¡AL RICO GUIÓN!

30 junio, 2015

Por David Muñoz

Cada vez que termina un curso escolar pienso lo mismo: es una pena que haya guiones que podrían dar lugar a películas interesantes que solo son leídos por los profesores y los compañeros de sus autores.

Por eso, igual que ya hice el año pasado, hoy voy a “presentar en sociedad” algunos de los guiones más interesantes cuya escritura he tutorizado durante el curso 2014-15.

Para seleccionar los guiones he tenido en cuenta tres cosas: que haya escritas versiones que ya estén listas para “salir al mundo”; que tengan algo especial o diferente que pueda llamar la atención de algún productor o director; y claro está, que me gusten. Obviamente es todo muy subjetivo, claro. Pero en eso consiste también nuestro trabajo: en despertar el interés, en gustar. Y conmigo estos guiones han conseguido su propósito. Estoy seguro de que no soy tan raro como para que no haya más gente que piense como yo cuando los lea.

Bueno, no me enrollo más. Aquí están los cuatro guiones de este año explicados por sus autores. Lo que les he pedido es que cuenten la historia, que digan a qué género pertenece, que expliquen cuáles han sido sus referentes, en qué estado está el guión y si quieren o no dirigirlo.

“Auf Wiedersehen, miño amor” es un guión escrito por tres alumnos del Máster de Guión para cine y Televisión de la UPSA: Rebeca Serrada, Marina García y Francisco Nárvaez. Se trata de una comedia muy divertida, y que pese a que no queda muy claro en su sinopsis, no es solo “una peli de viejos” (con perdón). Hay una subtrama muy importante protagonizada por el nieto del protagonista que acaba dando lugar a los momentos más emotivos de la historia.

-¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar por amor (a los 65 años)? El gallego Mariano no lo tiene nada claro cuando el casanova de su amigo Paquiño le convence para ir a una caravana de solteros a Benidorm. Bueno, sí que lo tiene claro: el amor (y el sexo) se ha acabado para él. Sin embargo, en Benidorm Mariano conoce a Menchu, una española residente en Alemania, y se enamora de ella. Pero cuando acaba la fiesta, Menchu tiene que volver al país de las currywurst y la cerveza y Mariano a su casa. Incapaz de quitársela de la cabeza y sin saber si ella siente lo mismo, Mariano acaba viajando a Alemania en coche con Paquiño, su nieto y UN CENTOLLO, decidido a convencer a Menchu para que vuelva a Galicia con él.

-Comedia/road movie

-Por tono: “8 apellidos vascos”, “Que se mueran los feos”, “Bienvenidos al norte”, “2 tontos muy tontos”, “Supersalidos”.
Por tema: “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, “Pequeña Miss Sunshine” y “Transamérica”.

-Tenemos una primera versión del guion que acabamos en el taller de largometraje del máster. Actualmente estamos en proceso de reescritura para tener una segunda.

-No nos sentimos preparados para asumir la enorme responsabilidad de dirigir.

-rebeca.serrada@gmail.com

“Héroe” está firmado por Álvaro Zalaya, uno de mis alumnos de guión de segundo curso de la ECAM y es un guión magnífico, muy divertido y original, sobre un héroe predestinado, un “elegido” que se niega a serlo. Si pienso en que Álvaro tiene solo ventipoquitos años hasta me da un poco de rabia que haya sido capaz de escribir algo tan bueno siendo aún un pipiolo.

-En el “Valle de los Héroes” todo el mundo nace destinado a convertirse en un gran héroe. ¿Todo el mundo? ¡No! Porque Krel, hijo de uno de los guerreros más legendarios de todos los tiempos, quiere ser granjero en vez de héroe. Eso lo que le hace realmente feliz. Pero los magos que promocionan el sistema de héroes no están dispuestos a permitírselo. Para forzarle a comportarse de manera heroica, los magos deciden quitarle lo que más le importa en la vida: su rebaño de ovejas, lo que le obligará a emprender una búsqueda junto a su mejor amigo, el único en el pueblo que, pese a las ganas que tiene de ser héroe, no está destinado a grandes hazañas. Juntos afrontarán los peligros del viaje luchando por NO vivir una aventura.

-Animación, comedia, aventura.

-“Shrek”, “Cómo Entrenar tu Dragón”, “El Señor de los Anillos”, “La Princesa Prometida”.

-Finalizado.

-No tengo interés en dirigirla.

-zalayaalvaro@hotmail.com

Pablo Bartolomé fue alumno mío en Salamanca, y el año pasado él y José Álvaro Rodríguez se pusieron en contacto conmigo para que tutorizara la escritura de un guión inspirado en el caso real del asesino en serie conocido como el “Arropiero”. Después de muchos meses de duro trabajo el resultado es la primera versión de un thriller que se titula “Tiburón” que tiene poco que envidiar a los títulos que ellos citan como influencia.

1974. Mar, una prometedora psiquiatra forense, debe sumarse al viaje que van a llevar a cabo tres policías y un asesino recién detenido, Manuel Delgado Villegas, para tratar de localizar los cadáveres de las víctimas de los más de 30 asesinatos que éste sostiene haber cometido. Algo que de ser ser cierto le convertiría en el primer asesino en serie español.
Mar debe determinar si Delgado es un frío criminal consciente de sus acciones, o un demente. De ello depende que sea ejecutado o internado en un manicomio.
Sin embargo, el jefe de Mar le deja claro que el gobierno de Franco quiere ejecutar a Delgado. Sea cuál sea la conclusión a la que llegue, su informe debe ser favorable a la condena a muerte. Y el jefe no tiene ninguna duda de que Mar hará lo que le pide, ya que ella no es solo su subordinada, sino la madre de un hijo suyo al que no ha reconocido. Sabiendo que Mar desea que lo reconozca, su jefe cree que no hará nada que pueda provocar su enfado.
“A bordo” de un citróen “Tiburón”, Mar comienza junto a Delgado y los tres policías el viaje más importante de su vida.

-Road movie, thriller rural, intriga.

-“Memories of murder”, “El silencio de los corderos”, “Un profeta”, “La noche de los girasoles”, “La isla Mínima”. No sabemos si se parece en algo a estas o no ¡OJALÁ! Pero son títulos que hemos usado a la hora de plantear atmósferas, personajes, conflictos, relaciones, etc.

-Versión 5 terminada y lista para mover.

-No queremos dirigir la película. Hemos pensado nombres (Alberto Rodríguez, Urbizu, Koldo Serra, Sánchez-Cabezudo) pero estaríamos abiertos a otras propuestas.

-Pablo Bartolomé Jiménez: pablobjimenez@gmail (@pablich)
Jose Rodríguez: jarapa01@gmail.com (@confliktofilms)

“Pablo”, de Eva Saiz, otra alumna de 2º de la ECAM, es quizá mi guión preferido de los que he tutorizado este año. No es el mejor formalmente, pero es el que yo compraría si fuera productor y dirigiría si fuera director.

-Pablo, de ocho años, conoce a otro niño de su edad, Lucas, en un momento difícil de su vida. En el colegio no tiene amigos y en su casa sus padres dedican más tiempo a intentar resolver sus problemas de pareja que a estar con él. Pero gracias a Lucas, Pablo tiene por fin alguien con quien jugar y evadirse de toda la angustia que le rodea.
Solo hay un problema: Lucas no es real. Es el amigo imaginario de Pablo.
Cuando Lucas desaparece sin previo aviso, Pablo se siente más solo que nunca y no duda en escapar de casa para reencontrarse con él.
Durante toda una noche, Pablo vaga por las calles de Madrid tratando de llegar hasta la antigua Casa de Fieras del Retiro, el lugar donde cree que Lucas le está esperando.
Desde el punto de vista de Pablo, el Madrid nocturno se convierte en un escenario más tenebroso y peligroso que los oscuros bosques de los cuentos de hadas.

-Drama, aventura.

-Mi guión se parece a “Donde viven los monstruos” en cuanto a toda la fantasía que construye Pablo en su cabeza para evadir la soledad. E, igual que le pasa al niño de “Babadook” Pablo es objeto de desprecio o indiferencia de todas aquellas personas que le rodean, lo que le provoca bastante angustia.

-Ahora mismo tengo una primera versión acabada, y a finales de Agosto o principios de Septiembre tendré terminada la segunda versión.

-Al escribir el guión me ha sido imposible no dirigir la película en mi cabeza, y creo que es algo que se nota cuando lo lees. Soy la persona que más conoce a los personajes y el mundo en el que se desarrolla la historia, pero aunque quiero dirigir la película no me veo del todo preparada para hacerlo. Para mí lo ideal sería encontrar un director que conectase de manera emocional con lo que he escrito para poder enriquecer la película con la dirección.

-saizlopezeva@gmail.com


OH CABO FURRIEL, MI CABO FURRIEL

14 octubre, 2014

por Sergio Barrejón.

Llega el otoño, se caen las hojas, los madrileños tuitean asombrados que ah, oh, está lloviendo, y arrancan de nuevo los talleres de guión del Máster de Salamanca. David Muñoz, largometraje. Pablo Remón, escenas. Un servidor, cortometraje.

La primera vez que di clase en el Máster de Guión de la UPSA fue una charlita de dos horas. Al año siguiente, me pidieron cuatro. Al siguiente, seis. Para el cuarto año ya les avisé que no me pidieran más, que en ocho horas me daba tiempo a contar todo lo que sé de guión y aún me sobraba tiempo.

dead-poets-society-quote

-¿Qué voy a hacer?, les dije. ¿Rellenar las horas poniendo mis cortos?

-Oye, pues nos has dado una idea: un taller de guión de corto. ¿Qué tal tres sesiones de ocho horas?

ZAS, en toda la boca.

Y así, desde hace ya tres años, vengo dando un taller de cortometraje de 24 horas. Todo práctico, nada de sentar cátedra. Proyecto cortos (no MIS cortos, claro: cortos buenos), los comentamos, y los alumnos escriben su propio corto.

En la primera sesión, los alumnos tienen que entregar una sinopsis breve para un cortometraje. Para ello les doy un pie forzado, por dos razones: primera, porque sé por experiencia que limitar las posibilidades no limita la imaginación, al contrario. Si quieres ver sudar a un estudiante de guión, dile que escriba algo de tema y extensión libre para dentro de diez días. Dile “lo que quieras”, y lo que querrá será morir.

La segunda razón para darles un pie forzado es que, por pura probabilidad, el 10% de los alumnos serán vagos profesionales. De esos capaces de cascarte una sinopsis de un corto que ya tienen escrito hace dos años. Un pie forzado evita eso… Y consigue que me odien. Porque mis pies forzados… son MUY forzados.

Durante las ocho horas de la primera sesión, aparte de proyectarles varios cortos brillantes e inspiradores, me dedico a destripar a fondo esas sinopsis. Al final de la clase, siempre viernes, siempre ya de noche, los alumnos se van con la apetecible tarea de reescribir la sinopsis de cabo a rabo y convertirla en una buena escaleta… en quince días. A esas horas, el odio que traían se ha convertido en puras ganas de matarme. Siempre salgo de la clase caminando hacia atrás. Darles la espalda podría ser un error letal.

Tres semanas después tenemos la 2ª sesión. Proyecto cortos refrescantes, inolvidables. Y luego analizo sus escaletas. Invariablemente hay uno o dos grupos que no han entendido el concepto “escaleta”. O quizá no han conseguido trasladar sus ideas a ese formato despiadado y odioso… pero tan necesario. Ahora ya no me odian sólo a mí. Ahora odian el máster en general. Odian el guión. Y a sus padres, por haber permitido que se matriculasen en esta insensatez. Odian a Montoro, por no haber subido el IVA al 90%, para acabar de una vez por todas con el cine.

Pero invariablemente hay uno o dos grupos que ha tenido una epifanía haciendo la escaleta. Han destripado al bicho, han visto el esqueleto, han comprendido las funciones de los órganos. Tienen la mirada de los mil metros. Y a medida que avanza la sesión, van contagiando a los demás. Toda la clase (menos el 10% de empecinados que nunca falta) va comprendiendo qué quería decir William Goldman con eso de que “las películas son estructura”. Poco antes del final de la clase, suele haber incluso una cierta euforia (mezclada con agotamiento).

Entonces recuerdan que sus maltrechas escaletas deben ser reescritas y luego convertidas en guión… en dos semanas. Y se van arrastrando los pies. Acordándose con envidia de esos compañeros de instituto que eligieron una carrera de ciencias. O Bellas Artes. Qué demonios, en ese momento les da envidia un puesto nocturno de gasolinero.

Tres semanas después. 3ª sesión. Traen un guión escrito. Con sus encabezamientos, sus acotaciones, sus diálogos. Hasta con portada. Entran en clase mirándome con una mezcla de temor y amenaza. Como una madre entregando por primera vez su recién nacido a la celadora del hospital, para que lo lleve a bañar. “Cuídamelo, que te mato”, dicen sus ojos. Yo les pongo unos cortos excelentes para que se relajen. Y luego agarro sus bebés…

Y les hago ver que quizá no son tan guapos como pensaban. De cuando en cuando sale uno hermoso y sonrosado, sí. Un bebé de postal. Aunque lo que más abunda es el bebé normalucho. Simpático, pero nada del otro jueves. Alguno es abiertamente feo. Y nunca falta un 10% que son, lisa y llanamente,  monstruos.

Procuro no ser cruel (una de mis líneas de diálogo habituales es “estáis todos aprobados”), pero nunca miento. Tampoco es el fin del mundo dar a luz a un monstruo. Nos ha pasado a todos. Cuando Flaubert leyó “La tentación de San Antonio” a sus amigos, la crítica de éstos fue: “Tira el manuscrito al fuego y no vuelvas a hablar de ello”. El amigo Gustavo les hizo caso y luego escribió “Madame Bovary”. Moraleja: si has parido un monstruo, no pierdas el tiempo llorando. Se le mata y a otra cosa.

Al final de la 3ª sesión, analizados sin piedad sus primeras versiones de guión, los alumnos se van con los “deberes” más raros que les han puesto en su vida: tienen que reescribir el guión… pero no para entregármelo a mí. Yo ya he terminado mi taller. Tienen que reescribirlo para ellos mismos. Ellos sabrán si les merece la pena o no. Ya han escrito su guión, ya han dejado de ser gente que “quiere escribir”. Ahora les toca a ellos decidir si quieren escribir BIEN.

Es difícil saber cuánto aprovechamiento tiene este curso para los alumnos. Sé que para ellos no soy precisamente el John Keating de “El club de los poetas muertos” (aunque lo intento: desde el año pasado, invito a todos a venir conmigo a correr 5 kilómetros antes de la clase), pero sí tengo una manera de medir la calidad del curso: invariablemente, todos los años después de terminar el taller, hay alumnos que me preguntan si, después de reescribir su guión, pueden enviármelo para que les dé mi opinión.

Suelen ser más del 10%.


FIRMAS INVITADAS: LOS GUIONISTAS DEL FUTURO / 14

30 junio, 2014

Continuamos con la serie de artículos escritos por los alumnos del Máster de Guión de la Universidad Pontificia de Salamanca, donde varios de los autores de este blog colaboramos como profesores.

PREPÁRATE PARA SER GUIONISTA

Por Susana Cámara y Sara Riesco

Tras realizar una encuesta en profundidad* sobre lo que es ser estudiante de este máster hemos llegado a una serie de conclusiones que expondremos a continuación. Hemos preguntado a abuelas, padres, hermanos, primos y amigos de esos que estudian medicina. Hemos ordenado, clasificado y archivado por orden alfabético la información resultante y lo cierto es que no nos ha servido de mucho, pero como somos guionistas nos lo hemos inventado un poco. Y ya de paso aprovechamos para contaros qué está siendo para nosotros este año en el Máster de Guión de Ficción para Cine y Televisión.

1. LO QUE PIENSAN NUESTROS PADRES QUE ES SER GUIONISTA:

Vamos a ver. Eres estudiante, quizás veinteañero, te quieres dedicar a escribir, de pronto te vas a ver viviendo en una de las ciudades con más fiesta de la geografía española, quizás sea la primera vez que vives solo… ¿Acaso piensas que tus padres se creen que vas a estar escribiendo teorías sobre Schopenhauer las 24 horas del día?

1. Decírselo a tus padres

2. LO QUE PIENSAN TUS AMIGOS QUE ES SER GUIONISTA:

De pronto tus amigos sólo te van a ver como un recomendador de películas profesional. Oye, que no sé que ver esta noche… Recomiéndame algo. Pero claro, que no se te ocurra mencionarles a Kaurismaki, que eres un cultureta, que yo quiero algo fácil. Fácil. Sí, fácil… de esas para no pensar. Entonces tú, que tienes la cabeza a centímetros de la pared porque estás a punto de darte cabezazos, de pronto, te paras y decides que “El Séptimo Sello” es la mejor recomendación para que tu amigo, ingeniero de minas, disfrute de un sábado por la noche con su pareja. Lo cual no les ayuda, precisamente, a comprender por qué quieres ser estudiante de guión.

Y eso cuando no tienes la típica conversación…

El médico: Buf, mañana tengo examen de fitopatología.

El ingeniero: Pues yo ayer tuve un examen de 6 horas y estoy…

: Yo estoy escribiendo un largometraje y no sé por dónde agarrar el segundo acto.

Asúmelo… Las miradas de desdén VAN A ESTAR AHÍ.

2. Desdén

 

3. LO QUE TU ABUELA PIENSA CUANDO LE DICES QUÉ QUIERES SER “DE MAYOR”:

3. Abuela

 

4. LO QUE TUS PRIMOS PEQUEÑOS PIENSAN:

De pronto las comidas familiares dejan de ser un drama para ti. Tus primos y hermanos pequeños escuchan con la boca abierta lo que haces en clase, todos los coleguitas de preescolar de tu primo Antoñito conocen de tu existencia porque VAS A TRABAJAR EN LA TELE.

4. El gancho

 

5. LO QUE REALMENTE ES SER ESTUDIANTE DE ESTE MÁSTER:

Y aquí viene el problema. Por la corta experiencia que tenemos podemos decir que ser guionista puede ser lo más divertido del mundo, pero antes de acosar con correos, guiones y llamadas al director del Máster de Guión, os queremos invitar a esperarle a la puerta de su casa cada tarde con una pancarta que indique “acéptame, queremos entrar”.

Es broma, no lo hagáis, podría traeros ciertos problemas legales.

5. Es broma, no

Pero meditad bien vuestra decisión.

Porque igual que un electricista no sólo cambia bombillas.

Un médico no sólo hace recetas.

Y un informático no sólo formatea ordenadores.

Un guionista no se pasa el día escribiendo lo primero que se le viene a la cabeza.

Tenemos muy claro que con nuestra corta experiencia en este mundo, no sabríamos decir con total exactitud qué ES ser guionista, pero quizás os podamos ayudar diciendo lo que hemos descubierto: algunas cosas que NO SON. Cosas que este máster te enseña desde el minuto uno.

Aprendes que ser guionista no es sólo leer manuales:

Leerlos ayuda, está claro, pero dedicar tu vida a los manuales no te va a otorgar la clave para el guión perfecto. Ni siquiera estamos seguras de que eso exista. Lo que sí sabemos es que muchos de los ponentes de este máster te van a mostrar sus propios trucos para hacer de tu historia un producto interesante y con criterio.

Aprendes que ser guionista no es escribir algo y ya:

Por la palestra del máster van a pasar grandes profesionales del guión, productores, analistas… y cada uno te va a dar su propia visión personal de la profesión. Pero si hay algo en lo que todos ellos van a coincidir es en que escribir es reescribir. La frase, que vas a tener hasta en la sopa desde el minuto uno del máster, es cierta como que el agua moja. Y aquí se reescribe. Y mucho.

Si viene la inspiración, que me pille trabajando. Pablo Picasso.

Aprendes que ser guionista no es contar tu vida:

Es inevitable que tus personajes terminen teniendo algo tuyo, personal. Es inevitable hasta el punto que te van a perseguir una vez dejes de escribir y decidas tomarte el colacao de media tarde, irte de cervezas o visitar a tu abuela la de Cuenca. Pero esto no quiere decir que tus personajes tengan que ser tú. Taller tras taller, trabajo tras trabajo,  a la fuerza, terminas aprendiendo a despegarte de todos tus guiones sin dejarlos marchar, a convivir con ellos y, sobre todo, a escribir con la distancia suficiente como para poder decir que son tu creación. No tú.

Aprendes que convertirte en guionista no significa que todo lo que escribas vaya a ser la hostia:

De hecho no. No vas a escribir “Ciudadano Kane”, al menos a la primera de cambio. Los talleres que se imparten son intensivos, duros y te harán trabajar; recibirás críticas, muchas críticas, prepárate para eso. Pero serán críticas siempre enfocadas a ayudarte a dar una vuelta de tuerca más a lo que quizás considerabas que era un guión perfecto. Y, tras un año, habrás sacado adelante trabajos de los que podrás estar orgulloso. En definitiva, saldrás de aquí cargando con muchas de las herramientas necesarias para conseguir escribir una buena historia.

Aprendes que ser guionista no es vivir en una buhardilla rodeado de gatos, alcohol y tabaco:

Quizás sí, cada uno es un mundo, pero digamos que no es la tónica general. El primer día de clase nos lo advirtieron; nos avisaron de que mirásemos alrededor y que asumiésemos que esas 23 personas que nos rodeaban se iban a convertir en nuestra segunda familia. Y como en toda familia hay gente con la que te llevas mejor o peor, con las que discutes más o menos… Pero trabajo tras trabajo, terminas sacando adelante historias que nunca hubieras escrito en la soledad de tu buhardilla y aprendes a asumir que tu idea no siempre es la mejor. Seréis 24 personas con ganas de aprender y dispuestas a comerse el mundo; serán inevitables las discusiones, muchos tendréis puntos de vista completamente opuestos a los del compañero de al lado… Pero nunca hay que olvidar que si habéis llegado a este máster es porque os une un interés común. Y eso se nota, especialmente a la hora de trabajar: todas estas discusiones no sirven sino para enriquecer los guiones y la forma de pensar de los 24 compañeros que formamos parte de la clase.

Por último, nos gustaría tranquilizar a esos padres que nombrábamos al principio. Obviamente no nos pasamos el día teniendo tertulias acerca de Schopenhauer, pero hacer el Máster de Guión de Ficción para Cine y Televisión no es simplemente alargar un año más tu grado universitario: hay que trabajar. Y a ti, posible futuro alumno… Si estás pensando en dedicarte a una profesión dura has de asumir que es posible que tardes bastante tiempo en ver en una pantalla alguno de tus escritos, que tu tiempo libre va a verse invadido por guiones y personajes y que tu casa va a convertirse en tu oficina de aquí en adelante. Pero todo esto merece la pena si lo combinas con un buen ambiente, con un año de aprendizaje continuo y con una dinámica de trabajo que nada tiene que ver con lo que ha sido tu vida universitaria hasta el momento. Y lo más importante, saldrás de este máster cargando a tus espaldas con un dossier de trabajos tutorizados por gente implicada en su trabajo y una experiencia (personal y profesional) muy difícil de encontrar fuera de estas paredes.

* Es mentira

 

 


5 GUIONES INTERESANTES BUSCAN PRODUCTORA. RAZÓN AQUÍ.

17 junio, 2014

Por David Muñoz

NOTA: Ahora que termino con casi todas mis clases he decidido tomarme también un descanso en Bloguionistas. Volveré por aquí en septiembre (aunque también puede que de pronto me apetezca contar algo y vuelva un poco antes. Veremos) .

Me frustra mucho cuando leo declaraciones de productores y de directores diciendo que “no hay guiones”. Claro que hay guiones, lo que no hay muchas veces es manera de acceder a ellos. Y luego, claro, que una cosa es un “buen” guión y otra cosa es un guión que le interese tanto a alguien como para producirlo o dirigirlo. Son cosas totalmente distintas, aunque a menudo se confundan. El productor o el director no buscan algo “bueno” (término abstracto además sobre cuya definición aplicada a un guion nunca nos pondríamos de acuerdo), sino algo que les toque la fibra sensible. Y por otra parte, los guiones hay que trabajarlos, siempre, es absurdo pensar que uno va a poner un anuncio en Internet y van a aparecer de pronto decenas de guiones que te lleguen al alma y que estén tan bien acabados como para poder ser rodados pasado mañana.

Independientemente de todo esto, la verdad es que sí, que me frustra que haya por ahí buenos guiones que a lo mejor voy a terminar leyendo solo yo o los amigos del autor. Así que, ahora que termina el curso 2013-2014, se me ha ocurrido “presentar en sociedad” los mejores proyectos cuyo desarrollo he tutorizado este año.

Para elegirlos he seleccionado guiones de los que ya hay tratamientos sólidos o una primera versión legible. Este año ha sido un año muy bueno y he tenido la oportunidad de trabajar en muchas historias interesantes (casi todas las que desarrollamos en el Máster de guión de ficción en cine y televisión de la Universidad Pontificia de Salamanca lo han sido, por ejemplo), pero creo que es mejor no enseñar proyectos antes de tiempo, y, si todavía los veo verdes, por mucho que me gusten los he dejado fuera. También he dejado fuera los proyectos del Curso de desarrollo de proyectos cinematográficos iberoamericanos de la Fundación Carolina porque casi todos tienen ya productor y/o director, y los de DAMA Ayuda porque no quiero hablar de ellos antes de que sean presentados oficialmente por DAMA.

Espero que nadie se moleste porque no haya incluido su guión. Que no estén aquí no quiere decir que no merezcan la pena o que no puedan dar lugar a películas mejores que los que he elegido. Solo quiere decir que pienso que aún hay que trabajarlos más antes de permitirles asomar la cara en público.

Tras elegir los proyectos, mandé a sus guionistas un cuestionario con las preguntas básicas que creo cualquiera se haría antes de saber si podría interesarle o no su proyecto.

1.¿Puedes contarme la historia de tu guión en 10 o 15 líneas?
2.¿A qué género pertenece?
3.¿Se te ocurren otras películas con las que pueda guardar alguna similitud en cuanto a tono o estilo?
4.¿En qué estado se encuentra el guión en este momento?
5.¿Qué es lo que te planteas hacer con el guión? ¿Quieres que lo dirija otro o quieres dirigirlo tú?
6. Si quieres dirigirlo, ¿tienes experiencia como director? De ser así, ¿puedes mandarme un link a alguno de tus trabajos?

Y estas son sus respuestas:

NATXO FUENTES es uno de los alumnos “online” de la asignatura dedicado al desarrollo de proyectos de largometraje de 2º de guión del Instituto del cine Madrid. Su guión se llama “1X2” y está inspirado en hechos reales.

1. Durante los años cincuenta, en medio de una España sumida en la pobreza, las recién inventadas quinielas se ven como un modo fácil y rápido de hacerse rico. Gerard, un estafador de poca monta, inventa “un método” para acertar una de 14 que según él es infalible. El único problema es que para aplicarlo necesita hacer muchas quinielas y no tiene dinero para pagarlas. Dispuesto a lo que sea con tal de salir de pobre, Gerard comete un asesinato que le permite conseguir la cantidad necesaria para financiar su método. Pero, cuando por fin logra acertar la quiniela que puede hacerle millonario, la justicia se pone sobre su pista y…

2.Thriller costumbrista con humor negro y tintes “berlanguianos”.

3.“Fargo” de los Coen, “Mal día para pescar” de Álvaro Brechner…

4.Terminada una primera versión.

5.Aunque he dirigido varios cortometrajes, mi primera intención no es dirigirlo. Escribí el guión pensando que otra persona se encargaría de dirigir la película.

Dirección de contacto: natxof@hotmail.es

NORBERTO GONZÁLEZ ha sido un tutorizado “particular” (vamos, que no he sido su profesor en ningún curso). Se puso en contacto conmigo por mail, me contó su historia, me pareció interesante y empezamos a trabajar.

1.Marcos Lassa (32) es un exitoso periodista del corazón que oculta un secreto muy especial: es psíquico. Cuando entra en una habitación, es capaz de “ver” lo que ha ocurrido allí unas horas antes. Pero Marcos no es precisamente un superhéroe: solo usa sus “poderes” para escribir sobre la vida secreta de los famosos. Una noche, mientras realiza una investigación en la habitación de un hotel, Marcos “ve” el asesinato de un niño. Tras sufrir una crisis nerviosa y ser hospitalizado, Marcos decide pedirle a Ángela, su agente y mejor amiga, que le ayude a contratar los servicios de Fran -un ex-policía reconvertido en investigador privado-, para investigar el espeluznante crimen. En su visión Marcos ha visto el rostro del asesino: es César, un primo suyo al que creía desaparecido y con quien comparte un oscuro pasado. Como la única manera de demostrar que César es el asesino son sus visiones, Marcos no puede recurrir a la policía. Solo Fran y él pueden detenerlo. Pero para impedir que César siga asesinando niños, Marcos tendrá que estar dispuesto a sacrificar lo que más quiere. Por fin, descubrirá que no es solamente a César a quien debe temer. Alguien más mueve los hilos de una venganza en la que su primo es simplemente un instrumento.

2.Thriller paranormal.

3.”Night Warning” (1982), “The Hitcher” (1986),” Changeling” (2008), “Prisioners” (2013).

4. He finalizado una primera versión.

5. Me limito a ejercer de guionista. La dirección no es lo mío.

Dirección de contacto: aladinito@gmail.com

MARTA MEDINA DEL VALLE es alumna de 3º de la ECAM. Su guión se titula “Vacaciones” y parte de un argumento suyo y de Rodrigo Barayón.

1.Las vacaciones en la casa de la playa que planearon Claudia y Francisco no están saliendo como ellos querían. El mal tiempo y el aburrimiento empañan el único momento del año que tienen la pareja y sus hijos para estar todos juntos. El tiempo pasa dominado por la rutina y el aburrimiento, hasta que la llegada de Lucía, la hija del primer matrimonio de Francisco, rompe la monotonía de una casa que cada día parece ir haciéndose más pequeña y sofocante. La convivencia, los pequeños -y no tan pequeños- roces van enrareciendo el ambiente y haciendo crecer la distancia entre los miembros de la familia. De la misma manera que el agua de lluvia irá impregnando y abriéndose camino a través del armazón de la vivienda, las rencillas, deseos y frustraciones irán carcomiendo los lazos de los habitantes de la casa, con Carmensa, la asistenta, como testigo.

2.Drama.

3. “La ciénaga”, de Lucrecia Martel, “Festen”, de Thomas Vinterberg (en relación al tono y la temática, no al estilo), “Saraband”, de Bergman, en cuanto al tono.

4. Acabo de finalizar la segunda versión del guión, y en breve empezaré con la tercera versión.

5. Me gustaría dirigirlo en un futuro, cuando tenga más experiencia. Aunque también estaría abierta a que alguien con quien compartiese “visión vital” (por llamarlo de alguna forma) lo dirigiese. Pero si existiese la posibilidad, me gustaría dirigirlo yo, como primera opción.

5. Los únicos cortos visibles que he grabado como directora han sido los de la ECAM. Tengo piezas grabadas fuera de la escuela, pero como pequeños divertimentos para hacer y ver con mis amigos. Actualmente me encuentro en fase de posproducción de mi corto final de estudios (me queda Sonido, Mezclas, Etalonaje, Subtitulado…), que se enviará a distintos festivales a partir del 2015.

La página de Vimeo con prácticas de otros años: http://vimeo.com/channels/478747 (Aquí se puede ver mi práctica de ‘Estilo y Narrativa’ de ‘Los ojos sin rostro-B)

La página de Vimeo de la ECAM: http://vimeo.com/ecam ‘Habitaciones contiguas’, ‘Un día especial’ y ‘Carne’.

Dirección de contacto: martamedinadelvalle@gmail.com

SUSANA CÁMARA, MIGUEL CIUDAD Y FRAN MORAGA han sido alumnos del Máster de guión de cine y televisión de la Universidad Pontificia de Salamanca. El guion que han escrito entre los tres se titula “Santa Bárbara”.

1. Año 1919 en Barcelona. Son los años del pistolerismo. La ciudad se ve envuelta en una guerra que enfrenta a la patronal y a los sindicatos. Atentados y asesinatos hacen correr ríos de sangre por la ciudad condal.
Cuando Salvador (26), regresa de la guerra de Marruecos, va a vivir con su hermano mayor Francesc (33) -un sindicalista que aboga por la lucha pacífica- y con su mujer, Emma (23).
Tanto Salvador como otros ex soldados son contratados como matones por los principales empresarios de la ciudad. Su “trabajo” consiste en proteger a sus jefes y en reprimir las movilizaciones de obreros y sindicatos.
Salvador es contratado por el Sr. Balaguer (55), propietario de una importante fábrica textil en la que trabaja Emma, la mujer de su hermano.
Ser un matón le brinda a Salvador la oportunidad de huir de la miseria, accediendo a un mundo de lujo y derroche, pero también abre una brecha irreparable entre los dos hermanos.
Una brecha que se hace aún mayor cuando Salvador se enamora de Emma.
Al mismo tiempo, Balaguer, el empresario, también pretende a Emma. Y está dispuesto a lo que sea con tal de conseguirla…

2. Drama años 20. Crimen.

3.”El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford”, “Drive” o “Mátalos Suavemente” en cuanto a personajes. En cuanto a temática y ambientación, tomamos como referencia series como “Boardwalk Empire” o “Peaky Blinders”.

4. Ahora mismo se encuentra aún en desarrollo, sin embargo, creemos que tiene la suficiente solidez como para intentar moverlo mientras seguimos puliéndolo.

5. El proyecto nació como algo nuestro y nos gustaría que la historia algún día pudiera llegar a hacerse, pero claro, somos conscientes de que ninguno de nosotros tiene la suficiente experiencia profesional en dirección. Por lo que nuestra aspiración no es llegar a dirigirlo.

Dirección de contacto (Susana Cámara): scamaracuenca@gmail.com

EMILIO LEÓN ha sido otros de mis alumnos “online” del Instituto del cine. Su guión se llama “Gigante”, y a mí me gusta tanto, que si fuera productor y director, lo compraría ahora mismo.

1. Agustín nace a final del siglo XIX. Es un gigante de 2 metros 35 cm, que vive en una España en la que el español medio apenas sobrepasa el metro sesenta. A los 14 años, Agustín es vendido a un circo ambulante a cambio de un puñado de monedas y algo de comida.
En el circo, Agustín viaja por toda la geografía española, siendo una de las estrellas más valoradas del espectáculo.
Diez años después, durante su estancia en Madrid, Agustín conoce a Alfonso, un reputado antropólogo que sabe que al gigante le queda poco de vida y quiere embalsamar su cuerpo cuando fallezca.
Alfonso ofrece a Agustín una gran cantidad de dinero por su cuerpo y éste lo acepta. La única condición para cobrarlo es que el gigante se quede en Madrid. Para asegurarse de que sea así, Alfonso divide el dinero en pagas diarias, como si fuera un sueldo.
Pero Agustín gasta todo su dinero en Lucía, una prostituta del burdel de “La Antonia”.
Lucía ve en Agustín un hombre que la respeta, y el gigante ve en ella la posibilidad de tener una vida normal.
Poco después Agustín empieza a empeorar y Alfonso ve cada vez más cerca el momento en el que podrá embalsamar su cuerpo.
El circo regresa a la ciudad y Lucía y Agustín pretenden huir con él, pero Alfonso descubre su plan y…
…si queréis saber cómo termina la historia, tendréis que leer el guión.

2.La historia del gigante es un drama histórico inspirado en hechos reales.

3. Se me ocurren varias películas, la más clara quizás sea “Freaks: La parada de los monstruos”. Un circo ambulante, el amor entre un monstruo y una persona normal. Monstruos que conviven entre ellos y personas normales que no los aceptan por ser diferentes.
“The station agent” tiene una similitud en la forma introvertida de enfrentarse Agustín a la vida normal fuera del circo.
Al igual que la películas anteriores, “Gigante” nos muestra un sueño inalcanzable, un amor imposible y la crueldad de la vida cuando eres diferente.

4.El guión se encuentra en la segunda versión, con una gran cantidad de marcas de rotuladores; post-it con anotaciones; ideas, sugerencias y escenas.

5. En primer lugar terminarlo. Tengo asumido que la situación de la cinematografía española no está como para hacer una película de época, con un gigante, un circo freak y un Madrid del siglo XIX (si no eres un reputado director). Así que una posibilidad es hacer que llegue a Sudamérica o Estados Unidos.
Siempre que escribes una historia, te imaginas ese mundo. Lo recreas plano a plano. Sí que me gustaría dirigirlo, aunque creo que ahora mismo hay directores que si aceptaran el guión, podrían hacer cosas interesantes. Por ejemplo, imagino a Guillermo del Toro. Gigante tiene ese componente de realismo mágico, que él trabaja muy bien. Ver a un gigante en el Madrid del esperpento, tiene algo mágico.

Dirección de contacto: emilio@happiend.com

Y ahora…

…¿hay alguien ahí?

 


FIRMAS INVITADAS: LOS GUIONISTAS DEL FUTURO / 11

6 mayo, 2014

Algunos de los autores que firman en este blog, como Natxo López, David Muñoz o Sergio Barrejón, son profesores del Máster de Guión de la Universidad de Salamanca, reconocido por el diario El Mundo como el mejor máster audiovisual de España. El año pasado, Bloguionistas invitó a los alumnos de la VIII Edición del máster a publicar sus impresiones sobre las clases. Este año, repiten la experiencia los alumnos de la IX edición repetirán la experiencia. Comienza una nueva temporada de Los Guionistas del Futuro. 

DOS Y DOS (NO) SON CUATRO

Por Alberto Prado y Carlos Martínez

Llega el mes de junio. La fecha esperada. Mientras esperas a licenciarte y que te echen de patitas en la calle, has de mirar opciones. Y muchas veces, ante la falta de puestos de trabajo, acabas optando por una alternativa: trabajar de aquello que te ha gustado siempre.

Nosotros siempre hemos sido de ver películas, sobre todo los últimos años antes del Máster. Además, ambos venimos de un entorno acostumbrado a escribir (en versiones más modestas, eso sí), por lo que la elección, que no era clara, fue cada vez más una realidad con el paso de los días. Dos y dos, sin duda, son cuatro.

Entonces llega tu momento. Optas por la mejor opción y escoges Salamanca. Te seleccionan y de repente ya estás allí, plantado en un máster que pocos conocen. Un día antes de iniciarse el curso ya estás reunido con tus compañeros en un gran ambiente que se mantiene a lo largo del año. Todos juntos aprenderemos aspectos importantes de un buen guión.

–       Un personaje necesita un conflicto

El primer objetivo de todos nosotros era formar parte del máster, para lo que debíamos haber pasado un proceso de selección basado en nuestros trabajos y proyectos creativos. Una vez en el máster se suda mucho, y te puedes llegar a tirar de los pelos con tus compañeros de grupo, pero sin conflicto no hay guión; y aunque te sientas más perdido que Tom Hanks en La Terminal, todos los conflictos se resolverán tras intensas jornadas de sinopsis, tratamientos y escaletas.

A pesar de no ser tan lúgubre como la habitación de hotel de Barton Fink, en el aula del máster se escuchan desde el inicio sentencias lapidarias que retumban en tu mente y te hacen considerar el abandono, tales como «si eres guionista, tu apellido en cierto momento pasa a ser ‘fracaso’», o «solo un pequeño porcentaje de vosotros acabará viviendo de esto». Dos y dos no son cuatro, piensas.Pero entonces recuerdas otra cita recurrente: «Si pensais que ser guionista no es lo vuestro y no sabéis que hacéis aquí, es que vais por el buen camino en este oficio.»

Las ganas de escribir se animan escuchando a los mismos profesionales decir cosas como «hasta Tarantino la ha cagado con un guion o al principio hay que equivocarse, lo que es imposible es que alguien novel haga Chinatown».

 

–       Ten en marcha dos o tres proyectos y conoce como venderlos.

Hatem Kraiche lo dejó bien clarito, un guionista no puede estar trabajando en una sola idea. Esta idea compagina con nuestros tres talleres paralelos a lo largo del módulo de cine: taller de escritura de largo, de corto y de escenas.

El autor tiene que conocer su trabajo como nadie, y saber exponerlo de forma efectiva. Cada ponente te enseñará lo suyo y lo defenderán a capa y espada, como si de una venta ante el productor se tratara, así que exprime bien lo que saben de su trabajo y como lo cuentan. Como nos aclaró Paco Cabezas según su propia experiencia, nunca sabes a dónde te pueden llevar tus proyectos.

 

–       Escribe sobre lo que te gusta

Todos tenemos mil historias que contar. Por eso, aprovecha para escribir la tuya mientras haces el máster. Si escribes sobre algo que te gusta o crees que merece la pena ser contado, la mera necesidad creativa hará que el resultado sea mucho más satisfactorio.

 

–       La documentación es muy importante

Incluso el 50% de un buen guión puede ser una gran documentación, el autor debe conocer mejor que nadie que les pasa a los personajes en su contexto. Una buena organización e interés en la lectura pueden ser de gran ayuda. Una buena forma de empezar es el método “1,2,7,14”.

 

–       Escribir es reescribir

Es sin duda el paradigma de nuestro máster. Las cosas no salen a la primera, y para conseguir algo que valga la pena hay que desechar otro tanto de muchas más páginas de extensión. Por eso, parece adecuado finalizar con la sentencia de un grandísimo profesional que pensamos debería ser norma fundamental de cualquier futuro guionista como nosotros y una buena forma de describir este oficio. La cita corresponde a la despedida de la masterclass de Enrique Urbizu:

 

«Así que ya sabéis, a reescribir y reescribir; nada de tocarse los cojones»

 


FIRMAS INVITADAS: LOS GUIONISTAS DEL FUTURO / 9

6 julio, 2013

Varios de los autores habituales de este blog somos profesores del Máster de Guión de la Universidad Pontificia de Salamanca. Hace unas semanas comenzamos, y hoy continuamos, una serie de firmas invitadas muy especiales: los alumnos del Máster, “los guionistas del futuro”.

PREOCÚPATE POR DESPREOCUPARTE

Por Juan Andrade Eraso.

Para escribir guiones es necesario hablar de lo que nos preocupa. Esta frase, que se grabó en mi mente durante una de las invaluables sesiones del Máster de Guion de la UPSA, me lleva a pensar que, quizá, para escribir sobre escribir guiones probablemente es necesario hablar de preocuparse por despreocuparse. Soy consciente de que no he descubierto el agua tibia por lo que acabo de escribir; pero, por un lado, me permite contextualizar las ideas que pretendo compartir desde mi experiencia como único alumno extranjero de la VIII edición, y por el otro, es una excusa de “guionista” que me ha permitido comenzar a escribir esta entrada. Así, que como estamos entre guionistas, ¡se vale!, ¿no?

Hoy estoy en un piso en Salamanca y recuerdo que hace un año estaba exactamente igual de preocupado en un apartamento en Pasto, Colombia. Sí, el lugar ese entre Estados Unidos y Argentina que quizá se recuerde más por los alucinógenos que exporta y por la parada del escorpión de Higuita, que por ser el verdadero escenario del realismo mágico.

Para comprender mi preocupación es necesario hacer una explicación. Gracias a mi contacto con esos alucinógenos, obviamente consumidos en poca cantidad, además de mis emotivos encuentros con médiums, brujos y chamanes, decidí creer en la existencia del espíritu. Y debido a esa creencia, se me ocurrió la maravillosa idea de, solo por hacerme el interesante, vivir con espíritu aventurero.

Mi preocupación: no saber dónde voy a vivir el próximo año.

Así que, para sanar mi espíritu y alejar la incertidumbre, quizá, buscando soluciones inconscientemente, un día entré en la página Web de Bloguionistas. Terminé navegando en la del Máster de Guion. Yo había leído y escuchado algunos comentarios que me habían hecho soñar con cursarlo, pero para mi sorpresa, en ese momento las inscripciones estaban abiertas y yo cumplía con los requisitos necesarios para hacerlo. Pensé: ese es seguramente el mejor máster de escritura para cine y televisión en mi lengua y yo quiero estar allá. Planeé enviar mi solicitud de plaza sin comentarle a nadie, porque eso significaba dejar a mi pareja y arriesgarme a que mis padres no estuviesen de acuerdo con mi nueva partida, pero expulsé mis miedos y con toda la energía positiva, la envié.

Mi pareja me dejó. En ese momento pensé: chao energía positiva, es imposible, España es donde se hace el mejor uso del castellano en el mundo. Y ahora que lo sé, pienso que es donde se hace la mejor tortilla, la mejor paella, el mejor jamón, el mejor queso —el manchego—, la mejor morcilla, la mejor chistorra, el mejor chorizo, las mejores empanadas, las mejores tostadas de tomate, el mejor cocido, el mejor gazpacho, el mejor pulpo, ¿Ya mencioné el queso? Bueno, en fin, retomando, España es donde se hace el mejor uso del castellano en el mundo. El máster es el mejor en escritura de guion en el país. Yo soy el mejor en… nunca me van a escoger.

Pero, contra todos mis pronósticos me aceptaron y mis padres me apoyaron como siempre. Entonces, después de todo el papeleo para obtener la visa y demostrar que no soy narcotraficante, allí estaba yo, luego de un viaje de 8.393,532 kilómetros (recorridos en coche, bus, avión con atravesada de charco incluida, tren y taxi). Así es, en la mística aula por donde este año se paseó el “queso manchego” de la televisión y el cine español, estaba yo presentándome con un: “no, tranquilos… no tengo ningún tío narcotraficante”

Mi preocupación había desaparecido. Mi historia no había terminado.

Llegar a vivir a España significaba cambiar el chip por completo. Empezar a descubrir las costumbres fue excitante. El ambiente en Salamanca era increíble. El máster cumplía muchas de mis expectativas y me planteaba nuevos deseos. Solo bastó una semana para darme cuenta de lo exigente que iba a ser. Un comienzo muy bonito hasta ese momento, pero sabía que no podía relajarme.

De repente y casi sin avisar, como suele ser esto de los agobios y los miedos ante los cambios, una nueva preocupación llegó a mi mente: ¿Y si lo poco que he escrito es una mierda absoluta —en realidad lo era— y todos estos escritores españoles que me van a rodear durante el próximo año tienen muchísimo más talento que yo?

Esta vez no me iba a dejar vencer por ninguna preocupación.

Estaba acostumbrado a ser el mejor pero aquí no iba a serlo. Lo único que debía hacer era disfrutar y compartir conocimientos. Preocuparme por despreocuparme. Y así fue. Pedro Sangro, Miguel Ángel Huerta, David Muñoz, Pablo Remón, Sergio Barrejón, Carlos Molinero, David Bermejo, Natxo López, Diego San José, David Cotarelo, Fran Carballal, todos los ponentes y, los otros 23 parceritos, me enseñaron que siempre va a existir gente mejor y eso no debe generarme temor.

Los miedos son sensaciones que nosotros mismos albergamos y alimentamos con nuestra propia ignorancia. Hay muchas maneras de expulsarlos de nuestro interior, la mejor es el amor. Pero para liberar mi miedo a que lo que escribía no era tan bueno como lo de los demás, era necesario escribir. Si eres escritor y no escribes, alimentas tu ignorancia. Si eres jugador de fútbol y no juegas al fútbol…

Yo me decidí a escribir para redimir mi espíritu tecleando. Las historias se cuentan solas, están en el aire. Nosotros solo somos un medio. Nadie nos va a enseñar cómo contarlas. Podría describir con frases separadas por puntos y comas los recuerdos, emociones y sensaciones que me deja el curso en España. Contar una historia. Pero todo se resume en que el Máster de Guion me ayudó a vencer mi miedo a escribir; y ahora, tengo toda la vida para poner esas frases entre signos de puntuación que en esta entrada no alcanzarían.


DOS RECOMENDACIONES

2 julio, 2013

Por David Muñoz

1. Film Crit Hulk!

Aunque había leído algún texto suyo hace tiempo, y lo había disfrutado mucho, no sé por qué, había dejado de pasar por su blog. Pero la semana pasada, hablando en Twitter de “Man of Steel” y sus incongruencias, el director Nacho Vigalondo me recomendó que leyera la última entrada de su blog, “The age of the convoluted blockbuster” (algo así como “La era del blockbuster retorcido”). Y me dejó muy impresionado. Es la explicación más clara y mejor razonada de cómo funcionan los mecanismos narrativos -o más bien de cómo no funcionan-, de los grandes estrenos de los últimos años. La pena es que está en inglés y que nadie se ha animado aún a traducirlo, pero si podéis leerlo, aunque os cueste un poco de esfuerzo os aseguro que merece la pena. Especialmente si os apasiona tanto como a mí pensar en cómo y por qué se escriben las historias.

Esta es una de las reflexiones que se hace “Hulk” en ese texto (los textos de “Hulk” están escritos en mayúsculas, así que voy a respetarlo):

“PERO LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE SIGUE ESTANDO AHÍ: ¿POR QUÉ ESTOS NARRADORES CON TALENTO TIENEN TANTO MIEDO DE SER CLAROS?

A DAVID FOSTER WALLACE LE PREGUNTARON UNA VEZ: “¿CUÁL ES EL OBSTÁCULO MÁS GRANDE AL QUE SE ENFRENTAN LOS JÓVENES ESCRITORES DE HOY?”. Y SU RESPUESTA SORPRENDIÓ A LA GENTE. QUIZÁ ESTABAN ESPERANDO ALGUNA DIÉGESIS SOBRE EL ESTADO DE LA INDUSTRIA DEL LIBRO O ALGO PARECIDO. PERO EN VEZ DE ESO, ARGUYÓ QUE EL MAYOR OBSTÁCULO PARA LOS JÓVENES ESCRITORES CON TALENTO ERA “EL MIEDO“; EL MIEDO A QUE DE ALGÚN MODO ALGUIEN, AL LEER LO QUE TENÍAN QUE DECIR NO LO CONSIDERARA INTELIGENTE. EL MIEDO A QUE NO IRRADIARA ENCANTO INSTANTÁNEAMENTE, O LA DESEADA RESPUESTA EMOCIONAL. EL MIEDO A QUE SU VOZ NO SE ESCUCHARA O QUEDARA CLARA. (…) EL MIEDO A SER SIMPLEMENTE CONSIDERADOS COMO ORDINARIOS”.

Después, FilmCriticHulk explica cómo ese miedo lleva a los escritores a esconderse detrás de piruetas formales, de un estilo barroco y recargado, para ocultar lo que quieren contar con su historia, no vaya a ser que alguien les entienda y se les vea el plumero. Y de ahí pasa a explicar que eso es lo que les ocurre más o menos a los “blockbusters” contemporáneos, usando como ejemplo la segunda película de Star Trek dirigida y escrita por J.J. Abrams.

Pero ese no es el único texto de “Hulk” que merece la pena. Por lo que llevo leído -y no he hecho otra cosa que leerle esta semana después de la recomendación de Vigalondo-, casi todo lo que ha escrito es igual de interesante o más. No siempre estoy de acuerdo con él (por Ej. su análisis de “Little Miss Sunshine” me parece algo desacertado), pero siempre me da que pensar, que es de lo que se trata.

Dudo mucho que encontréis textos mejores sobre los mecanismos narrativos cine contemporáneo en todo Internet.

Ah, “Hulk” es en realidad un guionista de cine. ¿Quién? Pues eso ya no he podido descubrirlo.

2.Un taller de escritura

Como ya sabéis si habéis sido alumnos míos o si me leéis aquí habitualmente, pienso que a escribir guiones de cine solo se aprende escribiéndolos. Desde luego que es imprescindible conocer la teoría, pero si luego no la aplicas, no sirve de nada. Se olvida.

Por eso, me ha parecido muy interesante el taller de escritura de guión que ha montado mi amigo Nacho Faerna. La idea es que durante varios meses, de octubre de este año a junio del que viene, los alumnos trabajen en un guión de largometraje o en un piloto de una serie de televisión. O sea, que escriban, y que escriban mucho. Como me dijo Nacho hace poco: “Vamos, que si no salen todos del taller con un guión debajo del brazo sería para matarlos”. Aunque es probable que esas no fueran sus palabras exactas.

Alguno pensaréis (y con razón) que si recomiendo su taller es porque Nacho es amigo. Pero no. Lo recomiendo porque su planteamiento me parece muy interesante, y además porque tiene un precio muy razonable. Cosa que en los tiempos que corren, es bastante importante. De hecho, si lo que quieres es formarte como guionista, me parece una buena alternativa a los másteres que recomendamos en la columna de la derecha. Obviamente, los másteres ofrecen muchas más cosas. Por ejemplo en el de Salamanca hay charlas teóricas, visitas de profesionales, talleres de escritura de guión de largometraje y de televisión, de cortos, de diálogos, etc. Pero si no puedes costearte una matrícula de entre 4000 y 5000 euros y lo único que quieres es aprender a escribir guiones, creo que puede merecerte la pena inscribirte en el taller de Nacho. Además, por lo que me han comentado alumnos suyos, es un buen profesor que se toma muy en serio lo que hace. Y de verdad, nunca recomendaría algo en esta página si no pensara que es interesante.

Ahora que lo pienso, creo que no he hablado aquí nunca de los lugares (aparte de másterers y similares) donde creo que puede estudiarse guión con un mínimo de garantías. Lo malo es que yo nada más que puedo hablar de los que están en Madrid. Además, solo me atrevo a recomendar los que conozco bien.

Aún así, siempre te queda la duda. Si no has asistido a un curso es casi imposible poder valorarlo. Por ejemplo, algo que aprendí muy pronto como alumno y que he visto confirmado trabajando como profesor, es que el mejor maestro no es necesariamente el más famoso, ni el que tiene mejor currículum. Hay guionistas conocidos que son incapaces de dar una clase entretenida, y otros a los que no conoce nadie que se mueven como pez en el agua en un aula.

Hay muchas razones por las que el Máster de guión de ficción en cine y televisión de la Universidad Pontificia de Salamanca es el mejor máster de guión de España. Pero una de ellas es que en las clases siempre están su director, Pedro Sangro, o alguno de los coordinadores. Así se aseguran de que han llamado a gente que vale para dar clase y deciden si merece la pena que vuelvan o no. Si vuelves, es porque lo has hecho bien como profesor, no porque hayas estrenado una película de éxito.

Bueno, sigo con las recomendaciones: otro sitio interesante es la Escuela de guión de Madrid que lleva la guionista Alicia Luna. Me da un poco de pudor recomendarla, porque lo mismo el próximo curso estoy yo allí sustituyendo temporalmente a la otra profesora, Tatiana Rodríguez, que tiene que dejar las clases unos meses por temas personales, pero también sería injusto no hacerlo.

Eso es todo lo que se me ocurre ahora mismo. Quizá sería interesante que si habéis sido alumnos de algún curso o taller que creáis que merece la pena, lo recomendarais en los comentarios. Sobre todo si no son de Madrid. Seguro que hay gente a la que le interesa conocerlos.


A %d blogueros les gusta esto: