AMAZING THINGS WILL HAPPEN

Hace poco Pablo Remón, amigo y compañero de la ECAM, tutor de tercer curso de guión de la escuela de Cine de Madrid y uno de los mejores guionistas de su generación, me invitó a dar una charla a sus alumnos. Para mi fue una bonita sensación, poque ambos estudiamos en la misma clase, junto a otras personas que a día de hoy son imprescindibles en mi vida. Además, visto desde la distancia, puedo decir que mis tres años de alumna de guión fueron una época muy feliz, tan llena de torpeza como de entusiasmo e ilusión.

Cuando me presentó les dijo a los estudiantes que yo había tenido una carrera larga y muy variada, que había hecho un montón de cosas, desde cine a tele, que había dirigido y escrito dos cortos, dado clase, etc. Al oírle decirlo, me di cuenta de que era cierto, aunque no había pensado mucho en ello antes. Así que me senté y les conté mi vida profesional prácticamente entera. Tuve que dar un par de palmas para despertar a alguno en medio de la chapa.

No tengo intención de transcribir la charla, porque el post se haría largo, aburrido y caótico. Pero creo que hay dos o tres sugerencias que me hubieran ayudado cuando yo estaba en los mismos pupitres que ellos ocupaban, hace bastantes años. Con deciros que en las aulas de la Ecam se fumaba cuando yo era estudiante, creo que ya está casi todo dicho.

1. Explota al compañero.

Desde mi salida de la escuela, mis compañeros de clase han sido y son buenos amigos, pero también y con mucha frecuencia han sido compañeros de trabajo. Es útil relacionarte con ellos porque el día de mañana, ellos te darán trabajo, o tú se lo darás a ellos. Y algo menos prosaico: vas a aprender tanto de ellos como de los profesores, o puede que más.

2. Termina lo que escribes.

El mundo está lleno de novelistas y guionistas increíblemente talentosos y brillantes pero vagos. ¿Cuál es la diferencia entre ellos y los autores muchas veces mediocres que se ganan la vida escribiendo? Que los segundos tuvieron la disciplina y el coraje de terminar sus guiones, novelas o proyectos; como mínimo, completa un estadio de tu obra que te sirva para ser propuesta o enseñada (un documento de venta de una serie; una sinopsis atractiva; un primer borrador, aunque tenga carencias). En primer lugar y sobre todo, porque sólo escribiendo se aprende. Y en segundo lugar, si no tienes un currículum extenso, no te va a servir de mucho pedir trabajo sólo con tu nombre y un título. Por eso es mejor incluir una prueba de que mereces que te hagan una prueba. Te coloca por delante en la carrera de los recién licenciados.

3. Compites contra tí mismo.

El mundo de la creatividad está lleno de frustración, envidias y sinsabores. No puedo asegurar que compense en todos los casos (sería mentir.) Creo que sólo compensa si, independientemente del resultado, te lo pasas bien escribiendo. Sin embargo, y aunque tengo la fortuna de pertenecer a este último grupo, sí he experimentado muchos más fracasos que triunfos (la proporción no la revelo para que no os pongáis tristes… o quizá sea yo quien no lo quiere recordar). Con cada fracaso he experimentado una dosis mayor o menor de frustración. Después de mucho cabrearme como una mona, durante muchos años, he aprendido algo que hace que me sienta mejor: sólo puedes exigirte el máximo de tu capacidad. Una vez alcanzas tu límite, o que crees que estás cerca, que ya no puedes hacerlo mucho mejor, entonces, aunque fracases, puedes y debes estar tranquilo. Porque todo lo que podías hacer ya lo has hecho. No puedes ser otra persona, y siempre habrá alguien mejor; tampoco puedes controlar muchísimos factores que intervienen en el destino de una producción audiovisual que no dependen de ti. Pero lo que sería auténticamente triste sería pasar de puntillas por tus propias habilidades. Eres a tí mismo a quien debes superar.

Las tres sugerencias son bastante obvias pero honestamente creo que son sensatas, me tendréis que perdonar el aire discursivo y de “hágalo usted mismo” del texto. Creo que es muy difícil hablar como si se fuera un ejemplo cuando las vidas, y también las carreras, a veces no tienen más sentido que el que les da el profesor o “charlatán” a la hora de relatarlas. Y es que eso es lo que hacemos: intentar “contarlo bien”, intentar articular los relatos de forma que tengan sentido.

No puedo prometer que lo tenga; si puedo asegurar que al menos lo he intentado.

Y de postre, un vídeo de alguien a cuya charla me hubiera encantado asistir y cuyas palabras me permito citar para acabar el texto.

“Por favor, no seáis cínicos. Odio el cinismo; para que conste, es la cualidad que menos valoro, no conduce a ningún sitio. En la vida, nadie consigue exactamente lo que esperaba conseguir. Pero si trabajas realmente duro y eres bueno con los demás, ocurrirán cosas asombrosas. Os lo digo: ocurrirán cosas asombrosas.”

7 respuestas a AMAZING THINGS WILL HAPPEN

  1. Name dice:

    Qué peligrosos son los consejos de los que tienen éxito. Confunden su camino con el camino al éxito. Steve Jobs decía que la Universidad tampoco era tan importante, porque él la había abandonado. Bush que hablar con Dios le había llevado a la Casa Blanca… Es importante no ser cínico, pero al que va sonriendo a todas partes le pueden partir la cara.

    • Kohonera dice:

      Con no seguirlos, listo.

    • OK al 100% con Name. El problema de lo que dice Conan es que a todos lo que siguen esa filosofía -respetabilísima, por otra parte – y se dan la ostia, nadie les pregunta ni les da un micrófono.

      Y hay tantos ejemplo de gente sin talento ni inteligencia que triunfa simplemente dedicándo su tiempo a medrar y puteando a los demás , casi en plan psicópata, que voy a dejar que cada uno elija sus propios ejemplos. Que los tiene. Eso quien no no hace gracias a enchufe. Creo que esto no es ser cínico; es siemplemente aceptar la realidad.

      La frase adecuada tal vez seía “Amazing things can happen”

  2. Raul dice:

    Felicidades por este post, porque habla de algo más que de escribir, y servirá tanto al que escriba como al que no; pero, hombre, lo de explotar al compañero suena un poco bruto, jajaja.

  3. Duanél dice:

    Genial post. A veces nos olvidamos de que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta: acabar los guiones y obligar a gente a que los lea. Como dice Joe Eszterhas, sólo sabrás que lo has intentado lo suficiente cuando la policía te arreste por pesado.

  4. Me ha gustado mucho este post, Ángela. Muchas veces nosotros mismos somos nuestros peores enemigos y nos ponemos barreras sin darnos cuenta. Trabajo, entrega y superación personal. ¡Esos futuros guionistas han tenido una buena life coach!

  5. Creo que fue aqui donde lei eso de “Un profesional es aquel que da su mejor esfuerzo aun cuando no tiene ganas” es la unica filosofia de exito que me parece prometedora sin importar quien la ejerza

    Aunque como decia Spider Jerusalem “Ser un hijoputa funciona”

A %d blogueros les gusta esto: