UN CROSS-OVER DE WEBSERIES. Entrevista a Guillermo Peláez, creador de AMIGOS DE SANGRE.

3 marzo, 2017

cartel

Guillermo Peláez es el creador de “Amigos de Sangre”: la primera webserie de Salamanca, que podéis ver gratis aquí. Tras el éxito de esta ficción online de bajísimo presupuesto, sus artífices van a por el “más difícil todavía”. La segunda temporada de Amigos de Sangre (ADES2) no sólo arranca con la intención de alcanzar con un presupuesto muy superior, sino que aspira a convertirse en un cross-over de webseries. No habéis leído mal: Del mismo modo en que ocurre en proyectos como los de Marvel, el universo de “Amigos de Sangre” se entrecruzará, a lo largo de esta segunda temporada, con personajes, universos y colaboraciones de otras webseries consagradas de nuestro panorama nacional.

Ante una iniciativa así de interesante, era obligado hacer esta entrevista.

fotogramas33333

¿Cómo surge la idea de hacer un crossover de distintas webseries?

Son varios factores los que influyeron en la decisión, el principal fue la visibilidad. Mi equipo y yo logramos terminar con gran esfuerzo la primera temporada de “Amigos de Sangre” para darnos cuenta que no basta con tener un producto, hay que promocionarlo, una tarea difícil si apenas cuentas con presupuesto, equipo humano y tiempo, como era nuestro caso y el de la mayoría de webseries. La mejor solución era unir todas esas microaudiencias de cada proyecto para abarcar un público mayoritario interesado en la ficción online. En estos días priman la nostalgia, los reencuentros y un crossover entre webseries es una forma de que el sector evolucione. España es uno de los países en el mundo que más webseries produce pero los creadores seguimos mirando demasiado hacia la televisión. El universo webserie ya es lo suficientemente maduro como para que el espectador capte las posibles referencias, cameos y homenajes hacia otras webseries dentro de un crossover.

¿Existen precedentes en algún rincón del mundo, o habéis encontrado un filón virgen?

En televisión hay numerosos precedentes: “Padre de familia” y “Los Simpson”, ”Bones” y “Sleepy hollow”, “C.S.I.” entre ellas y con “Sin rastro”. O en España “Hospital central” y “El comisario”, aunque se trataba de capítulos especiales, no temporadas completas. Respecto a las webseries “NBC” realizó un capítulo crossover entre “Friday night lights” y “Parenthood” llamado: “Friday night at the Luncheonette”, y la productora “HA Animation” creó una webserie animada donde aparecen personajes de series de los 90 como “Los Rugrats”, “El laboratorio de Dexter”, “Las supernenas” o “Johnny Bravo”, en nuestro país no hay precedentes.

¿Cuántas webseries colaboran en este proyecto? ¿Estáis abiertos a más candidatas o ya habéis cerrado el cupo?

Por el momento son más de 30 webseries las que han aceptado el reto, y cada semana se van sumando más. Los creadores eligen el grado de colaboración, desde que aparezca merchandising en los capítulos hasta la fusión de tramas, por lo que hay cabida para un gran número de proyectos. Una vez cerrada la fase de guión, en la que nos encontramos actualmente, ya no aceptaremos más.

mapa-webseries

¿Existe algún criterio a la hora de aceptar o excluir las webseries? ¿Tono? ¿Género? ¿Formato? ¿Etcétera?

Queremos representar en el proyecto la gran diversidad de series online que hay en España, por lo que el único requisito para participar es que tu producto sea una serie pensada para internet. No es necesario ni que se hayan estrenado capítulos. A priori los géneros de acción y drama son los más sencillos para fusionar con “Amigos de Sangre” pero no queremos quedarnos en la superficie, solo hay que trabajar más a nivel guión para dar cabida a todos los que quieran participar. Buscamos experimentar al máximo, en “ADES 2” las ideas locas no existen, solo hay que maquillarlas.

Imagino que parte del encanto de este crossover radica en que cada webserie conserve su propia identidad, su propia salsa… pero al mismo tiempo compongan entre todas un universo coherente. ¿Cómo os coordináis en ese sentido? ¿Hasta qué punto tendrá que adaptarse cada participante a una directrices comunes?

La segunda temporada de “Amigos de Sangre” constará de 7 capítulos con una duración máxima de 20 minutos cada uno. Los 3 primeros episodios se centrarán en la historia de los protagonistas de “ADES” para enlazar las tramas de la primera temporada, y en los siguientes 4 episodios se dará entrada a personajes de otras series, que ayudarán a los protagonistas a conseguir sus objetivos. Hay varios puntos obligatorios por los que la historia va a pasar pero las maneras de llegar variarán según las necesidades de los personajes de las otras webseries que sí influirán directamente en la trama.

En esa misma línea: ¿Cuáles serán los nexos de unión entre los distintos capítulos? ¿Compartís personajes? ¿Compartís tramas?

Sin desvelar mucho del argumento, a mitad de la segunda temporada los protagonistas necesitarán aliados para que les ayuden a acabar con sus rivales y así poder volver a su ciudad, viajarán por toda España intentando reclutar a antiguos colaboradores para que se unan a su causa. En esa búsqueda por diferentes lugares, en esas paradas en bares de carretera es donde podemos jugar con comodidad para entremezclar personajes y fusionar tramas.

fotograma2

¿Cómo habéis enfocado el trabajo de guión en ADES? ¿Habéis seguido algún método, o varios?

He escrito junto a Jorge Álvarez, director de la segunda temporada, los 3 primeros capítulos centrados en la historia de “ADES”. Para los episodios restantes estamos trabajando de manera conjunta con el resto de creadores involucrados en el crossover, aportando ideas desde ambas partes y llegando a un consenso de cuáles se quedan. Una vez los capítulos estén escaletados, cada creador escribirá la escena y diálogos de su personaje y yo ensamblaré todas las partes en los guiones finales. Nuestra intención es empezar a rodar a principios de mayo, cerrando la fase de guión.

Según vuestra experiencia, ¿qué similitudes y diferencias encontráis entre el público de las webseries y el público que consume cine o televisión?

Hoy en día esa línea de separación se está difuminando cada vez más con la entrada de canales online tipo Netflix, además de el hecho de que el consumo del cine y las series de televisión se realiza cada vez más desde internet, aunque hay que reconocer que la gente sigue pensando en webserie como un producto de bajo presupuesto, generalmente comedia, que se ve desde Youtube y no como “House of cards”. Dicho esto, el espectador de webseries suele ser aficionado al cine y ya ha visto mucha ficción por lo que busca algo diferente, sin las típicas restricciones que se dan en cine y tele. Le da más importancia a la originalidad de la propuesta que los fallos de producción. Los espectadores de cine y televisión por lo general están acostumbrados a unos mínimos de calidad y a unas formas más convencionales de contar las historias.

¿Qué presupuesto necesitáis para llevar la iniciativa a buen puerto?

Nuestro objetivo es conseguir disponer de un presupuesto de 25000€ aproximadamente para poder pagar adecuadamente al equipo técnico y reparto artístico, disponer de banda sonora original, una postproducción profesional y sufragar los viajes que vamos a realizar a diferentes ciudades de España donde grabaremos parte de la segunda temporada, las ciudades previstas son: Barcelona, La Coruña, Madrid, Sevilla y Zaragoza.

¿Qué estrategias tenéis para conseguir ese dinero, amortizarlo e incluso ganaros la vida gracias a ello?

Estamos explotando diferentes vías de financiación para poder diversificar las estrategias y tener más posibilidades de éxito:

  • Crowdfunding: Hemos lanzado una campaña en la plataforma Verkami como proyecto destacado por el Salón del Cine y de las Series, donde fuimos galardonados como la mejor webserie.
  • Subvención: Somos candidatos a una ayuda que concede la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes a proyectos audiovisuales salmantinos.
  • Inversores: Contamos con capital aportado por personas que confían en la solvencia del proyecto y seguimos creando relaciones con profesionales del sector que apuestan fuerte por el formato webserie y que conocen a fondo el mercado audiovisual.

Hemos creado la productora JORMO Producciones para lanzar “ADES 2” y complementarlo con trabajos para terceros (vídeoclips, publicidad, eventos…) para obtener un flujo constante de ingresos, hemos fichado con Freaklances project, expertos en contenidos para internet, para distribuir “Amigos de Sangre” y una vez esté acabada la segunda temporada vamos a presentarla al mayor número de festivales a nivel internacional. Otras formas de monetizarla son la publicidad en canales online y la venta o cesión de derechos del universo ADES, habiendo posibilidades reales de exportar los personajes y tramas de ADES para adaptarlos a países como Rusia o China que tienen mucho público y las películas o series de este género con poco presupuesto se amortizan bien.

Realizamos la primera temporada de “Amigos de Sangre” con la intención de que sirviera como carta de presentación, demostrando lo que éramos capaces de hacer sin presupuesto. Con el crossover de “ADES 2” queremos dar un paso adelante para que tanto el público como las empresas apuesten por las webseries, no como producciones con escasos medios e ideas similares a las ya vistas en la televisión, sino como la evolución lógica de un sector que tiene plena cabida en los hábitos de consumo del espectador medio y que poseen mayor libertad y rapidez de movimientos que las series convencionales.

fotograma1

____________________

 

 


¿QUÉ QUERÉIS? (HAY VIDA MÁS ALLÁ DEL CINE Y DE LA TELE)

18 enero, 2017

Por Juanjo Ramírez Mascaró.

El otro día asistí a esa master class de John August que pudimos disfrutar gracias al titánico curro de los compañeros de ALMA.

August empezó por lo más básico, por una de esas cuestiones que todos sabemos pero que a veces olvidamos: Que el motor de casi cualquier historia se puede concretar en una palabra.

QUERER.

¿Qué quiere el personaje a corto y largo plazo? ¿Qué quiere su antagonista? ¿Qué quiere el propio guionista cuando escribe esa historia? ¿Qué quiere o espera el público cuando la consume?

Yo hoy no me he propuesto hablar de historias. Me apetece trasladar esa cuestión a nosotros mismos, los escritores. ¿QUÉ QUEREMOS hacer con nuestras carreras?

En cierto modo, nos condicionan (o nos condicionamos) para asumir que sólo existen unas pocas opciones a nuestro alcance. Sin embargo, del mismo modo en que existen más colores de los que se aprecian en el arcoiris, del mismo modo en que no existe un solo “color rojo” sino distintas tonalidades de rojo… existe también vida más allá de ser guionista de cine, de series, de radio o de programas.

El 90% de la humanidad se divide en:

– Gente que no sabe lo que quiere.

– Gente que se autoconvece de que quiere lo que cree que la sociedad espera de ella.

Como en cualquier otro aspecto de la vida, los guionistas a menudo nos sentimos obligados a meternos en un redil, encajar en una categoría concreta. Y habrá a nuestro alrededor mucha gente dispuesta a encasillarnos en dicho redil y a ponernos todos los obstáculos imaginables para que no podamos salir de él.

Ese guionista es de ficción.

Ése es de programas.

Ése es de dramas.

Ése es de comedia.

Ése escribe para niños.

Ése para adolescentes.

Te guste o no, es totalmente comprensible que sólo te llamen para currar en terrenos en los que has demostrado funcionar correctamente. Nadie quiere correr riesgos innecesarios en un ecosistema en el que todos los rediles están repletos de candidatos muy válidos.

No obstante, como decíamos al principio, tampoco tenemos siempre la suerte de saber qué queremos hacer exactamente. ¿Por qué?

1- Las personas somos cambiantes. Lo que quieres hacer hoy no es necesariamente lo que querrás hacer mañana.

2- En ocasiones, lo que quieres hacer no encaja en etiquetas previas. No lo ha inventado nadie todavía, o es un híbrido entre distintos rediles, distintas etiquetas.

Con respecto al primer caso, no siempre es así. Hay gente que siempre es feliz haciendo lo mismo. Largometrajes hasta que se mueran. Reallities hasta que se mueran. Comedia hasta que se mueran. Terror hasta que se mueran. Morir hasta que se mueran. Una parte de mí les envidiará hasta que se mueran.

Con respecto al segundo caso, todos conocemos a alguien a quien le gusta la fotografía… pero también le apetece pintar… y a veces se siente escritor, pero no del todo… y le seduce el cine, pero no lo vive tan intensamente como un cineasta de pura cepa… Si obligásemos a todos los que son así a decantarse por algo concreto, quizá no habría existido Andy Wharhol.

Si resulta que algunos días te apetece ser artista y otros días te apetece ser científico, no te preocupes: También le pasó al alto de “Faemino y Cansado”, a Brian May, a Michael Crichton o a Leonardo Da Vinci.

Si no encuentras habitación a tu gusto en el catálogo de rediles convencionales cambia de gremio, o márchate a otro país, o inventate un gremio nuevo, o un nuevo mundo.

En esta segunda década del siglo XXI, quienes no encajamos en ningún redil durante demasiado tiempo estamos de suerte. Las nuevas tecnologías han abierto mil nuevos caminos y bla bla bla. ¡Aparecen de repente tantos terrenos vírgenes para el contador de historias! Ahora cualquiera de nosotros puede ser un nuevo Hernan Cortés. A ser posible, matando a menos gente que Cortés, y sin que ello nos quite lo valiente.

Si las vías clásicas de creación, financiación o distribución no riman contigo, puedes abrir tus propios caminos en la jungla, a golpe de machete. Es por ello que para terminar (o para empezar) os dejo aquí una lista de alternativas, senderos por los que alejarse de los engranajes y endogamias de nuestro sector, por los que abrirse camino más allá del cine, de la tele y de la madre que los parió.

– Guión de videojuegos.

Empiezo por ésta porque es una de las salidas más obvias. “El futuro son los videojuegos”, proclaman algunos sin saber que en realidad los videojuegos son el presente, y nosotros el pasado.

Se podrían sacar a colación cien mil ejemplos. Me limitaré a volver a enlazar esta entrevista que le hice en su día a Alby Ojeda, guionista y diseñador de videojuegos que, de hecho, me ha ayudado a seleccionar muchos de los enlaces que os ofreceré a continuación.

– Realidad virtual.

La otra opción de la que todo el mundo habla, aunque a la hora de la verdad son pocos los que se atreven a acomodar (o incomodar) su mente para adaptarse a las exigencias narrativas de este nuevo formato.

Hace un par de años hablé aquí sobre ello vaticinando que la realidad virtual era el futuro inmediato. Me equivoqué. Seguimos esperándola. Sigue siendo embrionaria, pero muy prometedora.

Los poquísimos escarceos que he tenido con esa tecnología me llenan de euforia porque

a) Las sensaciones que provoca son impresionantes.

b) Sigue siendo uno de esos terrenos deliciosamente vírgenes. Sobre todo en lo que a narrativa se refiere.

Aquí en España tenemos, por ejemplo, desarrolladores de VR como Future Lighthouse, responsables, entre otras cosas, del capítulo de realidad virtual de El Ministerio del Tiempo y otras sorpresas interesantes que están por venir.

Yo aún no he visto inventada la “piedra filosofal” de la Realidad Virtual: Esa historia que sólo se podría contar en VR y de ninguna otra manera. ¿Quién sabe? Igual es que no existe, o igual la descubrís vosotros.

– Juguetes electrónicos.

Dicen que los niños, en sus primeros años, necesitan interaccionar con juguetes físicos para desarrollar bien su cerebro, pero no nos engañemos: Un bebé de principios del S.XXI aprenderá a manejar una tablet antes de abandonar la cuna.

Los juguetes electrónicos ayudan a que el niño se divierta usando esas nuevas tecnologías de una manera constructiva. Aplicaciones que enseñan al niño a escribir, o reconocer los animales y saber qué ruidos hacen… o incluso adaptar a formatos jugables los contenidos curriculares de los colegios, como hacen en la colección Tiny Beasts, también guionizada por Alby Ojeda.

De hecho, más allá de tecnologías concretas, hay una tendencia cada vez mayor a “gamificar” cualquier tipo de experiencia. ¿Qué es gamificar una actividad? Convertirla en algo jugable. Se ha comprobado que afrontamos las cosas con más motivación cuando las consideramos un juego: Rendir en una empresa, mejorar en una terapia de salud o ir al gimnasio. La reciente (y creciente) moda del crossfit, por ejemplo, se basa en eso: Convertir la obligación en juego.

“¡Que viene el avioncito!” y el bebé se traga la cucharada del potito.

Nadie mejor para inventar un juego que un contador de historias. Aunque la mayoría de los contadores de historias hayamos olvidado en algún punto del camino que las cosas que ahora hacemos por trabajo… al principio también las hacíamos como juego.

– Youtubers.

Esta salida es aún más obvia que la de la realidad virtual o la de los videojuegos. O tal vez no, porque:

No todos los escritores sirven para ser youtubers. No es lo mismo desnudarse/disfrazarse en un papel que desnudarse/disfrazarse ante una cámara.

Aunque:

Si todo evoluciona como debe (porque así evolucionan las metástasis) en breve habrá guionistas escribiendo lo que diga el youtuber de turno, y habrá quizás algo muy triste en ello: La espontaneidad suicidándose en streaming.

No descartemos tampoco que ya existan guionistas escribiendo para estrellas del YouTube, del mismo modo en que los hay escribiendo para Bertín Osborne. De hecho, me consta que algunos libros de youtubers están escritos en realidad por guionistas profesionales, aunque no pienso dar nombres, ni sé si deben hablarse estas cosas en voz alta.

No voy a recurrir a ejemplos de youtubers como el Rubius u otros fenómenos de masas. Me vienen a la cabeza algunos menos reconocidos pero igual de maravillosos, como éste, o éste, o éste, o éste:

También hay viners, instagramers y gente que te manda whatsapps o te invita a eventos en el Facebook. (lo menciono rápido porque ellos lo cuentan rápido, pero ojo: también hay algo ahí)

– Las putas webseries.

En efecto: Otra salida obvia. Incluso más obvia que videojuegos, youtubers o cortadores de césped. He tardado tanto en mencionarlas para no espantaros demasiado pronto.

La pereza que me produce hablar de webseries es casi la misma que os produce a vosotros leer sobre ellas. Nadie puede culparnos. Si alguien nos dice “serie de internet” nos viene a la cabeza la típica webserie que infesta las redes: Esa comedieta modernita y ligera que nos hacía tanta gracia cuando se empezaron a poner de moda las webseries… hace casi diez años.

Personalmente creo que el formato webserie puede dar más de sí, y a veces lo demuestra.

Acaso somos los propios creadores quienes minusvaloramos el formato. A veces pienso que relegamos la ficción de internet a comedias facilonas porque las webseries se suelen hacer con poco presupuesto y lo cómico sirve de coartada para la cutrez, enmascarándola como el adobo a la carne de mala calidad.

Echo de menos más webseries de drama, de thriller, de terror, de ciencia ficción, de artes marciales… Estoy seguro de que las hay, pero no nos vienen a la cabeza cuando pensamos en “el concepto webserie”. A estas alturas del siglo XXI tengo la impresión de que, cuando alguien dice “serie web”, nos viene automáticamente a la cabeza un plano fijo con dos actores, un sofá y mucho atrezzo de colorines comprado en los chinos.

Craso error.

Merece la pena pensar “fuera de la caja”. En un país en el que se ha podido hacer una serie como MALVIVIENDO deberíamos ser un pelín más ambiciosos en los conceptos, en la realización, en TODO.

– Escribe libros de una forma distinta.

No pienso hablar en este post sobre escribir novelas o pergeñar microteatros. Esos rediles ya están superpoblados. Se escriben más libros de los que se consumen, y aunque no soy de esos agoreros apocalípticos que profetizan la extinción inminente del libro de papel, creo que tampoco perdemos nada adaptando la literatura a las nuevas tecnologías.

Hace poco me enseñaron un ejemplo maravilloso: HOOKED. Se trata de historias escritas para público adolescente y en formato chat. La gracia del asunto reside en que cada equis tiempo el lector se tropieza con un clifthanger y se le presentan dos opciones: Esperar 40 minutos para seguir leyendo… o efectuar un micropago. Un sistema similar al de juegos como Candy Crush. Al parecer, la aplicación ya tiene casi dos millones de usuarios.

Otro ejemplo de experimento tecnológico-literario lo ha llevado a cabo recientemente El Hematocrítico. Hace unos días lanzó esta maravillosa iniciativa, LEGENDS OF HEMATO. Consiste en ir tuiteando una historia pero al final de cada tweet el autor nos ofrece una encuesta para que, de forma interactiva, los lectores elijan cómo continuar la historia. Las opciones más votadas marcan el rumbo de la trama.

hemato1hemato2hemato3

 

Y así todo el tiempo.

– Realidad aumentada.

Bienvenidos a una era en la que la ficción puede dialogar con el mundo real. Algo que todos pudimos comprobar recientemente, con la fiebre de los Pokemon. En esa misma línea pero con historias más complejas, tenemos INGRESS:

Las posibilidades que ofrecen estas nuevas mecánicas son variadísimas. Ya se ha empezado a aplicar también con fines turísticos. Imagina visitar una ciudad y poder ver, a través de tu pantalla, a un guía que te va señalando los sitios importantes, o cómo eran esos sitios en el siglo XIV… o mejor todavía: imagina que usas esa tecnología para contar en tu propia ciudad… una historia distinta a la de tu propia ciudad. Una historia inventada por ti.

Aquí os dejo una lista de juegos de realidad aumentada, y si queréis una experiencia similar pero no os apetece ver muñequitos en vuestro teléfono móvil, probad el Geocaching.

Me debo estar dejando muchas opciones en el tintero, y eso es lo bonito: Las posibilidades son casi ilimitadas.

Y si no te gustan demasiado las nuevas tecnologías, si eres de los que prefieren el papel, el contacto humano, los instrumentos tangibles… no te preocupes. También existen trabajos alternativos para ti. La saturación tecnológica que estamos viviendo ha resucitado costumbres del siglo pasado. Aunque algunos no lo crean, son muy buenos tiempos para cuentacuentos, juegos de mesa, juegos de rol, libros de “elige tu propia aventura”… y algunas otras cosas de las que os hablaré en el próximo post.


LA TELE EN INTERNET XII: CÓMO LANZAR UNA WEBSERIE

14 junio, 2013

Por Chico Santamano.

 codigodebarras

En la anterior entrega de “La tele en internet” un lector que se encontraba preparando una webserie me preguntaba cómo podía lanzar su serie para tener el mayor éxito posible.

En este terreno, como en casi todos, nadie sabe nada. Así que por cada consejo que yo pueda darte, seguro que encuentras tres que lo han hecho de una manera diferente y han tenido un éxito increíble. Por ejemplo… Yo siempre recomiendo que los episodios sean cortos para vencer esa pereza que da ver vídeos de más de 20 minutos en la pantalla del ordenador o en el móvil. Sin embargo, “Malviviendo” (que son los más petadores en este país y parte del extranjero) los hacen larguísimos.

También os diría que jamás estrenéis capítulos en fines de semana, festivos y verano porque no hay nadie delante del ordenador (en contra de lo que muchos creen). “Malviviendo” va a estrenar su nueva temporada en Agosto y seguro que les va bien.

Dicho lo cual, ahí van unos cuantos consejos…

INTERNET ES TU MEJOR ALIADO

Puede que hayas pensado en hacer camisetas, pegatinas, flyers y pósters para esparcir por el planeta Tierra tu logo y tu web. Aún no lo sabes, pero vives atrapado en 1999. No pasa nada. Casi todos hemos vivido ese año, pero hay que superarlo.

Bienvendio a 2013. Si después del rodaje aún te queda pasta, inviértela en publicidad útil. Si tu serie se va a ver en internet concentra allí tus energías. Consulta las tarifas de Google AdSense y los anuncios de Facebook. Estos tienen un precio relativamente barato y puedes acotar los márgenes del público al que crees que puede ir dirigida tu serie. Una publi en el muro de un espectador potencial (por edad, sexo, ciudad, nivel de estudios e idioma) parece más efectiva que una pegatina perdida en el fondo de un cajón, ¿no crees?

Imagino que no hará falta decir que debes tener una web oficial. No es imprescindible, pero estarás creando un punto de encuentro con tus fans donde poder darle un valor añadido más allá de los capítulos. Fotos, noticias, ficha técnica, foro, link a una tienda con productos derivados de la serie y que os sirva para financiar futuras temporadas…

EJEMPLO: Web oficial de “Freaklances“.

Y por supuesto, lo más útil… REDES SOCIALES. Créate un fansite en facebook de tu serie. OJO. Un fansite… una página de “me gusta”, pero NUNCA un perfil de facebook como si tu serie fuera una “persona”.

Como tu futuro espectador estoy dispuesto a darte un “me gusta”, pero no a ser tu amigo… es decir, quiero que me informes a través de facebook de las novedades, pero no que un director/productor que no conozco y que ha hecho una serie para internet tenga acceso a mis fotos e información de mi perfil. Pues eso… busca fans, no amigos.

EJEMPLO: El fansite en facebook de la webserie italiana “FREAKS“.

¿Y qué pasa con twitter? Pff… bueno… No molesta.

CÓMO DARTE A CONOCER

Las webseries son una carrera de fondo. No puedes esperar a que en tu primera semana lo petes de manera brutal. A no ser que tengas un concepto acojonante que consiga que tu serie se convierta en uno de esos virales youtuberos que son imposibles de prever.

La paciencia y la calidad de tu serie son tu mejor aliado. Contacta con blogs especializados en webseries (los hay) o con blogs temáticos de lo que vaya tu serie. Si tus personajes se mueven en un entorno de juegos de rol o aborda el día a día de torneros fresadores seguro que encuentras algún blog específico sobre el tema. Les hará mucha ilusión ver que alguien ha hecho una webserie sobre su mundo y te dará cobertura.

Prepara una nota de prensa y lánzala a los medios (grandes y pequeños, claro. No tienes nada que perder). Puede que la gran mayoría no te haga ni caso, pero cada dos o tres meses siempre hay un periódico/portal de internet que dedica un reportaje a esta “nueva forma de hacer ficción”. Si llegas en el momento justo puede que te incluyan. Pero mientras que los medios se fijan en ti, lo mejor es… sí…

…Brasear a tus amigos. Si tienes un buen producto entre manos, tus colegas no se avergonzarán de ti y compartirán tus episodios en sus muros de facebook, tuenti o lo retuitearán hasta el infinito. A su vez, sus amigos también lo verán y compartirán. Poco a poco la influencia de tu serie se irá expandiendo… Pero recuerda, poco a poco.

EJEMPLO: Típico reportaje sobre webseries. 

FOTOS

Como decía antes, los medios se preocupan de vez en cuando de dar cobertura a las webseries. ¿A quién dan más importancia? ¿A quién dan más visibilidad? ¿Quién ilustra con más presencia la noticia? A los que tienen mejores fotos. ¿Fácil, no? Si sólo tienes unos cuantos frames perreros de tu serie… estás perdido. Hazte una pequeña sesión de fotos con tus protas. Algo con la calidad suficiente como para poder aparecer en la home de elpais.com o elmundo.es. Pónselo fácil a los periodistas de turno. Créate un flickr de tu webserie y sube allí fotos a buena calidad.

EJEMPLO: Flickr de la webserie “Con pelos en la lengua”. 

VIMEO, TU MEJOR ENEMIGO

Pero de nada sirve que hagas todo esto si luego vas y subes tu serie SÓLO a Vimeo. Me explico… Vimeo es una plataforma muy mona. La utilizan los cortometrajistas para subir sus trabajos para que los vean cuatro gatos. Durante un tiempo vivió cierto esplendor porque daba más calidad que Youtube. Además Vimeo hacía la vista gorda con el tema de los derechos de autor de las canciones. Pero el gigante aprendió de sus competidor y se puso las pilas.

Hoy en día, Youtube da la misma calidad que Vimeo y si incluyes canciones de cuyos derechos no eres el propietario no te retiran el vídeo, ni te capan el sonido como hacían antaño. Te ponen una publi con un link a itunes para que el espectador que quiera comprar esa canción lo haga. Eso sí, si incluyes canciones de las que no posees los derechos no podrás entrar en su programa de partners. ¿Qué es eso?

Ser partner de Youtube implica poder cobrar un dinerito por cada reproducción. ¿Qué necesitas para serlo? Si no me equivoco, has de tener un número destacado de reproducciones, que tus vídeos sean aptos para todos los públicos y no infringir derechos de autor.

Además hay otros factores por los que deberías darle prioridad a Youtube sobre Vimeo. ¿La más importante? El público está allí. Nadie entra a Vimeo para buscar vídeos. Si una noche le hablo a un colega sobre lo mucho que me gusta tu serie, éste cuando llegue a casa la buscará en Youtube. Si tú solo estás en Vimeo… LA CAGASTE. Tu espectador potencial jamás te buscará en Vimeo porque posiblemente ni sepa qué es eso.

Dejaos de postureo. Ni DailyMotion, ni Vimeo, ni El Sótano de Antena 3… NADA tiene tanta y mejor influencia que Youtube y nada te permite rentabilizar tu serie de manera tan fácil.

EJEMPLO: Canal en Youtube de “Niña Repelente” con más de 68.000 suscriptores.

—-

Estos me parecen algunos de los pilares básicos para lanzar tu webserie. Pero recuerda que todo el esfuerzo se ira al garete si no tienes un concepto pensado para ser disfrutado en internet, con un guión de hierro y unas interpretaciones creíbles. Es decir, piensa y actúa como un profesional.


LA TELE EN INTERNET X

19 septiembre, 2012

Por Chico Santamano.

NOTA: la X del título es porque se encuentran ante la décima entrega de esta serie de posts y no porque venga a hablarles de los mejores vídeos de xvideos  o xhamsters.com.

>

Cada cierto tiempo me gusta dar un repaso (público) a los proyectos creados exclusivamente para internet que más me llaman la atención. Y no lo voy a negar, algunos de ellos los hacen colegas y me encanta verlos y reivindicarlos. Aquí va una selección…

>

GEEK AND SUNDRY

Felicia Day no es mi colega, pero me fliparía que lo fuese. Es lista, es divertida, es mona y sabe un montón de cine, cómics y videojuegos. Vamos, la perfecta novia del perfecto freak. Felicia saltó a la fama internetera con la webserie “The Guild” que va ya por su sexta temporada.

(Tiene subtítulos. No sufráis, hispanohablantes)

Gracias a su divertida visión de esas almas cándidas que se pasan la vida jugando al “World of Warcraft”, Felicia consiguió protagonizar junto a Neil Patrick Harris la primera súper webserie de referencia parida por Joss Wedon: “Dr. HORRIBLE’s SING-ALONG BLOG”.

(También tiene subtítulos. Tranquis)

Pero todo esto ya es historia, ahora Felicia lo peta con su canal exclusivo en youtube: GEEK AND SUNDRY. Desde su propia plataforma lanza programas de bajo coste y altísimo entretenimiento. ¿Mis favoritos?

WRITTEN BY A KID. En cada programa un niño improvisa una historia y profesionales de la industria reinterpretan su relato para plasmarlo en un corto.

FLOG. Programa en el que repasa webs bizarras y otros adorables descubrimientos de la cultura geek.

>

CHESSBOXING

En 2011, Antena 3 lanzó un concurso de webseries desde su site “El Sotano” (vaya nombrecito si lo que querían era darle importancia  al formato, por cierto). El ganador resultó ser “Chessboxing”.

¿Sabían que existe un deporte absolutamente real que mezcla ajedrez con boxeo? Pues así es y esta webserie habla de eso y de otras muchas más cosas. Capítulos cortitos y de factura perfecta que contribuyen a que el público se quite la imagen de “cosa amateur” cuando piensa en este tipo de productos.

Todos los capítulos AQUÍ y su facebook oficial AQUÍ.

>

SEGUNDA CLASE

Y seguimos con ganadores de concursos. Un año más, los amigos del Notodofilmfest nos invitaron a una gala donde como siempre el microentretenimiento y los copazos de Jameson son los protagonistas. Un año de palmarés flojito, pero en el que destacó especialmente el piloto de la webserie “Segunda Clase” de Alejandro  Torres y Pablo Vara. 

Puede que a estas alturas una escuela de superhéroes no sea lo más original que se puedan echar a los ojos, pero qué demonios… la serie está bien resuelta y cuenta con interpretaciones mucho más que dignas.

>

 

MIRA Y APRENDE. TUTORIAL

El portal de humor PAPANATOS lanzó hace unos meses esta webserie tan idiota como divertida. A modo de tutorial de internet, Martín Creativo nos enseña cómo utilizar diferentes softwares al mismo tiempo que se derrumba su vida personal.

Por cierto, el tal Martín es uno de los bloguionistas de cabecera de este blog…

Todos los capítulos AQUÍ.

>

WIGS

Y para acabar, una joya salida de la mente de Rodrigo García (sí, el hijo de Gabriel García Márquez). Producida por Youtube, “Wigs” son en realidad muchas series; Blue, Serena, Jennifer… Todas ellas bautizadas con nombres de mujer y, como no podía ser de otra manera, protagonizadas por actrices de primera línea (Julia Styles, America Ferrara, Jennifer Garner…). Todas con una factura espléndida y sobre todo… todas presumen de unos guiones pensados para INTERNET y no para televisión. Algo clave en esto de las webseries y que no todo el mundo parece tener en cuenta.

Os dejo con el piloto de “Blue”, protagonizada por Julia Styles.

(No tiene subtítulos, pero Youtube te permite verlos doblados a un español neutro como en los buenos tiempos de Disney)

Todos los capítulos de todas las series de Wigs… AQUÍ.


A %d blogueros les gusta esto: