JORGE GUERRICAECHEVARRÍA: “ES CLAVE DESCUBRIR DE QUÉ VA TU HISTORIA PARA EVITAR ESCRIBIRLO”

26 noviembre, 2015

Entrevista: Alberto Pérez Castaños. 

Fotos: Pablo Bartolomé. 

“El título de la conferencia no es más que una trampa para que vengáis aquí después de comer”, bromeó Jorge Guerricaechevarría ya sobre el escenario del CCCB durante el IV Encuentro de Guionistas de Barcelona. Jorge mantendría una conversación junto a su sobrino Asier Guerricaechebarría que llevaba por título “Cómo vender un guión cinematográfico”. Obviamente, no dieron las claves para hacerlo porque no existen, pero de esta estirpe sólo se podían esperar buenos titulares. Y así fue. Además, regalaron anécdotas maravillosas. Por ejemplo, Jorge contó que el primer premio que ganaron Álex de la Iglesia y él por su corto ‘Mirindas asesinas’ fue en un festival que ellos mismos montaron para dicho fin. Y ganaron de manera clara, más que nada porque sólo participan ellos. Asier también recordó una historia que le contó su tío sobre cuando fueron a ver a Almodóvar para enseñarle ‘Mirindas asesinas’ como carta de presentación para que les produjese ‘Acción mutante’. Hasta aquí todo normal. Lo bueno es que, durante la proyección, de la Iglesia tuvo que ir poniendo todas la voces porque el corto no tenía sonido. “Todavía estaba por sonorizar”, explicó Jorge entre risas. 

Además de anécdotas maravillosas también hablaron de guión, y eso mismo quisimos hacer nosotros con Jorge cuando terminaron. Todavía no le habíamos entrevistado en este blog y le teníamos bastante ganas. 

1

Jorge Guerricaechavarría.

No conocía la anécdota del primer festival que Álex y tú ganasteis con ‘Mirindas asesinas’ y me ha parecido genial, ¿de verdad montasteis vuestro propio certamen para ganar un premio?

Nos dejaron un local, montamos sobre una mesa de comedor el proyector de 16 mm, invitamos a todos los amigos de la universidad… Hicimos una fiesta, básicamente. Al final se leyó la decisión del jurado…

Que erais vosotros, supongo…

No. No éramos nosotros porque había que hacer las cosas legalmente, pero sí eran personas cercanas, eso hay que reconocerlo. Ahora en serio, no sabíamos qué recorrido iba a tener el corto, que al final ganó muchos premios, incluido uno en la tele por el que nos dieron un pastón… También nos dieron dinero para hincharlo a 35 mm y se pasó en los cines. Tuvo una vida larga y rica. Nuestra idea con este festival era tener una noche para verlo con la gente y cumplir con que al menos viese alguien el corto, porque pensábamos que todo acabaría ahí.

Has contado que os costó tres años levantar ‘Acción mutante’ y otros cuatro ‘El día de la bestia’. ¿Cómo fueron esos primeros años en los que todavía Álex y tú no podíais vivir del cine?

Teníamos días en los que estábamos desesperados porque el productor no te contestaba una llamada o no te decía nada, porque parece que la cosa va bien y de repente algo se ha torcido; o porque de repente Almodóvar ha decidido que antes de producir la nuestra va a hacer una peli él y tienes por delante seis o nueve meses en blanco en los que no sabes qué va a pasar y todo se puede caer… Sobre todo dedicábamos esos días a pensar en otros proyectos, como ‘El día de la bestia’, que en los años de ‘Acción mutante’ ya estábamos pensado en ella.

Una vez vinimos a Madrid una semana a una de esas reuniones, a ver cuándo nos podían ver y, ya que estábamos, dejamos una copia de ‘Mirindas asesinas’ en un programa de cortos. Lo presentamos de pura casualidad y lo ganamos. Eran cinco millones de pesetas de premio. Ese premio nos permitió mantenernos vivos con la llama de la esperanza, a parte de las cosas que íbamos haciendo cada uno por nuestra cuenta. Lo curioso es que en aquella época siempre era “sí, sí, sí se va a hacer” pero siempre había una circunstancia o alguna cosa que hacía que se retrasase y te hacía pensar si realmente se iba a hacer o si se cansarían de ti… Porque, además, era una peli de ciencia ficción con un planteamiento de comedia. Era algo tan marciano que pensabas que lo más probable es que todo fuese mentira y que al final no se hiciese.

2

Jorge y Asier en un momento de su intervención en el IV Encuentro de Guionistas.

¿En algunos de esos momentos de inseguridad llegasteis a pensar en hacer algo no tan marciano, sino más convencional, para tener más posibilidades?

No. Porque lo curioso del caso es eso, que a nosotros nos decían que Almodóvar llevaba un año buscando proyectos, había leído esto nuestro y quería conocernos y hacerlo. Pensamos que habíamos dado en el clavo. Lo que pasó fue que todo lo que Almodóvar había recibido durante ese año eran copias de él mismo, cosas que la gente pensaba que le gustarían porque eran como las suyas. En estos casos, lo que siempre pasa es que eso es lo último que quieres, porque te ves como deformado. Y de repente recibió una propuesta diferente. Pedro es una persona con mucha frescura y nosotros llegamos con esa ingenuidad que nos hacía decir “¿y por qué no se puede hacer esto? ¿por qué no puede ir un tipo volando en un platillo en una peli española?”. Evidentemente, pese a esto, tuvimos que demostrarlo todo; para hacer eso tuvimos que rodar nosotros, buscar los cables que se usaban, hacer el platillo, rodar una prueba para que vieran que no se veían los cables… Lo digital no existía en aquel momento prácticamente, era otra técnica.

En tu intervención has hablado sobre el problema que puede suponer decir que no a proyectos que no te interesan, que hay gente que se puede hasta llegar a sentir ofendida. ¿Cuándo dices que no a un proyecto y cómo lo haces para evitarte esos problemas?

Lo que hago, sinceramente, es buscar excusas para salir del paso. La gente se puede tomar muy mal que le digas que algo que él ha elegido o que él ha decidido que merece la pena hacerse no se sostiene. Pero es que también es lo que decía antes: “y yo qué sé”. Evidentemente hay cosas que puedes decir que son malas técnicamente, pero hay otras que aunque sean malas igual son un taquillazo. Yo no le quiero quitar la energía a nadie para desarrollar un proyecto. Y la gente es así, se pregunta “¿por qué me estás diciendo que no?” o ”¿cómo te atreves”, es un poco una mezcla de las cosas.

Has aconsejado tener siempre en marcha proyectos personales a parte trabajar en encargos y otro tipo de trabajos, ¿cómo haces tú para compaginar ambas cosas, sigues alguna rutina?

Por suerte, como yo suelo trabajar con varios directores a la vez, voy compaginando. Los procesos de escritura son muy largos e intento que los proyectos siempre estén en momentos diferentes. Nunca empiezo dos proyectos a la vez porque es el momento más difícil y necesitas estar absolutamente centrado, das vueltas, es desesperante. Es algo muy exclusivo. Pero cuando eso ya está sí que se puedes compaginar con empezar otra cosa. Incluso viene bien, porque te ayuda a despejar la mente para volver a mirarlo. Uno de los problemas que tienes cuando escribes un guión y llevas uno o dos años en ello es que te saturas de los personajes, de la historia. Por poner un ejemplo, yo siempre digo que es como cuando pasas un cuchillo por una madera. La primera vez que la pasas piensas que puedes hacer la figura que quieras porque manejas el cuchillo. Luego tienes que mejorar la figura y todavía puedes mejorar la forma, puedes ir haciendo ajustes. Cuando pasas la tercera vez, el cuchillo ya va solo por la línea que has hecho, y para intentar sacarlo tienes que darle un golpe; parece imposible, piensas “el cuchillo va a así, el camino es este porque va solo”, y no es verdad porque el camino lo has hecho tú, pero mentalmente ya tienes la dificultad de volver a tener esa apertura de mente que tenías al comienzo, donde todo es posible. Por eso, conviene usar el tiempo para ayudarte a reiniciar de alguna forma. Si pasan tres meses y has estado trabajando en otra historia, en la que además estás en un momento diferente, más mecánico o dialogando, te limpia mucho del otro guión y cuando la vuelves a leer notas que la línea del cuchillo ya no está tan marcada y dices “¿cómo pude pensar que no hay otro camino, si tengo A, B y C?”.

3

Thomas Bidegain habló de la importancia de tener un método y que él escribe de la misma manera pese a trabajar con directores diferentes, ¿te pasa a ti lo mismo? ¿Tienes un método?

No sé si tengo un método pero mentalmente sí trabajas de una forma, aunque no siempre compartas esa manera que tienes de afrontar la historia con la persona con la que estás trabajando. Lo tienes interiormente y buscas determinadas cosas, pero a veces eso puede frenar al otro, depende de la energía de esa otra persona, de cómo funciona. Álex y Daniel con muy distintos en cuanto a cómo afrontan una historia; Álex es mucho más directo va a una situación o a un personaje y ver qué pasa, pero al final el proceso siempre el mismo, buscas las mismas cosas: motivaciones, objetivos…

También pasó una vez con algún director que tras hacer un trabajo mental e interior desarrollando la historia y creer que he encontrado la clave –que como decía Bidegain no es la trama, sino otra cosa, el corazón de la película, lo que estás contando realmente–, terminamos de escribir el guión y nos vamos a tomar algo en plan “qué bien va todo”. En ese momento, me preguntó: “a ver, ¿pero tú de qué cree que va el guión?”, le respondí y me dice que no, que eso no es, que eso no está en la película. Yo le dije que sí, que si se fijaba la trama se va desarrollando pero a la vez estamos contando otra cosa de una determinada manera. Lo que quiero decir es que le sorprendió que yo pensase que lo más importante de la película era eso y no lo que nos había llevado tantos meses de discusiones sobre tramas y personajes. Le parecía absurdo que yo pensase que esa película realmente era la resolución de un conflicto entre dos amigos tras romperse esa amistad y que a lo largo de la trama todo llegaba a solucionarse, pero yo necesitaba pensar eso, tener esa reflexión para hacer el camino a través de toda la trama.

Como guionista abogas por escribir con el director, algo que siempre haces pero, ¿alguna vez escribes solo? ¿empiezas alguna vez un proyecto por tu cuenta?

Depende del proyecto y depende del director. Nunca he empezado a escribir un guión yo solo, pero sí a pensarlo y a elaborar mentalmente la idea para luego contársela a un director e involucrarlo en ella. Me parece que es muy importante que esté involucrado a tope porque al final es él el que va a ir a defender la historia, a explicársela a los actores. Tiene que ser suya, tiene que ser algo que él pueda entender, que le interese de verdad, no que me interese a mí y que él esté simplemente ejecutando. A veces puedes tener la petulancia de pensar que tu guión está tan bien escrito y tan bien explicado que es imposible que alguien lo lleve por otro lado, porque pasa esto y dicen esto, pero luego ves el resultado y pese a que pasa eso y dicen eso, la película no es lo que yo pensaba que era porque el directo ha puesto el acento en otras cosas o no ha entendido la intención que podía haber… Al final se desvirtúa. Literalmente está todo lo que tiene que estar pero no está lo esencial.

4

¿Dirías que de todos tus años de oficio, en los que habrás aprendido miles de cosas, trabajar con el director es la más importante?

Sí, de las más importantes. O por lo menos de las más útiles. Te libra de todo ese mundo de peligros de acabar siendo el esclavo del productor y de sus caprichos. Te permite que la película sea realmente lo que tiene que ser. Para mí es fundamental. Las pocas veces que no lo he hecho así ves que no funciona bien. Por lo menos a mí, supongo que a veces funcionará, porque también se trabaja así y el mundo sigue.

¿Y a parte de juntarse con un director, qué otro consejo le sueles dar a los guionistas que están empezando?

Siempre aconsejo no preocuparse tanto de la trama, sino de tener un personaje y un conflicto potentes, todo lo demás vendrá después. Primero hay que encontrar esa esencia del personaje y ese motor que te va a mantener a través de ese proceso tortuoso de buscar la trama, solucionar los giros y demás. El guionista de ‘Chinatown’, Robert Towne, decía dos cosas con las que me he quedado porque me parecen muy importantes. Una de ellas era que lo fundamental es encontrar qué quiere el personaje y qué teme el personaje. Hay que encontrar eso antes de afrontar el proceso de guión. Y la otra es que es clave descubrir de qué va tu historia, el significado profundo de la película, para evitar escribirlo y que se exprese a través de las acciones y los personajes. Que no sea un manifiesto, que no esté en el primer término, tiene que estar en el corazón. Lo tienes que conocer, trabajarlo y utilizarlo, pero no lo puedes poner verbalizado.

A veces he trabajado en talleres que tratan de reescritura de guión. En este caso era un programa con autores sudamericanos que los traían a Madrid para trabajar en una reescritura de su guión durante tres semanas conmigo y luego otras tres semanas con otro guionista. La idea era hacer una segunda versión de un guión que ya promete. Lo curioso del caso es que el trabajo empieza por eso. Con el guión ya escrito empezamos a hablar y, muchas veces, cuando el autor me cuenta de qué va su película lo que me cuenta es la trama, no de qué va realmente. Yo les digo que se imaginen que la película ya se ha hecho y que están hablando con un periodista que necesita saber de qué va la película realmente. Normalmente no lo saben. Por eso, la primera parte del taller la basamos en encontrar entre todo el material la esencia de lo que está intentando transmitir. Cuando lo encuentran es un momento como de gran descubrimiento, de decir “qué maravilla, ahora sí que sí”. Sin embargo, muchas veces la segunda versión que hacen una vez saben esto es mucho peor que la primera porque la primera reacción que tienen es ponerlo en el texto, hacer que alguien diga eso. El resultado es peor de lo que había porque eso, como te decía, tiene que estar pero no en el primer término, sino siendo la base de todo lo demás.

¿Intentas saber esto desde el principio, antes de ponerte a escribir la película?

No lo suelo hacer al principio, intento ir descubriéndolo en el proceso de ir desarrollando la historia. De hecho, no me gusta saberlo desde el comienzo porque corro el peligro de hacer lo que estamos hablando ahora: como lo tengo tan claro, lo voy a poner aquí y allá. Además, pienso que si de entrada tengo tan claro algo sobre un tema o sobre un personaje, ¿para qué hago la película? Es como si lo estuviese prejuiciando todo. Del mismo modo que yo no me estoy sorprendiendo es difícil que pueda sorprender al espectador. Es parte del proceso, hay que encontrarlo durante el desarrollo, por eso no suelo trabajar con premisas iniciales de ese tipo, me gusta empezar por un personaje o por una situación, ver qué se va creando alrededor y luego decir “¿todo esto qué tiene en común, qué hay detrás? Si esto que ha surgido lo ha hecho de alguna manera porque yo lo llevo dentro, ¿qué es? ¿qué me hace llegar a esto?”. Y cuando creo que lo tengo claro, como todo este proceso de escribir siempre es dialéctico, vas de adelante hacia atrás, lo voy aplicando intentando que sean las acciones las que expresan esa idea.

5


ÁLEX DE LA IGLESIA: “CUANDO MÁS LOCAL RESULTA ALGO, MEJOR FUNCIONA FUERA”

22 septiembre, 2015

Por Alberto Pérez Castaños. 

Fotos: Héctor Beltrán. 

4

El director y guionista Álex de la Iglesia.

Desde ‘Balada triste de trompeta’ (2010) se olía que Álex de la Iglesia tenía ganas de trabajar con Raphael. El título de la película, esa escena con el cantante proyectado en plena actuación… Cinco años después, lo ha conseguido y el resultado se llama como otra canción del de Linares: ‘Mi gran noche’.

Todo empezó con un guión. El director y su compañero Jorge Guerricaechevarría escribieron la historia pensando en Raphael desde el principio y sin plan B. Una decisión arriesgada, a priori. Quizá la primera vez en muchos años que los autores de ‘El día de la bestia’ escribían sin saber con seguridad si su trabajo se llegaría a rodar. “Era un todo o nada, o a rodar o al cajón. Podríamos haber hablado con él previamente pero si le hubiese explicado la película sin tener el guión nos hubiera dicho que no”, contó Álex de la Iglesia en la round table a la que fuimos invitados junto a otros medios en el Hotel María Cristina de San Sebastián. 

1

Rueda de prensa de presentación de ‘Mi gran noche’.

La jugada les salió bien. Raphael dijo que sí y esta semana han presentado la película en la Sección Oficial de Donosti, aunque fuera de concurso. Además del cantante –”símbolo que representa una parte de la historia de España”, según de la Iglesia– hay un reparto coral de más de una docena de caras conocidas de nuestro cine. Porque la película es eso: una locura coral en la que varias tramas se suceden de manera consecutiva con un ritmo trepidante. “Empezamos a escribir el guión y, al principio, había más tramas, pero terminamos sintetizándolo. Conforme íbamos escribiendo se iba conformando el grupo perfecto de personajes, y cuando nos pusimos a dialogar ya teníamos claro los que iban a protagonizar esa comedia”, explicó.

Ante una historia con tantos frentes abiertos y tantos personajes en acción a la vez, quisimos saber si durante la escritura, Jorge Guerricaechevarría y él se enfrentaron a algún problema nuevo hasta el momento para ellos. La respuesta fue bastante significativa: “Jorge tenía un papel con los nombres de cada personaje porque no se acordaba. Yo creo que en el guión algunos personajes aparecen con diferentes nombres. De hecho, ha habido veces en que los actores me decían que les llamaba de dos maneras distintas”, dijo. Aún sí, aseguró que la del guión de ‘Mi gran noche’ ha sido una de las escrituras que más han disfrutado.

Carmen Machi, Mario Casas, Hugo Silva, Carlos Areces, Blanca Suárez, Pepón Nieto, Ana Polvorosa, Terele Pávez, Carolina Bang… El desfile es apabullante. Sin embargo, lo más parecido a un protagonista que tiene ‘Mi gran noche’ es, por supuesto, Raphael en la piel del mito viviente Alphonso. Todos estábamos deseando saber cómo fue ese primer encuentro entre los dos. “Íbamos retrasando el momento de hablar con él y ya teníamos el guión acabado. Estábamos a punto de empezar la preproducción y teníamos que cenar con él y convencerle. Quedamos y estábamos de los nervios y cuando dijo que sí yo le pregunté si se había leído el guión. Dijo que sí“, contó. Así de fácil. Y todavía más sencillo parece que fue el reto de rodar con él: “Raphael fue absolutamente fiel a todas las letras del guión. Le íbamos a poner un traje blanco que irradiaba luz como el de Jor-El en ‘Superman’ y le íbamos a meter en una cámara hiperbárica porque creíamos que era muy gracioso. Y aceptó. Incluso cuando le dije que moviera la mano como lo hace el Papa, lo hizo“.

7

Álex de la Iglesia nos atendió en una ‘round table’.

Sin embargo, pese a que ‘Mi gran noche’ es una comedia alocada y frenética, de la Iglesia aprovecha para retratar en cierto modo algunos de los recientes lastres de nuestro país: expedientes de regulación de empleo, violencia policial, corrupción… El director, aún así, tampoco le da mucha importancia: “La película es perfectamente comprensible sin eso, Pero lo he hecho para añadirle algo más. Es como aliñar una ensalada, si no, no tiene sabor. Además, me gusta que esté colocado en ese entorno social concreto para que lo entendamos mejor. La gente sabe que es lo que ocurre, lo ha vivido. Ayuda a entender la película y a entender el mensaje”.

Así que se podría decir que ‘Mi gran noche’ tiene mucho de España. Pese a eso, fue una sorpresa lo bien que funcionó en el Festival de Toronto, donde Álex de la Iglesia fue a presentar la película. “De pronto pensé que no iban a pillar nada, que no iban a entender las bromas con las letras de Raphael, pero resultó que no importaba, lo entendían todo. Lo mismo que con Raphael, sabían que era un divo. Creo que cuando más local resulta algo, mejor funciona fuera. Ése ha sido el éxito internacional de Pedro Almodóvar y de otros tantos”, dijo.

Tras su paso por Toronto y San Sebastián, ‘Mi gran noche’ se estrenará en todos los cines de España el 23 de octubre.

5

Crónica realizada gracias al apoyo de DAMA. 

   logoDamaConLetras

 


TELEFÓNICA STUDIOS LE ECHA COJONES

15 septiembre, 2015

Hace tres meses, Telefónica Studios convocó un premio de guión con unas bases intolerables.

01_imagen_concurso

Tras la intervención del Sindicato de Guionistas ALMA, los organizadores cambiaron las bases. Sí, has leído bien: ese sindicato del que no eres miembro porque los sindicatos no valen para nada, se sentó a negociar con esa pequeña empresa llamada Telefónica y consiguió que mejorasen las condiciones para los guionistas.

Poco después, se supo que el jurado que valoraría los guiones estaría formado por pesos pesados: Jorge Guerricaechevarría, Javier Ruiz Caldera, Axel Kuschevatzky y Gabriel Arias-Salgado. Me cuesta MUCHO imaginarme a profesionales de este calibre leyendo una montaña de guiones de principiantes, pero no seamos suspicaces. En esta productora ya han demostrado que saben innovar y valorar el talento.

Además, hay algo que me inclina a pensar que sí han sido ellos los que han hecho la selección. ¿Sabéis el qué? Que son cuatro hombres. ¿Y sabéis por qué? Porque así, a bote pronto (y siendo un poquito suspicaces), si un jurado está compuesto por CUATRO TÍOS Y CERO MUJERES, ¿cuántos guiones escritos por mujeres creéis que saldrán elegidos?

Exacto. NI UNO. Hace poco se publicaban los finalistas (la nueva generación del cine, la llaman) y no había NI UNA MUJER. Ni una mujer entre DIECISÉIS finalistas.

Dieciséis proyectos, diecinueve tíos.

Estoy dispuesto a escuchar todos los argumentos en contra de la paridad. Es posible que incluso comparta alguno de ellos. Pero no me jodáis. ¿DIECISÉIS A CERO?

¿Qué probabilidades hay de que, entre todas las participantes, no hubiera ni una sola guionista digna de entrar en la final? ¿En serio alguien puede mantener que no hay correlación entre la ausencia de mujeres en el jurado y la ausencia de mujeres en la final?

Pues esperad, que la cosa mejora.

Si miráis ahora la página donde se detalla el jurado del premio, oh sorpresa, ha aparecido una mujer. Por arte de birlibirloque, ya no está el nombre de Guerricaechevarría (el único guionista que había en el jurado, por cierto) y sí el de Verónica Fernández.

Curiosamente, resulta que Verónica no ha participado en la selección de guiones, sino que se ha incorporado con la selección ya hecha. Y bueno… No hay que ser suspicaces, pero… Qué coño, voy a serlo. Que para eso soy guionista y me gano la vida imaginando tramas: ¿Esto no será un intento de lavarle la cara al concurso? “Hostia, tío. Nos ha quedado un poco machirula la selección. ¿Y si metemos a una tía?”.

No, no me hagáis caso. Esa trama no es creíble. Ese diálogo es inverosímil. Tachar. Delete. Vaciar papelera. Esas cosas no pueden ocurrir en España en pleno siglo XXI, ¿verdad?

Lo que más duele de todo esto es que esta “nueva generación” machoálfica haya sido elegida por gente de talento, cuyo trabajo admiro, y bajo el sello de una productora que realmente se toma el cine en serio y trabaja buscando la calidad.

Pero es que ése es el gran peligro del neomachismo: que no lo practican sólo los trogloditas de palillo en la boca y solisombra mañanero. Es que nos afecta a todos sin darnos cuenta. Que se puede ser un tío culto, simpático, progresista y de talento, y a la vez llevar dentro el virus del machismo ahí latente, dispuesto a rebrotar en cuanto te descuidas.

Dieciséis a cero. Tiene COJONES la cosa.

 

Sergio Barrejón.

CORRECCIÓN 16:40 – Como soy un bocazas y escribo en mitad de un calentón, contrasto poco y mal los datos y meto la pata un sinnúmero de veces. Me aclara Chico Santamano en los comentarios que CLARO QUE NO son los cuatro jurados mencionados los que seleccionan los guiones. Cosa que me llena de alivio (y de vergüenza) y me obliga a disculparme. Lo siento, perdón. Error mío.

Dicho lo cual, me reafirmo en una cosa: 16-0, una vergüenza.


GUIONISTAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN, ENTREVISTAS Y OTROS ENLACES PARA EL FIN DE SEMANA

8 mayo, 2015

1. “El último censo de población sobre guionistas españoles de cine (entendiendo como tal aquel guionista que no dirige y que vive exclusivamente de los guiones de cine que escribe) refleja que apenas queda media docena de ejemplares. Así empieza este tan interesante como triste reportaje sobre la situación actual del guionista de cine que ha publicado esta semana El Confidencial titulado (traga saliva) “Las seis razones de la extinción del guionista”.

2. Por ejemplo, uno que no se va a extinguir aunque todavía no le hayan dejado hacer cine es el bloguionista Carlos García Miranda, ahora novelista juvenil best-seller. No lo digo yo, lo dice El Periódico, mirad.

3. Y, con ‘Conexo’, su última novela, todavía en la estantería de novedades, Carlos ya tiene preparado su próximo libro. Se llama ‘Este libro lo escribes tú’, que incluye 78 retos de escritura creativa. Lo publica Editorial Espasa, sale a la venta el 18 de mayo y aquí podéis pegarle un vistazo a las primeras páginas.

4. ¿Os acordáis de cuando Hagai Levi estuvo en Madrid y a algunos se os caía la baba oyéndole hablar y otros os maldecíais por no estar viéndole? Pues ALMA, que siempre vela por el bienestar de todo el mundo, ha hecho este vídeo para todos vosotros:

5. Es más, el propio Jorge Guerricaechevarría se acordó de ALMA en esta entrevista que le hizo Antonio Castelo en su programa de radio. En ella, Jorge habló de los lugares en los que le vienen las ideas, de Raphael y contó una anécdota que hará que varios miembros del sindicato de guionistas se arranquen la camisa.

6. Y otra entrevista. Esta, en inglés y a Theodore Melfi, guionista y director de ‘St. Vicent’, el regreso de Bill Murray a la comedia.

7. Y el guión de esta semana es el de ‘Los Vengadores’, de Joss Whedon. Quizás mientras lo leas la segunda parte recaude 200 millones de dólares más en taquilla.

¡Buen fin de semana!

Por Alberto Pérez Castaños. 


III ENCUENTRO DE GUIONISTAS: CAPÍTULO DOS

21 octubre, 2013

por Alberto Pérez Castaños. Fotos de Natxo López.

Se acabó. El III Encuentro de Guionistas de Bilbao llegó a su fin con un montón de profesionales del audiovisual repartidos por la ciudad, a altas horas de la madrugada, realizando actividades que no estoy seguro de estar autorizado a describir en este espacio. En cualquier caso, no hubo que lamentar problemas de ningún tipo y todo el mundo regresó a casa como vino: sin deudas con la justicia.

Pero antes de la actividad nocturna se desarrolló el segundo día y último día del Encuentro. Se llevaron a cabo tres paneles: uno dedicado a la convergencia y la transmedialidad, con Daniel Resnich y Julio Garma. Un tan interesante como preocupante debate sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual a cargo de los abogados José Luis Domínguez, Tomás Rosón y Pablo Hernández; y el broche final con la absolutamente genial conversación entre Jorge Guerricaechevarría y Enrique Urbizu.

Como en el capítulo anterior, aquí van las frases más destacadas de la jornada:

Panel 4: Convergencia y transmedialidad

Daniel Resnich:

“La fórmula del transmedia es tener una buena narrativa dividida en diferentes soportes”.

“Un guionista transmedia organiza el caos de contenido por cada plataforma narrativa cohesionada”.

“La hibridación de los géneros también puede transmediarse”.

“Montamos el primer concurso de guión transmedia de España y nos llegaron 51 proyectos”.

Julio Garma:

“La clave es crear contenidos de calidad con marcas detrás y que éstas no molesten“.

“Hay que romper el tabú de que el proyecto sea sólo nuestro y tener la capacidad de buscar a las marcas”.

“La serie Are you app? trabaja con Movistar y éstos no se meten en absoluto en los guiones. Tienen libertad absoluta”.

“La fórmula para generar impacto es calidad + frecuencia + largo plazo”.

Si os interesa, el material proyectado en ambas ponencias puede obtenerse aquí.

IMG_0727p

Mesa de debate: La reforma de la Ley de Propiedad Intelectual

Tomás Rosón:

“Con la excusa del caso Padawan el Gobierno desmontó el sistema de remuneración por copia privada: de 100 millones a cinco”.

“A consecuencia del nuevo sistema el usuario ha visto muy reducido su derecho a realizar copias privadas de obras protegidas”.

“No sólo han perjudicado a los autores, también a los usuarios, y sin necesidad. La ley anterior ya preveía excepciones”.

“Esta reforma debería haber esperado a ver la directiva europea que se está preparando”.

Pablo Hernández:

“Una entidad de gestión de derechos no es más que un marco institucional para mejorar las condiciones del autor”.

“Lo que ha hecho el legislador es decir que cualquier persona jurídica puede dedicarse a la gestión de derechos de autor. El legislador ha abierto la barrera a la mercantilización de la cultura”.

“El legislador está imponiendo reglas a las entidades de gestión que anulan la voluntad de los socios”.

José Luis Domínguez:

“Lo que está haciendo el Gobierno con los autores es una auténtica aberración”.

“Ahora mismo estamos en el Consejo de Estado y estamos muy preocupados”.

“Mientras debatíamos en el Congreso, el consejo de ministros anuló nuestra petición”.

“Mi hija va a 2º de bachiller, su profesor mandó a la clase unos libros para leer y les dijo que no hacía falta que los comprasen, que él los pasaba por correo. Ella le dijo que eso era ilegal, que se lo había dicho su padre. Él le respondió que su padre era un listillo”.

IMG_0773p

Conversación entre Enrique Urbizu y Jorge Guerricaechevarría moderada por Carlos Molinero:

Jorge Guerricaechevarría: “En comedia me ha pasado que esperaba que algo le hiciese gracia al público y no fue así. Y al contrario también. Ver una comedia solo y verla en una sala llena de gente no tiene nada que ver”.

Enrique Urbizu: “Es difícil medir la respuesta del público en un thriller. A veces no sabes si están en tensión o si se han dormido”.

J.G: “Capra grababa el sonido ambiente de las salas donde ponían sus películas, y analizaba la reacción del público minuto a minuto”.

E.U: “Aclarar el tema de la película es la primera gran decisión formal. Yo nunca he cambiado el tema de la película mientras la escribía, pero sí el enfoque”.

J.G: “No me gusta saber el tema de la película cuando la empiezo. Prefiero ver qué me dan la situación y los personajes”.

E.U: “En mi caso, si prefiero saber de qué va la película”.

IMG_0869p

J.G: “El germen de la película puede venir de cualquier cosa. Un personaje, una situación, una escena…”.

E.U: “La caja 507 nace de un paisaje. Y en No habrá paz para los malvados llevaba años con Santos en la cabeza”.

J.G: “En los bloqueos llega un momento en el que hay que parar y meter la cabeza en otra cosa. Con el tiempo termina llegando la solución”.

E.U: “Cuando me bloqueo me voy con Mikel al burguer”.

J.G: “Cuando eres joven, te fuerzas a terminar un guión en unos meses. Luego vas aprendiendo a dejar las cosas en barbecho. Hay veces que empeñándote en acabar la historia, la machacas”.

E.U: “Yo soy un guionista tardío; pienso como un director, me cuesta un horror hacer escaletas”.

J.G: “Una escaleta es una herramienta útil porque así es más fácil manipular que el guión”.

E.U: “Nosotros hacemos escaleta pero a corto plazo, para poder seguir escribiendo la historia”.

J.G: “Los diálogos son importantes, pero es algo secundario. Un guionista tiene que pensar en imágenes. Una buena película, si está bien narrada en acciones, puede entenderse sin diálogos”.

E.U: “Es horrible cuando en un guión se lee un ‘vemos’”.

J.G: “La ventaja de trabajar con el director es que vas viendo cómo visualiza la película y eso siempre ayuda a la hora de escribir”.

IMG_0865p

E.U: “Tenemos la obligación ética de contar lo que estamos viviendo. Ya vale de contar polladas”.

J.G: “Un productor me dijo: ‘Lo tengo claro. Primero fueron los zombies, después los vampiros. Lo próximo van a ser los ángeles'”.

E.U: “Trabajar sobre hechos reales es como doblar hierro. Porque en los guiones todo tiene un porqué, pero la vida real no”.

J.G: “Los hechos reales pueden ser mucho más inverosímiles que una historia inventada. Ficcionar hechos reales no es hacer un documental. Es utilizar la realidad para contar tu historia”.

E.U: “A veces parece que los periodistas sólo se interesan por el lado negativo y peleón del guionista”.

J.G: “Si recibir caña sirve para incentivarte, se avecina una edad de oro en el cine español”.


VE A BILBAO

14 octubre, 2013

por Alberto Pérez Castaños.

Hola, me presento: me llamo Alberto Pérez Castaños y soy guionista. De los que están empezando. Guionista novel. Novato. Inexperto. Y también sorprendido. Resulta que, pese a mi inexperiencia, con este artículo ya van la friolera de DOS los que publico en Bloguionistas. Casi nada. Dos más que Almodóvar. Tras el primero –escrito a cuatro manos–, no sólo di por hecho que jamás volvería a publicar en este espacio, sino que llegué a temer que la Policía del Guión me encarcelase y me prohibiese escribir de por vida. Pero no fue así, y de ahí mi sorpresa; sigo en libertad, escribiendo las mismas idioteces de siempre y, además, me dejan volver a Bloguionistas.

El motivo es el III Encuentro de Guionistas que tendrá lugar en Bilbao a finales de esta semana y que me encargaré de retransmitir en vivo y en directo desde el Twitter de la web. Será como una especie de Carrusel Deportivo del Guión, pero sin fútbol ni Pepe Domingo Castaño. Cobertura plena y sin anuncios cantados. Seguir la retransmisión es tan fácil como hacer click aquí:

Y si en lugar de una retransmisión seria y ecuánime, te apetece cinismo, prepotencia y marrullería, también puedes seguir a Sergio Barrejón, que amenaza con estar por allí haciendo de Manolo el del Bombo, sólo que sin bombo y animando al equipo contrario.

Usaremos el hashtag #3EGbilbao, así que no olvides incluirlo en tus tweets si quieres participar en nuestras conversaciones.

Por otra parte, quiero aprovechar que estoy aquí para decir que si estás leyendo esto, eres guionista y no vas a ir al encuentro, más te vale tener una buena excusa para quedarte en casa. Y no, no venir a Bilbao porque prefieres seguir mi retransmisión por Twitter desde tu sofá no sólo es una excusa pésima, sino que demuestra cierta demencia por tu parte.

Los organizadores del Encuentro no pueden estar haciéndolo mejor: están poniendo todo de su parte para facilitar transporte y alojamiento a todo aquel que ande justo de dinero; han puesto a disposición de todos descuentos en trenes y diferentes hoteles de la ciudad; te invitan a desayunar y a comer… Sólo les ha faltado alquilar una limusina conducida por Woody Allen para llevarnos al Museo de Bellas Artes, donde tendrá lugar el evento. Así que, ya sabes. Ve a Bilbao. Tienes hasta mañana para inscribirte. O para organizar lo de la limusina.

Además, también han organizado un programa realmente interesante. Se tratarán temas que nos interesan y preocupan a todos como la invisibilidad del guionista, la situación actual del sector, el acceso a mercados internacionales, los nuevos modelos de negocio… Todo esto en boca de gente como Nacho Faerna, Sergio G. Sánchez, Kike Maíllo, Josep Gatell, Teresa de Rosendo, Fernando Navarro y muchísimos más.

Si esto te parece poco, para cerrar el Encuentro han convencido a Jorge Guerricaechevarría y a Enrique Urbizu para que se suban a la palestra moderados por Carlos Molinero. Presumo que hablarán de guión pero, personalmente, pienso que merecería la pena aunque se pusieran a discutir sobre su receta personal para el arroz con costra.

Y por mi parte nada más. Si con lo que he escrito aquí no te dan ganas de ir al Encuentro, yo ya no sé qué más puedo hacer. Allá tú.


FIRMAS INVITADAS: 400 GUIONISTAS, 3 DÍAS Y 2 NOCHES

20 octubre, 2011

Juanjo Moscardó se estrena como firma invitada en Bloguionistas para hablarnos del II Encuentro de Guionistas que se celebrará del 4 al 6 de noviembre en Madrid. Moscardó es guionista de series para la televisión valenciana, y en cine su próximo guión lo producirá Fernando Colomo. Además, es presidente de EDAV, la asociación de guionistas de la Comunidad Valenciana, y miembro de la Junta Directiva de FAGA (Foro de Asociaciones de Guionistas Audiovisuales), que convoca el Encuentro junto al sindicato ALMA.

Después del éxito de la primera edición del Encuentro en Valencia, que podéis consultar aquí (noticias aparecidas en los medios), aquí (crónica de Pianista en un Burdel) o aquí (Informe de AbcGuionistas con entrevistas a algunos ponentes), las asociaciones y sindicatos de guionistas hemos hecho una apuesta fuerte para esta II edición. Podéis consultar todo lo relacionado con el programa, los ponentes, descuentos, etc… en el BLOG del II Encuentro donde está toda la información. Yo quería aprovechar para comentaros lo que no pone en el blog y que creo que os puede interesar.

Sesión inaugural I Encuentro de Guionistas (3 de octubre 2010,Valencia)

¿Por qué asistir al II Encuentro de guionistas? El otro día Chon González, un compañero guionista que escribe en Guionistas VLC me tuiteó: “Convénceme para ir al encuentro”. Lo primero que pensé fue: “Qué fuerte tu rollo, que estuviste en el primer encuentro como ponente, cabronazo. ¡Si te lo tengo que explicar a ti…! Como era a través de Twitter sólo le dije: “400 guionistas, 3 días, 2 noches, y mucha tela que cortar”. Le convencí. Y si a él le hacía falta el empujoncito para decidirse, pues a los guionistas que no vinieron creo que conviene que les explique un poco más.

Lo de la tela que cortar es una chorrada para rellenar, pero creo que ilustra de forma correcta lo intensa que será la experiencia.

400 guionistas, pensadlo bien. ¡Juntarnos 400 guionistas! En Valencia hicimos lleno, pero el aforo era de 200 personas y algunos no se pudieron inscribir por falta de plaza… Este año esperamos que no ocurra eso, pero si ocurre será que hemos vuelto a hacer pleno y será una muy buena noticia para el colectivo, que demostrará estar más unido de lo que muchos creen y desean. El año pasado hubo mucho feeling entre todos los que asistieron y de verdad que fueron unas jornadas de las que guardamos un recuerdo entrañable. (Noño, sí; pero es la verdad.)

Muchos de los 200 asistentes al I Encuentro

3 DÍAS de ponencias a cargo de guionistas y profesionales impresionantes (ver el programa), y de debates abiertos a todos los participantes. Muchos de los que estarán como asistentes podrían estar como ponentes, así que se les da a los debates la misma importancia que a las ponencias. El año pasado, por ejemplo, Alberto Macías (coordinador de guiones de la serie Cuéntame) estaba como oyente y este año será ponente. Algunos de los ponentes de este año serán Jorge Guerricaechevarria (Celda 2011, La Comunidad), Oriol Capel (Los quien, Aída), Tatiana Rodríguez (Aguila Roja, 2055), el bloguionista Natxo López (Hispania, Gran Reserva), Paco Cabezas (Carne de neón, Spanish movie), Ana Sanz Magallón (story editor de Bajo las estrellas, El truco del manco), Joaquín Oristrell (Dieta mediterránea, Inconscientes)… y muchos más.

Los guionistas y productores ejecutivos: Ramón Campos (Bambú producciones), Iván Escobar (El barco), Lluís Arcarazo (Salvador) en una de las mesas del Primer Encuentro.

2 NOCHES para la asimilación de conocimientos y terminar de atar cabos de las ponencias… O bien, una buena excusa para tomarse una copa juntos y conocerse mejor. Se comenta que fueron muy divertidas las noches del I Encuentro (yo organizaba, así que estaba demasiado estresado y me fui a desmayarme en la cama), así que si algún asistente las quiere comentar lo hará mejor que yo. Si llega el presupuesto (insisto: SI LLEGA) también incluiremos una copa en un pub por la noche donde invitaremos a otros profesionales del audiovisual: directores, actores, productores,… Además, se hará una gincana para estrechar lazos con los productores… ¡Que no! Es broma, mejor invitarles a un gintonic y así quedamos como señores.

Resaltar también que el precio de la inscripción (50€ para asociados, 100€ para no asociados) incluye la comida tanto del viernes como del sábado. Se hará un cóctel de pie en el mismo sitio donde se celebra el Encuentro a fin de potenciar espacios para que los asistentes y participantes se puedan relacionar. Unos MEETING POINTS en toda regla para practicar el NETWORKING, o como se diga… Otra oportunidad para entablar relaciones profesionales será el COFFE BREAK del sábado a media mañana. Y me dejo ya de anglicismos…

Todas estas actividades intentarán cumplir con dos de los principales objetivos que tienen las asociaciones y sindicatos de guionistas: poner en contacto a los profesionales del guión, y dar visibilidad al guionista y a su obra.

Antes de despedirme quería animaros a participar en el FORO sobre los temas que se tratarán en el II encuentro, y también donde se pueden continuar los debates que surgieron en el Primero.

Y recordaros lo que decía Chico Santamano en su genial post sobre la suerte… o estar. Creo que en este caso, es una suerte el esfuerzo que se ha hecho desde las asociaciones de guionistas para que vosotros podáis estar. Y recordad que estar sólo depende de vosotros, nosotros no podemos hacer más.

¡Saludos y suerte a todos!

PD: ¿Alguna sugerencia para la gincana con los productores?


A %d blogueros les gusta esto: