CON TETAS NO HAY HUMORISMO

8 marzo, 2014

Por Laura Andina.

Muchas veces, la costumbre es mala consejera. Que algo siempre haya sido de una manera nos lleva a creer que esa es la única forma de hacerlo. Por ejemplo: si en 2001 os decía que ganaríamos una Copa del Mundo es probable que me echarais del país a sombrerazos. Pero, contra todo pronóstico, un día sí se ganó y aprendimos a vernos con otros ojos. Ahora sí somos un país que puede pasar de cuartos y ganar campeonatos mundiales de fútbol.

Para las mujeres en televisión, el Mundial que se nos viene resistiendo desde la época de la tele blanco y negro es la comedia. Las mujeres somos las reinas indiscutibles del corazón, de vender lejía o de defender las bondades de los ambientadores con olor a Nenuco pero en el humor, la igualdad es más difícil de alcanzar que una sinapsis en el cerebro de nuestros políticos.

Sólo basta hacer algo de zapping para descubrir que en este país contar con cromosomas XY es un requisito indispensable para hacer humor. Un ejemplo:

1

Es curioso que a ningún televidente le llame la atención que exista un programa con seis hombres y solamente una mujer. Se ve que es “lo normal”. Pero la mejor manera de descubrir lo acostumbrados que estamos a este esquema es imaginarnos este programa al revés: seis mujeres de mediana edad, con algo de sobrepeso y poco pelo con un pibón como único representante de los hombres.

2

¿Os imagináis un programa con este elenco? ¡Twitter estallaría! Porque, casi siempre, las mujeres, para estar en televisión, tenemos que ser guapas. Los hombres pueden no serlo si son humoristas, presentadores de telediario, de concursos, entrenadores de perros o yonquis en Callejeros.

Todos somos Baltasar.

Tan solo habían pasado 2 o 3 días de este 2014 y ya estábamos indignadísimos: en la cabalgata de reyes de Madrid, Baltasar iba a ser, una vez más, un hombre blanco pintado de negro… ¡Las redes sociales estallaban! ¡Hasta se abrió un change.org para denunciarlo y todo!

Curiosamente, cuando un hombre se pone una peluca y hace todos los personajes femeninos en comedia nadie se tuit-moviliza.

3

Hasta hubo un programa que se llamaba “Señoras que…” con un elenco completamente masculino y a nadie le llamó la atención. La gran duda es: ¿no hay mujeres que puedan hacer todos estos papeles?

Pues la respuesta a esto es: sí. Sí las hay. Pero hay que buscarlas y es más fácil no hacerlo y que todo quede “entre amigos”. ¿Para qué cambiar algo? Es más seguro seguir trabajando con “los chicos de siempre”. Después de todo, los hombres de la comedia llevan mucho más tiempo que nosotras practicando, equivocándose y acertando. Eso da mucha, muchísima ventaja.

Pero esta situación no sólo sucede de cara a la cámara. En las redacciones, donde se elaboran estos programas de humor, el ratio sigue siendo, en el mejor de los casos, 5 guionistas hombres por cada mujer. Por eso los chistes siguen siendo mayoritariamente de temas masculinos, por eso ser rompedor es hablar de putas, proponer cameos de pibones en minifalda o rematar los chistes con la palabra “polla”.

La otra razón que hace que esto nos parezca tan normal, es que las personas que toman decisiones en la televisión nativa siguen estancados en la fórmula que tantas satisfacciones le dio al dúo Pajares y Esteso en los 80: pibones rodeados de feos “graciosos” que intentan ligar con ellas. O, con suerte, siguen viendo y copiando al Conan O’Brien de los 90. Se ve que el becario de turno aún no ha podido descargarles los subtítulos para vean y entiendan a Ellen o a Chelsea Handler.

Visto lo visto, está claro que en esta España Tina Fey sería redactora de “Qué tiempo tan feliz” y Amy Poehler haría conexiones en directo desde la casa de Amador Mohedano. Y así seguirá siendo, hasta que alguien no pida algo diferente.

—-

Laura Andina es una guionista uruguayo-española. Trabajó en “Planeta Finito”, “Celebrities” y “¿Sabes más que un niño de primaria?”. A finales de 2007 se incorporó al equipo de guionistas de “Sé lo que hicisteis…”. Allí estuvo escribiendo humor hasta el final del programa en 2011. Hoy dedica su tiempo a diseñar aplicaciones móviles y escribir “Pelucas y Bañeras” el musical definitivo sobre la vida de Whitney Houston.


A %d blogueros les gusta esto: