QUERIDO ACTOR DE CINE, QUERIDA ACTRIZ DE CINE

Por Chico Santamano.

Querido actor de cine, querida actriz de cine,

imagino que ya sabes que este año la cosa está muy mal en esto de las películas. Aparte de escribir en la tele también hago pelis y siento esas arenas movedizas bajo mis pies. Tu representante te habrá contado que el Gobierno ha cortado el grifo de las subvenciones y que los productores, hasta no saber a qué modelo de negocio acogerse, han dado un paso atrás. Este año se va a rodar poco y no va a haber dinerito para todos.

Qué mala suerte que pase esto precisamente ahora. Ahora que te habías metido en una hipoteca después de años y años alquilando piso en La Latina. Ahora que te habías decidido a dar el paso y preñarte. Ahora que ya habías pagado una entrada para ese todoterreno urbano que tanto te gusta. ¿Ahora qué?

Pasar un año sin currar te da vértigo, ¿verdad? A cualquiera nos daría, no te culpo. El teatro está guay. Vive un momento espléndido y tú ya tienes un nombre en esto como para asegurarte que la gente haga cola frente a la marquesina de turno. Sí, el teatro alimenta el alma, pero poquísimo el bolsillo. Y tú ahora ya tienes un tren de vida. Además, sé que hay algo que te preocupa más aún que el dinero.

¿Y si la gente se olvida de ti? Sí, vale… hacer teatro es una cosa muy digna y muy de prestigio, pero “Está haciendo teatro” es lo que se decía a finales de los 80 de Paca Gabaldón y tú no quieres desaparecer durante dos décadas para acabar haciendo de borracha en “El Súper”.

En ese caso sólo te queda una opción. Si no quieres comerte los mocos, será mejor que te comas tus palabras. Lo has dicho en una y mil entrevistas. Que no te gusta la tele que se hace. Que te han llegado un montón de propuestas, pero siempre las has rechazado porque no te ves. Odias el medio, te salen salpullidos por la frivolidad de sus guiones y te dan ganas de potar sólo por el mero hecho de pensar en verte expuesto cada noche al criterio de millones de espectadores que ni siquiera pagan por verte.

Tú, tu repre y yo sabemos que ha llegado el momento de olvidarse de todo eso. Ha llegado el momento de fichar por una productora de televisión. Ha llegado el momento de huir del cine y refugiarse en la tele. Sólo pones una condición a tu repre. No quieres trabajar en Telecinco porque odias su línea editorial. ¡Mira Noriega! ¡Mira San Juan! ¡Mira Jaenada! Les fue fatal. Tu repre te recuerda que en la ficción de TVE la cosa está igual o peor que en el cine. Sólo te queda Antena 3… y el hecho de tener que ir a promocionar tu serie a “El Hormiguero” te revuelve igualmente el estómago. La cosa está jodidísima, ¿verdad? Aún así decides dar el salto mortal y que sea lo que Dios quiera. Y aquí es donde entro yo… Actor de cine, actriz de cine… QUIERO DARTE UNOS CONSEJOS…

El primero de ellos te la pela, lo sé. Estoy seguro, pero aún así no puedo dejar de recordártelo. Las productoras se mueren por tenerte en su reparto. Eso hace que la cadena compre seguro seguro seguro su proyecto. Están dispuestas a ofrecerte el oro y el moro y tú te vas a aprovechar de ello. No te culpo, pero recuerda una cosa. Los presupuestos son una cosa limitada. Cada seis mil euros de más que tú pides se quitan de otra partida. Cuanto más ambicioso seas, un auxiliar de dirección se quedará en la calle, el catering será un poco peor y posiblemente habrá un guionista menos en el equipo. Luego no te quejes del caos en dirección, de que la comida es fritanga pura y que los guiones llegan tarde y mal.

Cuando te reúnas por primera vez con el productor te van a vender la moto. Ya sabes, en plan… “esto es lo más cerca de la HBO que se ha estado nunca en nuestra televisión”. Es mentira. Tú lo sabes. Yo lo sé. Pero necesitas la pasta y necesitas creer. Vale que nuestras series son mucho mejor que hace cinco años. Pero si te molestas en zapear un poco te darás cuenta de que aunque lo disfracemos de época o género en realidad sólo hacemos “comedia costumbrista un pelín gruesa” y “culebrón puro y duro”.

En el momento en el que firmes habrás vendido tu alma al diablo. Ya no vale echarse atrás. Claro que puedes quejarte, claro que todo es negociable. Pero todo tiene un límite. Si el chiste te suena zafio o ese diálogo romántico a culebrón… BIENVENIDO, ESTO ES LA TELE. Tienes que olvidarte de cuando hiciste ese drama de la postguerra con Armendáriz o ese papelito con Almodóvar que ya nadie recuerda (por más que te empeñes en recordar que tú estuviste allí). Hacemos TELE y en la tele te va a tocar repetir en cada capítulo esa secuencia en la que te encuentras con la pareja con la que tienes tensión sexual no resuelta y os recordáis el uno al otro el por qué lo vuestro (de momento) es imposible. A ti te parecerá un coñazo repetitivo, pero créeme que si lo haces bien y pones de tu parte, para el espectador será cómo ver esa situación por primera vez semana tras semana.

Confía en los guionistas. No sabes de guión por mucho que una vez escribieras uno. Yo una vez hice un cameo en el corto de un colega, pero jamás me consideraría actor. En ocasiones a los guionistas nos gustaría hacer las cosas de otra manera. Preferiríamos no tener que sobreverbalizarlo todo. Exactamente igual que a ti. Tú y yo creemos que una mirada, la tuya, dice mucho más que tres líneas de diálogo. Pero en las cadenas se ponen nerviosos si no ven ESO en el guión. Por lo tanto, se buen compañero. Piensa en que si te quejas mucho de los guiones, el productor podría echar a los guionistas y puede que los que vengan escriban exactamente lo mismo porque es LO QUE TENEMOS QUE HACER. Exactamente igual que tú… Porque ojalá pudiéramos hacer HBO, pero hacemos ABC. Te gustaría currar en “Los Soprano” (y a mí, no te jode), pero hacemos “Dos hombres y medio”. Relájate y déjate llevar. Puede que al principio te duela, pero si juegas a favor te vamos a hacer multimillonario y antes de que te quieras dar cuenta la estarás montando parda como Charlie Sheen. Lo que me recuerda otra cosa…

¿Tienes twitter? CIÉRRALO. O eso o tienes otras dos opciones… Aprendes a contar hasta diez antes de airear tu mosqueos con la cadena o invierte parte del pastizal que ganas cada mes en un community manager. Alguien que entienda que tocar los cojones a los señores de los despachos sólo sirve para que los de elmundo.es y vertele se escriban un artículo de cien palabras usando pantallazos de tu cuenta de twitter.

No se conoce el caso de ninguna serie que vaya bien de audiencia y la cadena decida marear al espectador con cambios de fecha y hora. Si los señores que mandan deciden cambiar la serie de día de una semana para otra es porque las cosas no van bien con la audiencia. Si la cadena decide meterte un relleno de una hora antes de tu serie es porque en la competencia hay fútbol y hay que esperar que acabe. La cadena parece cafre, pero en realidad sólo quiere ganar pasta. Igual que tú. Claro… Es mejor creer que el mundo está contra ti y que tu serie podría haber sido un éxito de no ser por los demás, pero las teorías de la conspiración sólo se las creen los desinformados y tú no quieres ni debes parecer uno de ellos.

Aquí viene una gorda, querido actor/actriz de cine… Lo creas o no, el mundo no gira a tu alrededor. Sé que es difícil cuando tienes privilegios que no tienen el resto de los mortales, pero piensa también en tu equipo. Piensa en la gente de dirección y en los de producción. Piensa en las palizas que se meten para poder hacer los planes de rodaje. Coordinar todas vuestras agendas es un auténtico infierno. Por eso, antes de que decidas de la noche a la mañana irte de vacaciones unos días, piénsalo dos veces. Vas a provocar un caos absoluto. Puede que ni te enteres porque tu repre no te lo cuente, pero tus compañeros (esos que no pasan por maquillaje… los que llevan ese walkie tan antiestético enganchado al cinturón) se matan para poder cerrar un plan con el que poder rodar cada día. Se están dejando el pellejo en conseguir cuadrar sesiones con tus otras limitaciones… Ya sabes, que si un poco de teatro a partir de las 19. Una sesión de fotos tal día por la mañana. Que si los viernes no trabajas porque no te apetece… Lo dicho. Pónselo fácil igual que se lo pondrías a ese nuevo director de Los Ángeles que te ofreció una peli de bajo presupuesto hace unos meses.

Y evidentemente… no nos engañemos. A ti la serie no te importa una mierda. Ya sabemos que estás aquí por la pasta. En dos temporadas te habrás sacado más de 300.000 euracos, posiblemente muuuucho más. En el mejor de los casos, serás tan famoso o más que antes. Creerás que tienes el mundo a tus pies y llegará el momento de dejarnos tirados a todos. Serás como ese Bigfoot que tras vivir con los Henderson no tiene más remedio que volver a los bosques… Tu sitio está allí. En el cine… Estás en todo tu derecho y sobre todo estarás en ese punto por el que ya han pasado otros antes. Si de verdad crees que en cuanto te pires de la serie vas a empezar a hacer peliculones de éxito que te darán ese prestigio que tanto anhelas piénsalo dos veces o dale un toque a Hugo Silva, Fernando Tejero, Miguel Angel Silvestre, Carmen Machi, Adriana Ugarte, Jordi Rebellón (no googlees… es el doctor Vilches, sí)… que te cuenten ellos los taquillazos y los goyas que les han dado después de abandonar la serie.

Bueno, esta carta se me está haciendo larguísma, querido actor de cine / querida actriz de cine. Puede que algunas líneas rebosen un poco de hastío y resquemor con el gremio, pero creeme si te digo que estas palabras las he escrito por tu bien. Son consejos de amigo. Tómalos, asúmelos y tenlos en cuenta. Si no los olvidas todo el mundo hablará maravillas de ti, a los guionistas nos caerás mucho mejor, te escribiremos las mejores líneas que jamás hayan salido de la punta de nuestros dedos y tú lucirás mucho más. A mí me parece un planazo, ¿no?

Atentamente,
Chico Santamano.

20 Responses to QUERIDO ACTOR DE CINE, QUERIDA ACTRIZ DE CINE

  1. J.T. dice:

    Ole!!!
    O mejor aún. Amén.

  2. johnconstantinebastard dice:

    “No se conoce el caso de ninguna serie que vaya bien de audiencia y la cadena decida marear al espectador con cambios de fecha y hora”. Supongo que nos referimos a ficción nacional, ¿no? Porque la sexta lo ha hecho tranquilamente con “EL mentalista” y “Bones”

    Y, bueno, los casos de actrozes y actoras que cuentas, son muy muy relativos… Mira la cantidad de películas que ha hecho Fernando Tejero incluso de prota, o las que ha hecho Miguel Ángel Silvestre, que si no hubiera sido por las series… Incluso Silva ha protagonizado más de una. Otro caso es el éxito que hayan tenido, sólo en casos puntuales Tejero. A lo mejor porque las cualidades actorales de Silva y sobre todo de Silvestre dejan bastante que desear. Machi se ha dedicdo sobre todo al teatro… Por ejemplo, vamos a recordar que JAvier Cámara comenzó a hacerse famoso en Tv con Pajares, que a Leonor Watlig se la descubrió en “Querido Maestro”, toda la gente que comenzó en “Más que amigos”: Alberto San Juán, Paz Vega, Melanie Olivares, Jordi Bosch.

    En fin, también son ganas de un servidor de ser puntilloso y tocapelotas, la verdad. Que el post supongo que lo habrás escrito para divertirte y no para pontificar…

    • A mí me gusta que seas puntilloso, pero CLARO… hablo de series nacionales y CLARO hablo de pelis con éxito comercial y cierto prestigio artístico.

      Y por cierto, “Más que amigos” se acabó antes de que pudieran irse.

  3. Rodro dice:

    Sangras por la herida, Santamano…

  4. Nicholas VO dice:

    Qué te ha pasado, hombre? Cuéntanoslo a todos

  5. “Te gustaría currar en “Los Soprano” (y a mí, no te jode), pero hacemos “Dos hombres y medio”.”
    Pues a mi “Dos hombres y medio” me gusta. Es una sitcom muy clásica, no inventa nada. Pero me rio mucho. Lo que no me sucede con la inmensa mayoría de la ficción supuestamente graciosa que se hace por aqui. Ojalá fuese ese el nivel medio de la comedia televisiva española.

  6. emma dice:

    Me ha encantado!! Jajaja Creo que es un canto a dejar de mirarse el ombligo con un poquito de mala leche. Me gusta como escribe Sr. Santamano. No es el primer post suyo que me hace reir. Lo cual con los tiempos que corren se agradece. Muchas gracias!!

  7. Rafa dice:

    Rebosa ironía, mala leche y es sincero. Pero el texto pierde absolutamente todo su potencial por un mal típicamente patrio. El de criticar al vacío, a la nada, el no poner nombres, el dejarlo a la imaginación de un lector que no sabe nada. El miedo, en definitiva… Pero muy bueno, de verdad.

    • No puedo criticar a los actores y actrices de cine que van a meterse en proyectos televisivos por primera vez si aún no lo han hecho. Cuando se metan podría dar nombres, pero en cualquier caso, si yo “no doy la cara” no voy a poner a nadie en el disparadero.

      Aunque a todos nos apetezca poner cara a esos actores conflictivos sería poco elegante hacerlo desde el anonimato, ¿no crees?

  8. Sabes que te quiero, Chico, pero este texto es un pelín condescendiente.

    • Tenía que haber sido más duro con ellos, ¿verdad? Pobres… en el fondo sufren mucho (y esto no tiene nada de ironía, ¿eh?).

    • No hablo tanto de la segunda parta del post, en la que criticas la profesionalidad de innombrados actores de cine que se pasan a la tele (con lo que, en realidad, pones bajo la sombra de la duda a todos ellos), sino de la primera, cuando apelas al actor que aún no ha probado la tele.

      Y me refiero a cuando hablas de que ‘no habrá DINERITO para todos’ o que ‘si no quieres comerte los mocos, será mejor que te comas tus palabras’. No entiendo la mala leche cuando, en realidad, es una opción totalmente respetable.

      Yo creo que un actor es un actor en teatro, cine o tele, pero entiendo que a alguno pueda no apetecerle la tele por razones como las que tú mismo desgranas más abajo.

  9. Un cariñoso saludo a todos los que contestáis a los posts con argumentos ad hominem. Y a ver si maduráis.

    • johnconstantinebastard dice:

      Por tocar los cojones a Sergio y Chico -es lo que tiene mi nick, oye, bastardo y manipulador- diría que es que , además, los actores de cine que se están metiendo en la TV se están llevando últimamente, ya sea por unas cosas o por otras, hostias como panes. Y con productos de calidades muy muy dispares. Jaenada con…. “eso”, Noriega, María Valverde, la serie de Belén Rueda parece despertar mas risa que otra cosa…

      Y ahora, pregunta a vosotros, los que estaís en el ajo ¿De verdad los directores de casting -o los directivos, me da igual- se piensan que poner a un actor como Jaenada de protagonista de una serie atrae público…? Todavía Noriega, en fin, que a lo mejor conserva una base de fans, o Belen Rueda, que tiene un cierto status de estrella…

    • Bueno, si el nombre es conocido supone un reclamo promocional claro: a la gente ‘se le queda’ el estreno de dicha serie y seguro que atrae espectadores extra en los primeros episodios.

      Además, la presencia de una Belén Rueda, por ejemplo, hace suponer que el producto tendrá un acabado técnico a la altura de su caché, por lo menos.

      Y, Chico, no hablas nada de las repercusiones negativas que puede tener esta elección en la carrera de un actor. Vamos, no creo que a Jaenada le viniera nada bien que le vieran actuando como el culo en ‘Piratas’.

  10. Como profesional sin experiencia en el cine me gusta conocer otros puntos de vista más “estelares”. Y qué narices, son buenos consejos para bajar la líbido a las estrellitas que se “rebajan” a trabajar en la tele, esa hermana pequeña del séptimo arte (que les da de comer a todos menos a mí).

  11. No soy anti “dos hombre y medio”,alguna vez he pasado un buen rato pero es cierto que los guionistas de esa serie escriben episodios cuando duermen.

  12. Regla dice:

    Efectivamente, Chico, el glamur no está reñido con el sentido comun, con la humildad, ni con la solidaridad con los compañeros de equipo. Aunque uno esté en pleno vuelo, también tendrá que aterrizar en algun momento.
    De todos modos, si después del post, comprueba que algunos de esos actores y actrices no siguen demasiado sus consejos, pruebe en otra ocasión a untar esos consejos con un poco de mantequilla para que sean más suaves o endulcelos con un poco de miel…jajaja

A %d blogueros les gusta esto: