CREMATORIO Y EL PRIMER AÑO DE SETENTA TECLAS

9 octubre, 2014

por Carlos López

70TECLAS_PORTADAS

Fue un momento feliz compartir los sillones de la librería Ocho y Medio con Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, que hace casi diez meses recibieron la noticia de que íbamos a publicar el guion de la serie y han esperado pacientemente hasta ver cumplida la promesa. Gracias a su colaboración, su paciencia y su entrega (como también gracias, y muchas, a Mod Producciones y a Canal Plus) hace una semana pudimos presentar públicamente la edición del guion de CREMATORIO, un acto del que ya os hemos dado referencia en este blog. Algo de esa paciencia y dedicación también hay en su trabajo como guionistas, y algo de eso nos contaron durante la charla improvisada que mantuvimos en la librería el pasado jueves día dos de octubre.

Aunque han pasado ya más de tres años desde su emisión, CREMATORIO sigue mantiendo la vitola de una serie especial, con un prestigio que seguramente se incrementará con el tiempo. La votación entre los teclistas también fue en este caso abrumadora, y mira que es difícil ponernos de acuerdo. ¿Por qué es tan especial CREMATORIO? Los autores nos trasmitieron algunas claves, que no está de más recordar:

UNO– Es una serie fruto del encargo de un productor, Fernando Bovaira, que les entregó la novela y el propósito de convertirla en miniserie. Suya, al parecer, fue la idea y el propósito inicial, y no sabéis qué poco frecuente y qué necesario es algo así en nuestra industria. Así que los hermanos autores se recluyeron a leer la novela deseando ver en ellos la serie que el productor quería ver…

DOS– era una adaptación difícil, un tour de force para los guionistas, porque la novela sugiere más que cuenta, es más de monólogo interior que de acciones, y si se quería una trama había que inventársela en gran parte, aunque fuera a partir de los espacios blancos que dejaba la línea de narración de Rafael Chirbes.

TRES– Con ese material, los autores tenían que construir una miniserie cerrada, con principio y fin. Ocho capítulos. Algo no tan usual en la fecha del encargo (2009) y que daba a la adaptación, al menos, un objetivo claro y un universo finito. Además, eso hacía posible que estuviera escrita en su totalidad antes de empezar la grabación: algo que ayuda a elaborar arcos, tramas y personajes.

CUATRO– Era la primera vez en nuestro país que un canal de pago abordaba la producción de una serie. Y por tanto, no buscaba a un público mayoritario sino un prestigio de marca, un mercado selecto, un marchamo especial: Canal Plus. Por ejemplo, la duración de la serie iba a ser de cincuenta minutos. Y los guionistas sabemos que eso es una gran ventaja para escribir y que se nota en el resultado.

De estos asuntos nos hablaron el presentación, y algunos de ellos también os los cuentan en esta entrevita que han realizado los teclistas Sara Antuña y Carlos de Pando (con la edición del teclista Cristóbal Garrido). Con ustedes los autores de Crematorio (junto con la guionista Laura Sarmiento Pallarés, cuyo trabajo no está incluido en el material publicado pero firma varios capítulos de la serie):

La edición de CREMATORIO por Setenta Teclas contiene material exclusivo y muy útil para guionistas, aspirantes y estudiosos. Los textos pertenecen a tres momentos diferentes de la elaboración del proyecto.

Una memoria y una descripción de los personajes, fechada en junio de 2009 y que formaba parte del proyecto que fue presentado a Canal +.

Las escaletas (más propiamente, tratamientos secuenciados) de los ocho capítulos de la serie, tal como fueron presentados a la cadena en diciembre de 2009.

El guion del primer capítulo, de marzo de 2010.

Interesante comparar, por ejemplo, las diferencias entre la escaleta del capítulo uno y el guion que finalmente se escribió. En el libro no ha sido posible incluir los otros ocho guiones ni tampoco el resto del proyecto inicial, porque hubieramos publicado un volumen grueso como el Quijote. Eso da idea, para quien no lo sepa, de cuánto trabajo hay detrás de una serie, de cualquier serie, de lo concienzudo y detallado que debe ser el material que el guionista entrega para que pueda llevarse a cabo ese producto final en el que todo parece fluir de manera natural y casi improvisada.

Con el título de CREMATORIO, el proyecto de SETENTA TECLAS cumple un año, su primer año. El compromiso inicial se ha cumplido con creces y en este tiempo hemos dado a luz tres títulos votados por todo el teclado: CANIBAL (diciembre 2013), 11-M (mayo 2014) y CREMATORIO (octubre 2014).

¿Qué hacer a partir de ahora? Depende de lo que digan y quieran hacer los teclistas: este es un proyecto suyo y así continuará siendo. No sé si seguiremos siendo los mismos, si algunos se darán de baja (espero que no) o si muchos otros se querrán sumar (seguro que sí). De momento, lo que es seguro es que contamos con el respaldo garantizado de DAMA y con el apoyo de Ocho y Medio.

Nos gustaría crecer. Distribuir a nivel nacional y dar los primeros pasos de una distribución internacional. Abrir una página web. Mejorar la calidad de las publicaciones. Editar títulos clásicos, o inéditos. Hay muchas posibilidades, y para todas siempre será bien recibida la colaboración de cualquiera de vosotros, teclista o no.


EL PRIMER GUION DE LA COLECCIÓN SETENTA TECLAS

16 diciembre, 2013

por Carlos López

CANIBAL_BLOG

Nunca un proyecto fue tan fácil de llevar a cabo. Todo entusiasmo, todos remando a favor, puertas que se abren, palmadas, apretones de manos, apoyos instantáneos, facilidades y felicitaciones. No hay duda: más fácil dar que pedir, mucho mejor hacer que quejarse. Es verdad que el proyecto estaba al alcance de la mano. Pero el apoyo recibido ha sido inmediato y efusivo.

Y ya está. Mañana martes se presenta públicamente el primer guion de la colección, Caníbal, aquí arriba tenéis la portada del libro y una foto de sus autores, Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca, que estarán mañana a la una de la tarde en la librería Ocho y Medio para presentarlo.

¿Cómo os contaría el proceso? En dos fases. Pagarlo y hacerlo. Sin más. Guionistas que quieren publicar guiones, guionistas que pagan, guionistas que publican. Porque ha llegado el tiempo de hacer, de intervenir, de proponer, no de esperar a que otros hagan por uno. Digo yo.

Desde el primer minuto, el proyecto SETENTA TECLAS nacía deseado por todos. Como recordaréis, porque ya lo contamos aquí en este mismo blog, todo comenzó una tarde de julio en la que unos cuantos guionistas nos reunimos en la puerta de la librería Ocho y Medio para brindar por la memoria de Jesús Robles. Recordamos entonces la labor de publicación de guiones que la librería había desarrollado en los últimos años y lamentamos una vez más la desaparición de la colección Espiral. No hizo falta una segunda caña para que nos viniésemos arriba y nos preguntáramos mutuamente, como si fuéramos Adelson en su primera visita a Alcorcón: “¿Esto cuánto cuesta?”. ¿Tan difícil era reunir el dinero necesario? ¿Cuántos hacíamos falta y cuánto teníamos que aportar cada uno?

Hecha la convocatoria, empezaron a sumarse los teclistas. Con ganas. A toda prisa. Hubo que habilitar una versión extendida del teclado porque, a día de hoy, somos alguno más de cien.

Lo primero fue votar entre todos qué títulos queríamos ver publicados. Aprovechando la oportunidad, y para no marear más de la cuenta a los teclistas, se les pidió su voto en cuatro categorías diferentes, que corresponderán a cuatro posibles publicaciones dentro de la colección de guiones que, desde ya, se llama Espiral/SetentaTeclas.

Para el recuento no se pagó a un notario ni siquiera a testigos independientes. Os lo tenéis que creer.

En el apartado de guiones de LARGOMETRAJE la votación fue reñida. Ganó sin discusión Caníbal que, os lo aseguro, es un texto subyugante y escrito con mano maestra. En puestos de cabeza, bueno será mencionarlo en su honor, quedaron otros títulos que recogieron buen número de votos: La gran familia española, Gente en sitios, La herida, Tots volem el millor per a ella, Las brujas de Zugarramurdi, Ismael. Películas muy diferentes, guiones que muchos de nosotros querríamos ver publicados. Por favor, que alguien más se anime.

También pedimos el voto para el guion de SERIES DE TELEVISIÓN. En nuestro país se ha publicado muy poco material como el que probablemente encare en un futuro cercano la colección. ¿A cuántos guionistas, estudiantes, aspirantes a guionista o interesados en el asunto no les gustaría ver el material de trabajo, las escaletas, las sinopsis, los guiones de las series que escriben los guionistas españoles? Habida cuenta del vacío editorial en este campo, pedimos votación sobre las series emitidas en los últimos cinco años. Los teclistas destacaron en primer lugar, y esta vez con arrollador resultado, Crematorio. Después, Isabel. Y en lugar destacado también El tiempo entre costuras, Aida y La señora.

En categoría aparte, porque se trata de otro tipo de guiones, pedimos el voto para MINISERIES O TV MOVIES. Aquí el título que los guionistas desean ver publicado es el de 11-M, seguido de cerca por otros guiones que recrean nuestra historia reciente: 23-F el día más difícil del rey, El asesinato de Carrero Blanco y Carta a Eva.

Finalmente, pedíamos opinión sobre qué guión de años anteriores les gustaría a los teclistas ver publicado. Los títulos más votados fueron El verdugo, ¿Quién puede matar a un niño?, Los peces rojos y La caza.

Esos son los gustos de los guionistas que se han sumado al proyecto. Al menos, lo que ellos querrían ver publicado. La publicación de la colección tratará de atender los títulos sugeridos en primer lugar de votaciones, aunque no siempre será posible por cuestiones de derechos.

De momento, tenemos un libro. Un libro que huele a libro, que ya se puede tocar, hojear, acariciar su lomo y depositar en la estantería. Un lujo.

Además, porque el compromiso formaba parte desde el principio del proyecto, en la web de Ocho y Medio se podrá descargar a partir de mañana la edición digital del guion (no será gratuito, pero sí por un precio simbólico), y ver una entrevista exclusiva con Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca en la que hablan de su aproximación a la historia de Caníbal, de su método de trabajo, de su implicación en la película. Aquí es obligatorio agradecer públicamente el trabajo desinteresado de Carlos de Pando y Sara Antuña como entrevistadores y de Cristóbal Garrido como editor del vídeo de la entrevista. Los tres son guionistas, los tres forman parte del proyecto como teclistas.

Y por supuesto, gracias al equipo de la librería Ocho y Medio y gracias, siempre, a María Silveyro.

Habrá más títulos pronto, claro, gracias a la aportación de los teclistas, a la colaboración de DAMA y a la de cuantos se vayan sumando al proyecto, que sigue abierto a cuantas incorporaciones quieran venir.

El martes os esperamos a todos. Por ser el primer título de la colección, en esta ocasión todos los teclistas recibirán un ejemplar de regalo sólo con presentarse en la librería (no necesariamente mañana, que aún habrá poquitos ejemplares, puede ser cualquier otro día) y acreditar allí su identidad. Hola, soy guionista y he pagado mi parte para que este libro se imprima. ¿No es un placer?


A %d blogueros les gusta esto: