DE TODO ESTO NO TE ENTERAS POR TWITTER

Por David Muñoz.

Como ya sabréis quienes visitáis habitualmente esta página, los “Bloguionistas” vamos a dar un curso en Hotel Kafka que debería comenzar el próximo día 24.

En la página de Hotel Kafka podéis encontrar este texto explicando en qué consiste el curso:

“Este curso es un seminario práctico enfocado a aspirantes a guionista, estudiantes de audiovisual, y a cualquiera interesado en el día a día del trabajo del guionista en España. Los siete guionistas fundadores del blog Bloguionistas ofrecen una visión global de la industria, con especial énfasis en el acceso al mundo laboral y en cómo crear y distribuir la propia obra. Profesionales y docentes con varios años de experiencia, cada sesión impartida por este grupo de Bloguionistas cubre un aspecto crucial y práctico de la creación audiovisual: el trabajo del guionista de cine, de televisión, de cortos, e incluso cómo crear formatos para Internet”.

El programa del curso es el siguiente:

1. “Cómo crear un documento de venta para una serie de tv”. Angela Armero.

2. “El desarrollo de series de tv: De la idea a la pantalla”. Natxo López.

3. “Webseries: nos lo montamos por nuestra cuenta”. Cristóbal Garrido.

4. “El cine y la vida, el reto de la creación independiente”. Daniel Castro.

5. “Cómo tratar de ser guionista de cine en España (y pagar el alquiler todos los meses)”. David Muñoz.

6.  “Guía para pelearse con la verdad: ficción basada en hechos reales”. Carlos López

7. “Crowdfunding, Crowdsourcing y Transmedia”. Guillermo Zapata.

Nuestra intención es que sea un curso muy útil para todos aquellos que necesiten ayuda a la hora de decidir cómo plantearse su futuro en esta profesión.

Yo habría dado un brazo y parte del otro por haber podido asistir a un seminario así cuando empezaba.

Sin embargo, a pocos días de su fecha de arranque, el curso todavía tiene plazas libres.

Y sí, la crisis puede ser una razón. No creo que la matrícula sea cara, pero aun así estamos en un momento en el que todos nos pensamos si merece la pena gastarse o no 390 euros.

Otra posible razón es que a nuestros posibles “clientes” les parezcamos unos majaderos. Pero respecto a eso sí que no podemos hacer ya nada. Hemos publicado demasiadas entradas en este blog como para que quien piense así de nosotros vaya a cambiar ahora de idea.

Lo que sí me parece que puede pasar es que nuestro público potencial se pregunte: “¿Para qué voy a pagar por un curso así si todo lo que me van a contar lo puedo encontrar en Internet?”.

Al fin y al cabo, nunca había habido tanta información disponible sobre el mundo del guion. Y además, gratis.

Pero pese a ser cierto que se puede aprender mucho en Internet sobre cómo es ser guionista en España, también es verdad que hay muchas cosas que solo pueden llegar a saberse conversando con profesionales del guion en activo. Y esa información es a veces la que puede darte la pista que necesitas para saber cómo orientar tu carrera.

Por Ej., yo hace poco estuve comiendo con varios guionistas, y en dos horas descubrí muchísimas cosas que me interesaban sobre el funcionamiento de un par de productoras de cine españolas. Cosas que jamás habría descubierto de otra manera.

Como sabemos todos los que alguna vez hemos acudido a una charla de algún profesional, no es lo mismo lo que se cuenta delante de un público reducido, que lo que uno se atreve a dejar por escrito.

O por lo menos no ERA lo mismo.

Porque en la “era twitter”, por desgracia está empezando a serlo.

Hace unos años, era posible ir a escuchar una charla de, por Ej., el guionista de una serie, y averiguar cómo funcionaba realmente la productora para la que trabajaba, descubrir si de verdad leían las pruebas que les llegaban, si había alguna posibilidad de ser contratado en una de sus series sin tener experiencia previa, etc. Porque una cosa es lo que se dice, y otra muy distinta, lo que se hace. Aunque a veces lo olvidamos, la mayor parte de la información que consumimos no merece ese nombre. Es publicidad.

Pero ahora, ese guionista que se atrevía a explicar cosas interesantes sabiendo que sus jefes jamás iban a enterarse de lo que había dicho, tiene miedo y se calla. Porque, si estás hablando y ves a alguien tuiteando, te cortas, entras en “modo propaganda”, y en vez de contar lo que querrías contar sobre cómo fue de verdad escribir la película X para la productora Y, te sientes de pronto en el “making of” de un DVD. ¿El proceso de desarrollo del guion? ¡Maravilloso! ¿El director? ¡Un genio! ¿Y los productores? ¡Que decir! ¡Te faltan palabras para describir su valía! A ver si va a resultar que lo que estás diciendo sale de allí y no te vuelven a encargar un guion en la vida.

Mi impresión es que las redes sociales han hecho que la cantidad de información aprovechable desde el punto de vista profesional disminuya cada día. Con el añadido de que no lo parece. Ante semejante avalancha de datos, es muy fácil convencerse a uno mismo de que sabes todo lo que hay que saber, cuando en realidad lo que sabes no vale para nada.

Si por Ej. te paras a analizar el contenido de la mayor parte de los tweets… ¿con qué te encuentras? Pues con que el 90% de ellos son, o bromillas insustanciales, o publicidad. Casi todo el mundo quiere vender algo. Suyo o de sus amigos. Lo que realmente querríamos que nos contara ese productor que escribe 30 tweets al día y tiene 6.000 “followers” deseosos de saber cómo funciona realmente su empresa… eso nunca lo va a contar. Por lo menos ahí no.

Y además es normal que sea así. Ni el formato lo permite ni tampoco resultaría prudente. Es fácil ser malinterpretado. Que se lo digan a Nacho Vigalondo.

Pero entonces… si no conoces a guionistas profesionales con los que tomar unas cañas, ¿cómo conseguir que alguien responda honestamente tus preguntas sobre el mundo del guión? ¿Cómo  descubrir cómo funcionan de verdad las cosas?

Pues en un curso como este.

Sinceramente, creo que por el lugar en el que se celebra el curso de Bloguionistas, y por el número de alumnos que se pueden inscribir en él, las charlas pueden parecerse mucho a esa comida mía con guionistas de la que he hablado algunos párrafos más arriba.

En un ambiente relajado, en los siete días que dura el seminario se dirán muchas más verdades de las que vais a poder encontrar gratis en Internet.

Eso sí, que nadie las tuitee después, por favor.

Y ah, si tenéis alguna duda respecto al curso, o queréis regatearnos el precio de la inscripción, podéis escribirnos a: bloguionistas@gmail.com.

14 respuestas a DE TODO ESTO NO TE ENTERAS POR TWITTER

  1. Misael dice:

    Porque vivo en Barcelona (y no tengo el dinero, la verdad) que si no ya me habría inscrito. Sobre todo después de leer esto, me ha convencido.

    Si sirve de algo, recomiendo el curso. El resto no sé, pero David es un gran profesor.

    ¡Suerte!

  2. Además del hecho monetario, está el pequeño detalle de que a veces se olvida que somos bastantes los que nos apuntaríamos a estos cursos… pero no vivimos en Madrid.

    Al precio del curso se suma el transporte y la estancia, más las comidas.

    En todo caso, yo lo encuentro interesante… para el que pueda. Mi paro se me ha acabado, y ya empiezo a ahogarme.

  3. miguel dice:

    El curso tiene una pinta fabulosa, pero tiene un problema, como otros cursos . Si estás trabajando (de otra cosa) puede que tengas el dinero, pero seguramente no dispones del tiempo para aprovechar el curso. Está muy bien leer libros de guión, ir a charlas y recibir cursos, pero al final el trabajo consiste en escribir… y si te cuesta arañar unas horas de dudosa calidad para pergeñar unas páginas lamentables, ocuparlas con otra actividad diferente tampoco va a ayudar. Y 300, 400, 1000 euros, compran muchas horas.

    En cuanto a los conocimientos sobre el sector, libros como el de Natxo Lopez,te dan una referencia muy completa por ejemplo, de una parte. Por menos de 20 euros y fácilmente compaginables con las horas de transporte público (Si, la culpa es de Natxo, por eso no nos apuntamos ). Y eso sin hablar de los estupendos blogs, entrevistas, vídeos y demás parafernalia disponible on-line de guionistas, directores y productores locales y foráneos.

    Y la última y fastidiosa pata del problema es el ROI del curso. ¿Que probabilidades hay de rentabilizar una inversión de este estilo ? Guionistas con experiencia están en el dique seco. Y para largo. Cada guionista que desempolva ese viejo proyecto que llevaba años guardado en el cajón, que termina esa novela , que se dedica a dar formación… transmite un subtexto muy claro : Vivir de escribir está cada vez mas jodido.

    • J dice:

      Por eso últimamente hay tantos guionistas en paro que se dedican a dar clase. La salida fácil es juntar a cuatro amigos que están también en el banquillo, alquilar un local y ponerte el nombre que prefieras: “Máster de…”, “Curso de…”, o “Taller de…”, y a correr. Y en cuanto a lo del networking, da igual lo que digan Enrique Dans y Eduardo Punset, si tus profesores y compañeros están sin trabajo, como tú, ya me dirás que contactos puedes hacer… Los convenios con universidades tampoco son una garantía. Os puedo hablar de mi experiencia en un máster de la UAM, relacionado con el tema de la edición y la experiencia no pudo ser más negativa. De todas las promesas que hacían en su página web no cumplieron ninguna: la mitad de las empresas con las que decían tener acuerdos de prácticas ya no trabajaban con ellos, en las clases teníamos que compartir un ordenador entre cinco alumnos, los profesores estaban ‘missing’ cuando necesitabas contactar con ellos… En fin, un desastre. Prefiero gastarme los cuartos en un libro de Robert McKee, que es más barato.

    • Carlos López dice:

      Perdonadme. Respeto vuestra postura y entiendo que ahora más que nunca hay que pensárselo tres veces antes de sacar dinero del bolsillo. Pero que no queráis hacerlo no debería llevaros a invalidar el interés del curso, como la zorra ante las uvas (y perdón también por la comparación). A mí me parece mucho más interesante, valioso y hasta puede que rentable tener enfrente a un guionista profesional que me habla de MI industria que leerme el libro de un analista estadounidense.

    • J. dice:

      solo para aclarar, tengo que decir que no soy el mismo J. que ha escrito esto. primero firmaba mis comentarios como Juan, y al haber un tocayo antes que yo lo he cambiado a J. ; tendré que firmar como “el comentarista antes conocido como J. (y no me gusta Prince)” a ver si así no hay confusión :)

  4. Manu dice:

    J… siento decirlo así pero Bienvenido a la realidad. Si crees que po haber hecho todos esos cursos y másterse tienes derecho a tener trabajo… estás muy equivocado. Los profesores quizá sean guionistas en paro, tú apenas llegas a aspirante… un poco de humildad. No eres nada y con esa actitud nada conseguirás. Ahora no lo ves, pero cuando tengas 40 te darás cuenta de lo dificil que habrá sido conseguir lo poco que habrás conseguido… al tiempo

    • David Muñoz dice:

      Hola,

      Nosotros vamos a dar el curso porque nos parece que puede ser interesante. No os voy a decir lo que vamos a ganar por nuestras clases porque os daría la risa. Os aseguro que este curso no es ni mucho menos una estrategia para que unos cuantos guionistas en paro se ganen unos euros. De hecho, yo juraría que todos estamos ahora mismo trabajando como guionistas.
      ¿Que hay cursos timo? Seguro que sí. Pero yo por lo menos procuro no ser profesor en ninguno de ellos.
      Además, aunque a alguno le parezca mentira, muchos guionistas tenemos también vocación de profesores. A mí me gusta mucho dar clase. Me hace tan feliz como escribir, o casi. No es algo que hago cuando no tengo trabajo de guionista. No es un “plan B”. De hecho, llevo compatibilizando las dos cosas unos cuantos años. Y espero poder seguir haciéndolo. Y os aseguro que se nota cuando alguien disfruta dando una clase.
      Vamos, que de guionistas en paro desesperados sin vocación de profesores, nada de nada.
      Si fuera así, si no nos interesara reflexionar sobre nuestro oficio, y transmitir lo poco o mucho que sabemos, no escribiríamos en este blog. Porque por si no lo sabéis, lo hacemos gratis. Lo habitual es que nos cueste un esfuerzo escribir las entradas ADEMÁS de hacer las cosas con las que nos ganamos la vida. Pero lo hacemos porque nos apasiona nuestro oficio.
      Y esto no es publicidad. Es la pura verdad.

  5. Angela dice:

    Iba a a decir algo, pero veo que David lo ha sintetizado a la perfección. De todas formas, antes de hablar, no está de más ir a la página del curso y ver qué hemos hecho recientemente. Por otro lado, tampoco veo como algo necesariamente malo que un guionista en paro dé clase, simplemente en este caso no es cierto. Yo también llevo unos cuantos años dando clase, simultaneándolo con un trabajo de guionista de oficina, y David creo que da en el clavo cuando dice que no es un tema de dinero, especialmente cuando ya trabajas con cierta continuidad.

  6. David Muñoz dice:

    Ángela tiene razón. Puedes ser un guionista en paro y un excelente profesor (y viceversa). Solo quería explicar que realmente en este caso lo único que nos mueve es tratar de dar un buen curso.

  7. Jelen dice:

    Al margen de que parece obvio que estas personas que escriben aquí son dignas de escuchar al menos para os que entrqamos en el blog, porque si no no lo haríamos, creo que el hecho de que el curso cueste un dinero es normal, todo cuesta, y es bueno que quien asista haya hecho algún esfuerzo porque así se compromete antes sí mismo no solo a ir a las clases sino a hacer algo, después, a escribir algo, que es el estímulo más importante y necesario.
    Y no obstante o que se echa de menos en un colectivo que en general muestra en sus opiniones una disposición hacia la solidaridad y la igualdad de oportunidades que no se ofrezcan al menos un par de plazas becadas para quienes no pueden pagar la tarifa pero demuestren su interés. Tampoco os costaría nada.

  8. Jelen dice:

    (Perdón por las erratas).

  9. Angela dice:

    Jelen, gracias por el interés, si te interesa escríbenos un email. El curso se desarrolla en una escuela cuya gestión es ajena a los profesores, y no todo depende de nosotros.

  10. Panov dice:

    Yo he estado en un par de cursos impartidos por un par de miembros de Bloguionistas. Aparte los conozco a todos de “cenáculos”, dónde es posible que haya aprendido más de cómo moverme por dentro y fuera del guión, que en todos los libros que he leído (y no son pocos).
    Lo bueno de estos cursos pequeños es que la cercanía juega un factor clave en el aprendizaje. Hace años estuve en un seminario de Mckee. Independientemente de que me costó mucho más caro, Mckee hace una exhibición que no se atrevería a hacer ninguno de los ponentes de aquí. Muy bonito, sí. Muchas anécdotas personales, algunas realmente chabacanas (la pistola y demás). Mucha composición de imagen de lo que significan (supuestamente) planos de películas famosas. Pero para cosas realmente tangibles de guión, remitía a su libro ¡Y luego pregunta dudas!… Desde la fila 16, con 450 personas de su madre y de su padre: El cachondo, su amigo, su mujer y su amante. El que se duerme y ronca. El famoso de turno que necesita hacer también acto de presencia… Pues honestamente no voy a decir que no sirviera de nada, porque no fue así, pero fue poco práctico.
    Sin embargo en este curso, pequeño, cómo otros pequeños que yo hice en su día, si os fijáis bien tiene una orientación concreta para que sea todo lo contrario. Está disgregado para que resulte eficiente con el objetivo del conocimiento del proceso y del entorno. La experiencia de los ponentes en este mercado es clave con respecto a otros cursos con más nombre a priori.
    Y además son gente de la que si estás atento puedes aprender mucho. De verdad que son muy cercanos, didácticos y agradables. Nadie que vaya podrá decir lo contrario en este sentido, os lo aseguro.
    Si alguien piensa que es por hacerles la pelota, no lo diría si me conociese. Si piensa que es por hacerles un favor, no les debo nada. Simplemente quería contrastar la visión de algunas opiniones vertidas aquí más alejadas.

A %d blogueros les gusta esto: