¿LOS ADOLESCENTES YA NO VEN LA TELEVISIÓN?

12 marzo, 2014

Por Carlos García Miranda.

90210, Buffy la cazavampiros, Misfits, Al salir de clase, Compañeros, El internado… Todas son series protagonizadas por adolescentes, y para adolescentes. Un género que dispara las audiencias, aunque para algunos seriéfilos es un producto menor, con tramas y personajes clónicos. Bueno, pues muchas series adolescentes sí son malas, pero otras tantas no. Además, que tampoco es que las de polis sean muy diferentes unas de otras, y se respetan muchísimo más (a los que miran lo teen por encima del hombro, les recuerdo que Dawson crece se emitió en los noventa en Canal +, esa cadena de pago tan francesa).

El caso es que las teles de nuestro país llevan un tiempo sin apostar por series adolescentes, ni por las de fuera, ni por las de producción propia. En concreto, más de un año, que fue cuando se acabó El barco. Desde entonces, los adolescentes en pantalla salen con cuentagotas. Aunque hay que ir más atrás para encontrar una serie española en la que la espina dorsal de las tramas la protagonizaran sólo adolescentes, como ocurría en muchos capítulos de Física o Química. Y eso que el espectador juvenil le ha dado a las cadenas muchas alegrías…

Hubo un tiempo, y no hace tanto, en el que casi coincidían en el prime time series tan hormonadas como Hay alguien ahí, El internado o FOQ. Pero ahora el panorama es muy diferente. Lo que se lleva son series como El tiempo entre costuras, Isabel o El príncipe. Tiene pinta de que la mayoría de su público es adulto, aunque seguro que también hay espectadores juveniles. Pero vamos, que está claro que no son el target al que se dirige el producto. Y es que en ninguna de estas series te encuentras una trama protagonizada por chavales, ni sale un menor de edad mucho tiempo (tampoco tendría sentido, son otra cosa y están bien así). El caso es que podríamos decir que los adolescentes, televisivamente hablando, están huérfanos.

dawson-crying-gif

Ingenuo de mí, pensaba que tanta ausencia era sólo porque las cadenas no tenían nada que ofrecer, así que a ello que me puse con otro compañero. Lo hicimos porque nos contrató una productora, que también creía que ahí había un hueco que llenar. Un mes y algo después, tuvimos una reunión en una de las teles gordas para venderles el proyecto. Bueno, pues la respuesta de los directivos fue de lo más tajante: los adolescentes ya no ven la televisión. Nos dijeron que series como El internado, o Los protegidos, ahora mismo no se harían, que no funcionarían. Según ellos, los chavales pasan de lo que ponen en la tele, no les interesa nada. Si lo ven es en Internet, y pirateado. Esto mismo se lo he escuchado también a muchos de los que mandan en las productoras. Que lo adolescente, no. Por eso, en las pocas series en las que ahora los hay, sus tramas se reducen.

¿De dónde se sacan los jefes esto de que los adolescentes no ven la tele?

De los datos de los audímetros.

¿Cuál es la explicación?

Que Internet y la piratería tiene tan absorbidos a los chavales que ya no se sientan a ver una serie con su familia. Si lo ven es sólo en su ordenador.

Bueno, pues yo discrepo.

A ver, lo de que los adolescentes no ven la tele, sí, los datos son los datos. Pero creo que si no la ven ahora es porque no hay productos para ellos. Y como no los hay, la dejan de ver… La pescadilla que se muerde la cola, vamos.  Ya sé que lo del Twitter social es engañoso, pero muchos de los que comentan lo que está pasando en la televisión por las noches aún van al instituto. Ana Mena, que interpreta a la adolescente Paula en Vive Cantando, es la segunda del elenco protagonista de la serie con más seguidores en la red social, sólo por detrás de María Castro. En Youtube los vídeos en los que cantan los adolescentes de la serie están entre los más vistos. También tiene casi el doble de visitas el vídeo del polvo adolescente de la serie frente al de los dos adultos protagonistas. Es cierto que todo esto son datos de lo que se ve en Internet, pero también es cierto que antes se emitió en televisión.

Captura de pantalla 2014-03-11 a la(s) 00.16.41 (1) Captura de pantalla 2014-03-11 a la(s) 00.16.55

Creo que a los adolescentes sí les interesa lo que hacen personajes parecidos a ellos en la ficción. En general. Vamos, que ahí está lo que pasa con los libros para ellos. Escritores como Blue Jeans o Laura Gallego, superventas de la literatura juvenil (entre los dos suman cifras millonarias), tienen que repartir números en las firmas para que la cosa no se les desborde. Esto a nivel nacional, que si veis las cifras de ventas de Suzanne Collins, Moccia, Meyers o J. K. Rowling os caéis de culo. Y todos ellos venden libros, que es una cosa súper desfasada y súper superada por la tecnología de Internet…

El cine también les interesa a los adolescentes, y mucho. Pelis como Tengo ganas de ti o En llamas les llevan en masa a las salas, y las de terror, de las que son sus mayores espectadores, salvan la vida a las productoras.

Entonces, si a los chavales les va la ficción, ¿qué ocurre con la de la televisión para justo esa no la vean? ¿Tanto ha avanzado Internet como para que se olviden de la tele? ¿O es la tele la que se ha olvidado de los adolescentes y ellos buscan refugio en Internet?

Un momento…

¿Los publicistas que compran espacios en prime time se dieron cuenta de que con lo que les dan de paga a los chavales no les llega ni para pipas?

Claro, igual les sale más a cuenta a las cadenas apostar sólo por productos adultos y anunciar lavadoras y coches para los padres.

Entonces…

¿Determina la publicidad el tipo de serie que se hace para una cadena?

Para los que trabajamos en la tele la respuesta a esta pregunta es obvia. Para los de fuera igual no tanto. Para los adolescentes, a los que se les echa la culpa por ser tan 2.0, menos.

Pero bueno, que quizá soy yo que estoy un poco conspiranoico y no asumo que lo que llevamos a la cadena igual era malo…


GUIONISTAS HABLANDO DE SUS COSITAS

1 octubre, 2013

Por Estíbaliz Burgaleta.

ALMA ha organizado (está pasando ahora mismito) un encuentro donde guionistas de televisión hablan de las series en las que trabajan. Series que se emiten AHORA, y es que el ahora es clave en este encuentro. Cómo se trabaja ahora, por qué hay series que se grabaron el año pasado pero se emiten hoy, cómo organizan el trabajo en Los Misterios de Laura o en Aida, ¿hay equipo de documentación en Isabel?… Y, sobre todo, ¿por qué ha dado plantón el equipo de Aquí no hay quien viva a la organización?

Os contamos, en vivo y en directo, qué cuentan los guionistas de las series de mayor éxito.

A VECES TE DAN BAJONES

Muchos de los guionistas ahí presentes han sufrido en sus cannes (que dirían Martes y Trece) los retrasos continuos en sus series de televisión, grabadas hace tiempo y guardadas en la nevera. Como dice Carlos Vila (Los misterios de Laura), “a veces te dan bajones”. Y es que las cadenas imputan en sus presupuestos anuales las series emitidas ese año, no las producidas o grabadas. Así que, si van mal los temas presupuestarios, las cadenas optan por guardar en la nevera las series, con los problemas que eso conlleva para la productora, que tiene que afrontar unos pagos de sueldos, alquileres y demás, sin haber visto un duro. Para que luego digan que la farándula es un cachondeo.

Los guionistas de Tierra de Lobos, Los misterios de Laura, Águila Roja, Isabel… todos han sufrido en sus carnes esa tortura, ese trabajar en el aire, sin saber si emitirán tu serie o si tendrás trabajo el próximo mes. Y más tratándose todas de series en segunda, tercera, cuarta temporada… con lo que, a más retraso, más posibilidades de perder audiencia. Dos años después ya no sabes si veías la serie del ninja que iba a ser rey de Castilla, la de la mujer policía en un pueblo dominado por un cacique, o qué.

Por cierto, a la una (curiosamente a la hora prevista para el cóctel), aparecerá Alberto Caballero. Nos lo acaban de comentar por ahí…

NAVY ES LA SERIE MÁS VISTA EN ESTADOS UNIDOS

¿A que no lo sabíais?

Por supuesto llega la pregunta de oro: ¿por qué no se hace en España el tipo de serie que todo guionista ve? Porque es verdad, los guionistas ven series que aquí JAMÁS se producirían. Ven “Breaking Bad”, ven “Mad men”, ven “Lost”… Series que no se producen aquí porque son demasiado caras, demasiado violentas, demasiado complejas, ¡no tienen niños ni chacha andaluza!

Pablo Tébar (Tierra de Lobos) da en el clavo al añadir que “tampoco hacen ese tipo de series en Francia o en Rumanía”. Y es que a veces pecamos de compararnos con los mejores, olvidando que lo habitual es precisamente lo que se hace aquí: series familiares que aspiran a gustar a una mayoría. Alberto Manzano añade que todas esas series de culto americanas se producen en canales de pago, dirigidos a un público muy concreto. En España las series las producen canales generalistas que necesitan una audiencia alta ya que su rentabilidad viene de la publicidad.

Por cierto, ¿sabíais que “Navy” es la serie más vista en los Estates? Antonio Castelo, el moderador de este encuentro, comparte su sabiduría.

Preguntados por si la cadena influía en los guiones, Nando Abad (Aída) dice que nunca. Es más, detalles como el cameo de Belén Esteban no fueron idea de Tele5, fue del equipo de guión de Aída. Ahora, los cameos de gente popular se han convertido en parte de la identidad de la serie.

SOMOS UN SECTOR DESCONOCIDO

Seguro que esto no lo habíais pensado nunca… pero como bien dice Paula Fernández de Vive Cantando, la visibilidad del guionista es casi nula. Cuando muchas veces puede ser una garantía, ¿o no te daría cierta confianza saber que una serie de próximo estreno está escrita por el mismo equipo de otro programa de éxito?

Miriam G. Montero, de Amar es para siempre cree que debe reconocerse el trabajo del guionista, sin por ello buscar la foto.

Mariano Baselga, de Vive cantando, añade un dato fun-da-men-tal (por eso lo pongo entre guiones) al debate anterior sobre las series americanas versus series españolas: allí los clientes son los espectadores, aquí los clientes son los anunciantes.

Preguntados por experiencias como “Crematorio” (una de las pocas series españolas producidas por un canal de pago), todos los guionistas están encantados con que existan iniciativas así. Laura Sarmiento (Isabel, Crematorio), vuelve al micrófono para contar su experiencia.  Define su experiencia en Crematorio como “todo un milagro” por varios motivos: escribió lo que quiso, estaba decidido de antemano cuánto iba a durar la temporada, con un final ya definido.

Y SI TE SALE UN HIJO GUIONISTA, ¿QUÉ?

Dos series de época, de próximo estreno, ocupan la siguiente charla: El tiempo entre costuras y Galerías Velvet. Y vuelve a salir el tema de los retrasos en los estrenos de las series, ya que la promoción de El tiempo entre costuras es eterna. De hecho lleva en el congelador, ¡2 años!

El tiempo entre costuras está basada en todo un best seller. Susana López cuenta que la autora del libro fue de gran ayuda, especialmente en el tema de la documentación. Eso sí, barriendo para casa, porque luchó para que la serie fuera fiel a su novela.

A la pregunta de qué opinarían si sus hijos fueran guionistas, vistos los problemas del sector, Ángela Armero (Galerías Velvet) nos da el titular para esta sección: “mientras no sean actores”… También confiesa que “todo poder conlleva una responsabilidad” y que escribir para actores de nivel, como Pepe Sacristán, supone todo un reto para el guionista.

Ramón Campos y Gemma R. Neira (Galerías Velvet) dicen que nunca se guardan nada para posteriores temporadas, porque nunca se sabe si vas a renovar. No temen a quedarse sin nada, el gran temor del guionista… ése y cuándo conseguirá un contrato con alta en la Seguridad Social o, lo que sería todavía mejor, ¡cheques de comida!

Hablando de comida… tras este encuentro viene un cóctel, ¡me voy a comer!


A %d blogueros les gusta esto: