YO NO ESCRIBO GUIONES PORQUE NO TENGO TIEMPO

por Sergio Barrejón.

Desde que fundamos el blog, mucha gente nos ha preguntado dónde se pueden encontrar guiones en castellano. Internet está llena de guiones en inglés, pero no es tan fácil encontrarlos en español. Por eso creamos la sección de guiones de Bloguionistas, donde ahora mismo hay publicados algunos textos escritos por los fundadores y colaboradores del blog. (Y donde los profesionales están invitados a colgar sus guiones, si les apetece.)

De cuando en cuando, algún lector nos escribe preguntando si puede utilizar alguno de esos guiones para hacer un corto. Hace unos días, me escribió una persona preguntando si podía utilizar el guión de “El Encargado”, un cortometraje que escribí con Nacho Vigalondo. Apenas crucé un par de emails, la conversación con esa persona se volvió totalmente surrealista. Éste es el email que le envié ayer.

 

Estimada Z.:

 

Dices en tu email que no entiendes por qué no me siento cómodo cediéndote los derechos de remake de mi corto. Voy a intentar explicarte mis razones.

 

Dices en tu email que las personas que han leído el guión en Japón piensan que les falta algo y me propones un final alternativo. Verás, yo desde hace bastantes años me gano la vida escribiendo. No escribo nada del otro mundo ni planeo recibir el Nobel, pero en general creo que no se me da del todo mal. Y la verdad, no me gusta que ningún desconocido me diga lo que tendría que hacer para mejorar. Y no es por soberbia. A menudo, en mi trabajo diario, escucho y valoro las opiniones de otros sobre mi trabajo. Y realizo muchos cambios en mis textos por sugerencia de productores, directores y coguionistas. Es parte del oficio y no me supone ningún problema. ¿Por qué esas sugerencias no me molestan? Porque están hechas por profesionales con los que voluntariamente he decidido trabajar, porque suelen servir para mejorar mi trabajo y, muy importante, porque me pagan por ello. Tus sugerencias no cumplen ninguno de esos requisitos.
Dices en tu email que no pretendes lucrarte adaptando el guión. Tal vez no lo he entendido bien, pero lo dices como si fuera algo bueno. El caso es que yo prefiero lucrarme. Normalmente, los profesionales de cualquier ámbito se caracterizan, entre otras cosas, por pedir dinero a cambio de su trabajo. Sí, quiero ganar dinero. Me gusta el dinero. Sirve para comprar comida y alquilar un piso. Con el corto que quieres adaptar yo gané algo de dinero en su día. No mucho, tal vez menos de lo que ganas tú con tus vídeos corporativos en Japón. Tal vez ganas tanto dinero que te puedes plantear dedicarte a hacer cortos como hobby. Es una actitud que respeto, pero no comparto. Y no me planteo proporcionarte guiones para ello.

 

Dices en tu email que no tienes tiempo para escribir. Eso es algo que tienes en común con el 99% de la humanidad. Quizá sea precisamente por eso por lo que el 1% restante puede ganarse la vida escribiendo. Porque le dedica tiempo, a veces mucho tiempo, a escribir. Y algunas veces, el resultado es lo suficientemente bueno como para venderlo. Y entonces uno piensa, ¿por qué tengo que regalarle mis ideas a otra gente? ¿Es culpa mía que no tengan tiempo (o capacidad) para desarrollar sus propias ideas?

 

Dices en tu email que te gusta pensar a raíz de una idea que esté bien. Lógico. Es mucho mejor trabajar sobre buenas historias que sobre historias de mierda. Pero el mundo está lleno de estupendas historias que, a diferencia de la mía, son de dominio público. Hamlet. La vida es sueño. Un enemigo del pueblo. A los tipos que escribieron esas obras maestras no tienes ni que pedirles permiso. Y creo que estaremos de acuerdo en que son mucho mejores historias que mi humilde cortometraje. Si aun así tus colaboradores japoneses piensan que “les falta algo” también puedes cambiar sus finales como te venga en gana, porque sus autores están muertos y no les molestará. No pierdas el tiempo (recuerda que no tienes mucho) proponiéndome cambios a mí, que estoy vivo y no tengo el menor interés en tus sugerencias. Y, de nuevo, no es por soberbia. Es, simplemente, que a mí tampoco me sobra el tiempo.

 

Dices en tu email que estabas ya muy ilusionada con este proyecto. Pues lamento comunicarte que tus ilusiones al respecto son exactamente eso: ilusiones. En ningún momento te he dado a entender que podías adaptar mi guión. Si el texto está publicado en Bloguionistas es para ayudar en lo posible a gente que está empezando a escribir y que busca guiones en castellano. No para que el primero que pase lo use para lo que le dé la gana.

 

Siento no poder ayudarte, y te deseo mucha suerte con tus proyectos.
Un cordial saludo,
Sergio Barrejón.

4 respuestas a YO NO ESCRIBO GUIONES PORQUE NO TENGO TIEMPO

  1. Ferrero dice:

    Una pregunta que seguro que surgió en la conversación y derivó en el “no tengo tiempo”: ¿en algún momento propuso esta persona escribir ella misma, o su guionista de confianza, un remake de la historia pagando los derechos correspondientes? ¿O directamente quería modificar lo que en JAPÓN (!!!!) le habían dicho que fallaba?

    Quiero decir, si el guión ya escrito (que encima no es para ella) no le satisface, pero no quiere escribir, ¿no es más sencillo buscar a alguien que se lo escriba a la medida y comprar el “basado en”? Sale más barato que un billete a Japón.

  2. Alex Ron dice:

    Hola Sergio,
    Siento decirte que estoy de acuerdo con esta chica. De hecho, quiero que me escribas un guión, de los buenos, no esas mierdas que hago yo, y cuando lo tengas lo firmaré con mi nombre. De paso, me presentas a un par de productores interesados en “mi” obra y cuando gane dinero, ya pasaré por tu casa a restregartelo. Ponte rodilleras.
    P.D.: ya estás tardando, esto tenías que haber sabido tú con tiempo que te lo iba a pedir para hoy.

  3. En fin, que como decía el Leónidas en 300 “¡Esto es Espa…ña!”

A %d blogueros les gusta esto: