NOS DEBÉIS MIL Y PICO MILLONES

Soy autor de obras audiovisuales. He recibido subvenciones. Y cobro dinero de la SGAE varias veces al año. Y tengo por un ignorante a cualquiera que vea en esto un privilegio o un motivo para atacarme.

Creo que tengo derecho (y así lo dice la ley) a una remuneración por la explotación de mis obras. Creo que tengo derecho (y así lo dice la ley) a decidir si mis obras son puestas a disposición del público o no, y en qué condiciones.

Estoy en contra (y la ley me da la razón) de que haya terceras personas que se lucren con la explotación de mis obras sin que yo reciba una remuneración.

Y estoy totalmente en contra del informe que acaba de publicar el Observatorio de la Piratería. Considero que su publicación es un error.

En ocasiones observamos piratas.

Considero, de hecho, que el Observatorio de la Piratería es una iniciativa inútil. Incluso contraproducente. Nociva. Quizá no tanto como para provocar cáncer, pero a mí me ha dado urticaria.

Y creo que a muchos compañeros les pasa igual. Urticaria incluida. Pero de todos modos apoyan este tipo de publicaciones.  Porque “algo habrá que hacer” para “luchar contra la piratería” que “tanto daño está haciendo a la industria”.

Esto de “algo habrá que hacer” lo oigo mucho, no sólo en este contexto. Me pregunto qué quiere decir. ¿Que cualquier experimento es digno de aplauso porque la intención es lo que cuenta?  ¿Si te duele la cabeza y no tienes aspirinas te tomas un laxante porque “algo habrá que hacer”? ¿Si la cisterna pierde agua y no sabes arreglarla desconectas la luz porque “algo habrá que hacer”?

Sería genial que hubiera una solución simple y efectiva contra el comercio ilegal de nuestras obras. Pero de momento nadie la ha encontrado. Y mientras la buscamos, no le veo sentido a ir haciendo chapuzas inútiles. Puedo aceptar que se pongan parches. Apaños temporales. Paliativos parciales. Pero no experimentos condenados al fracaso que no resisten el menor análisis lógico, como la ley Sinde o este tipo de informes.

Luchar contra la piratería con iniciativas como ésta tiene tanto sentido como sacrificar un cordero para calmar la ira de los dioses. O sacar el Cristo en procesión para traer la lluvia. O meter un personaje andaluz en tu serie para subir la audiencia en Andalucía. (Esto último lo he tenido que hacer, por cierto. Y no, no funcionó).

El Observatorio para la Piratería es un engendro creado específicamente para generar informes que, retorciendo la estadística y violando la lógica, vengan a confirmar las creencias irracionales de un grupo de personas que carecen de la madurez psicológica para aceptar que tenemos un problema cuya solución somos incapaces de imaginar todavía.

Estas creencias irracionales se resumen en lo siguiente: si entre todos deseamos muy fuerte que la gente deje de descargarse películas en internet, de algún modo lo conseguiremos, porque en el fondo nos lo merecemos, ya que somos buenas personas, y Dios nos ama. Y cuando lo consigamos, TODO irá bien. Mi aliento olerá a menta, mi pareja no bostezará cuando le hable de mi trabajo y este michelín desaparecerá de aquí a principios de julio.

O citando las palabras del informe: “Un escenario sin piratería podría permitir crear 21.697 nuevos puestos de trabajo directos, y unos ciento diez mil empleos indirectos”.

Nada me haría más feliz que la creación de 21.697 nuevos puestos de trabajo directos, sea eso lo que sea, pero tengo serias dudas sobre el método seguido para llegar a esa cifra tan específica.

Veamos. El informe del Observatorio está elaborado por una empresa llamada GfK (más sobre ellos en seguida), y parte de 4.036 encuestas a “internautas” de entre 11 y 74 años. Les preguntan, en encuestas online de 20 minutos, cuánto “piratean” y cuánto dinero gastarían en comprar obras si no accediesen “ilícitamente” a ellas. Nótese lo dirigidas que están las preguntas:

-Tú tienes internet, ¿no? Vale. ¿Y CUÁNTO ROBAS, más o menos?

Extrapolando las respuestas obtenidas, el informe se aventura a calcular el lucro cesante del conjunto de la industria. Es fácil. Es CIENCIA: le preguntas a un niño de once años cuánto dinero se gastaría en libros y películas si no estuvieran en internet, te dice que unos 80€ al año, multiplicas 80 x EL CONJUNTO DE LA SOCIEDAD et voilà.

Esto no me lo estoy inventando, lo juro, aparece en el informe.

(Click en la imagen para descargar el informe completo)

¿Y de dónde saca GfK a los sujetos encuestados? Pues del “panel online GfK”, un sitio donde te apuntas para te que manden encuestas a tu email. ¿Y por qué querría nadie en su sano juicio apuntarse a una web para rellenar encuestas? Sencillo: cuantas más encuestas rellenes, más puntos acumulas. ¿Y qué haces con esos puntos? Los canjeas por cheques-regalo con los que puedes comprar cosas “en multitud de importantes establecimientos comerciales”.

Esto tampoco me lo he inventado. Es la descripción que hace la propia GfK de su negocio. Ah, y sólo por registrarte te dan 300 puntos. ¡Tres eurazos! La de Risketos que se pueden comprar con eso.

Resumen: mediante el proceso de registro menos fiable del mundo, reunimos a un grupo de desocupados dispuestos a rellenar encuestas hasta que les sangren los ojos; les hacemos las preguntas más manipuladas que se puedan imaginar; aliñamos las respuestas para que la conclusión esté a la medida de nuestros clientes, y a correr.

Por qué no estudiaría yo Estadística.

El Observatorio, recordemos, es una iniciativa de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos. O sea, esta peña:

Los creadores. Los que CREAN.

De todos modos, como en casi cualquier encuesta masiva, incluye datos muy reveladores sobre los que no se ha querido poner el acento, porque el cliente no se lo ha pedido. Porque el cliente está muy interesado en luchar por los derechos de los creadores, pero no a costa de cabrear a nadie poderoso, no jodamos. Ejemplo: de entre todas las razones que los encuestados aducen para “piratear”, la primera de todas es

YA ESTOY PAGANDO POR MI CONEXIÓN A INTERNET

Y es que una persona dispuesta a que le llenen el email de spam a cambio de un cheque-regalo que no da ni para un pack de seis yogures es, lógicamente, una persona muy mirada con el dinero. Serán desocupados, pero no gilipollas.

Este dato es el primero de los que incluye el informe y, sinceramente, se podían haber ahorrado los demás. El concepto de qui prodest es muy anterior a la creación de la “ciencia” estadística. ¿Quién se está forrando con la distribución ilegal de contenidos? Las empresas proveedoras de internet. Los grandes buscadores. Las multinacionales.

Alto, Barrejón. ¿Estás acusando a las operadoras de promover la piratería? Nooo. Cómo voy a decir yo eso. Eso sería mera especulación. Una falacia. Conspiranoia. Sería tan reprobable como afirmar, cobrando por decirlo, que en 2016 se produjo un lucro cesante de 1.783 millones de euros porque hubo 4.128 millones de accesos ilegales.

Lo que sí se puede decir es que las operadoras ganan más dinero que nunca. Y que si quieres bajarte torrents, necesitas una conexión a internet. ¿Y eso quién lo vende? Las operadoras de internet quizá no estén fomentando la piratería, pero es evidente que la piratería las está fomentando a ellas. Las mismas empresas que se han hecho de oro proporcionando la tecnología necesaria para piratear sean ahora las que más dinero invierten en producir series. La mitad de los guionistas y directores de España están haciendo series ahora para cierta operadora de internet. O dicho de un modo demagógico y torticero: primero contribuyen a arruinar nuestro sector, y después nos convierten en sus empleados.

¿Post hoc ergo propter hoc? Y yo qué sé. Supongo que no. En un guión funcionaría bien, pero la vida real es más compleja que las pelis de buenos con caballo blanco y malos con bigotito fino.

El caso es que se está explotando ilegalmente una propiedad intelectual, hay una empresa beneficiándose con ello, y el legítimo propietario de las obras no ve un duro por ello. ¿Solución? No tengo ni puñetera idea. Qué voy a saber yo, si sólo soy un guionista de telenovelas. Pero una cosa está clara: esto no lo arreglamos montando una especie de cofradía de penitentes y pagando a unos hechiceros pseudocientíficos para que ejecuten ofrendas rituales en forma de informes.

Sergio Barrejón.

Más (y mejor explicado) sobre este asunto en Xataka.

2 Responses to NOS DEBÉIS MIL Y PICO MILLONES

  1. Gutier dice:

    Gracias, Sergio.

  2. Lo primero que he de decir (aunque le moleste al autor) es que estoy contra la propiedad intelectual y las patentes. No considero que haya un derecho a la propiedad de ideas (más bien, tal cosa es un privilegio monopólico concedido por el Estado), y es claro que no es lo mismo la copia que el robo. Las ideas no son bienes económicos, puesto que el uso de ellas es ilimitado y el uso del uno no se ve privado por el uso del otro. De igual forma con el contenido digital.
    Por otro lado, da igual lo que digan las leyes (bueno, a fines prácticos, son las leyes las que se llevan a la acción) cuando se habla de un asunto moral. Este yo o el autor en la razón. Si algo esta bien esta bien y si esta mal esta mal.
    La excusa de que las operadoras telefónicas lucran más porque la gente se baja contenido protegido, o que los buscadores están haciendo un pastón porque es allí principalmente donde se busca de donde descargarlo, es insuficiente (aún asumiendo que la propiedad intelectual este bien) para justificar lo de las subvenciones.
    Recibirlas (puesto que el que esten es un hecho) es una cosa, pero justificarse con tal excusa es otra. “Me deben porque no me han pagado (al descargar o al lucrar con el interés que genera el contenido digital en internet)” no es más que un elocuente discurso para decir “no me importa a quien se lo hayan quitado… en mi mundo ideal ganaría más (y por eso me lo deben). Y si es de pedirle más al gobierno (sin importar que le quiten más a otro –que poco me importa si es un pirata o no–), mejor”.
    http://www.miseshispano.org/2012/08/la-lucha-contra-la-propiedad-intelectual/
    http://www.miseshispano.org/2017/04/crisis-financiera-y-propiedad-intelectual-rand-o-zizek/

¿Y tú qué dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: