S.O.S.

por Bárbara Alpuente.

Hay muchas situaciones que incomodan a los seres humanos. Una de ellas es la muerte. Sé que la gente no se muere con el objetivo de incomodar a nadie, pero es algo violento porque, entre otras cosas, nos recuerda que a nosotros también nos puede llegar. En los funerales siempre hay dos tipos de personas; los que se acercan a la viuda a darle el pésame, y los que se mantienen a una prudente distancia porque no saben qué decir y prefieren evitar el trámite.

Otra situación incómoda para el ser humano es el paro. Los parados no se quedan en paro con el objetivo de incomodar a nadie, pero es algo violento porque, entre otras cosas, nos recuerda que a nosotros también nos puede a llegar. Tras un despido siempre hay dos tipos de personas; los que contestan a los mails que llevan un currículum adjunto, y los que se mantienen a una prudente distancia porque no saben qué decir y prefieren evitar el trámite.

(Compañeros, no temáis: en principio el paro no es contagioso, y de serlo, es imposible que se transmita por correo electrónico)

Playlist "SOS" en Spotify

Hay más guionistas sin trabajo que nunca. Quizá no todos encontremos un hueco, quizá no todos encajemos en el “perfil”, quizá no todos tengamos los contactos suficientes, pero está claro que todos merecemos al menos una respuesta a nuestras llamadas de auxilio. Porque a veces esa mínima respuesta lo que esconde es un subtexto alentador: “sigo aquí, no estás solo en esto”.

¿Dónde quedaron las promesas, dónde se esconden ahora los amigos, dónde está el compañerismo… Dónde más puedo enviar mi currículum?

Los detalles importan, todos lo sabemos, pero muchos lo olvidamos.

Cock Robin – The Promise You Made

Nas – Life’s A Bitch – Explicit Album Version

Herman Düne – When We Were Still Friends

Screaming Trees – Troubled Times

Supertramp – Maybe I’m A Beggar

Simple Minds – Don’t You Forget About Me

La Unión – Dónde Estabais – En los Malos Tiempos

Placebo – For What It’s Worth

Micah P. Hinson – The Dissapearing

Depeche Mode – Never Let Me Down Again (Single Version)

(Visita las dos anteriores entregas de Música para Escribir en Bloguionistas)

13 Responses to S.O.S.

  1. robinha dice:

    ¡No sólo no contestan a los mails sino que tampoco lo hacen por aquí! Mundillo de cabrones. Suerte.

  2. Enhorabuena, Barbara, me siento totalmente identificado.

    Vivir pendiente del mail, esperando aunque sea una respuesta negativa es bastante frustrante. La “barrita” de descarga del mail es nuestro nuevo oráculo. Entonces, constatas de nuevo la realidad y el desengaño, y te haces otra vez más las mismas preguntas ¿Y ahora que? ¿Donde envío mi C.V.? ¿A quién recurro?

    Pero lo peor es cuando el objetivo de esas dudas apunta hacía tí mismo. ¿Qué estoy haciendo mal? ¿En que me equivoco? ¿Estaré perdiendo el tiempo? ¿No valgo para esto?

    Y todo eso no ocurriría si realmente hubiera alguien que hiciera el “duro” y “tortuoso” trabajo de responder a tus mails.

    Con esta mentalidad que tenemos es muy difícil que la cosa avance. En España, el “inmovilismo” y la “endogamia” se han hecho fuertes en las empresas. Nadie escucha, nadie quiere cosas nuevas. A día de hoy, sin alguien que te lleve de la mano, es imposible conseguir una reunión, entrevista o prueba. No se dan cuenta, que el mayor beneficiado de todo eso va a ser la propia productora.

    ¿Por qué?

    No lo sé, pero mientras encuentro la respuesta, la losa sobre mi futuro cada vez es más pesada.

  3. Odylon dice:

    Bueno, se agradece que se escriba un post en estos términos.
    Si no estás en paro, bravo por tu valentía. Y si lo estás, gracias por compartirlo en una ventana como esta y ponerlo en el sitio donde corresponde en la realidad, porque, a veces, parece que aquí sólo se puede hablar de guión desde una posición elitista a la que pertenecen un selecto grupo de mortales (que aprovecho la ocasión para decir que el encuentro de guionistas fue eso, una comida de pollas generalizada, sin acercarse apenas a la realidad del sector ni a los que estamos en la base y queremos acceder al mercado. Quitando las aportaciones de Castelo y poco más, el resto fue una sarta de ponencias engoladas).

    Y estoy completamente de acuerdo con el compañero Rollo Tomassi. Suscribo palabra por palabra.
    Yo suelo decir que en el mundo del guión no es que las puertas estén cerradas, es que no hay puertas directamente. Yo no sé adónde acudir con mi C.V. No hay webs de empleo (no mencionemos quientv y cinemavip porque me da la risa).

    En fin, que se agradece un poco de realismo en este blog (que por otro lado es cojonudo y me lo leo cada mañana con el café, nadie está diciendo lo contrario).

    • javier olivares dice:

      Entiendo tu amargura, pero no tu generalización. Creo que aquí, en este blog, y en otros como Guionistas VLC ha habido en los últimos tres meses, sin ir más lejos suficientes posts que hablan de la realidad de nuestra profesión y de nuestra ficción.

      De hecho, si leo Bloguionistas desde que empezó es porque era y es de los pocos sitios donde se hablaba de eso. Estuviera de acuerdo en lo que se dijera o no.

      Busca por la red y encontrarás, antes de decir lo que dices.

      Por otra parte, quitando el boom de las privadas donde había necesidad de productos, las puertas de entrada han funcionado igual siempre. Para entrar, aparte de contactos (que se hacen trabajando, por cierto) se necesita: oficio o tener una idea vendible y capacidad de trabajo… Pero, antes, tener suerte (que siempre hay que buscarla, por supuesto). La de estar en el sitio correcto en el momento oportuno. No creo que en otras profesiones difiera mucho de esto. Y más ahora.

      El problema es que para ser una industria, resulta muy escaso que la ficción española dependa del gusto de tres personas: las corespondientes al mando del tema en las dos privadas y en la pública (si dura). Muy poco pollo para tanto arroz. El cable, apenas ha producido. La Sexta o Cuatro, mientras duraron idependientes, tampoco. Las TDT son basura, empresas sin proyecto ni inversión. Este es el mercado en el que trabajamos, no otro. Es conveniente saberlo para no hacerse demasiadas ilusiones.

      Nadie nos está esparando para abrirnos la puerta. A nadie. Fontaneros, cocineros o guionistas. Ahora hay crisis (cierto). Pero esto es así desde que el mundo es mundo. Conviene no confundirse para no desilusionarse.

  4. Senda dice:

    Con todo mi respeto y cariño a los guionistas en paro, estoy completamente de acuerdo en que lo mínimo, es responder al mail. Esta falta de respeto y educación, es habitual en las empresas españolas, sean productoras, tiendas de ropa o empresas de seguridad. Siguiendo los pasos de grandes guionistas (y escritores, que ya sé que son oficios diferentes), mi consejo, que yo misma he seguido, es que os vayáis buscando un curro de lo que sea…de dependiente, de lavacoches, teleoperador…lo que sea, a jornada intensiva para poder pagar las facturas y tener tiempo, poco, para buscar en lo vuestro. Esta mala racha pasará y vendrán tiempos mejores. Ánimo y suerte!!!

    • Kohonera dice:

      En efecto, así se enriquece la experiencia personal y se atesora material más interesante para escribir. Mientras tanto, a seguir escribiendo esas grandes ideas que tenemos: cuando amaine y los productores por fin vean la luz las necesitarán. A ver si nos van a pillar con el culo al aire.

    • Odylon dice:

      Pues sí. Tienes razón.
      Yo ahora voy a currar vendiendo sushi en Chueca, así que supongo que las historias no me van a faltar…

  5. Kohonera dice:

    Bueno, tampoco es para tanto, que la postera se acuerda de Santa Bárbara (!) cuando truena.

    Los cv solo sirven cuando el contratador no conoce a suficientes candidatos. Porque lo que cuenta, de verdad de la buena, es conocer a gente, la red social y profesional que consigas. El cv te lo pedirán después, una vez que hayan pensado en tí, y no al revés. Es lo que hacemos todos en nuestra vida diaria, además. Cuando alguno de vosotros rueda un corto, ¿tira de cv o de los amigos de los amigos de los amigos?

    Pero sí, el mundo del audiovisual en España es un coto cerrado. Uno de los motivos quizás es que realmente no ha sido necesaria la innovación para vender los productos.

    Y cuando se pide que te respondan a los correos, supongo que se pide que se responda afirmativamente. Sinceramente, ¿os consolaría recibir negativas de esas en la que os dicen que en estos momentos no tenemos un hueco para ti pero te tendremos en cuenta para futuras selecciones? ¿Qué preferís, la mala educación de la falta de acuse de recibo, a las calabazas políticamente correctas?

    • Odylon dice:

      Yo preferiría que me dijeran: “Mira, tu C.V. es una mierda. No buscamos gente como tú.”
      Y todos tan contentos.

    • Hola Kohonera.

      No sé si has leído mi comentario, pero te respondo por alusiones. Yo no sé lo que los demás prefieren, obviamente quiero siempre respuestas positivas, al igual que quiero que me toque la lotería o que Mourinho se vaya del Madrid. Yo me refiero a que haya un feedback “humano”.

      Me explico: yo, al igual que muchos, he tenido todo tipo de respuestas. Desde las que no existen hasta reuniones particulares para explicarte porque no te quieren o no quieren tu proyecto. En todas terminas con una amarga decepción puesto que no consigues el objetivo… y eso está bien, ya que te obliga a encontrar cual es el fallo de tu trabajo, para que la próxima vez sea mejor.
      El problema es cuando no hay respuesta, cuando no existe ese feedback. De eso no sacas nada, no sabes que ha pasado: No sabes si es que no te necesitan; o no te quieren; o es que con esa biblia nunca vas a conseguir nada. No, simplemente no se te considera, no mereces un minuto de respuesta. Y eso acaba minando la moral porque al final acabas pensando que el que fallas eres tú.

      Yo puedo contaros dos experiencias de respuesta negativa para demostrar que no es solo una repuesta positiva lo que anhelo.

      La primera me pasó con el equipo de “TURNER”. Les envíe mi C.V. y un proyecto que yo creía que les podía interesar. Se lo leyeron y me contestaron para decirme que no les interesaba, que no encajaba en la cadena una serie de ese tipo. Aún así, convencido de mi Biblia, les volví a enviar un mail, solicitando una reunión. No insistí, no di el coñazo, solo un mail pidiendo una reunión. Pues muy educadamente me recibieron y estuve hablando con ellos. Me dijeron exactamente lo mismo que en el mail, pero por lo menos me dieron la posibilidad de que mi trabajo y esfuerzo tuviera un receptor.

      Con otra productora (que omitiré el nombre, pero es una GRAN productora que hace una GRAN serie) Cuando termine mi paso por la escuela, les envié mi C.V. Muy rápidamente me contestaron y muy educadamente. El texto decía algo así: “Ahora no necesitamos personal, pero archivamos tu C.V. para futuras pruebas, Gracias.”
      Aunque contento por una respuesta tan rápida, les volví a escribir para saber si cogían estudiantes en prácticas. Ante una sencilla pregunta, me respondieron: “Ahora no necesitamos personal, pero archivamos tu C.V. para futuras pruebas, Gracias”. El mismo puto mail y encima no les volví a enviar el C.V. Me imagino que sería una puta maquina respondiendo automáticamente o algo peor.

      Por eso yo hablaba de una respuesta, que consideren que quien les envía el C.V. es un/a guionista que trabaja duro para poder ganarse una oportunidad.

  6. javier olivares dice:

    Por fragmentos:

    “Hay muchas situaciones que incomodan a los seres humanos. Una de ellas es la muerte. Sé que la gente no se muere con el objetivo de incomodar a nadie, pero es algo violento porque, entre otras cosas, nos recuerda que a nosotros también nos puede llegar.”
    Si lo que nos puede llegar es la muerte, no es que nos pueda llegar: nos llega, fijo.

    “En los funerales siempre hay dos tipos de personas; los que se acercan a la viuda a darle el pésame, y los que se mantienen a una prudente distancia porque no saben qué decir y prefieren evitar el trámite”.
    Hombre, también van a los funerales los que sienten la pérdida y las faltan palabras. Los que saben que alguien muy querido se ha ido, den el pésame o no. Lo siento. Tal vez esté demasiado sensible con este tema. Desgraciadamente tengo experiencia en esto.

    “¿Dónde quedaron las promesas, dónde se esconden ahora los amigos, dónde está el compañerismo… Dónde más puedo enviar mi currículum?”
    ¿Esas promesas estuvieron alguna vez en alguna parte? Mi teoría es que en esta profesión el compañerismo es algo casi inexistente. Lo era en tiempos de bonanza y lo es más en tiempos de crisis. No nos extrañemos. Nos hemos olvidado de el de al lado hace tiempo. Y más que compañeros de viaje nos hemos convertido en competidores unos con los otros. De siempre. Si no fuera así, otro gallo habría cantado. Pero no es nuevo, aparte de que sirva para enumerar una lista de canciones. Desgraciadamente, ha sido y es así.

    Evidentemente, hay que responder los mails. Siempre. Pero conviene no hacerse ilusiones. En general, las productoras identifican al guionista que empieza con alguien a quien tener currando más barato. O, simplemente, como alguien inexistente. Craso error. Las nuevas generaciones que van saliendo deben aportar un punto de vista que es propio y de la generación que representa. Sin ellos, sin políticas empresariales de cantera y sin departamentos de proyectos (¿para qué?: ahora se vende una serie por ser determinada productora y con dos folios… antes, la biblia era algo obligado) nuestra ficción está como está. Cerrada, repetitiva… Inerme. Porque sin savia nueva, el árbol se pudre.

    Personalmente, siempre he procurado en mis proyectos -cuando he podido… y a veces a espaldas de las productoras incluso- dar cabida en cada uno de mis equipos a gente que empieza. Pero desgraciadamente, de poco sirve. El mercado sigue (antes y ahora, cerrado). Para los que empiezan y para los que no. Está cerca del encapsulamiento completo desde el hecho de que los guionistas no podemos acceder a llevar nuestras ideas a una cadena. Desde que las cadena llaman a las productoras y no a los creadores y las productoras (muchas) no reconocen ni en lo laboral ni en los medios de comunicación, la figura del guionista como creador ni como productor ejecutivo. Si eso es la norma, a partir de ahí, ¿qué se puede esperar?

    Por si os sirve de consuelo a los que empezáis, los que llevamos mucho tiempo en esto tenemos la certeza de que si hay un problema grave desde hace tiempo es que nadie sabe qué ha hecho qué cosa. Y que a muchas productoras, trabajar con guionistas avezados o les da igual o les incomoda. Para ellos los guionistas son un miniejército de infanteria que obedece órdenes y acude a la primera línea de combate, no importa su sacrificio. Así que, para eso: ¿por qué contratar a quien le puede salir más caro?

    Tranquilos, aquí hay hostias para todos. Y desde hace mucho tiempo. No ahora.

    Y muy poca solidaridad. Y desde hace mucho tiempo. No ahora.

    Cuando uno lee la reforma laboral del gobierno, a veces piensa que ahora les quieren dar a los demás oficios el mismo trato que hemos tenido siempre los guionistas. Y parecíamos estar tan panchos. Mientras tuviéramos trabajo, por supuesto.

    Y vivos, también por supuesto.

  7. Esti dice:

    Bárbara, fantástico tu post. Si hay algo peor que esperar la llamada de ése chico que te gusta, o de ese fontanero que está muy liao como para evitar la inundación de tu cocina, es esperar respuesta a una prueba de guión. Casi nunca llega ni siquiera un “lo hemos recibido, gracias”. Que qué cuesta, digo yo…
    Y, por cierto, ¿por qué todo el mundo escribe unas réplicas tan largas? Que somos guionistas, un poco de capacidad de síntesis.

    • javier olivares dice:

      Ah… el problema es lo largo de los comentarios. No había caído en la cuenta.

A %d blogueros les gusta esto: