FIRMA INVITADA: ¿POR QUÉ ADAPTAR FORMATOS INTERNACIONALES? LAS CLAVES DE ‘GANDÍA SHORE’

31 octubre, 2012

Inma García es guionista y trabaja en el departamento de Formats & Development de Magnolia España, parte de Zodiak Media Company.

Gandía Shore es la adaptación española del formato de mayor éxito de MTV. Jersey Shore. Un reality con 6 temporadas y varios spin-offs de sus protagonistas que sigue las mejores vacaciones de un grupo de cuatro chicas y cuatro chicos con un nexo común. Son guidos y guidettes, italoamericanos que comparten algo más que un acervo cultural común, un estilo de vida con unos valores éticos y estéticos muy marcados que probablemente ya conocéis. Culto al cuerpo, la noche como universo, de la amistad y de pertenencia al grupo. Hedonismo a ultranza en las vacaciones locatis de sus vidas.

Desde que MTV se lanzó como canal tdt en abierto nos imaginamos hacer la versión española del programa. Primero porque éramos fans. Creo que es difícil ver dos programas seguidos sin encariñarse con Snookie, Vinnie, Pauly D y compañía. Hagan la prueba este puente de difuntos. Les invito a que sometan por ejemplo a sus padres a un visionado de al menos dos programas. Un experimento  que puden disfrazar de tétrico truco o trato. Porque detrás de esas moles de músculos, pelazos y lookazos aunque usted no lo sospeche, hay una sensibilidad oculta. Esconden un carácter tierno y un sentido positivo de la vida que los convierte en vulnerables y los acerca a nuestro corazón, ya bastante maleado por todo tipo de telerealidad.

Después de adaptar con éxito “Pimp my ride” (MTV Tuning) la trayectoria de la productora acompañaba. Magnolia produce el reality “Supervivientes” y a eso hay que añadir más de cuatro años de casting continuo de “Mujeres y Hombres y viceversa” lo que nos avalaba para acometer la tarea más peliaguda, definitoria e importante en un reality: el casting. En cuanto dimos los primeros pasos nos dimos cuenta de que podíamos partir de nuestra experiencia pero no podíamos contar con ese mismo perfil de personajes porque el programa se construye en torno a 4 chicos y 4 chicas con unas características determinadas y alejadas del concepto ramplón “un gran hermano de rafa moras”.

El casting de Gandía Shore, como sucede en el original Jersey Shore y su secuela inglesa Geordie, tiene una media de edad bastante jóven de 20 a 25 pero lo más importante, los 8 participantes tienen un nexo común. En las tres versiones de programa comparten una filosofía de vida y zona geográfica, la mayoría son de Levante o bien han veraneado siempre por esta zona. Chonis, canis, pokeros o poligoneros… “choni” es la categoría dentro de la que caben todos los demás, quedando el resto de denominaciones vinculadas a zonas geográficas de procedencia: los canis en Andalucía o los poligoneros eh… pues ahí claro en los polígonos. Creo que el uso de “choni” ha degenarado casí tanto como en su día el uso de “freaky” para cualquier persona que se salía de lo normal, desvirtuando así su significado y reduciendolo practicamente a nada. Normal  normal lo que se dice normal …hoy en día normal es solo un programa de mi lavadora y creo que estamos de acuerdo en que Snookie, Core y Belén Esteban pertenecen a mundos diferentes aunque les encalomemos a las tres un justificado “¡Pero que tía más choni!” así, por su sitio.

Los chicos de Gandía Shore son un paradigma juvenil. Tienen sus expectativas más o menos cubiertas en cuanto a bienes y ocio pero demandan espacios propios donde manifestarse como jóvenes, realizarse y afianzarse como grupo alejándose de los adultos. Jersey Shore y la adaptación española son una “playhouse” en la que estos jóvenes podrán por fin ser ellos mismos y pasar el mejor verano de sus vidas.

Consagrados al carpe diem viven cada minuto intensamente: cuidan su estética y son fieles al “Mens sana in corpore choni”. Han construido una identidad propia. Son muy sexuales sin prejuicios ni tabúes. Desinhibidos, alegres y sensibles su misión es petarlo.

Gandía Shore no es un concurso. Los participantes no ganan nada por llegar a la final del programa. No hay eliminaciones ni premio en metálico y de hecho pueden volver a sus casas cuando quieran (gran cebo para el 5º y próximo programa del domingo ¿Ylenia se va o se queda?). Esto marca una diferencia sustancial porque no son rivales y no se genera ese mal rollo “te piso la cabeza” inherente a algunos personajes de otros realities sin que esto por supuesto como ya hemos visto pueda impedir ni mucho menos que se desaten los conflictos fruto de la pasión y el exceso con el que afrontan cada día de sus vidas.

La elección de la localización en Gandía tuvo que ver con el gran éxito que tiene esta localidad como destino vacacional de los jóvenes en España. De de hecho lidera el ranking de las playas más populares en Tuenti por seguidores y registros (el Facebook español; muy popular entre los jóvenes con perfil Jersey Shore).

Siguiendo las pautas narrativas del formato original, son los totales de los personajes los que ilustran las secuencias del reality. El efecto es demoledor cuando lo que cuenta un personaje no se corresponde del todo o en nada con lo que sucedió realmente.

No existen lineas de guion para los participantes, las únicas reglas consisten en convivir en una misma casa y trabajar por turnos en ocupacione propias de la zona playera en la que se encuentran.

Gandía shore ha sido el primer reality producido para una cadena tdt en España. Un equipo de 80 personas ha trabajado intensamente este verano para ponerlo en marcha y se ha conseguido ajustar un presupuesto de reality a las dimensiones de la cadena que ha visto superadas con creces sus expectativas.  Un éxito sin precedentes. La media de share de MTV es de 0’7%. Con Gandía Shore ha conseguido un 4.8% en su estreno con 956.000 espectadores y un 90% de share social (twitter). A solo dos puntos de Telecinco en el target 13-24 años con un 21.1%. Me ha llamado poderosamente la atención que por comunidades autónomas Euskadi lidere ampliamente el segumiento del programa y me ha hecho pensar que quizás los vascos podemos ser los más soprendidos de España ante ese despliegue de desinhibición amorosa a cargo de nuestros protagonistas. Puede que estemos pidiendo desde nuestro audímetros un programa de coach-dating urgente para nosotros. Nos pondremos a ello.

El éxito del programa es una buena noticia para el mercado de la televisión española en general. Las adaptaciones de formatos internacionales a España son rentables también para las cadenas pequeñas. Un éxito que puede animar al resto de cadenas tdt a la producción propia. Además por primera vez un programa español será emitido en los canales que MTV tiene por “el mundo mundial”. Puedo ampliar más información sobre otros detalles interesantes si así me lo solicitan a través de comentarios. Estaré encantada de responder en la medida de lo posible.


NOTA DE PRENSA: CONFERENCIA MUNDIAL DE GUIONISTAS

27 octubre, 2012

La Segunda Conferencia Mundial de Guionistas traerá a Barcelona a algunas de las mentes más creativas del cine y la televisión actuales

Basándose en el éxito de la Primera Conferencia Mundial de Guionistas celebrada en 2009 en Atenas, Grecia, los guionistas de todo el mundo se reunirán en Barcelona los próximos 9 y 10 de noviembre de 2012 en la segunda edición de este evento, con el objetivo debatir sobre los cambios que se están experimentando en el sector audiovisual, y en el negocio del cine y la televisión.

Organizado por la Federación Europea de Guionistas (FSE), junto a la Afiliación Internacional de Sindicatos de Guionistas (IAWG) y el Foro de Asociaciones de Guionistas del Audiovisual (FAGA), la Segunda Conferencia Mundial de Guionistas contará con ponentes de prestigio internacional en los campos de las nuevas tecnologías, contenidos online y de marca y nuevas formas de entretenimiento transmedia; también contará con algunas de las mentes más creativas del cine y televisión.

“El nuevo espacio global ofrece oportunidades interesantes para los creadores y, sin duda, muchos retos también”, afirma la presidenta de la FSE y guionista Christina Kallas. “La segunda Conferencia Mundial de Guionistas traerá a las figuras más destacadas de todo el mundo para debatir sobre los aspectos que juegan un papel crucial en la definición del modo en que los guionistas profesionales y sus organizaciones pueden posicionarse en relación a nuestro entorno cambiante. La 2WCOS formulará una visión”.

“En un mercado cada vez más dependiente de las coproducciones internacionales, y un Internet sin fronteras, es esencial para los guionistas poder compartir información sobre lo que está sucediendo en cada uno de los otros territorios”, dice Sylvie Lussier, guionista y presidenta de  IAWG.

Juntos, los tres grupos representan cerca de 50.000 escritores de Europa, América del Norte, México, India, Israel y Nueva Zelanda. Asimismo, los organizadores esperan atraer a los representantes de las industrias cinematográficas emergentes de América del Sur, Asia y África.

La conferencia está patrocinada por las generosas aportaciones de las entidades de gestión españolas, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y Derechos de Autor de Medios Audiovisuales (DAMA). Con el soporte del Ajuntament de Barcelona, la Barcelona Film Comission / Catalunya Film Comission y Turisme de Barcelona.

Para más información pueden contactar con:

2wcos@fagaweb.org

Para consultar el programa actualizado y la biografía de los ponentes, por favor visiten el blog:

wcos2012.wordpress.com


ELEMENTAL, QUERIDO WATSON

26 octubre, 2012

Por Daniel Castro

Este lunes, un tweet me llamó la atención. Alguien preguntaba a los responsables de Boxoffice.es, página de información sobre taquillas de cine, si había alguna explicación para la recaudación en ese fin de semana de “Holmes & Watson. Madrid Days”, la última película de José Luis Garci.

Mirad abajo. Sí, la última fila. ¿Os sorprende algo?

Image

(La captura es de boxofficemojo.com. Al ser una web norteamericana, las recaudaciones están en dólares)

Pues sí, ahí está, mientras las demás van de rojo, ella viste de azul.

En su séptima semana, cuando una película ha desaparecido de la cartelera o, como mucho, languidece con descensos cada vez más pronunciados, “H & W” ascendía un 5.302,7 por ciento. La película se proyectaba de pronto en catorce pantallas más y la media de recaudación por copia se elevaba por encima de los 2.000 euros, cantidad sólo superada por “Lo Imposible” y otras tres películas mucho más comerciales y recientes que “Holmes…”.

Poco después de la publicación de esta extraordinaria recaudación, Alta Films hacía público que, desde el 17 de este mismo mes, no distribuye “Holmes & Watson. Madrid Days”. Efectivamente, así consta en el ICAA. (Pese a todo, Alta Films, sigue, a día de hoy, anunciando en su web la película de José Luis Garci).

No hace falta ser detective para imaginar cuál es la razón de esa llamativa subida: se produjo una compra masiva de entradas. Y resulta lógico suponer que el objeto de esa compra era que “H & W” llegara a los 35.000 espectadores que – según dice Oskar L. Belategui en un detallado artículo en El Correo – permiten obtener una ayuda suplementaria del ICAA. Presumiblemente, alguien decidió proporcionar artificial y rápidamente un “empujón” a la recaudación. Pero da la impresión de que en este caso el “empujón” fue demasiado llamativo.

La empresa Rentrak, encargada de la información oficial de taquilla, enviaba el miércoles un nuevo ránking “corregido” del que el film de Garci simplemente había desaparecido.

Buscando en los medios de comunicación me ha resultado sorprendentemente difícil encontrar artículos sobre el asunto, que tiene muchos elementos para provocar un gran escándalo. Las excepciones han sido un gran artículo de Luis Martínez para El Mundo que sólo he encontrado en la edición en papel y el ya citado, “Garci hace cuentas”, escrito por Belategui en El Correo, sólo accesible mediante“Kiosko y más” (de pago). Eso sí, mientras preparaba este post, se ha publicado otro gran artículo en Cinemanía, el único que puede leerse gratuitamente. ¿Por qué, hasta el momento, no ha aparecido mención alguna en El País, ABC o La Razón? ¿Por qué los medios que suelen conceder mucho espacio a cualquier “escándalo” del cine español no han tenido a bien informar sobre él? Un elemento que conviene tener en cuenta es que el principal protagonista del caso, José Luis Garci muestra afinidad por el Partido Popular, de hecho, en “H & W” los actuales Ministro de Justicia (Alberto Ruíz Gallardón) y Fiscal General del Estado (Eduardo Torres Dulce, también coautor de la idea original de la cinta) protagonizan sendos cameos. ¿Es ése uno de los motivos de este silencio o debemos achacarlo exclusivamente a la pereza y/o incompetencia de algunos medios de comunicación?

Image

Según la web del ICAA (que, por cierto, tampoco parece haberse dado por enterada del fin de semana “loco” de la película y consigna que ha tenido “sólo” 19.199 espectadores) tras rescindir el contrato con Alta Films, la distribuidora actual de “H & W” es World Line Cinema. ¿Serían ellos los encargados de esa triunfante reaparición de la película de Garci? Encontrar datos sobre esta distribuidora en Internet resulta casi imposible. Sin web propia, sólo fui capaz de dar con el nombre de dos personas que, al menos en marzo de este año, eran sus responsables: Rafael Herrero y Gerardo Silva. World Line ha distribuido al menos dos películas en nuestro país, ambas pasaron casi inadvertidas, se trata de “Ni pies ni cabeza”, dirigida por Antonio del Real y de la coproducción con Argentina “Pecados” de Diego Yaker.

Yago García, en el artículo de Cinemanía que he enlazado arriba, afirma que en World Line eluden toda responsabilidad y remiten a la productora de Garci, Nickel Odeon. “Nickel Odeon habrá hecho una promoción especial: nosotros no sabemos nada” – dicen. World Line Cinema, al parecer, todavía no ha conseguido “colocarla” en ninguna sala. En Nikel Odeon no responden.

Image

Una película fantasma

Averiguar en qué salas se proyecta la película también me ha resultado complicado. A día de hoy no he sido capaz de encontrar un solo cine en España que tenga “Holmes & Watson. Madrid Days” en cartelera. Tampoco ninguna de las 17 salas que supuestamente la proyectaron durante la semana pasada. ¿Llegó a programarse la película en algún cine de España durante la semana pasada? O, simplemente, alguien decidió hacer llegar a las empresas de contabilización de taquilla datos falsos con objeto, tal vez, de obtener ayudas del ICAA? (Si alguno de vosotros sabe de algún cine de España donde se programara la película, por favor, escribid en la sección de comentarios del blog).

Sé que algunas personas pueden pensar que escribir sobre un asunto tan turbio puede contribuir a empeorar, aún más, la imagen que el público general tiene sobre el “cine español”. También sé que otras compañías productoras, distribuidoras y exhibidoras (escribí ya sobre esto aquí, de un modo lateral) han participado en prácticas similares para obtener ayudas y preferirían que estos casos no fueran denunciados públicamente, para evitar sufrir una vigilancia más estrecha.

Pero quiero creer que casi todos preferimos que el dinero de las ayudas vaya a películas que cumplen los requisitos legales. Películas que sean culturalmente relevantes y/o comercialmente viables. También quiero creer que preferimos la legalidad al fraude y la verdad al engaño. Si este post y los cada vez más numerosos artículos que se están dedicando a este escándalo contribuyen a que el ICAA investigue el asunto y sancione, si es preciso, a los responsables, lo daré bien empleado.

Después de todo, tal vez este castizo Sherlock Holmes de Garci sí haya llegado para, de forma irónica, desvelar la verdad, desenmascarar a los impostores y hacer justicia.


//


FIRMAS INVITADAS: EL ODIO, LA ADRENALINA, LA CALMA

25 octubre, 2012

Isabel de Ocampo es directora de cine y presidenta de CIMA. En 2009 logró el Goya al mejor cortometraje de ficción con MIENTE y en 2012 ha estrenado su primer largometraje, EVELYN. Hoy nos habla del proceso de escritura de ese guión.

EL ODIO

Escribir el guión de EVELYN fue la parte más difícil de todo el proceso de crear esta película. Mucho más que rodarla, planificarla,  afrontar los problemas de producción, dirigir a los actores… El guión fue lo más difícil por un sólo motivo: el tema es terrible.

La violencia en general es muchísimo más llevadera si la comparamos con el tema de nuestra película: el tráfico de mujeres para su explotación sexual donde, a la violencia física y psíquica se le suma la abyección moral, la trasgresión ética,  la… la…

No tengo palabras.

¿Cómo logras escribir un guión cuyo tema odias? ¿Cómo logras escribir una película cuyo tema es tan horrible que ni tu mismo irías a verla?

Porque normalmente, la peripecia, la trama, los puntos de giro, la arquitectura de cómo ir construyendo ese mecano para que cada pieza encaje y el resultado final funcione es lo que ocupa la mente del guionista cuando escribe. Pero hubo una primera etapa de la escritura en que teníamos que convivir con el hecho de odiar la idea. Es una sensación perturbadora: valoras tu historia, convives con ella en la cabeza, pero al mismo tiempo la detestas. Tenía un problema de vinculación emocional con la película.  Y lo peor de todo es que a mi no me gustan las películas que consisten en hacer sufrir a una mujer. David Mamet nos cuenta en  Bambi contra Godzilla como llaman en Hollywood peyorativamente a este “sub-género”: fem jep (females in jeopardy, mujeres en peligro).

Pero por debajo del odio yo quería saber por qué y cómo una mujer se convierte en prostituta. Es decir, qué pasa en la mente de quien hoy dice “no quiero” y poco tiempo después se te ofrece con una sonrisa seductora.  Y me encontraba con que todas las películas que abordaban este tema tenían una delicada elipsis que te evitaba los peores momentos, justo ese lapso de tiempo clave donde se produce la transformación. Me interesaban esas mujeres y como gestionan su dolor para convertirlo en energía de supervivencia. Me intrigaba el proceso de “construcción de la puta” porque era el reverso de la

“socialización del ama de casa perfecta”. Dos caras de la misma moneda, la santa y la puta, dos construcciones culturales con un denominador común, la utilización del cuerpo como elemento definitorio de la identidad. La puta mostrándolo, el ama de casa decente escondiéndolo.

Y cuantas más películas veía sobre el tema, más elipsis me encontraba. Esta fue la segunda gran dificultad: de lo que yo quería hablar era de lo que, con razón, todo el mundo evitaba hablar. Este era el aspecto del guión que nos traía (a Juanma Romero y a mí) por la calle de la amargura.

Sin embargo había otros puntos del guión que me hacían conectar más con la parte bonita de este oficio. Porque cuando escribes una película en realidad estas participando en una gigantesca tela de araña de ideas que se conectan entre si. Todas las historias que escribas han sido escritas ya, pero ninguna tiene tu punto de vista. Cuando quieres escribir una película sobre un tema, y si haces caso  a Robert Mckee, te verás todas las pelis que aborden ese tema. Y entonces tu escribes la tuya y ahí queda para bien o mal, pero ahí queda, y cuando llegue el siguiente que quiera hacer una peli similar, se tendrá que ver la tuya para partir de ahí y continuar hacia otro lugar.

Yo tenía en la cabeza Le trou (La evasión) de Jacques Becker. Me encantó. Recordaba cuatro o cinco tíos metidos en una celda intentando huir y recordaba con nitidez la banda sonora, minimalista, hecha de golpes, golpes, golpes…. golpes que se te metían en la cabeza y en el estómago y te transmitían ellos solos, todo el nerviosismo de esos presos que se querían escapar.

Porque para combatir ese tema tan odioso, intentábamos escribir una atractiva historia carcelaria llena de suspense: una chica encerrada en un puticlub quiere escapar. ¿Lo conseguirá? ¿No lo conseguirá?

Y empezamos a escribir escaletas.  Acabo de abrir la carpeta “Evelyn>Guión>Antiguo 1>Escaleta 1” que llevaba sin ser abierta un año. Y dice así el primer punto:

  1. Deby mata a un policía y lo esconde debajo de la cama. Cuando entra el chulo, Reynaldo, quema el dinero.

Ni de lejos Evelyn empieza así, pero esto me hace recordar algo: yo quería empezar muy fuerte. Con una historia de estructura no lineal para poco a poco ir encajando las piezas. Como Amores Perros. Se lo comenté a un amigo y me dijo “trata de escribirla de forma lineal y luego prueba a descomponer”. ERROR. Hace poco en una charla de Eliseo Altunaga en la Fundación Autor lo mencionó: si quieres escribir una historia de estructura no lineal, lo tienes que hacer así desde el principio, no funciona descolocar las piezas luego. La intuición nos decía que era necesario contar de dónde venía esa chica y que a medida que iba creciendo la intensidad de la película, meter un flash back… no iba a funcionar. Ahora creo que la estructura que tiene EVELYN es la que tiene que tener. Porque es fundamental contar de donde viene esa chica para entender cómo le afecta todo lo que le sucede luego.

Y encuentro otra frase que me hace soltar una carcajada:

  • En algún momento del clímax Deby rompe la pared con la pata de la cama y hace un agujero para salvar a su amiga.

Y aquí llegamos a LA IMAGEN que tenía en la cabeza desde el principio. Sobre un plano de una pared, mientras escuchábamos a su amiga sufrir en la habitación de al lado, Evelyn, que por entonces se llamaba Deby golpeaba la pared y el espectador, lo único que alcanzaba a ver es una pared siendo golpeada con violencia (golpes, golpes, golpes) hasta que se abría un agujero y veíamos lo que pasaba al otro lado. Quería lograr que el clímax de la película fuera un plano fijo sobre una pared en la que se abría un agujero. Es decir, construirlo con el audio (la esencia de La huida de Becker). Utilizar el mínimo de recursos y lograr el máximo de intensidad.

Encuentro otro documento que data del 31/12/08 que se llama “miente2 en fichas”. Por entonces, no teníamos título.  Y Miente es el corto que inspira esta película (y con el que le arrebaté el Goya a Sergio Barrejón en 2009, jajajaja). No teníamos título pero teníamos claro que la estructura de la peli era las fases de la aceptación de la muerte.  (Por cierto, nótese la fecha en la que yo, a excepción del mundo, estaba trabajando…)

He dejado la parte de abajo porque me hace gracia recordar cómo antes pensaba que Syd Field era lo más…

LA ADRENALINA

Poco a poco a lo largo de año 2009 dimos con la primera versión de guión. Una chica encerrada en una habitación prácticamente toda la película. Paralelamente habíamos iniciado un proceso de documentación intensa. Habíamos contactado con periodistas, policías, escritores… habíamos intentado hablar con víctimas de trata. Y aunque todo era complicado y hermético una cosa sí aprendimos: antes de recibir hay que dar. No puedo explicarlo pero es así.

Una buen día pasó algo con lo que todo guionista sueña: conocimos al personaje que habíamos creado. Una de las principales ong’s que operan en Madrid había aceptado leer nuestro guión y pasárselo a varias mujeres que habían atravesado por esa experiencia. Nos citaron y al poco nos encontramos alrededor de una mesa con unas 9 mujeres de varias nacionalidades que habían sido engañadas de distintas formas para ejercer la prostitución. Todas ellas nos fueron relatando sus historias. Fue emotivo y muy alucinante. Comprobar como entre ellas no conocían los detalles de lo que le había pasado a la otra, y la fuerza y el suspense de sus relatos empujaba a las demás a preguntar. ¿Y porqué no escapaste? ¿Y porqué no hiciste aquello o lo otro? Me di cuenta de la increíble fuerza dramática de lo que contaban y acepté el reto: había que trascender lo horrible del tema. Había que lograr una película que se te metiera en el estómago y te retorciera las entrañas. El odio se había transformado en energía creativa de fuerza 20 en la escala Richter. Había que conseguirlo.

Y como si de una caja de Pandora se tratara empezamos a ser recibidos por escritores, periodistas, policías, proxenetas, clientes, madames… toda una fauna increíble de personajes algunos de los cuales parecían haber sido sacados de la ficción que intentábamos crear y poco a poco nos sumimos en la contemplación de nuestra propia sociedad desde un punto de vista hasta entonces sólo imaginado: el Mal de verdad.

Comprobamos que el nexo que une la corrupción, el tráfico de drogas, los alunizajes de las joyerías, las contabilidades A, B y C, el blanqueo de capitales, los trapicheos varios… El elemento que todos estos negocios ilegales comparten son las prostitutas. Mujeres tratadas como ganado para celebrar cierres de negocios, extorsionar a políticos, chantajear a las familias. Material para escribir películas el resto de nuestras vidas. Y durante un tiempo andaba como sonada, mientras asimilaba todo lo que me contaban. Se me dio la cabeza de sí.

LA CALMA

A día de hoy, que EVELYN ya se ha estrenado y yo estoy a otra cosa, me doy cuenta de que la escribí de forma completamente contraria a como (supongo) trabaja la mayoría los guionistas. La fuimos creando paso a paso, secuencia a secuencia, de manera 100% orgánica y totalmente intuitiva. Utilizándome a mi misma de cobaya emocional y con un arco aproximado de lo que tenía que pasar, pero nunca con un mapa de acontecimientos fijado de antemano. Como los escritores escriben sus novela, sin saber a veces qué va a pasar a continuación. Un método que tiene sus ventajas y sus inconvenientes, claro. La gran desventaja es que puede ser caótico. La mayor ventaja es que es completamente visceral.

Otra de las grandes lecciones que he aprendido dirigiendo mi primera película es algo que ya sabía, como suele pasar. Guión viene de guía. Y una guía es como un libro de instrucciones con consejos para conocer bien algo, para llevar a buen termino alguna acción. Seguramente habréis oído esa frase de que “una historia es la que se escribe, otra la que se rueda, otra la que se monta”.  Y curiosamente, muchos de nosotros estudiamos los guiones de las películas a través, no del guión de esas películas sino de su montaje final. Es decir, a través de la tercera historia, no la primera. ¿Qué consecuencias tiene esto y de qué manera influye en cómo escribimos? Os lo dejo a vuestra reflexión…

Yo lo que he aprendido es que un guión tiene que estar bien armado pero poseer una gran dosis de flexibilidad que permita a la magia surgir. Es como llevar la historia envuelta en papel burbuja, tiene que respirar, tiene que estar holgada, tiene que haber material para montaje.  El guión es una guía, no la tabla de los diez mandamientos. A veces la actriz está especialmente inspirada y hace la interpretación de su vida en la secuencia más accesoria, justo cuando un rayito de sol se cuela en el plano y el eléctrico mueve 2 grados el stico y sus ojos llorosos llenan el plano de una manera que te embarga, y ese minuto de historia que iba a caer en montaje se transforma en un pico de emoción. A veces te pasas días inventado secuencias y diálogos que sirvan para redimir a un personaje y llega la actriz y te lo logra en un solo plano  haciendo temblar su barbilla. Nunca sabes qué puede pasar. Sólo te queda tener la antena bien sintonizada para capturar el mayor numero posible de momentos mágicos.  Y por supuesto tener un equipo como el que yo tuve, lleno de profesionales con gran sensibilidad y destreza.

Hay muy poca gente que sepa realmente lo  difícil que es escribir un guión. Y a mí éste, me ha cambiado la visión de la vida. EVELYN se proyecta el próximo miércoles, día 31 de Octubre, en la Filmoteca de Madrid. Si tenéis la oportunidad de verla entenderéis lo que digo.

EVELYN. Guión de Isabel de Ocampo y Juanma Romero.


EN PLAN ROMÁNTICO

24 octubre, 2012

por Peris Romano

En apenas unas horas, dentro de la sección oficial a concurso de la Seminci, se estrena el que es mi séptimo cortometraje: En plan romántico. He de reconocer que ha sido toda una sorpresa. No porque no esté satisfecho con el trabajo y el resultado final, si no porque siempre he creído que la comedia romántica es un género considerado menor por la crítica y los festivales (no por el público), que tienden más hacia el drama o la experimentación. Así que no podía imaginar un mejor arranque.

Y es que, a pesar de disfrutar como espectador con todo tipo de cine y de géneros, como guionista y director suelo tender más hacia historias minimalistas, de corte urbano. Historias del día a día, a medio camino entre el drama y la comedia, donde puedes identificarte con los personajes, con la situación que viven, con lo que cuentan, con las decisiones que toman… Me gusta analizar, darle la vuelta y contar de una manera diferente, esos momentos por los que todos hemos pasado, estamos pasando o pasaremos en algún momento de nuestra vida.

Es quizás por esto que también, visualmente, mis guiones piden estar a disposición de los personajes y de la historia. Por ello siempre he buscado una fotografía realista, basada principalmente en reforzar la luz del ambiente y sin artificios; con una cámara que pase desapercibida, muchas veces en mano, casi escondida y alejada de la acción para que el espectador asista como un voyeur a todo lo que ocurre, trasmitiendo así una mayor sensación de realidad de todo lo que ocurre… No obstante aunque esto queda muy bien así puesto, en el mundo del cortometraje, esta forma de escribir y de rodar no sólo es una decisión artística, si no que principalmente suele ser una cuestión presupuestaria. Únicamente algunos directores tienen la paciencia de buscar financiación privada o por medio de subvención (cuando las había) para rodar esa historia que tienen en la cabeza. Otros, la mayoría, no podemos.

Cuando lo que quieres es rodar por encima de todo, fuerzas la creatividad para que tu idea cumpla varios requisitos. Hay que escribir a la vez que produces. Por eso lo primero es ajustarse y comprometerse con un presupuesto razonable o contenido. Que sea una historia que puedas permitírtela. Lo de dejarte los ahorros en un corto no es una buena idea. El dinero que te está costando es en lo único en lo que estarías pensando durante el rodaje y a saber cual es el engendro que acabaría saliéndote. Hay que estar en lo que hay que estar. Sé por experiencia que hacer cine es el arte de la renuncia y creo que es mejor renunciar desde el papel a ciertos aspectos, que hacerlo en el rodaje. Además, para mí el cortometraje es el placer de contar historias porque sí, motivado sólo por el amor al cine y lo que hago. Nunca espero nada más allá que “escupir” esa historia que llevo dentro y que la vea el mayor número de gente. Así que al contrario que muchos otros cortometrajistas, jamás he diseñado ni distribuido mis trabajos con una estrategia comercial…

Mi cuarto trabajo en formato corto, Trío, fue estrenado directamente on line el mes de febrero de 2009 y en poco menos de una semana tuvo más de 10.000 visionados. El único medio para promocionarlo fue mi muro de Facebook y el de algunos miembros del equipo. Fue así, gracias a la red social, como conocí al que hoy en día puedo considerar mi productor, Sergio Barrejón. Le había gustado mucho y estaba sorprendido de que no lo hubiera mandado a ningún festival y que hubiera decidido “regalarlo” así sin más. Yo le reconocí que no tenía ni tiempo ni ganas de molestarme en enviarlo, que desconocía por entonces el funcionamiento de las distribuidoras. Además, habíamos tenido algunos problemas con el material original en vídeo, y no estaba muy satisfecho del aspecto técnico, en concreto de la foto. Pero aún con esto, él estaba convencido que con algo más de trabajo en la sala de montaje y con la distribución adecuada, era un trabajo que podría funcionar.

Llegamos a un acuerdo: él encargaría económicamente de solucionar todos esos problemas, y además se lo pasaría a Freak, considerada como la mejor distribuidora en lo que a pequeño formato se refiere. Para mi sorpresa, a pesar de mis inconvenientes técnicos, a Freak también le gustó mucho y una vez borrado su rastro de la red y solucionados los aspectos técnicos, arrancó la distribución. En un año, con algo más de 1.000 euros de inversión total, obtuvimos 30 secciones oficiales y 11 premios. Hoy lo “reestrenamos”:

Con esta experiencia y viendo que independientemente del presupuesto, se puede diseñar un corto para que funciones en festivales, decido abandonar temporalmente la comedia para probar suerte en el drama con Todo lo que sube. Con un presupuesto de 2.000 euros, es el único trabajo en estos casi 4 años que Barrejón no ha estado detrás y que a pesar de obtener algo más de una treintena de secciones oficiales y contar también con Freak para la distribución, los premios no llegaron. No sé decir que es lo que falló o mejor dicho, en que no acerté. Supongo que no marqué la diferencia, que es lo que hay que hacer para llamar la atención, pero independientemente de esto o de su rentabilidad, he de decir que es uno de los cortometrajes de los que más orgulloso estoy junto a El efecto Rubik.

Mi siguiente proyecto con Barrejón, fue Llámame Parker. Ya conté aquí la experiencia y como le “engañé” de nuevo sin renunciar a mi filosofía de producción. Empeñado en que lo que cuenta es tener una buena idea por encima de artificios y grandes presupuestos, y puedo decir con alivio casi dos años después de estrenarse, que no estaba equivocado y así lo respaldan las 34 secciones oficiales y los 9 premios cosechados. No está mal para un documental de tres minutos y treinta segundos con menos de 600 euros de presupuesto.

En plan romántico es mi vuelta a la comedia y de nuevo a esta filosofía de producción más acorde que nunca con los tiempos que vivimos. Todo surge cuando empecé a desarrollar un guión de largometraje en el que aplicar todo lo aprendido en este tiempo. En plan romántico nace de una de las escenas de ese largo. Porque, siendo realista, asumo que por muy bajo que sea el presupuesto, las productoras no están para nada ni para nadie. El crowdfunding es hoy en día la opción más viable de financiación para este tipo de proyectos, pero sin paciencia para ponerlo en marcha en esos momentos y con mucho mono de rodaje, decidí sacar la historia de Pablo y Lola del guión y convertirlo en corto.

Sin olvidarme del largo, por ahora no tenía más pretensiones que rodar sólo por el placer de rodar. Y mi idea además era hacer una gamberrada, una parodia de las películas de Tom Hanks y Meg Ryan, especialmente de “Algo para recordar” o “Tienes un email”. Buscando esa parodia, con la “supervisión” de Barrejón, al final encontré la manera de homenajear humildemente a todas esas comedias románticas que me han marcado como espectador y a la vez me han formado como director. Hablo de películas, por citar algunas, como “Sucedió una noche”, “Tú y yo”, “El apartamento”, “Annie Hall”, “Cuando Harry encontró a Sally” o “Alta fidelidad”. Repito, un género menor para muchos, pero que para mí siempre ha sido de mis favoritos y con el que más he disfrutado en la butaca. Quizá solo yo vea todas estas referencias en el resultado final, pero de alguna manera Pablo y Lola, la pareja protagonista, son mi visión actual, madrileña, treintañera y desenfadada de Tom Hanks y Meg Ryan teniendo la conversación más importante de su vida sentimental… por Skype.

Dani Pérez Prada y Rut Santamaría son Pablo y Lola en En Plan Romántico.
Fotos: @Natxo López.

Esta vez le enseñé el guión a Sergio sin más intención que recibir su opinión y consejos. Desde hace 3 años es la primera persona a la que le enseño todo lo que escribo y reconozco que hacerlo, siempre ha mejorado mi trabajo. No iba a pedirle un céntimo, es más, pensaba rodar únicamente con un chico de sonido, un cámara y los actores. Unos 200 euros, incluso menos. Presupuesto asumible para mi bolsillo y “vergonzoso“ para pedírselo a un productor, pero como hay confianza…

Una vez leído me preguntó: “¿Qué necesitas?” y yo, que siempre quiero tenerlo cerca, le conté cual era mi “diseño de producción”. Pero a pesar de la sencillez de la propuesta, y de los resultados obtenidos anteriormente con la formula low cost, apostó está vez por hacerlo a lo grande y rápidamente puso en marcha una producción en la que incluía grabar con la última cámara de RED, la EPIC X de Morituri que estrenamos casi sacada de la caja. Y un equipo técnico de primera, entre los que se encuentran Antonio J. García, director de foto de Impávido y Fuga de cerebros 2; Raúl de Torres, montador de Pagafantas o No controles, o Aran Calleja que ha puesto la música (además de a estas dos últimas) a Éramos Pocos, corto nominado al Oscar. Incluso la Foto Fija es de Natxo López, uno de mis referentes de la comedia española televisiva y que aparcó sus labores de guionista para dejar constancia fotográfica del rodaje. Y así un largo etcétera.

Rodaje de En Plan Romántico. Foto: @Natxo López.

Y ante tal despliegue, sin renunciar a mi estilo, decidí que había llegado el momento de aprender de experiencias pasadas, no repetir fórmulas, optando por huir en está ocasión de todo lo que pudiera resultar “indie” y que ya había hecho en mis anteriores trabajos. Me olvidé de la cámara en mano y los escorzos, jugando más con las posiciones de cámara y las diferentes ópticas, acercándome así a la estética más efectista y comercial del género. Me costó, me resistía a cambiar de fórmula, pero por suerte esta profesión es un trabajo de equipo, el cual me contagió las ganas de superarme. Y esta unión de factores, se ha traducido en una sección oficial, como único representante Español en uno de los festivales más importantes del sector.

Es cierto eso de que hay que fallar para acertar. Y he aprendido que está guay hacer cortos de un presupuesto casi cero y obtener mucho más de lo que esperabas, pero también he aprendido que hay un termino medio entre el “aquí te pillo aquí te mato” y el periplo de subvenciones o de la búsqueda de financiación privada. A veces merece la pena esperar un poco.

Estoy convencido que en estos tiempos de incertidumbre que vivimos, el cine no puede ser únicamente para los privilegiados, también debe ser para los valientes. Y la valentía siempre tiene recompensa.


DE TODO ESTO NO TE ENTERAS POR TWITTER

21 octubre, 2012

Por David Muñoz.

Como ya sabréis quienes visitáis habitualmente esta página, los “Bloguionistas” vamos a dar un curso en Hotel Kafka que debería comenzar el próximo día 24.

En la página de Hotel Kafka podéis encontrar este texto explicando en qué consiste el curso:

“Este curso es un seminario práctico enfocado a aspirantes a guionista, estudiantes de audiovisual, y a cualquiera interesado en el día a día del trabajo del guionista en España. Los siete guionistas fundadores del blog Bloguionistas ofrecen una visión global de la industria, con especial énfasis en el acceso al mundo laboral y en cómo crear y distribuir la propia obra. Profesionales y docentes con varios años de experiencia, cada sesión impartida por este grupo de Bloguionistas cubre un aspecto crucial y práctico de la creación audiovisual: el trabajo del guionista de cine, de televisión, de cortos, e incluso cómo crear formatos para Internet”.

El programa del curso es el siguiente:

1. “Cómo crear un documento de venta para una serie de tv”. Angela Armero.

2. “El desarrollo de series de tv: De la idea a la pantalla”. Natxo López.

3. “Webseries: nos lo montamos por nuestra cuenta”. Cristóbal Garrido.

4. “El cine y la vida, el reto de la creación independiente”. Daniel Castro.

5. “Cómo tratar de ser guionista de cine en España (y pagar el alquiler todos los meses)”. David Muñoz.

6.  “Guía para pelearse con la verdad: ficción basada en hechos reales”. Carlos López

7. “Crowdfunding, Crowdsourcing y Transmedia”. Guillermo Zapata.

Nuestra intención es que sea un curso muy útil para todos aquellos que necesiten ayuda a la hora de decidir cómo plantearse su futuro en esta profesión.

Yo habría dado un brazo y parte del otro por haber podido asistir a un seminario así cuando empezaba.

Sin embargo, a pocos días de su fecha de arranque, el curso todavía tiene plazas libres.

Y sí, la crisis puede ser una razón. No creo que la matrícula sea cara, pero aun así estamos en un momento en el que todos nos pensamos si merece la pena gastarse o no 390 euros.

Otra posible razón es que a nuestros posibles “clientes” les parezcamos unos majaderos. Pero respecto a eso sí que no podemos hacer ya nada. Hemos publicado demasiadas entradas en este blog como para que quien piense así de nosotros vaya a cambiar ahora de idea.

Lo que sí me parece que puede pasar es que nuestro público potencial se pregunte: “¿Para qué voy a pagar por un curso así si todo lo que me van a contar lo puedo encontrar en Internet?”.

Al fin y al cabo, nunca había habido tanta información disponible sobre el mundo del guion. Y además, gratis.

Pero pese a ser cierto que se puede aprender mucho en Internet sobre cómo es ser guionista en España, también es verdad que hay muchas cosas que solo pueden llegar a saberse conversando con profesionales del guion en activo. Y esa información es a veces la que puede darte la pista que necesitas para saber cómo orientar tu carrera.

Por Ej., yo hace poco estuve comiendo con varios guionistas, y en dos horas descubrí muchísimas cosas que me interesaban sobre el funcionamiento de un par de productoras de cine españolas. Cosas que jamás habría descubierto de otra manera.

Como sabemos todos los que alguna vez hemos acudido a una charla de algún profesional, no es lo mismo lo que se cuenta delante de un público reducido, que lo que uno se atreve a dejar por escrito.

O por lo menos no ERA lo mismo.

Porque en la “era twitter”, por desgracia está empezando a serlo.

Hace unos años, era posible ir a escuchar una charla de, por Ej., el guionista de una serie, y averiguar cómo funcionaba realmente la productora para la que trabajaba, descubrir si de verdad leían las pruebas que les llegaban, si había alguna posibilidad de ser contratado en una de sus series sin tener experiencia previa, etc. Porque una cosa es lo que se dice, y otra muy distinta, lo que se hace. Aunque a veces lo olvidamos, la mayor parte de la información que consumimos no merece ese nombre. Es publicidad.

Pero ahora, ese guionista que se atrevía a explicar cosas interesantes sabiendo que sus jefes jamás iban a enterarse de lo que había dicho, tiene miedo y se calla. Porque, si estás hablando y ves a alguien tuiteando, te cortas, entras en “modo propaganda”, y en vez de contar lo que querrías contar sobre cómo fue de verdad escribir la película X para la productora Y, te sientes de pronto en el “making of” de un DVD. ¿El proceso de desarrollo del guion? ¡Maravilloso! ¿El director? ¡Un genio! ¿Y los productores? ¡Que decir! ¡Te faltan palabras para describir su valía! A ver si va a resultar que lo que estás diciendo sale de allí y no te vuelven a encargar un guion en la vida.

Mi impresión es que las redes sociales han hecho que la cantidad de información aprovechable desde el punto de vista profesional disminuya cada día. Con el añadido de que no lo parece. Ante semejante avalancha de datos, es muy fácil convencerse a uno mismo de que sabes todo lo que hay que saber, cuando en realidad lo que sabes no vale para nada.

Si por Ej. te paras a analizar el contenido de la mayor parte de los tweets… ¿con qué te encuentras? Pues con que el 90% de ellos son, o bromillas insustanciales, o publicidad. Casi todo el mundo quiere vender algo. Suyo o de sus amigos. Lo que realmente querríamos que nos contara ese productor que escribe 30 tweets al día y tiene 6.000 “followers” deseosos de saber cómo funciona realmente su empresa… eso nunca lo va a contar. Por lo menos ahí no.

Y además es normal que sea así. Ni el formato lo permite ni tampoco resultaría prudente. Es fácil ser malinterpretado. Que se lo digan a Nacho Vigalondo.

Pero entonces… si no conoces a guionistas profesionales con los que tomar unas cañas, ¿cómo conseguir que alguien responda honestamente tus preguntas sobre el mundo del guión? ¿Cómo  descubrir cómo funcionan de verdad las cosas?

Pues en un curso como este.

Sinceramente, creo que por el lugar en el que se celebra el curso de Bloguionistas, y por el número de alumnos que se pueden inscribir en él, las charlas pueden parecerse mucho a esa comida mía con guionistas de la que he hablado algunos párrafos más arriba.

En un ambiente relajado, en los siete días que dura el seminario se dirán muchas más verdades de las que vais a poder encontrar gratis en Internet.

Eso sí, que nadie las tuitee después, por favor.

Y ah, si tenéis alguna duda respecto al curso, o queréis regatearnos el precio de la inscripción, podéis escribirnos a: bloguionistas@gmail.com.


TODO LO QUE SÉ SOBRE EL GUIÓN

18 octubre, 2012

por Sergio Barrejón

Los amigos de la Asociación La Claqueta organizan desde hace años talleres de iniciación al cine para chavales dea ESO, bajo el nombre de TRASCINE, y con la financiación (digámoslo en voz baja, no vaya a ser…) de la Comunidad de Madrid.

Colaboro con ellos hace años, y hace poco me han pedido que les conteste un cuestionario sobre el trabajo de guionista y director. Se supone que debo usar un lenguaje sencillo y directo, porque es para chavales (aunque usar un lenguaje sencillo y directo siempre es una buena idea).

He pensado que podía compartir aquí algunas de mis respuestas al cuestionario, a ver qué opinan ustedes:

SOBRE LAS IDEAS Y CÓMO DESARROLLARLAS
Las ideas surgen de todas partes. Al principio parece difícil encontrar una buena idea. Pero cuando llevas un tiempo escribiendo cada día, lo difícil es dejar de tenerlas. Llegas a tener tantas ideas para películas que te agobias, porque sabes que no vas a poder escribirlas todas, necesitarías varias vidas.
Para escribir un guión, ayuda mucho (aunque no es imprescindible) pensar cómo va a empezar y cómo va a acabar la historia, antes de ponerse realmente a escribir.
Es bueno pensar en una historia como una sucesión de incidentes y de acciones. El cine es acción. Es bueno también concebir las historias como conflictos, como un choque de fuerzas enfrentadas. Ayuda mucho tener un protagonista que quiere o necesita algo (llamémoslo objetivo) de manera más o menos urgente, pero se encuentra con serios obstáculos para conseguirlo, o quizá con alguien que quiere impedírselo (llamémosle antagonista). Y suele quedar muy bien cuando el final es una conclusión lógica, pero a la vez inesperada, de todo lo anterior.
Conviene escribir pensando en el espectador, procurando contar las cosas de manera que el espectador piense, al final de cada escena, “¿qué pasará a continuación?”.
Precisamente por eso, conviene no explicar mucho las cosas. Especialmente, conviene no explicarlas por boca de los protagonistas. Es mejor un poco de misterio que un exceso de información.

SOBRE LA CONVENIENCIA DE USAR LA ESTRUCTURA EN TRES ACTOS
No la uso conscientemente. Luego, cuando termino de contar la historia, descubro que efectivamente esa estructura está ahí. Pero creo que simplemente la uso porque la tengo interiorizada. Esa estructura está en nuestra cultura e incluso en nuestra mente. Concebimos las cosas en términos dramáticos, porque nos hemos criado viendo películas y oyendo chistes. “Dos gallegos se encuentran por la calle después de muchos años sin verse (planteamiento). Se ponen a hablar y uno le dice al otro, “pues al final me casé con Maruxiña”. Y el otro le dice “¿Con Maruxiña? Pero si esa se había acostado con media Coruña” (nudo, aquí se produce un conflicto). Y el primero le contesta “media Coruña, media Coruña… ¡Ni que Coruña fuera Nueva York!” (desenlace=momento en que deja de haber conflicto, por una u otra razón).

SOBRE LA MANERA DE CREAR PERSONAJES
No lo hago. Al menos, no conscientemente. Sólo trato de contar la historia. Los personajes se comportan de la manera que yo considero lógica en cada situación.

SOBRE LAS TÉCNICAS DEL DIÁLOGO
Siempre escribo mis diálogos uno debajo de otro. No, en serio: no tengo una técnica que use conscientemente. No me he parado a pensarlo. No creo que haya una técnica concreta para escribir diálogos, independiente de la técnica concreta para crear personajes o de la técnica concreta para tener buenas ideas. No es tan complicado. No es más complicado que un chiste. Simplemente, es más largo. La historia tiene que durar más y mantener el interés durante más rato. ¿Qué pasará a continuación? Ésa es la cuestión.
Sí es cierto que procuro evitar siempre que los personajes expresen claramente lo que sienten en cada momento, pero eso no es una técnica, simplemente reflejo lo que veo en la vida. Cuando un chico se acerca a una chica en una discoteca le puede preguntar su nombre, o comentar que lleva un bonito vestido, o decir cualquier tontería para romper el hielo. Pero raramente le dirá “me he acercado para romper el hielo, a ver si te caigo simpático, luego te gusto y finalmente acabamos teniendo sexo”, que es con toda probabilidad lo que le llevó a acercarse. Pero el mundo no funciona así, ¿verdad?

SOBRE LOS ERRORES FRECUENTES CUANDO SE EMPIEZA
Explicar mucho. Obligar a los personajes a decir cosas que no vienen a cuento porque el guionista piensa que es importante transmitir cierta información.
No seguir la historia, olvidarse del conflicto para contar cosas supuestamente “interesantes”, o “molonas”. Cuando, en realidad, lo único interesante es ¿qué pasará a continuación? ¿Logrará el personaje su objetivo? ¿Conseguirá superar ese obstáculo o quedará derrotado?

CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES
Escribid lo que os dé la gana. Y no tengáis prisa por leer libros técnicos. En general, es mejor evitar los libros cuyo título contenga las palabras “guión” o “cómo”. “Cómo se escribe un guión” sería el último libro que debería leer cualquiera que quiera escribir guiones.
Escribid lo que os dé la gana y mostralo a conocidos y desconocidos (las historias se escriben para ser contadas). Cuando os encontréis con un problema concreto, entonces recurrid a libros de técnica, pero no antes.
Y sobre todo, no escuchéis ningún consejo. Incluidos los míos.

…………………………………

Y ya está. ¿Qué opináis? ¿Servirá de ayuda a alguien? ¿Qué añadiríais?


A %d blogueros les gusta esto: