“LAS MUJERES TODAVÍA TENEMOS QUE HACER MUCHO RUIDO”

20 abril, 2015

2013 fue el año de Manuela Moreno. Su Notodo ‘Pipas’ fue uno de los cortos más populares del certamen del año, llevándose el premio al Mejor Guión y, ojo, una nominación al Goya. Poco después se anunció su esperada llegada al largometraje: ‘Cómo sobrevivir a una despedida’, una comedia alocada, con guión suyo y de Susana López Rubio, sería su debut como directora. 

Y ayer fue el día. Su opera prima se estrenó en la Sección Oficial del 18 Festival de Málaga y el 24 de abril lo hará en toda España. ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ cuenta las aventuras de un grupo de amigas en Gran Canaria, donde van con el objetivo de celebrar por todo lo alto los últimos días de soltería de una de ellas. 

8

La guionista y directora Manuela Moreno.

La idea original de ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ es de Nuria Valls y Susana López Rubio, mientras que el guión lo firmáis Susana y tú, ¿cómo y cuando entraste a escribir y dirigir la película?

A mí me llega el guión porque estaban buscando una directora para la película. Lo que ocurrió fue que cuando entré en el proyecto me dijeron que tratara de llevarla a mi universo, que dialogara toda la película porque querían algo con mi estilo. Por ejemplo, la cabecera y la definición de los protagonistas no estaban en el guión y lo añadí para dibujar y perfilar los personajes. También añadí algún secundario, como el que hace Javier Bódalo, el bakala que acosa a Gisela. Digamos que traté de reescribir lo que ya tenía, que era el guión que me pasó Susana López. Nunca llegué a escribir a cuatro manos. Fue un trabajo arduo porque es como darle a un pintor un cuadro pintado por otro y decirle que lo haga suyo, todo un reto para mí. Dialogué la peli y traté de darle mi universo, metí algunas cosillas de trama pero realmente el argumento principal ya me vino dado, así que el guión está firmado por las dos.

Es tu primer largometraje como directora, ¿es también tu primer guión?

No, yo tenía mi primer largo ya escrito, que voy a rodar ahora en agosto. Se llama ‘Rumbos’. Jamás creí que iba a debutar con una película por encargo, sin embargo me vino esta oportunidad y no me lo pensé. El trabajo que he hecho en ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ ha sido sobre un guión ya trabajado. El proceso fue muy diferente porque no pasé por la escaleta ni nada de eso, pero fue muy divertido. Así que, sí, ya tenía mi guión escrito y paré de moverlo cuando me llegó este proyecto. Lo dejé durmiendo en el portátil para meterme en esta aventura.

‘Cómo sobrevivir a una despedida’ responde a un claro modelo de comedia americana, ¿te llegaron directrices concretas desde la productora?

No, porque yo sólo iba a dirigir la película. Lo que pasa es que luego en el proceso creativo fue realmente cuando me invitaron a llevarla más a mi universo, a como yo retrato a mis personajes en los cortos. Los productores tenían muy claro el concepto y el tipo de producto que querían. Por eso, en el proceso de documentación me vi todo tipo de películas: ‘Bridesmaids’, ‘Resacón en las Vegas’, ‘Algo pasa con Mary’ o ‘Colega, dónde está mi coche’…

Es un tono que dista bastante del de tus cortos, más cercanos a la tragicomedia…

Mi próximo proyecto, ‘Rumbos’, es una tragicomedia a tiempo real, lo que dura la trama es lo que dura la película. La historia ocurre durante una madrugada de verano en una gran ciudad. Es una película de historias cruzadas y personajes. La produce una productora catalana, Arcadia; han hecho ‘Blancanieves’, ‘No habrá paz para los malvados’… Y ahí ando, se me ha juntado la promoción de ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ y con la preproducción de mi nueva película, porque en agosto empiezo el rodaje.

5

Foto: @hbeltrangimeno.

La mayoría de tus cortos transcurren en una sola localización, mientras que ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ es todo lo contrario: exteriores, secuencias en parques de atracciones, discotecas… ¿Ha sido un reto?

Efectivamente, menos el corto ‘Lo sé’, casi todos ocurren en una única localización. Y de repente hacer una comedia loca, disparatada y a la americana fue un reto para mí. Fue como una yincana con más de cuarenta localizaciones. Si me faltaba un plano ya no había solución, porque al día siguiente nos íbamos a la otra punta de la isla. Iba todo el rato un poco muerta de miedo, con mucho vértigo pero con mucha firmeza a la vez.

Supongo que habrá sido un aprendizaje brutal…

Me he hecho un master. He aprendido una barbaridad. Me ha permitido rodar en 35mm, que pensaba que nunca más podría; todos los exteriores de día de la película son en 35mm, mientras que los interiores y los planos nocturnos los hemos rodado con Alexa.

Entonces, pese a esta primera incursión en el largometraje, ¿no te ves en el futuro como directora de encargo?

Si en el futuro surge la oportunidad y es interesante, ¿por qué no? Pero no te voy a engañar, lo que más feliz me hace es contar con imágenes lo que me he imaginado previamente. Eso es una realidad. Es lo que he venido haciendo en mis cortos, sin ningún tipo de pretensión. Además, me parece más fácil cuando la idea original y el germen de la historia vienen de mí. Incluso la planificación. Por ejemplo, estaba escribiendo ‘Pipas’ y ya sabía que iba a ser un plano secuencia. Veo la forma de contar cada historia. En este caso he hecho un proceso diferente pero con el que he aprendido muchísimo.

He podido ver un vídeo tuyo dirigiendo la película y me ha llamado la atención comprobar que eres muy efusiva y con mucho carácter…

Digamos que soy muy apasionada. Soy muy intensa dirigiendo. Cuando algo me apasiona me vengo arriba y, sin embargo, cuando algo no me gusta no me vengo abajo en el sentido de hundir en la miseria al compañero, pero no soy efusiva. Con palabras poco eufóricas, desde la tranquilidad, intento decir “vamos a ver de qué manera podríamos trabajar esto…”, por ejemplo. Pero cuando algo queda brillante me vengo arriba y motivo mucho al equipo.

2

Manuela Moreno junto al reparto de ‘Cómo sobrevivir a una despedida’.

Imagino que uno de los grandes retos de dirigir la película era conseguir que el quinteto protagonista tuviese esa complicidad que se le supone a un grupo de amigos que lo son desde la infancia, ¿lo trabajaste de alguna manera?

Los actores hicieron piña desde el primer día. Yo quería organizar eventos con los cinco todo el rato, que se divirtieran juntos para transmitir esa amistad desde la infancia, pero no hizo falta mucho trabajo porque en el primer ensayo se vinieron arriba, incluso se fueron de cañas luego y ya se hicieron super íntimos.

Vamos, que a estas alturas tienen un grupo de WhatsApp seguro…

Efectivamente. De hecho, estoy incluida y me entero de todo el panorama.

Otro de los signos distintivos de la película es su marcado universo femenino, incluido en el equipo técnico…

Sí, directora de fotografía, guionista, productora… Y la propia historia está enfocada en el universo femenino, es algo que estaba muy claro desde el principio, que las chicas fuesen en este caso las que la lían parda, y no los chicos. Para dirigir este proyecto estaban buscando una mujer y es algo que agradezco, porque las mujeres tenemos que hacer todavía mucho ruido. Hay muchas mujeres talentosas en la industria y en este festival sólo estamos dos, cuando podrían ser por lo menos la mitad.

4

Foto: @hbeltrangimeno.

Entrevista de Alberto Pérez Castaños. Fotos de Héctor Beltrán. 

Entrevista realizada gracias al apoyo del sindicato de guionistas ALMA.

logo ancho ALMA


“ESCRIBIMOS PERSONAJES QUE SON TERRORISTAS, PERO DETRÁS HAY HOMBRES Y MUJERES”

20 abril, 2015

En España se ha llevado al cine el terrorismo de ETA en unas cuantas ocasiones, pero ninguna como se ha hecho en ‘Santuario’, una coproducción española (Mod Producciones, Kowalski Films y Canal +), francesa y belga que se estrenó ayer en la sección “Estrenos especiales” del 18º Festival de Málaga. La película, dirigida por el belga Olivier Masset-Depasse, se sitúa entre Francia y España en el año 1984. En este contexto se cuenta el enfrentamiento de Txomin, el líder terrorista de la época, con Grégoire Fortin, el asesor del presidente del Consejo Constitucional de la República Francesa. Sin embargo, esta historia tensa, violenta y desgraciadamente real se cuenta desde una óptica muy humana, como bien nos contó Quitterie Duhurt-Guasserès, una de las responsables del guión. Pese a que Quitterie hablaba un más que correcto castellano, para realizar la entrevista contamos con la ayuda en la traducción de Miguel Salvat, presidente de Canal +.

3

La guionista Quitterie Duhurt-Guasserès.

‘Santuario’ está inspirada en hechos reales pero también hay partes ficcionadas, ¿cuándo habéis necesitado alejaros de la realidad y recurrir a la ficción para contar la historia?

Toda la parte basada en hechos reales empieza con una investigación muy profunda y de muchísimos meses con entrevistas a políticos, jueces, policías y algunas personas del entorno de la ETA. Esta fue la parte de investigación previa, después fuimos a hablar con Canal + para decidir qué personajes de ficción eran necesarios para contar la historia. Fue un proceso mixto durante toda la escritura del guión.

Tú eres la responsable de la idea original, ¿por qué pensaste que esta parte de la historia tanto de España como de Francia tenía que contarse?

El periodo que transcurre durante la película fue muy interesante. Era el principio de la izquierda en Francia y de la democracia en España: Mitterrand llegó al poder en Francia en el 81 y Felipe González un año más tarde a España. Nos parecía un contexto muy atractivo.

La cierto es que en España se han hecho películas sobre ETA y sobre el GAL, pero nunca desde el punto de vista y en el contexto en el que lo habéis hecho en ‘Santuario’…

Sí, es que en este periodo también estaba el GAL. Hay una película que se llama ‘GAL’ en la que se cuenta la historia de los periodistas de Diario 16, pero a nosotros nos interesaba el contrapunto francés del GAL porque también hay ciertas responsabilidades por parte del gobierno francés en el origen de este grupo y esta parte no se conocía en Francia. Así que nos parece interesante hablar de la lucha antiterrorista, que fue una chapuza porque no había colaboraciones policiales entre Francia y España.

Uno de los muchos momentos reales que suceden en ‘Santuario’ es el asesinato del político Enrique Casas, con el que, además, abrís la película…

Al principio teníamos dudas sobre cómo empezar la historia, quizá con el origen y el nacimiento del GAL en el 1983. Pero después nos pareció muy interesante hacerlo con el asesinato de Enrique Casas porque fue un político demócrata y fue muy diferente a las ejecuciones anteriores de la ETA. Fue un hecho muy simbólico y nos pareció importante por lo que significó. La muerte de Enrique Casas se convirtió en un símbolo del ataque a la democracia y a España.

1

Miguel Salvat, presidente de Canal +, nos echó una mano con la traducción.

¿Qué herramientas utilizasteis para plasmar las relaciones tanto políticas como humanas y sentimentales de los terroristas reales?

Hay libros con los que nos hemos documentado, pero sabemos que hay cosas que se escriben aunque no son verdad del todo. También nos documentamos con testimonios de los que no podemos citar a las fuentes, gente que tuvo relación y conocieron a militantes de la ETA y que nos relataron cómo eran esas personas y sus relaciones. Después de todo, los terroristas de ETA son humanos, son hombres y mujeres a los que también les ocurren cosas del tipo sentimental, de narcisismo, luchas de poder y de ideologías entre ellos, pero lo que nos interesaba son los hombres, las personas humanas. También hay cosas entre los políticos españoles y franceses que se juegan desde el punto de vista de los hombres y de la humanidad, y eso es la ficción. Porque el documental narra los hechos, pero la ficción puede proyectar algo más humano, cierta verdad.

Es un riesgo escribir personajes así. Son humanos, estamos escribiendo personajes que son terroristas pero detrás hay hombres y mujeres. No es una manera de decir que estamos de acuerdo ni justificando nada, sino de contar las cosas con un poco más de complejidad. Sabemos, por ejemplo, que Txomin fue un terrorista con muchos comandos y ejecuciones detrás, pero la película comienza en un momento de su vida en el que el jefe va a caer y hay una lucha de poder entre diferentes generaciones y eso nos parece muy interesante porque habla de algo más universal, habla de todos, de cierta manera.

2

Foto: @hbeltrangimeno.

En el guión habéis trabajado tanto tú como Xabi Molia, Pierre Erwan Guillaume y el director de la película, Olivier Masser-Depasse, ¿cómo ha sido el proceso de escritura?

Yo escribí la investigación, con los testimonios y el resto de información. Después, Xabi Molia le dio forma de guión, haciendo muchas versiones. Más tarde, Xabi se fue para realizar su película y llegó Olivier Masset-Depasse, que trabajó otro guión. Después, Xabi regresó al proyecto para dialogar.

¿Ha sido complicado sacar la historia adelante teniendo dos países implicados en ella o ha sido una ventaja?

Hemos sido conscientes de que es la historia de España. Esperamos respetar la historia de España, porque sabemos que el tema de ETA ha sido un tema muy sensible aquí. También sabemos que no podemos hablar del dolor de la misma manera que los españoles, por eso ha sido importante trabajar con españoles en esta historia.

Entrevista de Alberto Pérez Castaños. Fotos de Héctor Beltrán. 

Entrevista realizada gracias al apoyo del sindicato de guionistas ALMA.

logo ancho ALMA


A %d blogueros les gusta esto: