UN CROSS-OVER DE WEBSERIES. Entrevista a Guillermo Peláez, creador de AMIGOS DE SANGRE.

3 marzo, 2017

cartel

Guillermo Peláez es el creador de “Amigos de Sangre”: la primera webserie de Salamanca, que podéis ver gratis aquí. Tras el éxito de esta ficción online de bajísimo presupuesto, sus artífices van a por el “más difícil todavía”. La segunda temporada de Amigos de Sangre (ADES2) no sólo arranca con la intención de alcanzar con un presupuesto muy superior, sino que aspira a convertirse en un cross-over de webseries. No habéis leído mal: Del mismo modo en que ocurre en proyectos como los de Marvel, el universo de “Amigos de Sangre” se entrecruzará, a lo largo de esta segunda temporada, con personajes, universos y colaboraciones de otras webseries consagradas de nuestro panorama nacional.

Ante una iniciativa así de interesante, era obligado hacer esta entrevista.

fotogramas33333

¿Cómo surge la idea de hacer un crossover de distintas webseries?

Son varios factores los que influyeron en la decisión, el principal fue la visibilidad. Mi equipo y yo logramos terminar con gran esfuerzo la primera temporada de “Amigos de Sangre” para darnos cuenta que no basta con tener un producto, hay que promocionarlo, una tarea difícil si apenas cuentas con presupuesto, equipo humano y tiempo, como era nuestro caso y el de la mayoría de webseries. La mejor solución era unir todas esas microaudiencias de cada proyecto para abarcar un público mayoritario interesado en la ficción online. En estos días priman la nostalgia, los reencuentros y un crossover entre webseries es una forma de que el sector evolucione. España es uno de los países en el mundo que más webseries produce pero los creadores seguimos mirando demasiado hacia la televisión. El universo webserie ya es lo suficientemente maduro como para que el espectador capte las posibles referencias, cameos y homenajes hacia otras webseries dentro de un crossover.

¿Existen precedentes en algún rincón del mundo, o habéis encontrado un filón virgen?

En televisión hay numerosos precedentes: “Padre de familia” y “Los Simpson”, ”Bones” y “Sleepy hollow”, “C.S.I.” entre ellas y con “Sin rastro”. O en España “Hospital central” y “El comisario”, aunque se trataba de capítulos especiales, no temporadas completas. Respecto a las webseries “NBC” realizó un capítulo crossover entre “Friday night lights” y “Parenthood” llamado: “Friday night at the Luncheonette”, y la productora “HA Animation” creó una webserie animada donde aparecen personajes de series de los 90 como “Los Rugrats”, “El laboratorio de Dexter”, “Las supernenas” o “Johnny Bravo”, en nuestro país no hay precedentes.

¿Cuántas webseries colaboran en este proyecto? ¿Estáis abiertos a más candidatas o ya habéis cerrado el cupo?

Por el momento son más de 30 webseries las que han aceptado el reto, y cada semana se van sumando más. Los creadores eligen el grado de colaboración, desde que aparezca merchandising en los capítulos hasta la fusión de tramas, por lo que hay cabida para un gran número de proyectos. Una vez cerrada la fase de guión, en la que nos encontramos actualmente, ya no aceptaremos más.

mapa-webseries

¿Existe algún criterio a la hora de aceptar o excluir las webseries? ¿Tono? ¿Género? ¿Formato? ¿Etcétera?

Queremos representar en el proyecto la gran diversidad de series online que hay en España, por lo que el único requisito para participar es que tu producto sea una serie pensada para internet. No es necesario ni que se hayan estrenado capítulos. A priori los géneros de acción y drama son los más sencillos para fusionar con “Amigos de Sangre” pero no queremos quedarnos en la superficie, solo hay que trabajar más a nivel guión para dar cabida a todos los que quieran participar. Buscamos experimentar al máximo, en “ADES 2” las ideas locas no existen, solo hay que maquillarlas.

Imagino que parte del encanto de este crossover radica en que cada webserie conserve su propia identidad, su propia salsa… pero al mismo tiempo compongan entre todas un universo coherente. ¿Cómo os coordináis en ese sentido? ¿Hasta qué punto tendrá que adaptarse cada participante a una directrices comunes?

La segunda temporada de “Amigos de Sangre” constará de 7 capítulos con una duración máxima de 20 minutos cada uno. Los 3 primeros episodios se centrarán en la historia de los protagonistas de “ADES” para enlazar las tramas de la primera temporada, y en los siguientes 4 episodios se dará entrada a personajes de otras series, que ayudarán a los protagonistas a conseguir sus objetivos. Hay varios puntos obligatorios por los que la historia va a pasar pero las maneras de llegar variarán según las necesidades de los personajes de las otras webseries que sí influirán directamente en la trama.

En esa misma línea: ¿Cuáles serán los nexos de unión entre los distintos capítulos? ¿Compartís personajes? ¿Compartís tramas?

Sin desvelar mucho del argumento, a mitad de la segunda temporada los protagonistas necesitarán aliados para que les ayuden a acabar con sus rivales y así poder volver a su ciudad, viajarán por toda España intentando reclutar a antiguos colaboradores para que se unan a su causa. En esa búsqueda por diferentes lugares, en esas paradas en bares de carretera es donde podemos jugar con comodidad para entremezclar personajes y fusionar tramas.

fotograma2

¿Cómo habéis enfocado el trabajo de guión en ADES? ¿Habéis seguido algún método, o varios?

He escrito junto a Jorge Álvarez, director de la segunda temporada, los 3 primeros capítulos centrados en la historia de “ADES”. Para los episodios restantes estamos trabajando de manera conjunta con el resto de creadores involucrados en el crossover, aportando ideas desde ambas partes y llegando a un consenso de cuáles se quedan. Una vez los capítulos estén escaletados, cada creador escribirá la escena y diálogos de su personaje y yo ensamblaré todas las partes en los guiones finales. Nuestra intención es empezar a rodar a principios de mayo, cerrando la fase de guión.

Según vuestra experiencia, ¿qué similitudes y diferencias encontráis entre el público de las webseries y el público que consume cine o televisión?

Hoy en día esa línea de separación se está difuminando cada vez más con la entrada de canales online tipo Netflix, además de el hecho de que el consumo del cine y las series de televisión se realiza cada vez más desde internet, aunque hay que reconocer que la gente sigue pensando en webserie como un producto de bajo presupuesto, generalmente comedia, que se ve desde Youtube y no como “House of cards”. Dicho esto, el espectador de webseries suele ser aficionado al cine y ya ha visto mucha ficción por lo que busca algo diferente, sin las típicas restricciones que se dan en cine y tele. Le da más importancia a la originalidad de la propuesta que los fallos de producción. Los espectadores de cine y televisión por lo general están acostumbrados a unos mínimos de calidad y a unas formas más convencionales de contar las historias.

¿Qué presupuesto necesitáis para llevar la iniciativa a buen puerto?

Nuestro objetivo es conseguir disponer de un presupuesto de 25000€ aproximadamente para poder pagar adecuadamente al equipo técnico y reparto artístico, disponer de banda sonora original, una postproducción profesional y sufragar los viajes que vamos a realizar a diferentes ciudades de España donde grabaremos parte de la segunda temporada, las ciudades previstas son: Barcelona, La Coruña, Madrid, Sevilla y Zaragoza.

¿Qué estrategias tenéis para conseguir ese dinero, amortizarlo e incluso ganaros la vida gracias a ello?

Estamos explotando diferentes vías de financiación para poder diversificar las estrategias y tener más posibilidades de éxito:

  • Crowdfunding: Hemos lanzado una campaña en la plataforma Verkami como proyecto destacado por el Salón del Cine y de las Series, donde fuimos galardonados como la mejor webserie.
  • Subvención: Somos candidatos a una ayuda que concede la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes a proyectos audiovisuales salmantinos.
  • Inversores: Contamos con capital aportado por personas que confían en la solvencia del proyecto y seguimos creando relaciones con profesionales del sector que apuestan fuerte por el formato webserie y que conocen a fondo el mercado audiovisual.

Hemos creado la productora JORMO Producciones para lanzar “ADES 2” y complementarlo con trabajos para terceros (vídeoclips, publicidad, eventos…) para obtener un flujo constante de ingresos, hemos fichado con Freaklances project, expertos en contenidos para internet, para distribuir “Amigos de Sangre” y una vez esté acabada la segunda temporada vamos a presentarla al mayor número de festivales a nivel internacional. Otras formas de monetizarla son la publicidad en canales online y la venta o cesión de derechos del universo ADES, habiendo posibilidades reales de exportar los personajes y tramas de ADES para adaptarlos a países como Rusia o China que tienen mucho público y las películas o series de este género con poco presupuesto se amortizan bien.

Realizamos la primera temporada de “Amigos de Sangre” con la intención de que sirviera como carta de presentación, demostrando lo que éramos capaces de hacer sin presupuesto. Con el crossover de “ADES 2” queremos dar un paso adelante para que tanto el público como las empresas apuesten por las webseries, no como producciones con escasos medios e ideas similares a las ya vistas en la televisión, sino como la evolución lógica de un sector que tiene plena cabida en los hábitos de consumo del espectador medio y que poseen mayor libertad y rapidez de movimientos que las series convencionales.

fotograma1

____________________

 

 


FIRMA INVITADA: EL ARTE DEL CROWDFUNDING (O CÓMPREME UNA CAMISETA, SEÑORA)

17 abril, 2013

Martín Piñol  es escritor, guionista, humorista, director, profesor y muy fan de los escritos optimistas de bloguionistas. (Éste también intenta serlo)

avatar dietista

<

2 millones de dólares en 10 horas. Esto lo consiguieron los de la peli de Veronica Mars con su crowdfunding o micromecenazgo. (O sea, los fans de la serie donaron pasta para hacer posible la futura película). Muchos de nosotros no podíamos apartar los ojos del marcador de la web, que se actualizaba cual telemaratón solidaria (pero sin aguantar una gala larga y aburrida). Nos asombraba la capacidad de movilización de sus fans, y sobre todo, nos fascinaba la pasta obtenida.

Salvando las distancias, aquí también tenemos nuestros crowdfundings bonicos y triunfales que han ayudado a impulsar proyectos de todo tipo.

Para todos los guionistas, directores o híbridos hartos de esperar a que se os aparezca un productor con maletas llenas de millones, os contaré hoy nuestra experiencia crowdfundera con la comedia gordaca de terror EL DIETISTA, que supondrá mi debut como director de cine tras una apacible década como escritor y guionista de tele.

(En su día, el nuestro fue el proyecto audiovisual más exitoso de la plataforma Verkami, y hoy lo superan sólo dos –el documental L’endemà, que ha batido récords europeos, y la peli Tots els camins de Déu. Así que de algo os puede servir lo que aprendimos.)

Por si alguien aún no ha sido sableado por cientos de conocidos de Facebook, esto del crowdfunding vendría a ser -según los emprendedores- “una oportunidad para que los fans participen y apoyen los proyectos desde el inicio”. (En cambio, los criticones lo ven como un “págame los caprichos, payo”.)

Básicamente, necesitas poner tu proyecto y tus necesidades en alguna plataforma de internet y esperar que “si lo construyes, vendrán”.

El crowdfunding te sirve para: recaudar dinero, crear marca y situarte en el panorama audiovisual; testar tu producto antes de materializarlo; crear una base fan que te apoye y al mismo tiempo aprender de tu público y comunicarte con él, para redefinir el proyecto o ver realmente a quién le interesa pagar por él; legitimarte como profesional (ya no eres uno de esos que dicen “si yo me pusiera, rodaba un peliculón”; te acabas de convertir en productor-director), y saltarte un poco el tiempo de espera para que la gente del sector se fije en tu proyecto.

En nuestro caso, con una comedia insensata de gordos poseídos, pensamos que era mejor ir a buscar al público que entendería y valoraría el concepto desde el inicio antes que seguir las vías tradicionales de subvenciones, televisiones públicas y preventas. No conozco a muchos ejecutivos y tribunales de ayudas que ante dramas emotivos que puedan ganar Goyas prefieran darle la pasta a un debutante con una historia que (por muchos valores positivos que tenga) a simple vista puede parecer una soberana frikada. Pero gracias al crowdfunding arrancamos el proyecto con el apoyo económico y difusor de más de 500 personas y conseguimos un ruido mediático mayor del que logran películas estrenadas.

(También ayuda a esto que El dietista sea el debut en cine de humoristas con tantos seguidores como Dani Mateo, Juanra Bonet o Loulogio, que son los que están más enganchados a twitter.)

 <

Antes de lanzarnos a la aventura a lo Willy Fogg, valoramos diversos aspectos que acaban siendo vitales:

-¿Usamos una plataforma que se dedique a eso o lo gestionamos a través de nuestra propia web?

-¿Qué comisiones tiene cada plataforma?

-¿Qué recompensas ofrecemos? (¿Regalos físicos inmediatos o recompensas futuras como “ir al estreno”?)

-¿Cuánto dinero pedimos y cuánto nos cuesta montar el crowdfunding?

-¿Cuánto tiempo tendremos que invertir en montar el crowdfunding y cuánto para gestionar las recompensas?

-Visto tiempo y dinero para invertir y el objetivo final, ¿sale a cuenta?

-¿Cuánta gente necesitamos que colabore económicamente para alcanzar el objetivo? (Si no llegas a la cifra propuesta, en la mayoría de plataformas no te darán nada –y a los mecenas no se les cobrará nada-)

-¿A cuánta gente podemos llegar de entrada entre todos los participantes del proyecto?

Nosotros optamos por Verkami, creando ESTA PÁGINA.

(No me alargo explicando cómo funciona el proceso porque todas las plataformas tienen unas FAQ que lo detallan a la perfección).

<

En los 40 días que duró el proceso, descubrimos varias realidades crowdfunderas:

1)  Mucha gente aún no sabe lo que es el crowdfunding: creen que es una estafa y no se fían de poner dinero por internet.

2)  Por mucho que expliques y detalles todas las particularidades de tu proyecto, una gran mayoría no lo leerá y te repetirá preguntas obvias.

3)  Los que más suelen preguntar y criticar son los que nunca pondrán un solo céntimo.

4)  La gente colabora los primeros y los últimos días, porque les encanta la experiencia narrativa de “¿lo conseguirán o no?”.

5)  Intentar que la gente colabore en las semanas “del medio” es más aburrido que ver Cosmópolis doblada.

6)  Te fallarán muchos conocidos pero también te sorprenderá la cantidad de desconocidos que se ofrecen a ayudarte.

7)  No se puede agobiar al público potencial, pero hay que recordarle que se involucre dentro del plazo que te da la web para conseguir el objetivo.

8)  No olvides que al mismo tiempo que tú, un montón de crowdfunderos pedigüeños se dirige a la misma gente, que no puede colaborar con todos y que ya está hasta los huevos de tanta petición.

9)  Consulta con tu plataforma crowdfundera cómo justificar con Hacienda el ingreso del dinero (y quién es mejor que lo cobre, si una persona física o vuestra pequeña productora en caso de tenerla).

10)  Todos los impactos y visitas en los videos y escritos de promoción, aunque no se conviertan en dinero a corto plazo, sirven para difundir el proyecto y monetizar la marca de cara a patrocinadores, inversores, coproductores, compradores…

11)  Hay que tener el plan de promoción pensado y preparado antes de lanzar la campaña, porque el día a día se te comerá vivo.

12)  A menos que la gente acuda en masa a ayudarte los primeros días, los sentimientos de rabia, abandono y traición aparecerán tarde o temprano. ¿Dónde están aquellos con los que contabas para respaldarte? Aléjate de katanas, cuchillos y ballestas y sobre todo nunca hagas pública tu indignación. (Recuerda que nadie está obligado a darte nada).

13)    Si no consigues tu objetivo, tu fracaso será público. Y quedará en internet para siempre, cerrándote puertas de inversores y compradores tradicionales. (Porque si no triunfas en lo pequeño, no confiarán en ti para lo grande).

14)   Acabado el plazo para recaudar el dinero, empieza el curro de verdad, recopilando información de los mecenas y enviando las recompensas.

15)  Aprovecha el impulso de tu campaña para seguir ofreciendo a los fans la posibilidad de colaborar en tu proyecto, montando la típica tienda en tu web (como ÉSTA)

<

En resumen: para lanzarte al ruedo, o tienes mucho tiempo libre o necesitas conseguir mucho dinero. Para casos intermedios, el proceso os consumirá tanto tiempo y energía que quizá no os vale la pena. Queremos ser cineastas, no dobladores de camisetas que hacen cola en Correos.

Pero al menos, con el crowdfunding ya es un poco más fácil conseguir encontrar a tu público y convertirlos en miniproductores desde el principio.

¡Suerte y mecenas para todos!

<

PD1: Por si alguien ha llegado hasta aquí y se pregunta cómo va El dietista, que espere un futuro post: Crowdfunder II: La venganza.

PD2: Estas reflexiones surgen de una masterclass larguísima que me encargó el CEV de Madrid, coordinada por David Alonso y David G. Panadero, así que aprovecho para darles las gracias. Sin ellos, me habría dado bastante pereza escribir todo esto.


A %d blogueros les gusta esto: