9€ POR PÁGINA

por Sergio Barrejón.

El pasado 17 de julio, El Periódico publicaba un artículo en que los guionistas Lluís Arcarazo, Josep Maria Benet i Jornet y Rodolf Sirera denunciaban que los guiones de la serie El Faro (producida por Atlántida Media AIE para la F.O.R.T.A.) se pagarían a 450€. Siendo los capítulos de 50 minutos de duración, eso equivalía a 9€ por página.

En días posteriores, varios compañeros me comentaron la noticia. Desde el principio me pareció, como mínimo, improbable. Pero teniendo en cuenta el país en que vivimos, viendo qué clase de gente reina, gobierna y juzga por estos lares… La verdad es que uno ya no se sorprende demasiado de NADA. Y en este caso, la alerta no venía sólo de los guiones. También algunos actores habían denunciado salarios por debajo del convenio.

Como no tengo el talento ni el tiempo para investigar como un periodista serio, me limité a pedir la opinión de alguien de la productora antes de comentar el asunto. A dos clicks del artículo de Arcarazo encontré un artículo donde aparecía Pancho Casal acreditado como productor ejecutivo de la serie (ni que decir tiene que nadie nombraba a uno solo de los guionistas. Leyendo Vertele y demás confidenciales, parece que en España las series se escriban solas). El caso es que pregunté a Casal por el asunto, y esto fue lo que me dijo:

Dado que Arcarazo, Benet y Sirera no son parte del equipo de la serie, me parece que lo más razonable es apostar porque Pancho Casal dice la verdad, y porque los autores del artículo de El Periódico difundieron de buena fe una información errónea. ¿Quizá hay intereses empresariales que buscan el desprestigio del proyecto? En realidad, me da igual. Lo que me interesa es reflexionar un poco sobre lo que esto significaría en caso de estar ocurriendo realmente.

Porque el caso es que la denuncia de estos guionistas casi coincide en el tiempo con la multa que la Autoridad Catalana de la Competencia ha impuesto al sindicato catalán de guionistas GAC. Haciendo la misma interpretación que la Comisión Nacional de la Competencia cuando el año pasado multó a ALMA, la Autoridad catalana decidió que los guionistas autónomos asociados en un sindicato eran, en realidad, empresarios y estaban pactando precios. Y según unos criterios que sólo ellos entienden, impuso una multa de 50.000€ que vaya usted a saber dónde irán a parar.

La relación causa-efecto está tan bien trazada como en un buen guión, ¿verdad? Primero dejan claro a los trabajadores que si intentan unirnse les van a dar para el pelo, y después empiezan a aparecer empresarios sin escrúpulos ofreciendo salarios de miseria. Porque, aprovechando que esto parece un bulo, diremos que hay que ser un auténtico mal nacido para ofrecer 9€ por página de guión. Y se lo digo a la cara a quien haga falta. Sea productor, ejecutivo de una cadena, o ministro del ramo. En cuanto a los hipotéticos guionistas profesionales que aceptasen escribir para la televisión a 9€ por página… a esos no les diría nada. No acostumbro a hablar con excrementos.

Claro, entiendo que haya aspirantes a guionista que consideren la oferta aceptable, porque su primera oportunidad… blablabla. Oportunidad ¿de qué? ¿De ser tratado como una mierda? Consejo gratis: si quieres que te valoren, valórate tú mismo. Ya sé que ahora es más difícil saber qué hacer ante ofertas como ésta, porque nadie te dice cuánto hay que cobrar. (Precisamente porque Competencia, sabiéndolo o sin saberlo -que no sé qué es peor-, le ha hecho el trabajo sucio a las sabandijas que pretenden explotar a los autores.) Pero aplica el más mínimo sentido común:

-¿Cuántas horas tardas en escribir un guión de 50 minutos?
-¿Cuánto tiempo de formación y de experiencia necesitas para llegar a escribir profesionalmente bajo los duros condicionantes de una serie?
-¿Qué expectativas de continuidad tienes en el proyecto? O dicho de otro modo: ¿Cuánto tiempo vas a tener que vivir con lo que ganes escribiendo esta serie?

Si respondes de manera realista a estas preguntas y tienes una mínima capacidad para las matemáticas, comprenderás que escribir guiones para televisión a 9€ la página es menos rentable que prostituirte en la Casa de Campo.

Confío en que Competencia no me multe por aconsejar a todos los aspirantes a guionista que ESCUPAN A LA CARA a cualquiera que les ofrezca escribir guiones para televisión por 9€ la página.

Es más, algo me dice que escupirles a la cara sería la mejor manera de ganarse el respeto del mal nacido que tienen delante. Porque alguien que pretende sacar adelante una serie pagando esa basura a los guionistas es alguien que no tiene respeto por las personas (no digamos ya por las series). Es el tipo de persona que todo en esta vida lo mide por un baremo dinerario. La gente así sólo respeta a quien es capaz de escupir en su asqueroso dinero.

Por otro lado, no hay que ser un genio para adivinar que un productor que valora tan poco la materia prima esencial de su producto muy probablemente cometerá más errores de juicio durante el desarrollo del proyecto. En pocas palabras: una serie escrita a 9€/página será con toda seguridad un truño garduño.

Con todo, lo más terrorífico de la posibilidad de que la noticia fuera cierta no es ese tándem productor esclavista – funcionario lerdo (y/o corrupto). Lo más terrorífico es lo que ocurre después. Lo hemos visto en películas como Hoffa, Un Lugar en el Mundo o La Ley del Silencio, entre otras muchas. Lo vimos cuando la huelga de los controladores aéreos. Miles de personas (cientos sólo en este blog) clamando porque le bajaran el sueldo a los controladores porque yo también cobro una mierda y no me quejo. Efectivamente, si la jugada está bien hecha, la ciudadanía en general, y al final incluso los propios trabajadores del sector, empiezan a asumir las tesis de los negreros.

Hace unos días me dio por comentar la noticia como cosa cierta en Twitter, a ver qué pasaba. Una de las primeras reacciones fue esta:

Este caballero sabe de precios de alquileres tanto como Zapatero de cafés.

Por alguna razón que no acierto a comprender, parece que siempre hay gente dispuesta a sentir mayor simpatía por un trabajador explotado que por uno bien pagado. Comprendo que se pueda sentir compasión por alguien que trabaja en condiciones de semiesclavitud. Lo que no me cabe en la cabeza es esta moda de considerar digno o incluso heroico el sufrir condiciones abusivas sin quejarse, al tiempo que se considera de señoritos luchar por un buen salario y aspirar a vivir holgadamente.

Una de las manifestaciones que más me sorprenden de este lavado de cerebro es la tendencia de algunos cineastas independientes a presumir del poco dinero con que han hecho sus películas. Comprendo que un titular como “Un chico de Albacete rueda un largometraje con sólo 500 euros” pueda llegar a tener cierto interés documental. Pero no más del que podría tener, pongo por caso, “Diecisiete amigos bilbilitanos recorren un kilómetro montados en una Vespa”.

Y ojo, que es un chiste, pero no tanto. Porque diecisiete amigos bilbilitanos pueden demostrar que realizaron esa hazaña. Pero ¿cómo demuestra el chico de Albacete que la película se rodó con sólo 500 euros? Suponiendo que sea cierto que el chico de Albacete sólo desembolsó 500 euros para la realización de la película (y hasta donde yo sé, esas cifras nunca son ciertas), ¿acaso no cuenta en el presupuesto todo el dinero que no necesitó gastar dadas las particulares circunstancias de la producción?

Y por particulares circunstancias me refiero a un equipo entero trabajando sin cobrar durante bastante tiempo. ¿Cuántas veces puede un director contar con ese capital humano por la patilla?

Está muy bien tener espíritu de sacrificio. Pero ensalzar el sacrificio en sí es absurdo. El sacrificio tiene sentido en la medida en que es indispensable para lograr un buen fin. Uno se sacrifica por algo. No por demostrar que puede sacrificarse. Es encomiable que una persona joven se líe la manta a la cabeza y saque adelante su proyecto artístico contra viento y marea. Pero no deberíamos sacar conclusiones precipitadas de ello. Conclusiones tipo “esto demuestra que para hacer cine sólo necesitas una cámara y un par de actores” o, ya rayando el delirio, “esto demuestra que los sueldos del audiovisual en España son injustificadamente altos”. Eso sería tan disparatado como pedir que cataloguen las Vespas como vehículos con capacidad para diecisiete personas.

El de los tweets de arriba es del Partido Pirata. No sólo UPyD hace populismo barato.

El cine de presupuesto cero (no digáis low cost, por favor: no seáis horteras) está bien como excepción. Pero compararlo con el modelo industrial del audiovisual es, parafraseando a Aaron Sorkin, como comparar una maniobra de alunizaje con aparcar el coche en el supermercado. Por no mencionar que ninguna de esas películas funciona comercialmente. Son ligas distintas. Pueden coexistir. Punto.

Pero además, es que no tiene nada que ver trabajar gratis en el arriesgado proyecto de un debutante que jamás podría levantar la película si no fuera por la buena voluntad de sus amigos… que trabajar gratis para una empresa cuyo objetivo declarado es llevar a cabo una explotación comercial del producto en cuestión. Eso sería mucho más cuestionable que trabajar en el audiovisual gracias a las subvenciones. Eso sería como si el propio trabajador subvencionase a la empresa.

Y eso es demasiado… incluso para un país donde gobierna un tipo que mentía para sacarse las plazas y reina un tipo al que nombró Franco. De esas cosas que pones en un guión y te las quitan por inverosímiles.

26 Responses to 9€ POR PÁGINA

  1. Y no olvidemos que la serie en cuestión es para cadenas AUTONÓMICAS. El robo, como el de Competencia con ALMA y el GAC, llega de nuevo desde instituciones públicas.

  2. Para alguien que aspira a ser guionista no es tan fácil escupir en la cara de quien te puede dar una oportunidad y te confía un proyecto (por muy ñordo que sea). Nos pasamos la vida buscando una fisura en este alto y grueso muro laboral, enviando currículums, biblias, documentos de venta, llamando, persiguiendo… anhelando un cable al que poder agarrarse, por frágil que sea, que nos permita entrar y maniobrar. ¿El dinero? Sí, está fatal. Pero todo está fatal (aunque suene a tópico). Lo fácil ahora es prolongar tu vida de becario hasta los 30 cobrando 300 euros. ¿Hay que renunciar a ellos? ¿Al aceptar condiciones precarias como éstas estamos alimentando este tipo de prácticas laborales abusivas? Puede ser. Pero no está en mi mano que eso cambie. O sí, pero renunciando a esos 450 euros no haré que la cosa cambie. La cosa cambia si detrás hay un sindicato fuerte que me ampare e impida que esto ocurra. La cosa cambia si el Estado deja de ser connivente (y cómplice) con el abuso laboral. Pero, joder, llevo dos años escribiendo biblias, formatos de tele, cortos, acosando a productores, haciéndome omnipresente, y aún con todo no ha habido suerte. ¿450e? Vale. Dámelos. Luego ya iremos todos a pedir la cabeza del rey.

    • Entiendo lo que dices Arnaldo, pero creo que te equivocas.
      Estoy en la misma situación en la que parece que te encuentras, los dos somos guionistas noveles esperando una oportunidad, algo con lo que podamos demostrar que no somos unos locos, si no alguien con ganas de currar. Pero si te ofrecen un trabajo así, no te están ofreciendo una oportunidad, al contrario, se están aprovechando de tu ansia y voluntad, y lo único que puedes conseguir es quemarte.

      Ojo, que si a mi me ofrecieran algo así, claro que me lo pensaría, tan solo el hecho de que me paguen (lo que sea) por escribir, a mi me vale. Pero en el fondo sabría que no es eso lo que quiero, lo que llevo tanto tiempo esperando, por lo que me he formado -a costa de mis padres-… Y porque cuando esa serie se termine ¿qué? Otra vez a esperar… ¿Y tengo que suponer que la siguiente oferta será mejor? Si ya he hecho ese trabajo por 450, ¿por qué me iban a ofrecer más?

      Yo, al contrario de lo que opinas, creo que SÍ es nuestra labor y nuestra responsabilidad, empezar a cambiar las cosas, ya que es a nosotros a quien nos afecta directamente, no podemos esperar a que otro se mueva por nosotros. Si dentro de unos años eres un guionista profesional que no cobra más de 600 al mes, la responsabilidad es tuya, de nadie más, no hay excusas.
      Puedo entender que no tomes la bastilla, porque el gremio de los mineros está desapareciendo y con el un millar de familias, pero si hay un problema que afecta directamente a los guionistas, y sobre todo a los noveles ¿quién debe actuar?

      Otra solución es quedarse en casa y llorar… “Es que si hubiera un buen sindicato… Es que si el gobierno no quitara las subvenciones… Es que si fuera “Midas” y pudieras ser rico”.

    • Perdón por las faltas de ortografía. Que en blog de guionista haya faltas, da como un poco de grima… Mea culpa.

  3. Es curioso cómo se trasladan las responsabilidades hacia otros:

    “La cosa cambia si detrás hay un sindicato fuerte que me ampare e impida que esto ocurra”
    “La cosa cambia si el Estado deja de ser connivente (y cómplice) con el abuso laboral”

    La cosa cambia SOLAMENTE si OTROS hacen algo. Yo sólo puedo aceptar las reglas, esa es mi coartada. Soy una víctima.

    Significativa la última frase: “¿450e? Vale. Dámelos. Luego ya iremos todos a pedir la cabeza del rey.”

    En ella se resume toda una manera de ver la vida que está extendida masivamente por nuestra sociedad. Y así nos va. Seguimos pensando como siervos que sirven al señor feudal a cambio de su gracia y protección.

    • Me voy a poner demagogo, pero esto es España: Nos roban nos humillan y nos pisotean y nosotros ¿qué hacemos? Protestar…
      Protestar muy fuerte en twitter, desde el sofá de casa.

      Somos un país de paletos, nos quejamos de Barcenas y de Urdangarin… Pero… “No me hagas factura y así nos quitamos el IVA los dos”.

      Las responsabilidades y obligaciones, siempre, siempre, siempre, son para los demás.

      Como rezaba la canción de Mamá Ladilla (qué grandes letristas): “Los semáforos en rojo son para la masa, no para mí”

  4. Joder, es que cuanto más lo pienso, más jugo le saco a la frase:

    “¿450e? Vale. Dámelos. Luego ya iremos todos a pedir la cabeza del rey.”

    Sintomático el uso del singular y del plural, incluso del tiempo verbal: “dámelos” (presente) a MI; luego “iremos TODOS” (futuro).

    Una pregunta: Si has trabajado alguna vez para alguien por un mendrugo de pan, ¿qué te hace pensar que te dará algo mejor la próxima vez?

    • margenet dice:

      Es cierto que aceptando condiciones precarias se devalúa el oficio de guionista. Igual ocurre en otros campos a cuyos becarios se les coacciona a cobrar 300 euros si no quieren tener que renunciar a sus aspiraciones profesionales. Se produce así un conflicto moral: si acepto esas condiciones las perpetúo, si no las acepto me estanco. Hay un claro choque entre individuo y colectivo, de intereses. En mi opinión, aceptar esas condiciones puede significar vender tu alma al diablo (ahí cada uno con su moral) pero no tiene por qué significar un cesión absoluta de tus derechos. Puedo cobrar esos 450 y declamar en contra de esas condiciones. De hecho, eso es lo que hace la gente: trabajar y manifestarse. No por cobrar 450 me voy a conformar. no por cobrar 450 me voy a callar. Entiendo (de hecho, comparto) la a veces necesaria adoptación de una postura radical, y no me refiero a cortar cabezas literalmente si no, en el caso de los guionistas, por ejemplo, dejar de escribir y exigir mejoras hasta conseguirlas. Una huelga, de facto. Por eso creo en la necesidad de apiñarse institucionalmente a través de un sindicato capaz de plantar cara a ese tipo de abusos. Eso no es querer que los OTROS hagan algo. Creo, -aunque tal vez me equivoque y algunos salten a morder- que la lucha del individuo por sobrevivir y la lucha colectiva por progresar son compatibles, y que se tiende a demonizar (una cosa muy de la izquierda inquisitiva) a aquel que no renuncie a TODO por una causa.

      Y bueno, no hay peor demagogia que la de analizar morfológicamente las cosas que escriben los otros. Aunque, en realidad, te doy la razón.

    • Ferrero dice:

      Hola, margenet. Entiendo a Arnaldo y a los que decís que menos da una piedra, que es muy duro vivir entre rechazos constantes… y es verdad. Pero precisamente porque esta no-industria es tan pequeña, en el momento en que devalúas tu trabajo y aceptas cualquier cosa esa voz también se corre. Hace un par de años yo trabajaba para una productora de estas lowcost, cobrando 800 euros que de un día para otro se transformaron en 600 y se tardaba una eternidad en cobrar. Bueno, pues un día, dos tipos de una productora más conocida, en una de estas reuniones de gente del ramo, hicieron un chiste sobre un trabajo de mierda que había salido: “dádselo a esta, que lo hace casi gratis”. Fue una hostia en toda la boca, pero ahora, tiempo después, lo agradezco. No a los tipos, que eran dos imbéciles; sino a poder evaluar lo que me estaba ocurriendo.

      Aceptar condiciones de esclavo es convertirse uno en esclavo. Nunca será lo que te abra camino. Y si te lo aseguran, te están engañando.

  5. nova6k0 dice:

    Sr Sergio Barrejón no iba a comentar nada de su noticia, hasta que aparecí en ella.

    Sigue sin entender lo que quise decir con lo de bastantes actores. Primero hay actores que son malísimos con cachés altos, que sólo son buenos por lucir el cuerpo que tienen y aparte casi ni saben hablar.

    Luego super mega-estrellas con caprichos absurdos que cobran mucho más que otros que son mucho mejores actores, cantantes,… que ellos.

    Obviamente no se le puede bajar el sueldo a alguien que o no tiene o su sueldo no le da de comer.

    Pero en serio esto es como muchos cantantes, que lo que pretenden a parte de mantener ciertos privilegios (y quieren que se los mantengamos todos) es vivir del cuento de una canción que fuese un pelotazo y como digo no volver a pegar golpe.

    Y para ponerle un ejemplo sobre lo que habla de la CNC, pactos, ilegalidades. Muchos ya sabíamos lo de la SGAE antes que se registrara la misma en la famosa “Operación Saga”. Y es que una entidad donde no pueden votar todos los socios y encima algunos pueden tener hasta 14 votos, no me daba muy buena espina. En todo caso da igual porque siguen sin poder votar todos.

    Salu2

    • Ya estamos con el topicazo de siempre. Dios me libre de defender a los músicos, pero si “Corazón Partío” (por ahondar en el tópico) sigue sonando en las emisoras, estas cobran por la publi, las discográficas siguen vendiendo por muy poco que vendan, si las discotecas siguen haciéndola sonar… ¿por qué todo el mundo va a poder beneficiarse de esa canción menos EL AUTOR?

  6. El tuit que sale de mi cuenta era una respuesta a otro de Sergio Barrejón que no ha puesto, en el que insultaba a esos trabajadores. ¿Qué insulto era exactamente, Sergio? No lo recuerdo bien, si eres tan amable de “contextualizar” sería de agradecer, colocando tu tuit previo.

    Tras mi tuit, Sergio Barrejón respondía mediante un análisis sosegado y ampliamente documentado que eso sólo se lo podían permitir los pijos… algo parecido.

    En fin.

    • Yo también aluciné con la inclusión de tu tuit, pero es que directamente me dejó atónito el día que Barrejón tuvo el intercambio con Casal: aquí rápidamente dice que no hay pruebas de que la acusación fuera interesada, pero en aquel intercambio le sirvió un “cómo voy a hacer yo eso, por Dios” para responderle “ya me parecía a mí raro que tu hicieras eso, Pancho”.

      En Galicia de esto se lleva hablando meses, y yo llegué a ser testigo de como actores se quejaban de que la propia asociación no hiciera nada. Si no llegan a saltar los comunicados de Unioón de Actores o estos artículos desde Cataluña aquí todo el mundo habría cerrado la boca, sin más. La supuesta resolución del conflicto ha sido de lo más opaca: “nosotros, la productora, prometemos que pagamos dignamente”. Bueno, pues tantas pruebas ofrecen ellos de eso como las que se presentaron en las denuncias públicas, aunque estas últimas realmente lo tenían complicado para demostrar cosas que probablemente estaban siendo de palabra hasta que no se llegara a firmar nada.

      La incognita en este momento es cómo se ha conseguido cerrar la producción de la serie: si el presupuesto estaba cerrado, ¿cómo se reajustaron esas partidas para que finalmente se cobre segun convenios? ¿Es que entonces estaban inflando los beneficios entre lo que no eran técnicos y actores y ahora sencillamente dejan de percibir esas ganancias especuladoras? ¿O es que se ha inyectado más dinero público para compensar? Ninguna de estas dos opciones dejaría en buen lugar a los responsables, pero para qué dudar…

  7. Lo de las mentalidades tiene explicación, y una muy sencilla además. Es una pequeña cosita de la que habló un señor alemán con barba hace cerca de ciento ciencuenta años, llamada “lucha de clases”. Por alguna razón, hace treinta años dijo que era un concepto transochado y completamente superado, y por alguna otra razón aún más peregrina, el resto del mundo, a pesar de todas las pruebas al respecto, le creyó. Luego vino la crisis, se cayó el chiringuito, y lo de “todos somos clase media” quedó expuesto como la gilipollez que es. Pero ninguno hacemos nada al respecto. Y así nos va.

  8. Ferrero dice:

    Como muy bien explica Barrejón, en esta situación confluyen los intereses de muchos explotadores con esa atmósfera del “emprendedor” que lleva unos años dando por culo a base de bien. “¡Sólo hace falta talento y no subvenciones!”, que ahora se ha convertido en “sólo hace falta talento y no comer caliente”. Y viene de largo: aquellas películas “hechas con cuatro duros”… que ni siquiera se habían hecho con cuatro duros ni con 12 sino con más de 20, o sin pagar a nadie ni participar en beneficios. Eso es lo que se entiende por independiente en España. Vivir del aire y CREAR.

    No ocurre sólo entre los guionistas. Cuando terminó mi último contrato de TV, este mes de abril, por el que todavía se me debe dinero, busqué trabajo como redactora. Los digitales y las agencias están ofreciendo dos euros por pieza. Un canal de deporte ha llegado a pedirme 10 artículos “de prueba” antes de pagar diez euros por cada pieza de 1500 palabras.

    Hay que decirlo más, en efecto, y hciendo más ruido o quemando más cosas.

  9. Oferta y demanda. Si alguien ofrece esa mierda salario y lo aceptas, se jodió ser “profesional” y lo siguiente es cobrar en tranchetes . Y eso vale para casi todas las profesiones. Y que digo yo, que para escribir las mierdas de otros gratis (o costándote pasta) mejor escribir lo que te de la gana, que por lo menos disfrutarás. Por cada profesión mal pagada hay una manera diferente de pagar el alquiler. Mejor camarero que guionista gratis.

  10. Vaya, pues resulta que estoy de acuerdo en prácticamente el 100%con el señor Barrejón. En mi gremio, soy operador de cámara, las excusas más frecuentes son el “si no lo coges tu hay siete detrás que sí lo harán” y el ya clásico, “claro, yo tengo familia que mantener y tú no”.
    La temporada de fútbol del año pasado, en una sucia (y burda) maniobra intentaron barrer a los viejos cámaras que aún mantienen unas condiciones, no buenas, pero medio aceptables, por otros que cobrasen 50€ por partido sin dietas ni nada de nada. Ignoro si un cámara que se tenga por profesional puede mantener a su familia con esos precios pero lo que si sé es que a lo que renuncies hoy no lo vas a recuperar mañana. Ejemplos como este hay cientos.
    Entiendo el tema de tener críos y tal, yo no los tengo, pero si hay que sacrificarse métanse ustedes en el Mercadona o a descargar al Mercamadrid. No veo la necesidad de precarizar aún más las profesiones del audiovisual.
    Sin guionistas no hay guión. Sin cámaras no hay imagen.
    (Un chaval o chavala que esté empezando y que se meta a hacer un fútbol de 1a división a 50€ para meter la cabeza lo que está es metiéndose en un lío porque no lo va a hacer bien, nadie nace sabido)

  11. No se ama a los sumisos / simplemente se les quiere.

  12. […] relación al artículo publicado en Bloguionistas el pasado día 9, donde se pone en cuestión el contenido del articulo “9 € por página” de Lluís Arcarazo, […]

  13. Solo una pequeña puntualización, el nombre correcto es ARCARAZO, no ALCARAZO. Corregidlo, por favor. http://www.imdb.com/name/nm0033520/

  14. Lucaso Queper dice:

    Una cosa está clara, no se pueden tomar decisiones esperando que todo el mundo escoja el camino de la integridad y el verdadero valor de un trabajo tan ‘abstracto’ como cualquiera del mundo audivisual. En mi experiencia personal he aceptado condiciones denigrantes en hostelería por pura necesidad y los he dejado por pura rebeldía mental, porque ante todo soy una persona con valores, una persona que espera que si hace un buen trabajo se valore como es debido. Y lo acepto porque es un trabajo de ‘supervivencia’, no mi profesión, no mi vocación. Jamás se me ocurriría utilizar el mismo baremo.

    Y si paso hambre pues me pongo un poco en forma, y listo. Bromas a parte, si uno mismo no valora su trabajo (y hablamos de uno que no conoce horarios standard), apaga y vamonos. Y si hay veinte o cien más dispuestos a hacerlo, si ese es el precio que le ponen a su esfuerzo, dedicación y entusiasmo, bueno, son formas de vivir.

    La pregunta es si quieres dedicarte a tu vocación y sobrevivir propiciando que se regularice ese tipo de contratos o si quieres vivir de tu vocación. Yo prefiero sacarme las castañas del fuego partiéndome el lomo en cualquier cosa, pero mi ‘verdadero trabajo’, ese seguro que lo negociaré como es debido. No hay que olvidar que en cualquier trabajo hay dos partes importantes:la contratada y la contrante, que con la disculpa de la crisis cualquier empleador considera que le debes la vida por haberte dado un contrato; como si el empleado no se GANASE los duros. Y así se resume todo, nos ganamos los duros, pero no trabajamos por cuatro duros. Son cosas distintas.

  15. Sergio, soy Marta, la coordinadora de FAGA. Pedí la corrección ortográfica porque su nombre estaba mal escrito. Sin dobleces, ni con rintintín. Me parece justo citar correctamente a las personas de las que se habla. Y a cualquiera se nos puede colar una falta. Sin más. Un saludo.

  16. Otro saludo desde Barcelona para ti, Sergio.

A %d blogueros les gusta esto: