FLASHBACK: ENCUENTRO DE GUIONISTAS DE VALENCIA

5 noviembre, 2011

por Pianista en un Burdel.

El pasado fin de semana tuvo lugar en Valencia el I Encuentro de Guionistas, auspiciado por la asociación Escriptors de l’audiovisual valencià. Este bloguionista estuvo allí, naturalmente (había comida gratis) y en mi post de hoy ofreceré unos cuantos random thoughts al respecto:

– La asistencia fue un éxito. La sala de conferencias del IVAM estaba siempre llena al 90%.

– A la inauguración asistió Guardans y, para variar, se quejó de que en España se hacen muchas películas. También se quejó de que no fueron a buscarle en coche oficial. Y luego no se presentó a la cena que se había organizado a petición de su oficina. Una trama bastante previsible.

– Hubo alguna ausencia sonada, como la de Álex Montoya, demasiado ocupado con la promoción de su corto “Marina” y finalizando el siguiente, “Maquillaje”. Con dos subvenciones seguidas del IVAC, un Premio Bancaja y sus cortos premiados en Cinema Jove, la Mostra y Radio City, muchos consideran a Montoya uno de los guionistas más exitosos de Valencia. Por cierto, ya se puede ver online su corto premiado en Sundance Cómo conocí a tu padre.

– Quien sí estuvo, en todo, fue Juanjo Moscardó. El Vicepresidente de EDAV derrochó esfuerzo, buen humor y mano izquierda. Reciente ganador de una de las subvenciones a desarrollo del ICAA con su proyecto “Amor en Polvo”, Moscardó es quizá el principal responsable de que el encuentro haya sido un éxito. Ah, y también ha dirigido un corto, Chocapaquete:

– Muy interesantes las ponencias de Rodolf Sirera (Amar en tiempos tevueltos), Virginia Yagüe (La Señora), o Susana Herreras (coordinadora de ficción de Canal +). Sus nombres son ya clásicos en eventos de guión, pitching y audiovisual en general.

– El mejor ponente para mí fue el guionista y productor Ramón Campos, que desde la productora Bambú ha lanzado productos como Desaparecida, Guante blanco o Gran reserva. Y más importante todavía, ¡ha sido firma invitada en Bloguionistas! Ameno, dialogante y sensatísimo, se ganó risas y aplausos varias veces con sus anécdotas sobre su experiencia como guionista y productor ejecutivo de series de prime-time.

– Una sorpresa muy agradable fue comprobar el talante abierto y dialogante de Pablo Hernández, subdirector general de SGAE. Algunos ya lo habrán visto en el Twitter: un señor que dijo claramente que su objetivo no es perseguir el P2P, que el P2P va a existir siempre, y que admite sin ambages que la política de comunicación de la SGAE ha sido defectuosa. Claro en sus explicaciones, sin esquivar ninguna pregunta… nada que ver con el señor Bautista y sus exabruptos y despistes continuos. Su ponencia era el viernes, pero el sábado también asistió a las conferencias, desde primera hora, y siempre dispuesto a sentarse a charlar de lo que hiciera falta.

– En el capítulo de defectos: las rondas de preguntas se hacían eternas. Después de unas cuantas, siempre se levantaba el típico compañero que no ha entendido que una ronda de preguntas es para preguntar algo a alguien. Parece que es imposible que se junten diez guionistas sin que salgan tres temas: “necesitamos un nuevo cine español y no tanta Guerra Civil”, “necesitamos una HBO española y no tantas series de niños y abuelos” y “la SGAE es mala, mala, mala”.

– Cabe destacar también la tenacidad con que algunos compañeros se agarraban al micrófono para reivindicar cosas que no venían al caso, como por ejemplo el sempiterno “parece que nos hemos olvidado de los guionistas de no-ficción“. Por muy legítimas que puedan ser estas reivindicaciones, pierden seriedad cuando se hacen así, en plan espontáneo que salta al ruedo. El lobbying, como su propio nombre indica, se hace en el lobby. No en la sala de conferencias.

– En resumen, hablamos de muchos temas; aprendimos muchas cosas que no sabíamos sobre nuestra profesión; estrechamos manos; devoramos canapés; agotamos el café; a las cabañas bajamos, a los palacios subimos, y los claustros escalamos, y allá por donde fuimos, memoria amarga dejamos. Confío en que se repita el año próximo, ojalá vuelva a ser en Valencia, y espero verles a todos ustedes allí. Y los que no vayan, que no se quejen luego de lo difícil que es hacer contactos.

(Publicado originalmente en Bloguionistas el 7 de octubre de 2010)


DICEN DE LA SGAE, PERO ¿Y EL ICAA?

13 julio, 2011

por Sergio Barrejón.

La semana pasada, este blog se dedicó enteramente a hablar del escándalo SGAE. No voy a abundar en el tema, tranquilos. Sólo quiero que tengan en mente a un personaje clave de aquel culebrón: Luis Cobo Manglis, el Tiresias de todo este asunto, el único que tuvo el tesón y los arrestos de decir en voz alta que la peste que asolaba Tebas tenía su origen en los pecados del Rey. Y lo hizo AÑOS antes de que el ventilador empezase a escupir mierda.

En seguida les explico por qué estoy pensando en Manglis y en Tiresias. Déjenme hablarles antes del productor catalán Xavier Catafal. Hace unos días, tuvo una breve aparición en prensa al reenviar a varios periódicos el contenido de una carta que dirigió al actual director del ICAA, Carlos Cuadros. En esa carta, Xavier Catafal advertía de que a algunos títulos beneficiarios de cuantiosas subvenciones, “se les acreditan presupuestos y/o recaudaciones que no se ajustan a la realidad.”

Carlos Cuadros, director del ICAA.

La cosa es muy sencilla: las subvenciones a la amortización reintegran al productor una parte sustancial de su inversión si la película logra un mínimo de recaudación en taquilla. Esto, que en origen se inventó para premiar a las películas que se lo curran para llegar al público, es una idea de bombero por dos razones:

a) Si tan importante es currárselo para llegar al público, lo lógico sería que las subvenciones apoyasen el marketing y la distribución, en lugar de la producción.

b) Este sistema provoca que aparezcan automáticamente dos conductas parásitas: por un lado, se comprarán entradas para falsear la recaudación y alcanzar siempre la taquilla mínima. Y por otro, se hincharán los presupuestos para que la inversión parezca mayor.

Según Catafal, el productor Salomon Shang es uno de esos parásitos. Uno reincidente. Catafal lo expresa con ironía en su carta a Carlos Cuadros:

La gran contradicción del ICAA es no haberle concedido, a día de hoy, el Premio Nacional de Cinematografía a Salomon Shang, que destaca por ser el único guionista, productor y director de la historia del cine español que ha conseguido:

Escribir, producir y/o dirigir 19 películas en los últimos 10 años. Dar casi siempre con la clave del éxito con un género tan complicado como es el documental.

Poner en marcha con éxito tres secuelas del documental EL VIATGE DE LA LLUM, estrenarlas exclusivamente en catalán y obtener siempre una recaudación que si se extrapolase a un estreno nacional, sería superior a la obtenida por UNA VERDAD INCOMODA o INSIDE JOB.

Demostrar que la inversión publicitaria no es necesaria para obtener el éxito ya que nunca publicita sus estrenos.

Evitar las descargas ilegales de Internet de sus títulos ya que pese al éxito y no ser editadas en DVD no pueden encontrarse en las webs de descarga.

Hay que recordar que el Ex-Director General del ICAA Ignasi Guardans, quién firmó las ayudas concedidas en el 2009 y 2010, tras su cese manifestó en su twitter que “algún día deberían investigarse las actividades industriales de Salomon Shang”.

Confío en que la última frase les haya hecho soltar un estentóreo WTF! ¿”Algún día deberían investigarse“? ¿Quién exactamente debería investigarlas, según el señor Guardans? Él estuvo al frente de un Instituto que concedió MILLONES DE EUROS en subvenciones a Salomon Shang. ¿Cómo es posible que el señor Guardans firmase personalmente la concesión de esas ayudas si pensaba que el beneficiario era sospechoso?

Ignasi Guardans, ex director del ICAA.

Ésa es la pregunta que se hizo Xavier Catafal, y fue a planteársela al mismo Ignasi Guardans, que para eso tiene Twitter. ¿Adivinan cuál fue su respuesta? Bloquear a Xavier Catafal y negarse a hablar del asunto. No es que me sorprenda. Lo que se desprende de su propio tuit es algo que suena peligrosamente parecido a corrupción, o al menos a gravísima negligencia.

Obviamente, no se puede acusar a nadie sin pruebas. Pero sí se pueden plantear dudas razonables. Y creo que es responsabilidad de Ignasi Guardans responder a una cuestión tan bien planteada. Por eso reproduzco aquí una carta posterior que, a través de Twitter, Xavier Catafalc ha intentado hacer llegar a Guardans mediante retweets, con la esperanza de se digne contestar de una vez.

Advierto que el texto es largo, que mezcla churras con merinas, y que definitivamente Catafal debería haberse buscado a un guionista para pulirlo (el texto). Pero aun así, merece la pena.

@panchocasal @ghekofilms @jherbera @nuria73 @gbelinchon Carta a Ignasi Guardans

Espero que te llegue mi carta mediante un retweet, ya que como te recuerdo más adelante, hace tiempo que me bloqueaste.

El motivo de la misma, es la lectura de un tweet tuyo del pasado viernes, en el que me decías textualmente “Yo también te quiero simpático, pero no voy a acusarte de la muerte de Manolete” y otro en el que irónicamente hablabas de la cantidad de apartamentos en la costa que te has comprado gracias al cine.

Ante todo quiero resaltar que nunca te he acusado de haber cobrado dinero de nadie de la industria cinematográfica.

En cuanto a la muerte de Manolete, apreciaría tu sentido del humor si no estuviésemos hablando de un tema tan serio como es, el fraude de ley en las ayudas a la amortización.

He de reconocer que hace unos años habías despertado mi simpatía con tu actuación ante la Guardia Civil del aeropuerto, defendiendo supuestamente los derechos de los pasajeros ante los abusos que se cometían en los controles antes de embarcar. Y más adelante, cuando a diferencia de Esperanza Aguirre, que tras un atentado salió rápidamente de la India, te quedaste en Bombay hasta que fue evacuado el último miembro de la delegación española. Además en tu trayectoria en la eurocámara habías conseguido cierto reconocimiento público pese a que esta institución no despierta la atención de los medios y menos de los ciudadanos de a pie, ya que normalmente es un cementerio de elefanteso de políticos que molestan. A todo ello se le sumaba que me habían hablado de tu cinefilia y de tu interés por la industria audiovisual.

Por esto, cuando el 13 de abril de 2004 (sic) te nombraron Director General del ICAA relevando al muy mediocre Fernando Lara, me lleve una alegría ya que pensé que por fin llegaba aire fresco, que pronto se modernizaría el Instituto y que sobre todo se empezarían a tomar medidas ante las descargas ilegales de Internet.

Apenas llevabas 2 meses en el cargo, cuando el 17 de junio 2009 firmaste las ayudas para la amortización de largometrajes correspondientes al 2008, donde destacaban, como venía siendo habitual desde hacía unos años, títulos producidos por Producciones Kaplan (BARCELONA KAPITAL, CARL GUSTAV JUNG, UN OBJETIVO RECORRE LA HABANA, LA VENGANZA DEL PROSCRITO, EL VIATGE DE LA LLUM – 4rt.VIATGE) a los que se les concedía una ayuda total, incluyendo la parte correspondiente a coproductores, de 1.918.526,45 €.

Supuse que no habías tenido tiempo para estudiar a fondo la propuesta por lo que te habías visto abocado a firmarla, pero estaba seguro que a alguien que presumía y presume de ser cinéfilo y observador, no le podían haber pasado por alto los títulos anteriormente citados, así como LA TEMPESTAD, EL VISITANTE DE INVIERNO, YO SOY SOLA de ABS Production-Barcelona S.L., algunos “éxitos” sorprendentes que en euskera superaban los 120.202 € de recaudación mínima exigida etc..

Estaba convencido de que tomarías las medidas oportunas para que en la próxima convocatoria no volviese a producirse un despilfarro tan descarado basado en el fraude de ley pero me estaba equivocando.

En pocos meses te habías enfrentado a buena parte de la industria tal y como me contaban productores, distribuidores y directores de festivales y además, como aviso a navegantes, habías demostrado, que no te temblaba el pulso para enfrentarte a una multinacional como Buena Vista, aunque para ello tuvieses que resucitar la censura, calificando como X la película SAW 6, pero en realidad los problemas endémicos del ICAA seguían siendo los mismos.

Desde el Instituto que dirigías, se seguía otorgando el certificado de calificación para la distribución en DVD a empresas “piratas”, para que comercializasen legalmente con el beneplácito del ICA, películas sin ser los titulares reales de los derechos, en base a la “apariencia de legalidad”.

La misma apariencia de legalidad que le negaste a la productora Gheko Films cuando decidiste paralizar el estreno de su película LA MULA al no concederle el certificado de calificación. La razón no era la cooperación ni los convenios entre institutos de cine de distintos países como indicabas, ya que pese a que el ICIC (Institut Català d’Industries Culturals) le negaba las ayudas a Producciones Kaplan por sus presupuestos hinchados y evidente compra de taquilla, no les hiciste ningún caso , pero claro estamos hablando de la Generalitat y tú estabas muy por encima de una administración autonómica.

El tiempo me ha hecho comprender tus razones para perjudicar a Gheko Films. Era más interesante cultivar las buenas relaciones con las instituciones británicas e irlandesas que te podrían ayudar en tu ambiciosa proyección internacional, que apoyar a una productora española que se estaba jugando su supervivencia.

Mientras tanto la industria musical, la prensa diaria y las editoriales seguían lanzando gran cantidad de películas sin calificar, sin que se adoptase ninguna medida, por lo que el ICAA dejaba de ingresar cantidad de dinero en concepto de tasas y sanciones. Y el servicio de inspección no actuaba, ya que estaba demasiado ocupado en su cruzada moral de perseguir los posibles errores en la calificación de las películas, por parte de las empresas que intentaban cumplir escrupulosamente con la legalidad vigente.

Cuando ya llevabas más de un año en el cargo, el 21 de junio de 2010, se publicaron las ayudas a la amortización de largometrajes y nuevamente eran escandalosas, pero esta vez ya no había excusa que valiese.

Sólo la incompetencia, y estoy seguro que no es tu caso, o la connivencia podían justificar que nuevamente te pasasen inadvertidos los títulos de Producciones Kaplan ( ¿QUIERES OIR UNA UTOPIA?, LA REENCARNACION) que fueron generosamente premiados con 943.249,63 €. Sin olvidar nuevos “éxitos” desconocidos para el público como EL REINO y CAÑO DORADO de ABS Production-Barcelona.

Podías haber dimitido antes de firmar, pero decidiste estampar tu firma y continuar y con ello asumiste la responsabilidad de dichas ayudas, aunque hoy te pese e intentes mirar hacia otro lado.

Más tarde, el 3 de agosto de 2010, se publicaron las ayudas a la distribución y mientras el importe total había subido de 4.306.498 € en el 2008 a 4.973.600, el número de películas que se beneficiaban pasó de 110 a 71. Es decir habías decidido que las compañías más importantes concentrasen gran parte de las ayudas, aumentando el importe máximo a percibir por título hasta los 120.000 €. Aunque con ello perjudicases conscientemente a los distribuidores más pequeños. Cuando algún distribuidor no “agraciado” en el reparto se atrevió a pedir una explicación descubrió lo “dialogante” que puedes llegar a ser.

Tu relación con la Ministra de Cultura se fue deteriorando y al final te cesaron y el twitter ha puesto en evidencia tu gran resentimiento. Y que con tu paso por Convergència, el Parlamento Europeo, el ICAA., el mediático número ante la Guardia Civil del aeropuerto de Barcelona, tu actuación tras el atentado de Bombay, etc… lo único que buscabas era protagonismo. Los ciudadanos eran y son secundarios, lo importante para ti era y sigue siendo tu proyección personal.

Una vez fuera del ICAA, cuando Ángel Sala, director del Festival de Cine de Sitges fue imputado por la fiscalía que le acusaba de ser el responsable de que se hubieses proyectado la película “A SERBIAN FILM”, nuevamente apareció el censor que llevas dentro y te posicionaste con dudosas argumentos jurídicos, a favor de la fiscalía. Ya que según tus declaraciones se limitaba a hacer cumplir la ley, responsabilizando además de a Ángel Sala, al departamento jurídico del festival.

¿De verdad a día e hoy puedes seguir manteniendo tamaña insensatez?, ¿Crees que los departamentos jurídicos de los festivales tienen que visionar todas las películas antes de ser seleccionadas para ver si vulneran alguna ley? ¿Quieres instaurar la auto censura en los festivales? “A SERBIAN FILM” había pasado antes de Sitges por un gran número de festivales sin problema alguno pero España tenía que ser diferente y tú lo aplaudías.

Cuando estalló la polémica del posible intento de compra de votos por parte de Salomón Shang en los premios Gaudí del cine catalán, no pudiste reprimirte y desde twitter declarabas, que algún día tendrían que investigarse las actividades industriales de Producciones Kaplan. Con toda la desfachatez, como si una vez fuera del ICAA te hubieses enterado por primera vez de sus extrañas actividades industriales.

Como eres un escuchador, lector, pensante, hablador, amigo y ciudadano, que es como te autodefines en Twitter, en el momento en que te pregunté mediante un tweet, que habías hecho aparte de firmarle cuantiosas ayudas, para poner fin a los abusos de Salomón Shang (Producciones Kaplan), te limitaste a bloquearme. ¡Viva el diálogo!

En cambio cuando escribí la carta a Carlos Cuadros como Director General del ICAA denunciando las ayudas, al ver como era otro el que tenía la patata caliente en sus manos, defendiste la oportunidad de mi denuncia pública, como si tu nunca hubieses tenido nada que ver, cuando en realidad si la Ministra no te hubiese cesado, estoy convencido de que habrías firmado las mismas ayudas que ha firmado tu sucesor y serías tú el destinatario de mi carta denuncia.

Y como prueba final de tu resentimiento, ante la detención de Teddy Bautista, no has podido evitar atacar al Ministerio de Cultura por no haber controlado las cuentas de la SGAE. Comparto tus argumentos, pero se nota tanto que no has perdido la oportunidad de cargar contra la Ministra que te cesó.

Tantos años de relaciones en Europa tenían que dar sus frutos y la UER te ha contratado como Director del Departamento de Asuntos Públicos y Relaciones con los Miembros de la UER. Desconozco las condiciones de tu contrato, pero deduzco que aunque la UER aparentemente se financie mediante las aportaciones de sus miembros, al ser TVE uno de ellos, en parte estamos contribuyendo todos. Por lo que me pregunto al ver la gran cantidad de tweets que envías, durante lo que para los ciudadanos normales son horarios laborables. Además de cuanto nos ha costado tu paso por el ICAA ¿Cuanto nos están costando tus tweets?

Como digo, no se puede afirmar nada sin pruebas. Así que me reservaré mi opinión sobre el asunto Guardans. (También agradecería que, para variar, eviten las descalificaciones personales en los comentarios.)

Pero no puedo evitar pensar que, muy probablemente, Catafal esté siendo ahora el Tiresias / Manglis de un futuro escándalo en el ICAA que, por comparación, hará que lo de la SGAE parezca calderilla. Y del que saldrían especialmente perjudicados los productores honrados que jamás han maquillado un presupuesto ni comprado una entrada. Porque, sin duda, el escándalo sería utilizado por la derecha más rancia para desacreditar todo el sistema de subvenciones. Y muy pocos Gobiernos resistirían la tentación de hacer demagogia a golpe de recortes presupuestarios. Qué felicidad.


ENCUENTRO DE GUIONISTAS DE VALENCIA

7 octubre, 2010

por Pianista en un Burdel.

El pasado fin de semana tuvo lugar en Valencia el I Encuentro de Guionistas, auspiciado por la asociación Escriptors de l’audiovisual valencià. Este bloguionista estuvo allí, naturalmente (había comida gratis) y en mi post de hoy ofreceré unos cuantos random thoughts al respecto:

– La asistencia fue un éxito. La sala de conferencias del IVAM estaba siempre llena al 90%.

– A la inauguración asistió Guardans y, para variar, se quejó de que en España se hacen muchas películas. También se quejó de que no fueron a buscarle en coche oficial. Y luego no se presentó a la cena que se había organizado a petición de su oficina. Una trama bastante previsible.

– Hubo alguna ausencia sonada, como la de Álex Montoya, demasiado ocupado con la promoción de su corto “Marina” y finalizando el siguiente, “Maquillaje”. Con dos subvenciones seguidas del IVAC, un Premio Bancaja y sus cortos premiados en Cinema Jove, la Mostra y Radio City, muchos consideran a Montoya uno de los guionistas más exitosos de Valencia. Por cierto, ya se puede ver online su corto premiado en Sundance Cómo conocí a tu padre.

– Quien sí estuvo, en todo, fue Juanjo Moscardó. El Vicepresidente de EDAV derrochó esfuerzo, buen humor y mano izquierda. Reciente ganador de una de las subvenciones a desarrollo del ICAA con su proyecto “Amor en Polvo”, Moscardó es quizá el principal responsable de que el encuentro haya sido un éxito. Ah, y también ha dirigido un corto, Chocapaquete:

– Muy interesantes las ponencias de Rodolf Sirera (Amar en tiempos tevueltos), Virginia Yagüe (La Señora), o Susana Herreras (coordinadora de ficción de Canal +). Sus nombres son ya clásicos en eventos de guión, pitching y audiovisual en general.

– El mejor ponente para mí fue el guionista y productor Ramón Campos, que desde la productora Bambú ha lanzado productos como Desaparecida, Guante blanco o Gran reserva. Y más importante todavía, ¡ha sido firma invitada en Bloguionistas! Ameno, dialogante y sensatísimo, se ganó risas y aplausos varias veces con sus anécdotas sobre su experiencia como guionista y productor ejecutivo de series de prime-time.

– Una sorpresa muy agradable fue comprobar el talante abierto y dialogante de Pablo Hernández, subdirector general de SGAE. Algunos ya lo habrán visto en el Twitter: un señor que dijo claramente que su objetivo no es perseguir el P2P, que el P2P va a existir siempre, y que admite sin ambages que la política de comunicación de la SGAE ha sido defectuosa. Claro en sus explicaciones, sin esquivar ninguna pregunta… nada que ver con el señor Bautista y sus exabruptos y despistes continuos. Su ponencia era el viernes, pero el sábado también asistió a las conferencias, desde primera hora, y siempre dispuesto a sentarse a charlar de lo que hiciera falta.

– En el capítulo de defectos: las rondas de preguntas se hacían eternas. Después de unas cuantas, siempre se levantaba el típico compañero que no ha entendido que una ronda de preguntas es para preguntar algo a alguien. Parece que es imposible que se junten diez guionistas sin que salgan tres temas: “necesitamos un nuevo cine español y no tanta Guerra Civil”, “necesitamos una HBO española y no tantas series de niños y abuelos” y “la SGAE es mala, mala, mala”.

– Cabe destacar también la tenacidad con que algunos compañeros se agarraban al micrófono para reivindicar cosas que no venían al caso, como por ejemplo el sempiterno “parece que nos hemos olvidado de los guionistas de no-ficción“. Por muy legítimas que puedan ser estas reivindicaciones, pierden seriedad cuando se hacen así, en plan espontáneo que salta al ruedo. El lobbying, como su propio nombre indica, se hace en el lobby. No en la sala de conferencias.

– En resumen, hablamos de muchos temas; aprendimos muchas cosas que no sabíamos sobre nuestra profesión; estrechamos manos; devoramos canapés; agotamos el café; a las cabañas bajamos, a los palacios subimos, y los claustros escalamos, y allá por donde fuimos, memoria amarga dejamos. Confío en que se repita el año próximo, ojalá vuelva a ser en Valencia, y espero verles a todos ustedes allí. Y los que no vayan, que no se quejen luego de lo difícil que es hacer contactos.


EL CUMPLE Y UNA DE BREVES

3 marzo, 2010

Los que me tienen agregado como amiguito del Facebook saben que ayer fue mi cumple. Mi cumpleaños como bloguero, claro. Dos años ya desde que publiqué esas “instrucciones de uso” y lo que ha cambiado todo. No se hacen idea.

181 posts después siempre pienso “Ahora sí que sí. Este es el último. La semana que viene ya no sabré sobre qué escribir”, pero siempre acaba ocurriendo el milagro; una putada laboral, un cotilleo, una polémica y la maquinaria se pone en marcha de nuevo con la misma sensación de que el próximo será el último.

Y para que no se quejen y como estoy de celebración les traigo un popurrí con una polémica, un chisme, una exclusiva y un misterio que sobrevuelan mi cabeza estos días…

La polémica del comité

La semana pasada saltó la polémica. ALMA mandó una carta abierta a Ignasi Guardans, director del ICAA (que es como un instituto del cine, pero sin profesores, ni taquillas, ni nada…) quejándose del bajo perfil profesional de muchos de los miembros del comité que elegirán a los agraciados con esos 40.000 euros en forma de ayuda para el desarrollo de guiones.

Yo no he investigado sobre los curriculums de dichos miembros, el amigo Escrito por sí y según nos cuenta en su post

De 12 personas que van a valorar los guiones que recibirán una ayuda para ser desarrollados, que decidirán qué proyectos son profesionales, bien escritos, bien planteados y merecen la pena, sobre PAPEL (recordemos que recibirán un tratamiento secuenciado), 8 no han escrito en su vida un guión de largometraje o Tv-Movie profesionalmente. Y de los otros 4, 2 sólo han co-escrito una tv-movie, como decía y otro ha co-co-co-escrito sobre un trabajo ya realizado de los guionistas primigenios.

Sé que todo esto levanta mucha controversia. Les mando un saludo muy afectuoso a todas y cada una de esas 12 personas que se van a comer un marrón como ese, pero me sumo a esta corriente de opinión que cree que al menos… no sé… una tercera parte del jurado debería tener un historial profesional con muchísimas, cuanto menos… alguna, hora de vuelo a sus espaldas. Ya me entienden… al menos un par de créditos como guionistas ya sea en cine o televisión. Un poco de apadrinamiento imdb… No lo sé… Es lo suyo, ¿no creen?


El chisme de la peli de Flipy

En círculos reducidos de la Pomada se habla mucho de “Campamento Flipy”. ¿Qué pasa con ella? ¿Por qué no se estrena?

Al parecer, en un primer montaje, el producto no convenció demasiado y se decidió volver a rodar una parte de la peli. Incluso se dice que han incluido piezas de animación ante la imposibilidad de rodar determinadas secuencias.

Algunos hablan de descontento. Las voces oficiales (y a las que creo… en serio) dicen que se quería afinar el target apostando directamente por un público más infantil.

La verdad es que “volver a rodar una parte de la peli” suena a HECATOMBE. Habrá lectores que se echarán las manos a la cabeza y se temerán lo peor, pero, para mí, esto es un signo de que al fin algo está cambiando en este mundillo.

Un grupo de profesionales se sienta en una sala y es capaz de detectar qué cosas no funcionan y por qué. En otras circunstancias, lo que se habría hecho es bostezar, mirar para otro lado y cruzar los dedos esperando que suene la flauta. Esta peña (Hill Valley + Buena Vista + Cuatro), sin embargo, tienen los santos huevos (y el dinero) de volver a rodar escenas. ¿Es o no es una buena noticia? A mí me lo parece…


La exclusiva ‘gay friendly’

Ayer se anunció que los Chanantes se mudan de nuevo. De Paramount se pasaron a la 2 y de esta a Antena 3 Neox. ¿No les recuerda un poco todo este periplo a “Muertos Vivientes”? “¡Eh! Aquí viviremos más tranquilos y sin molestias”… y NADA.

Bueno, el caso es que si Neox se tiñe del humor marciano de los chanantes, la Siete de Telecinco se sube a la carroza del orgullo gay. En breve, empiezan a grabar la que será su segunda apuesta por la ficción propia para la TDT tras “La pecera de Eva” (de la que les hablé antes que nadie… ¿se acuerdan?).

Esta nueva serie tiene al madrileño barrio de Chueca como epicentro y sus protagonistas (rostros jóvenes y populares de otras series)… pues ya se pueden imaginar, no son fans de  Intereconomía TV precisamente. La TDT es lo que tiene… las minorías son una delicia más que apetitosa.


El misterio de “La Pecera de Eva”

Y hablando de “La pecera de Eva”, últimamente me preguntan algunos colegas cómo es posible que en una serie como “La pecera de Eva”, en la que supuestamente los actores improvisan, tengan algunos de los mejores diálogos oídos en los últimos tiempos televisivos.

Yo me encojo de hombros, arqueo las cejas, y no me queda otra más que aceptar que no les falta razón. ¿Oyen eso? Sí, son piedras sobre nuestros propios tejados.

——

La semana que viene, seré un post más viejo… Hasta entonces.


CUCHILLO DE PALO

17 diciembre, 2009

(Si no le ven gracia, esperen a leer lo que queda)

Como ya sabrán, con la decisión de Bruselas de no aprobar la Orden por el procedimiento de urgencia, se crea un vacío legal en la industria cinematográfica, ya que la nueva orden derogaba la legislación anterior en el momento de su publicación en el BOE. De manera que, a nada que Bruselas se tome su tiempecito para decidir, las ayudas de 2010 se retrasarán, porque no habrá legislación que las regule. Lo que significa que habrá que posponer rodajes. Quizá cancelar otros. Como diría Forges, la jibamos.

Y para no variar las costumbres de este santo país, se han creado dos bandos al respecto. Hay que estar con la Orden, o contra la Orden. Y como siempre, servidor no encaja en ninguno. No me gusta la Orden ni los argumentos de sus defensores, pero tampoco comulgo con los Cineastas contra la Orden (¿CCLO?). No soporto esa banalidad de ponerse nombrecitos. Y me saca de quicio que no tengan un mísero sitio en Internet donde decir qué quieren, por qué hacen lo que hacen, y ya de paso, publicar una lista con todos los firmantes.

Buscas “cineastas contra la orden” en Google y lo primero que te aparece es esto:

Y de eso, en realidad, es de lo que yo quería hablar. La declaración completa de Gerardo Herrero es:

Esta decisión de Bruselas ha sido producida por la idiotez de algunos de los Cineastas contra la Orden que no tienen ni idea de lo que hacen y tiran piedras contra su propio tejado. Muchos de esos firmantes lo único que saben es chupar del bote y hacer películas que no interesan a nadie.

Podríamos llamarla la Declaración Universal del Cine Español, porque igual que la soltó Gerardo Herrero, la podría haber soltado cualquiera: mi portera, un crítico de provincias, o Federico Jiménez Losantos. Contiene dos de los clichés clásicos que la derecha atribuye al cine español: que “chupa del bote” y “no interesar a nadie”.

Todo este asunto me recuerda al episodio de Santi Santamaría contra Ferrán Adrià y otros. Fue a mediados de 2008, durante la presentación de un libro de Santamaría, el cocinero español con más estrellas Michelin. Allí, Santamaría arremetió contra la “mcdonaldización” de la cocina, que por lo visto encarnaba Ferrán Adrià y “su cohorte de seguidores”. Ferrán Adrià tuvo el buen tino de evitar la confrontación, pero sí entraron a comentar el asunto tanto Juan Mari Arzak (“lo que ha dicho Santi Santamaría es una bobada”) y Andoni Luis Aduriz (“lo que pasa es que Santamaría está reclamando un mayor reconocimiento”). Y al igual que ha pasado con lo de Gerardo Herrero y Cineastas contra la Orden, toda la prensa se puso cachonda. No sólo por el olor a sangre, que vende mucho, sino porque la alta cocina también es otro terreno fértil para criar tópicos absurdos: que si todo es química, que si los platos son muy grandes pero la comida muy pequeña, que si donde estén dos huevos fritos que se quiten esas chorradas. Todas esas tonterías que se desmienten yendo a cenar a Mugaritz, o yendo a ver Celda 211.

A mí, que sigo las estrellas Michelin como si fueran la de Belén, el exabrupto de Santi Santamaría me afectó bastante, pero apenas tenía amigos con quien comentarlo. Casi todos me decían que era imposible saber quién lleva la razón en una discusión tan específica. Hay que saber de alta cocina para opinar, decían. Al fin y al cabo, todos los implicados en la discusión son grandes profesionales de la alta cocina.

Imagino que ahora también hay mucha gente que pensará que hay que estar en el mundillo del cine para saber quién lleva razón, si Gerardo Herrero o Cineastas Contra la Orden.

Pero no. Sólo hay que recopilar datos significativos. Datos que tengan valor incluso para la gente que no sabe nada de cine. O de cocina. Por ejemplo: en Can Fabes, el restaurante de Santi Santamaría, te cobran 10 euros por el pan.

¿Ven? Un dato concluyente. Una prueba irrefutable. Un tío que cobra 10€ por el pan no puede tener razón en nada. Si a eso añadimos que el propio Santamaría llegó a decir que “somos una pandilla de farsantes que trabajamos por dinero para dar de comer a ricos y snobs”, pues está claro lo que ocurre aquí: este señor, siendo un excelente cocinero y todo lo que tú quieras, está más quemado que la moto de un hippy, y necesita urgentemente unas vacaciones en un balneario, porque el estrés le ha hecho perder las formas.

Y que el niño del Metro de Valencia pierdas las formas no es noticia. Y además tiene su gracia. Pero que las pierda el cocinero con más estrellas Michelin de España, es lamentable. Y muy sintomático. Pero dejemos al cocinero español con más estrellas Michelin y volvamos al productor español con más adaptaciones de Almudena Grandes.

Gerardo Herrero

Otro gran profesional, con un curriculum que quita el hipo. Precisamente por eso sus exabruptos son especialmente desafortunados. Al igual que la salida de Santi Santamaría se tradujo en un descrédito hacia todo el sector de la alta cocina, resulta muy perjudicial que uno de los más importantes productores de España no sepa mantener las formas a la hora de discutir sobre asuntos cruciales para la profesión. Una cosa es dar un puñetazo en la mesa en una reunión de vocales de FAPAE, pongo por caso, y otra muy distinta echarle carnaza a la prensa. Lo último que necesita el cine español es que esas pirañas vuelvan a la carga con sus frasecitas de manual: que si “el sector está en pie de guerra”, que si “la polémica está servida”. Pero ¿cómo se le ocurre usar expresiones como “películas que no le interesan a nadie” o “chupar del bote”, que sólo sirven para hacerle el juego a la derecha más reaccionaria? Si eso no es tirar piedras contra su propio tejado…

Para mí, esa manera de perder las formas sería suficiente para concluir que Gerardo Herrero es el que se equivoca en toda esta discusión. E incluso para concluir que debería buscarse algún spa/wellness donde relajarse quince días. Pero les voy a ofrecer un dato verdaderamente concluyente. Algo como lo del pan a diez euros.

Hace un par de años, una directora, amiga de una amiga, me llamó para preguntarme si querría escribir una “comedia loca” que estaba preparando para Gerardo Herrero. La idea de Gerardo Herrero haciendo comedia me pareció cómica de por sí, así que accedí.

Unos días después, me presenté en la oficina de Tornasol, ahí en Santo Domingo, a hablar con el Gran Jefe. La amiga de mi amiga tenía que haberme enviado previamente unas notas que tenía sobre la idea central de la peli, pero se le debió de olvidar, así que llegué allí sin saber nada del proyecto. Lo primero que me dijo Gerardo Herrero (antes que hola) fue:

Si no te lo has leído, ¿qué haces aquí?

Yo ya estaba pensando que iba a ser la reunión más breve de mi vida, pero la amiga de mi amiga insistió en que no costaba nada imprimir las notas en un momento -era medio folio- y que me lo leyese corriendo.

Así que allí estoy, en la sala de espera de Tornasol, leyéndome las notas para una comedia loca, y viviendo otra. A los cinco minutos, me hacen entrar en el despacho del GH. Me pregunta qué me parece, y le digo mi opinión. Le explico cómo enfocaría yo la historia, el tipo de humor que haría con ella, y el tipo de desenlace que me gustaría escribirle. GH y la amiga de mi amiga se miran. Les gusta lo que digo. Era justo lo que ellos pensaban. La cosa va bien.

Y entonces Gerardo Herrero va y me cobra diez euros por el pan. O algo equivalente (y me van a permitir que pase al formato guión):

INT. DESPACHO DE GERARDO HERRERO – DÍA

GERARDO

Bueno, ¿me escribes un tratamiento a ver qué tal? Veinte, treinta páginas.

PIANISTA

Claro. ¿Me mandas el contrato por email?

GERARDO

¿Cómo? No, no… Antes tengo que ver cómo escribes.

PIANISTA

Coño, treinta páginas para ver cómo escribo… ¿No te vale mi curriculum? ¿No te vale esta entrevista?

LA AMIGA DE MI AMIGA

Gerardo, me parece que no te haces una idea de lo que esta gente gana escribiendo para la televisión.

GERARDO

Ah, ¿sí? ¿Cuánto ganas, a ver, cuánto ganas?

PIANISTA

Lo suficiente como para no escribir tratamientos gratis.

Ahí lo tienen, amigos. Ése es el dato concluyente: que un tío que ha producido cien películas intente sacarle tratamientos gratis a un guionista profesional, que además le llega recomendado; eso y no otra cosa, es no tener ni idea de lo que se hace.

En cuanto a la idiotez… Probablemente me equivoque, porque yo no sé gran cosa de leyes. Pero me parece que la verdadera idiotez ha sido derogar la legislación anterior en el momento de publicar la nueva en el BOE, en vez de hacerlo al entrar en vigor.

Pero qué voy a saber yo, que sólo soy un guionista de televisión.


A %d blogueros les gusta esto: