FLASHBACK: LOS JEFES DE NBC

michaeljack

Por Chico Santamano.

28 de Abril de 2011…

…Steve Carell dice adiós en “The Office” al personaje que le puso en el mapa de ese terreno denominado “grandes cómicos que además son unos actores acojonantes”. En un capítulo tremendamente emotivo (Dios, lloré tanto), el queridísimo Michael Scott dejaba vacío su despacho. Imagino que los guionistas no lo tuvieron muy complicado para encontrar una razón para su marcha. El jefe de la sucursal en Scranton de Dunder Mifflin sólo podría abandonar su silla por una de estas dos razones:

  1. - Amor.
  2. - Escribir una de sus míticas pelis para Hollywood.

Su despedida supuso por aquel entonces y para mí el final definitivo de “The Office”. Aquella temporada ya estaba flaqueando demasiado y algo me decía que que ningún sustituto de Scott podría levantar aquella deriva. Además había aparecido una metadona que hacía más llevadero el mono de la época dorada de “The Office”: “Parks and Recreation”. Puede que en sus cinco temporadas jamás hayan alcanzado la brillantez de la serie primigenia, pero al menos no daba pena ver a unos personajes que habías querido tanto perder el norte en tramas cada vez menos divertidas.

Por lo que me cuentan colegas que siguieron viéndola no me equivoqué. “The Office” no superó la marcha de Carell y se prepara este año para echar el cierre definitivo a la oficina.

31 de Enero de 2013…

…Alec Baldwin dice adiós en “30 Rock” al personaje que le puso en el mapa de  de ese terreno denominado “este tío que parecía una caspa y que supuestamente pegaba a Kim Basinger es un cachondo que te cagas”. En un capítulo tremendamente anodino (Dios, no lloré nada. Dios, no me reí lo suficiente… ¿¡En qué coño estabas pensando Tina Fey!?) Jack Donaghy tiene en su mano la cancelación del ficticio programa de humor de Liz Lemon. Quizá lo más destacable es el paralelismo con el que jugaron durante todo el episodio con acusaciones directas en plan “Esto se acaba por tu culpa”. Y es que es más que público y notorio que “30 rock” no tendrá más temporadas porque o bien Baldwin se había cansado de la serie o bien los productores se habían cansado de aumentar el número de ceros de su caché en cada renovación.

Por culpa del capricho de Jack Donaghy/Alec Baldwin, nos despedimos de una sitcom que ha sido capaz de soltar cien chistes por minuto, de ser ácidamente acidísima como el ácido más acidoso y ha sabido fotografiar la actualidad de la tele norteamericana actual sin ser endogámica ni desarrollar un discurso de “profesionales de la tele” para “profesionales de la tele”.

——-

Con el final de “The Office” y “30 Rock” me quedo sin la mitad de mis sitcoms favoritas. Aún me queda “Cómo conocí a vuestra madre”, pero por suerte o por desgracia el año que viene también nos tendremos que despedir de ella. A modo de homenaje de las dos primeras quiero rescatar un post que escribí hace casi cinco años, en concreto el…

11 de Abril de 2008…

Tras el parón de lápices caídos de los guionistas americanos, este viernes vuelven a las pantallas americanas y a los monitores del resto del planeta dos de las mejores comedias actuales: “The Office” y “30 rock”. Y con ellas los jefes más insoportablemente entrañables de la tele: Michael Scott, director de una sucursal de la empresa papelera Dunder Mifflin y Jack Donaghy, ficticio vicepresidente de la NBC.

Tanto Steve Carell como Alec Baldwin han estado nominados en la pasada edición de los Premios Emmy por estos dos personajes. Los cuales guardan mucho en común…

Ambos tienen una relación difícil con el universo de lo “políticamente correcto”. Mientras que Donaghy pasa sobre estas pautas como una apisonadora, en el caso de Scott es él quién se ve aplastado por el manual del perfecto jefe.

A los dos les encanta protagonizar sus propios videos de política interna.

Las mujeres fuertes y autoritarias les ponen mucho. El director de Dunder Mifflin mantiene un continuo tira y afloja con la atractiva Jan (su jefa), mientras que Jack Donaghy alardea de haber mantenido una relación secreta con la mismísima Condoleeza Rice.

Disfrutarlos como espectadores es una auténtica delicia, pero sufrirlos como empleados debe ser una tortura susceptible  de denuncias diarias ante los sindicatos correspondientes.

A ambos les gusta ir impecables a la oficina. Aunque claro, siempre han existido clases… La sobria elegancia heredada de la más brillante era Reagan de Donaghy deja en paños menores al pobre Scott, cuyo traje más caro parece salido de unas rebajas de Macy’s.

Si hablamos de apariencia no podemos olvidarnos un dato imprescindible para comprender a estos dos tipos fascinantes. Tanto uno como otro, esconden una tremendísima melena en pecho y espalda como bien demostraron los actores que les dan vida en “Armas de mujer” y “Virgen a los 40”.

Si Jack escribiera un libro autobiográfico, Michael Scott lo leería con devoción. Mataría por tener el puesto de Donaghy. Le encanta la comedia y la tele… es víctima de la cultura popular, básicamente es… víctima de Jack. Lo que me pregunto y no acabo de encontrar la respuesta es ¿sería Jack Donaghy fan de “The Office”? Algo me dice que no acabaría de encontrarle la gracia… Posiblemente creería que le falta ese “tercer calor” que le faltaba a “The Girlie Show”.

Lo que está claro es que los dos son niños grandes. Tanto Michael como Jack han tenido una infancia solitaria marcada por unas madres opresoras (¿de ahí su gusto por las tías duras?). En el fondo, bajo sus caretas de triunfadores, son dos pobres infelices…

Esperemos que nunca se den cuenta de ello.

——-

Hasta siempre, The Office.
Hasta siempre, 30 Rock.

3 respuestas a FLASHBACK: LOS JEFES DE NBC

  1. yabadabadooh dice:

    No he tenido la oportunidad de ver 30 Rock, si The Office, de la que soy fan incondicional ¿Más que de la original de Ricky Gervais? No tengo respuesta. Preciosa contienda esa. Si bien a la versión matriz hay que otorgarle el mérito de ser una comedia pionera en su ejecución y tono, más negra, cruda e incómoda que su tocaya americana, Michael Scott tiene la virtud de ser más hilarante (no sé si por su mayor extroversión, por la interpretación de Carrell o por el hecho de que en 8 temporadas caben más matices que en 2). Una pena, como en la vida, que las series terminen. Pero, ojo, por ahí hay sucesoras muy dignas. Véase ‘Modern family’ (más blanca, pero de un tono brillante y trabajadísima a nivel de personajes), ‘Louie’ (inteligente, y de nuevo con un prota digno de mención), ‘Life’s too short’ (otra perla del binomio Gervais-Merchant). ¿Cuál más?

  2. Lucky Luke dice:

    Tienes razón, Chico: bajonazo de final el de 30 rock.

    Por otro lado, las dos ultimas temporadas ya daban síntomas crecientes de agotamiento.

    Lo de The Office sin Michael Scott olía a chamusquina, y así ha sido, obviamente. ¡Menos mal que no han aprobado el spin off con Dwight!

    Siempre nos quedarán Curb your enthusiasm, Peep Show o Veep…

    Buenas y santas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.304 seguidores

%d personas les gusta esto: