5 Responses to DIALOGA, QUE ALGO QUEDA

  1. yabadabadooh dice:

    Un goce leerte, como siempre. Sobre lo de que lo literal no siempre es malo, está bien. Es decir, está bien recordar lo relativas que son a veces esas ‘leyes no escritas’ que enseñan en los manuales (o másters) y que hacen que supuestamente un guionista sea mejor, que parecen indicar el camino hacia una supuesta excelencia narrativa olvidando que los recursos de los que dispone el guionista (todos) deben estar al servicio de la historia y no al revés. Parece que cuanto más sublimes consigamos ser y cuanto más opaca resulte la historia para el lector, por ejemplo, más le obligaremos a pensar y que, en efecto, nos granjearemos la imagen del guionista que huye inteligentemente de la obviedad y la convención y que merece, por ello, un rango mayor. Está bien recordar que no es así. Más en este país. Más si queremos trabajar en nuestra tele. De hecho, si queremos trabajar en nuestra tele más te vale olvidar la relatividad del concepto y asumir que vas a tener que mascarlo todo bien para que el lector no se atragante (el eterno polluelo incapaz de ingerir sustancias sólidas por su propio pie).

    Ayer. Con el culo al aire. En una escena a mitad de capítulo Candela se entera de que su madre, alcohólica empedernida, ha dejado de beber y empieza a sentar cabeza cuando cree que se va a morir. Todo ha sido una cagada de Dani, su hermano, que ha difundido el bulo por interent para conseguir pasta. No pueden decirle que es mentira ahora que parece haber mejorado. Es obvio, ¿verdad? Pues Candela lo verbaliza. Cuando la escena ya ha terminado y todo lo dicho y acontecido indica que van a tener que seguir mintiendo, pum, redunda. Dice: “Ahora tenemos que seguir mientiendo”. Yo hago pfff y cojo el mando y apago la tele y me pongo a hacer un autodefinido.

    Vamos, que está bien lo de dar cancha a la literalidad si conviene (por trama, personajes, target o lo que sea), pero en casos como éste hasta el directivo más escéptico vería el bulto. O eso creo, iluso de mí.

    • Natxo López dice:

      Estoy de acuerdo. Aunque más que un asunto de literalidad es, quizá, de sobreinformación. De todas formas, estoy convencido de que a muy pocos espectadores de la serie les habrá molestado la frase, aunque sea prescindible.

  2. oscarchuecos dice:

    Cómo me mola ese último punto, y cómo necesita una lección sobre éso el, por otro lado, brillante San Quentin, que a veces está tan emperrado en que la gente luego repita sus diálogos que se olvida de que forman parte de algo más grande.

  3. Cris dice:

    Los diálogos son con diferencia lo más jodido. Tu puedes andar contando la vida de un tío genial y superlisto, pero cuando abre la boca el que se retrata es el autor, que en muchos casos no lo es (quiero decir, genial y superlisto). Siempre resulta algo penoso cuando se llega a ese momento, cuando el dialogo echa por tierra todas las expectativas creadas. La narración es infinitamente más agradecida.

  4. Gusano dice:

    Se dice de Woody Allen (él mismo lo dice, vaya) que deja que los actores digan el diálogo como les salga de los mismísimos “mientras no cambien el sentido de la frase”. Supongo que eso sólo se puede hacer cuando cuentas con esos pedazo de actores que se pilla el viejo Woody.

A %d blogueros les gusta esto: