulta que hace lo contrario de lo que dice.

    En lo de TV·3, sólo un apunte. Llevan años rebajando gastos. Y sí, hay muchos más que recortar. Pero, a cambio, es la mejor televisión del estado, cumple una función pública como pocas (por su tratamiento de los social, de lo cultural y como defensa de un idioma).
    Su respeto por la figura del creador de una serie (que yo he disfrutado) y la capacidad de hacer series distintas es digna de destacar. Y tiene audiencia. Mucha.
    Y no es el mejor ejemplo de deuda: mira las de Telemadrid y las de Canal 9 de Valencia que son casi el 90% del total de las deudas de las autonómicas.

    Y no empecemos por la demagogia de que cultura (que es educación para mí) es algo inferior a lo demás. Es un discurso arcaico y que ha llevado a este país donde le ha llevado. Desde hace décadas: porque lo intangible es a veces tan importante como lo tangible.

    Si se gestionan las cosas como se deben, que haya una cadena pública no significa que haya menos dinero para hospitales o ayuda social. Y no olvidemos que dejar en manos de lo privado el sistema de salud es empezar a imitar una política, la de los EEUU, que ya sabemos cómo acaba. Y en Educación, lo mismo.

    Copiamos lo peor de EEUU sin copiar lo mejor de Europa. Esto es lo que hacen nuestros políticos. Desde hace mucho tiempo… pero da igual ya: los presidentes (Papademos, Monti…) los pone Goldman Sachs, no el pueblo. Soberanía económica se llama eso.

  6. Odylon dice:

    No puedo creerme que todo lo que se vaya a hablar en este blog sobre el encuentro, sea la recopilación de tweets (o como se diga) y el copia-pega éste de la página de la EDAV (cita incluida).
    ¿De verdad los bloguionistas no tienen nada más que decir del encuentro?

    • De ahí salimos con unos cuantos posts en mente. Yo al menos… pero no podemos hablarlo todo de golpe, hombre (o mujer).

    • Odylon dice:

      Hombre, soy hombre. Me llamo Eduardo Matres, no tengo ningún problema con mi identidad.
      Me alegra leer eso entonces, porque yo estuve allí y experimenté una amplia variedad de sensaciones.
      Perdón por si mi comentario ha resultado impertinente, pero han pasado ya casi dos semanas y no había visto nada realmente interesante sobre el encuentro.
      Y la verdad, esperaba encontrar bastante enjundia en vuestro blog para poder debatir.

  7. […] el II Encuentro de Guionistas en la ciudad de Madrid. Mi compañero Santamano colgó aquí ya las conclusiones oficiales de dicho encuentro, que se redactaron en común por parte de la gente de FAGA, EDAV y ALMA, […]

A %d blogueros les gusta esto: